FIBROMIALGIA: Preguntas mas frecuentes (II)

preguntas-frecuentes_016. “Tengo pérdidas de orina, ¿también es por la Fibromialgia?”

En la Fibromialgia hay una mayor presencia de síntomas genito-urinarios, en la mujer :

– historial de dismenorrea (menstruaciones dolorosas)

– síndrome uretral femenino (aumento de la frecuencia urinaria)

– disuria (dolor al orinar),

– dolor suprapúbico (por encima del pubis)

– orina estéril (se quiere orinar y no se puede).

17. “¿Puedo tener más alergias con la Fibromialgia?”

Los pacientes afectados de fibromialgia presentan en mayor proporción que la población normal alergias medicamentosas, rinoconjuntivitis, alergias respiratorias, a cosméticos, detergentes y perfumes, urticaria solar, intolerancia alimentaria, prurito, etc.

Además hay una doble dirección, los afectados de Fibromialgia suelen presentar mayor sensibilidad a sustancias químicas y al revés los individuos con predisposición alérgica suelen presentar mayor prevalencia de Fibromialgia y Fatiga crónica, mejorando éstas, de manera significativa, al saber distinguir y controlar sus agentes alérgicos.

18. “¿Puede haber otros síntomas secundarios a la Fibromialgia que no conozca?

Algunos afectados de Fibromialgia pueden padecer, además de lo arriba comentado:

– bruxismo (rechinar de dientes).

– colon irritable.

– inestabilidad vascular periférica (fenómeno de Raynaud).

– hipersensibilidad a los cambios de clima, de temperatura y de estrés.

– síndrome de sica (sequedad oral u ocular).

– cefaleas, febrícula, apneas, dolor ocular, candidiasis, síndrome de piernas inquietas, etc.

19.“¿Se puede heredar la Fibromialgia?”

Hay muchos estudios al respecto, sobre todo con gemelos, hallando un mayor número de casos en familiares afectados de Fibromialgia.

En España las investigaciones han dado sus primeros frutos, el Instituto Ferran de Reumatología ha encontrado un gen, el COMT (CATECO-OXIMETIL-TRANSFERASA), que puede estar implicado en el desarrollo de la Fibromialgia. No es que la provoque sino que favorece su aparición, quienes lo poseen presentan una Fibromialgia más severa.

20. “Yo creo que comencé con dolores después del parto de mi primer hijo, “¿es posible?”

El primer brote de Fibromialgia (el paciente podía tener antes cansancio y dolor pero a unos niveles bajos) surge tras algún traumatismo físico en un tercio de los afectados, por ejemplo: un accidente de tráfico, una operación, etc.

En otros casos aparece tras una infección vírica o bacteriana, por ejemplo: una bacteria llamada espiroqueta.

A consecuencia de traumatismos emocionales, por ejemplo: abusos sexuales,  una depresión grave, la muerte de un ser querido, maltrato físico y psicológico, etc.

En ocasiones aparece la Fibromialgia después de cambios hormonales: partos, menopausia, etc.

El acontecimiento traumático no sería la causa de la enfermedad, sino el desencadenante del cuadro de dolor.

21. “¿Se conocen las causas de la Fibromialgia?”

Actualmente se están estudiando diferentes teorías que tratan de encontrar el origen de este complejo Síndrome. Teorías sobre:

– Los trastornos del sueño (alteraciones en la fase IV del sueño no-REM, lo que justificaría la alerta cerebral por la noche).

– Sobre anomalías musculares.

– Alteraciones en los neuropéptidos (se han observado concentraciones bajas de serotonina, péptido que actúa en las vías que inhiben el dolor).

– Alteraciones en el eje hipotálamo-hipofisario-adrenal (involucrado en la respuesta de estrés).

– Se han observado en pruebas de neuroimagen (TAC) que existe una disminución del flujo sanguíneo en zonas cerebrales relacionadas con la percepción del dolor.

Todos estos estudios han ayudado a descifrar los mecanismos involucrados en este síndrome de dolor crónico, que nos llevan a afirmar casi con total seguridad que la etiología de este trastorno debe ser multifactorial (diferentes factores causales).

22. “¿Qué diferencia hay entre la Fatiga crónica y la Fibromialgia?”

La fatiga, como hemos comentado, es uno de los síntomas más definitorios de la fibromialgia. En el Síndrome de Fibromialgia la proporción correcta de dolor-fatiga se estima en 80-20%, mientras que en el Síndrome de Fatiga crónica la proporción cambia de sentido. No obstante muchos pacientes presentan distintas proporciones 40-60%, 70-30% y algunos casos (se estima que el 8%) comparten ambos trastornos (50-50%).

Ambos síndromes comparten muchos síntomas (problemas de sueño, cefaleas, etc), de hecho se dice que entre el 20-70% de los afectados de Fatiga crónica están mal diagnosticados. Sin embargo existen síntomas diferentes, por ejemplo, los afectados del Síndrome de Fatiga crónica tienen fiebre (37,5- 38,5ºC), dolor de garganta o dolor en las adenopatías de las cadenas ganglionares cervicales o axilares.

23. “¿Qué enfermedades pueden confundirse con la Fibromialgia?”

Algunos síntomas, que forman parte del cuadro fibromiálgico, fundamentalmente el dolor y el cansancio, están presentes en un buen número de enfermedades reumatológicas crónicas.

Enfermedades como la artritis reumatoide, la espondiloartritis anquilosante, el lupus eritematoso sistémico, la polimialgia reumática, la artrosis, el hipotiroidismo, el síndrome de Sjögren y algunas neuropatías, deben incluirse en el diagnóstico diferencial (el médico debe comprobar que no se trata de alguna de estas enfermedades) de la Fibromialgia.

La diferencia la debe establecer el médico en base a la intensidad de los síntomas y al carácter generalizado de la Fibromialgia. Además hay que tener en cuenta que los paciente con fibromialgia pueden presentar en mayor proporción algunas de estas enfermedades, arriba indicadas, y los síntomas se pueden solapar.

24. “Cada día me noto peor, ¿terminaré en una silla de ruedas?”

La fibromialgia no es una enfermedad degenerativa, quiere decir que su curso no va a peor, se alternan periodos peores y otros mejores. Hay estudios que muestran que existen pacientes que mejoran de forma significativa con el paso de los años.

Cada afectado tiene un nivel máximo y mínimo en el que se mueve el trastorno y los síntomas asociados. Sin embargo, con el paso de los años algunos pacientes pueden añadir a la fibromialgia otras enfermedades (degenerativas) que la agravan, como la osteoporosis, la artrosis, etc. El conocimiento del trastorno hará que puedan sobrellevarlo mejor y no añadir más carga a esta enfermedad crónica.

25. “Cuándo estoy bien hago de más, y luego paso varios días sin poder

moverme”

Las personas con fibromialgia, suelen caracterizarse por ser muy activas. Por este motivo cuando aparece el trastorno de dolor crónico suelen tratar de mantener su nivel de actividad para sentirse más ellos mismos y para que el dolor no les venza: “no va a poder conmigo”, sin embargo esta estrategia les aumenta la ansiedad, el cansancio y el dolor.

Por otro lado hay pacientes que dejan de hacer actividades: “no lo hago porque me va a doler”, pero a la larga esto hace que a nivel físico pierdan masa muscular, aumentando el dolor y el cansancio, mientras que a nivel emocional, en algunos casos, puedan llegar a padecer trastornos depresivos.

En otros casos los pacientes cuando se encuentran mejor hacen de más y cuando están con mucho dolor reducen totalmente su actividad.

Por lo tanto, ninguno de los patrones anteriores son adecuados para los afectados de fibromialgia porque aumentan el dolor y el cansancio es por eso que tienen que aprender a buscar un punto de equilibrio entre la actividad y el descanso, anticipándose al dolor, haciendo las cosas de otra manera, pidiendo ayuda, cuidando las posturas, etc.

AVAFI, (Asociación Valenciana de Afectados de Fibromialgia)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s