Tips para estudiantes con fibromialgia

Gráfico1La fibromialgia no respeta edad; muchas personas jóvenes sufren de esta enfermedad y complica sus actividades más cotidianas, como estudiar.

Ir a la escuela puede ser un gran reto cuando tienes fibromialgia; las exigencias físicas y mentales pueden hacernos pensar que no vamos a poder.

Pero estar enfermo no significa que tengas que abandonar tus sueños, sólo debes adaptar tus actividades a tus posibilidades.

Si eres estudiante y padeces fibromialgia hay una serie de cosas que puedes hacer para cumplir con tus deberes, sin que tu enfermedad sea un impedimento, aquí te mostramos algunas recomendaciones

Comunica tu situación a tus profesores. Es importante que tus profesores conozcan tu condición, para que comprendan la razón por la que puedes faltar a clases con frecuencia. Además ellos te podrán dar su apoyo proporcionándote resúmenes de su clase o facilitándote herramientas para tu aprendizaje. Si un profesor se niega a estas disposiciones, puedes hablar con su superior, lo importante es que hagas lo necesario para seguir estudiando.

 Ajusta tu carga de trabajo. Procura ser realista con respecto a la carga de trabajo que puedes mantener. Ten en cuenta que quizás sea necesario que dejes de tomar dos o tres clases en tu semestre. Si tienes la opción de tomar menos clases (de acuerdo a los créditos que exige tu escuela) hazlo.

Facilita los desafíos físicos. ¿Realmente ocupas todo lo que cargas en la mochila? Una mochila pesada puede ser tu peor enemiga cuando padeces fibromialgia, sólo carga lo que en verdad necesites para aligerar su peso. Si esto no resuelve el problema puedes ocupar una mochila con ruedas, que es mucho más fácil de transportar.

Graba tus clases. Esto te puede traer dos principales beneficios: 1) te permitirá poner mayor atención en clase sin que tengas que poner esfuerzo en tus manos y brazos; 2) más tarde puedes escuchar lo grabado y eso te ayudará a superar las disfunciones cognitivas.

Considera un tutor. Puedes contratar los servicios de un profesor particular que acuda a tu casa a darte clases o a ponerte al corriente en las cosas que te llegues a atrasar en la escuela; también puedes contemplar a un amigo que, por un costo bajo, esté dispuesto a ayudarte a mantenerte al corriente.

 Considera los sistemas de educación abierta. Infórmate sobre cuáles son los sistemas de educación que existen en la escuela. En secundarias, preparatorias y universidades es común que exista el sistema abierto, donde se te exige acudir únicamente una vez a la semana o a la quincena. Evalúa si este sistema es conveniente para ti.

Contempla los sistemas de educación en línea. Algunas instituciones ofrecen la llamada “educación a distancia”, que es vía Internet, y permiten obtener constancias y diplomas con un valor curricular

Sé realista y tómate las cosas con calma. Permanecer optimista es tu mejor opción, sin embargo, debes ser realista sobre los contratiempos que tu enfermedad te va a poner. No te desesperes si tomas más tiempo en alcanzar tus objetivos, lo importante es que no estás renunciando a tus sueños. Haz las cosas a tu propio ritmo, no te presiones más de lo debido.

Sigue cuidando tu salud. Sea lo que sea que decidas estudiar o hacer, siempre cuida de tu salud, sigue con tu tratamiento médico y tomando las medidas necesarias para mejorar tu enfermedad. Esto te permitirá mantenerte funcional en todas tus actividades, sean escolares o no.

http://artricenterfibromialgia.wordpress.com/

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s