Un mal diagnóstico de los trastornos somatomorfos puede llevar a la confusión a los profesionales en los diagnósticos de SSC (I)

SOMATIZACIONSegún el diccionario de psicología, se entiende comotrastornos somatomorfosy somatomorfesun grupo de trastornos caracterizados por molestias diversas,en mayor o menor grado difusas, que aquejan al paciente pero que no puedenser explicadas por la existencia de una enfermedad orgánica, o al menos no demanera suficiente y concluyente.
Los pacientes suelen referir de un modo insistente la percepción y presencia de una serie desíntomas físicos tales como dolor, inflamación, náuseas, vértigo, debilidad o lesiones, pese anegarse a aceptar la existencia de que sus problemas sean causados por problemaspsiquiátricos y/o psicosomáticos. La confirmación de la negación de causas bioquímicasnormalmente se realiza mediante una serie de estudios persistentes acompañado de deexámenes y pruebas diagnósticas a pesar de que los hallazgos continuamente resultennegativos y que garanticen que los que perciben tales síntomas no sean por causas orgánicas,pese que independientemente sea orgánico o psicógeno, no debe desprestigiarse al afectadocomo enfermos, puesto que la percepción de sensaciones físicas percibidas por los pacientescon trastornos somatomorfos no es ficticia o inventada, para ellos es una
sintomatología realpese a que no tenga explicación de causa física.
Según se reconoce en el manual de diagnósticos de los trastornosmentales de la Asociación Americana de Psiquiatría, estos trastornos sepueden clasificar del siguiente modo:
  • Trastorno de somatización
  • Trastorno de conversión
  • Hipocondría
  • Trastorno dismórfico corporal
  • Trastorno por dolor
  • Trastorno somatomorfo indiferenciado
El diagnóstico de un trastorno somatomorfo implica que los factores psicológicos son un grancontribuyente a la aparición, gravedad y duración de los síntomas referidos. Los trastornossomatomorfos no son el resultado de simulación consciente o de trastornos ficticios. Formanparte de los «Trastornos neuróticos, secundarios a situaciones estresantes y somatomorfos»(CIE-10:F40-49) en las clasificaciones psiquiátricas internacionales (CIE-10 y DSM-IV)
.No obstante, como enfermedades reconocidas por la OMS, tienen sus correspondientesepígrafes de clasificación, en la lista de códigos CIE-10.
  • Trastorno somatomorfo indiferenciado (F45.1).
  • Trastorno hipocondríaco (F45.2).
  • Disfunción vegetativa somatomorfa(F45.3)
  • .Trastorno de dolor somatomorfo (F45.4).
  • Otros trastornos somatomorfos (F45.8).
  • Trastorno somatomorfo sin especificación (F45.9).
Los trastornos somatomorfos pueden presentarse bajo una variedad de síntomas, porejemplo:
  • Respiratorios:el paciente puede referir un sentimiento de asfixia o dificultadrespiratoria, sensación de presión cardiovascular y sensación de ansiedad en el pecho
  • Tracto gastrointestinal:estómago irritable y síndrome de intestino irritable, connáuseas, hinchazón, dolor abdominal, heces irregulares, etc.
  • Ginecológicos:dolor pélvico crónico, dolor abdominal bajo incluyendo el sacro
  • Urológicos:vejiga, próstata y/o uretra irritable, aumento en la frecuencia de lasmicciones, dolor al orinar, sensación de dificultad para orinar
  • Dolor persistente, sin correlacionar con los hallazgos de la exploración física
Los pacientes a menudo refieren síntomas que indican una fuerte excitación del sistemanervioso autónomo, temblores o trastornos endocrinos. Adicionalmente, hay pacientes conotros trastornos psiquiátricos añadidos, en particular los trastornos depresivos, trastornos deansiedad y trastorno de personalidad.
La influencia del trastorno somatomorfo en la calidad de vida delpaciente es enorme: estos pacientes indican que pasan de 5 a 7días al mes en cama, comparado con otros pacientes conproblemas médicos importantes que pasan 1 día o menos al mesen cama.4 Los pacientes con trastornos somatomorfos suelenpermanecer más días en el hospital que el promedio de hospitalización.
El término es relativamente nuevo y se aplica a lo que con frecuencia se denomina trastornopsicosomático. El diagnóstico de un trastorno somatomorfo implica que los factorespsicológicos son un gran contribuyente a la aparición, gravedad y duración de los síntomasreferidos. Los trastornos somatomorfos no son el resultado de simulación consciente o detrastornos ficticios. Forman parte de los «Trastornos neuróticos, secundarios a situacionesestresantes y somatomorfos» (CIE-10:F40-49) en las clasificaciones psiquiátricasinternacionales (CIE-10 y DSM-IV).
Sobre estas bases se han estructurado férreamente los diagnósticos y las afirmaciones de quelas mayorías de las enfermedades de SSC son irreales como afectaciones bioquímicas y realescomo enfermedades de origen psicosomático, pese al fracaso permanente de los tratamientosaportados para tales enfermedades.
El uso de la Pregabalina y de los antidepresivos tan rechazados por los afectados no es casual,losafectados alegan que la causa es por su ineficacia y complicaciones percibidas,no debeentenderse como una reacción comunitaria caprichosa de los afectados y/o teledirigida porinterés obscuros, es decir ya no es suficiente otorgar una vez más el fracaso de lostratamientos al fenómeno de “Enfermos ilustrados”y de las asociaciones de afectados.Prácticamente este grado de Caos y de desprestigio colegial no se ha visto en ninguna
Posiblemente este cuadro diagnóstico sea real, como patología existente, pero no justifica talvez que se valore la incapacidad de realizarse diagnósticos correctos ante una población afectada cada vez más numerosa a escala mundial. La razón indica que aquello más fácil puedeser la respuesta correcta y lo más fácil es que no hay capacidad o suficientes conocimientospara diagnosticar y afrontar el problema, por lo que la “salida de emergencia”ante talignorancia o impotencia es otorgar el comodín de la psicopatología al afectado.

La base de tales afirmaciones, están otorgadas a la pura evolución científica observada en losúltimos veinte años, en que la evidencia científica de trabajos aceptados en publicacionesreconocidas de interés científico que apuntan, pese a las dificultades en las que se veninmersos los investigadores, hacia las causas biológicas, biofísicas y bioquímicas como orígenesde dichas patologías, por encima de las psicosomáticas y de los resultados tan pocoalentadores de sus tratamientos.
El descontento, la desconfianza y la impotencia son una realidad unánime de los enfermosafectados frente al sistema actual de atención, que lo ven más como un enemigo prepotenteque como un recurso que atiende y soluciona aunque sea en parte sus conflictos de salud.
Artículo de opinión sobre las posibles causas de un error diagnósticoen las enfermedades de SSC.Robert Cabré Guixé
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s