Imagen

TODOS UNIDOS


UNIDOS

Anuncios

FIBROMIALGIA: Preguntas mas frecuentes (III)


PREGGGG26. “¿Hay actividades prohibidas?”

Al contrario, lo que hay son formas no adecuadas de hacerlas. No se trata de cambiar las actividades sino la frecuencia e intensidad con que se realizan.

Por ejemplo: si me gustaba bailar, tengo que elegir el día para ir a bailar, estar menos tiempo del que estaba, parar y descansar entre baile y baile y cuidar las posturas, ya que habrá movimientos que no podré hacer. Si aceptamos nuestras limitaciones las venceremos, si las ocultamos vencen ellas.

27. “¿Por qué es bueno hacer ejercicio?”

Cuando un paciente de fibromialgia deja de moverse por el dolor acaba perdiendo masa muscular y vigor físico, eso hace que cada vez que tenga que realizar la misma actividad le cueste más hacerla y aumente su fatiga y bajo estado de ánimo.

Se ha comprobado que el ejercicio aeróbico moderado es el más beneficioso. No obstante debe graduarse en función del dolor, aceptando que cuando estemos mejor haremos más, sin ponernos metas irreales (“es que yo antes era….”) si no más acordes con nuestro momento actual (“ahora soy”).

28. “Me han dicho que haga ejercicio pero ¿qué tipo de ejercicio es mejor?”

En primer lugar antes de elegir un tipo de ejercicio habría que tener en cuenta las diferencias individuales: la edad, el curso del trastorno y las otras enfermedades asociadas.

El ejercicio más efectivo barato y es caminar (lo podemos graduar fácilmente  y lo hacemos en cualquier momento). También ayuda hacer movimientos suaves en el agua, ya que al flotar nos cuestan menos.

Además es de gran ayuda aprender una serie de estiramientos adaptados al trastorno que podemos practicar en casa en poco tiempo.

29. “¿Por qué si tengo mucho dolor tengo que ir al psicólogo, estoy loca?”

Los trastornos de dolor crónico producen síntomas psicológicos como la ansiedad o la depresión, porque vivir día a día con el trastorno hace que nuestra vida se vuelva más complicada y que muchas veces nos supere.

Debemos recordar que el dolor es una de las situaciones más aversivas que existen y además hay que añadir sus molestos síntomas secundarios.

El psicólogo te va a enseñar cómo mejorar tu estado anímico, cómo disminuir tu ansiedad y equilibrar la actividad y el descanso y de manera indirecta, mejorar tu dolor. Además el tratamiento psicológico te ayudará a que aceptes lo que te ocurre y aprendas a vivir con el dolor.

30. “¿Por qué en ocasiones me pongo muy nerviosa, como si no pudiera respirar, con palpitaciones, calor y mareo?”

Los trastornos de dolor crónico aumentan nuestro nivel de ansiedad, que es un mecanismo de defensa del organismo.

Cuando hacemos las actividades del día a día con dolor, como nos cuestan mucho, activamos “la alerta” (la ansiedad).

Todos l@s afectado@s de fibromialgia tienen una situación estresante diaria, que es el dolor, por eso suelen presentan mayores niveles de ansiedad que el resto de la población. Cuando esa ansiedad es muy elevada puede dar lugar a una crisis y entonces aparecen los síntomas de la ansiedad (taquicardia, ahogo, mareo, tensión muscular, sudor, etc.) que suelen experimentarse de una forma más intensa.

El problema es que con el aumento de ansiedad también aumenta, a su vez, el dolor.

La técnica más utilizada para luchar contra la ansiedad es la relajación. Hay diferentes formas de relajarse pero la más usada, por su rapidez, es la respiración profunda. Es una técnica de relajación y distracción. Consiste en coger aire por la nariz y llevarlo a la parte más baja de los pulmones (que se corresponde con el abdomen), tratar de hinchar la tripa como si fuéramos un globo, aguantar unos segundos (podemos contar: uno, dos, tres…) y a continuación soltar el aire por la boca lentamente.

Cualquier estrategia de relajación requiere de una práctica continuada y para aprenderla y practicarla adecuadamente debes acudir a un profesional.

31. “Cuando tengo dolor lo veo todo negativo y a veces pienso que así no quiero vivir”.

El dolor, sobre todo si es intenso, aumenta nuestros pensamientos negativos, catastróficos, hace que lo veamos todo de color negro. Si además dejamos de hacer actividades, sobre todo las más gratificantes, corremos el riesgo de padecer un trastorno de depresión. Los pacientes con dolor crónico presentan más depresión que el resto de la población, aunque este hecho está más relacionado con la falta de adaptación al dolor que con la intensidad del mismo. Es normal, el tratar de llevar nuestro día a día nos supone un esfuerzo de tal magnitud que a veces no podemos más y dejamos de luchar.

La depresión se caracteriza por un aumento de los pensamientos negativos: pensamientos de culpa, de inutilidad, de fracaso, de desesperanza y en ocasiones de muerte (“si desapareciera, mi dolor desaparecería también”).

No debemos sentirnos culpables por tener depresión, y añadir más carga. Si te sientes de esta forma debes acudir a un psiquiatra y/o un psicólogo, ellos te ayudarán a salir de la depresión. Recuerda lo más importante, no haces las cosas porque no quieres, sino PORQUE NO PUEDES.

32. “¿Qué es la serotonina?”

La serotonina es un neurotransmisor, quiere decir una sustancia que está en tu organismo y que ayuda al sistema nervioso a estar activo. La serotonina se fabrica en las fases profundas del sueño y cuando hacemos ejercicio, por eso las personas que tienen depresión y fibromialgia, tienen un nivel más bajo de serotonina.

33. “Hay días que no puedo parar de llorar y otros que todo me enfada y estoy a la que salta”.

El llanto o la ira son mecanismos de vaciado: imagina un vaso que se va llenando de agua, gota a gota, cuando está lleno el agua se sale, no podemos detenerla y además esto viene bien, porque así podemos seguir llenando el vaso.

Con este ejemplo quiere ejemplificarse la forma en que el dolor y todos los síntomas asociados nos van cargando y por qué en algunos momentos sin saber la causa necesitamos explotar llorando o gritando. Es bueno, es necesario, no te reprimas ni te sientas culpable, porque añadirás más agua al vaso. Aprende a vaciar el vaso con otras estrategias como el ejercicio, hablar con un amigo, distraerte haciendo algo que te gusta, haciendo relajación, o expresando tus sentimientos de forma asertiva (adecuada), etc.

34. “No me gusta como soy, el tener fibromialgia me hace sentir inferior a los demás, ¿es normal?”

El padecer un trastorno de dolor puede hacer que disminuya la propia autoestima: cambia la imagen que tenemos de nosotros y nos hace perder confianza. Es normal, sobre todo en las primeras fases del trastorno en las que el paciente debe aprender a conoce sus limitaciones. Además también cambia la imagen que damos a los demás y eso a veces puede suponer un problema. Puede ayudar el que te fijes en las cosas que haces bien, y trates de buscar tu nuevo yo en el día a día. A veces no tiene por qué ser peor, es diferente, puede que el trastorno te ayude a valorar cosas que antes no parecían tan importantes. Recuerda que lo fundamental es aprender a querernos.

35. “Estoy más gorda, ¿ es malo?”

Los fármacos, la ansiedad, la vida sedentaria nos pueden aumentar el peso. El exceso de peso añade más inflamación, tirantez y dolor al trastorno. No hay que obsesionarse, pero si se cuida la alimentación puede ayudar a mitigar el nivel de dolor y cansancio. Ante el exceso de peso debes acudir al especialista (endocrino) que será el que mejor te ayude. Para empezar puedes disminuir la ingesta de grasas, y alimentos precocinados y fritos, toma alimentos más diuréticos (piña, pomelo, te rojo, etc) y practica más ejercicio.

AVAFI, (Asociación Valenciana de Afectados de Fibromialgia)

FIBROMIALGIA, Y PARA TODAS LAS PERSONAS: PREVENCIÓN DE UN ACV…


chocolate negro 2La prevención del ACV es otra dulce noticia para los amantes del chocolate

Pero todavía es demasiado pronto para hacer recomendaciones, señalan investigadores
Comer cantidades moderadas de chocolate podría reducir el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV) de un hombre, además de otros beneficios reportados, halla un nuevo estudio sueco.
Investigadores dieron seguimiento a más de 37,000 hombres durante más de diez años, y hallaron que los que más chocolate comían tenían un riesgo de ACV 17 por ciento más bajo que los que nunca comían chocolate.
Anteriormente, se han relacionado los flavonoides del chocolate con un menor riesgo de enfermedad cardiaca y un mejor rendimiento mental. Se pensaba que podrían proteger de la enfermedad cardiovascular a través de factores antioxidantes, anticoagulantes y antiinflamatorios, o mediante una reducción del colesterol.
Pero, a partir de este nuevo informe, los neurólogos no están aconsejando a los pacientes que compren chocolate.
“Hay que tener mucho cuidado con estos tipos de estudios observacionales”, señaló el Dr. Richard Libman, vicepresidente de neurología del Instituto de Neurociencias Cushing en Manhasset, Nueva York.
Aunque la investigación muestra una asociación entre el consumo de chocolate y una reducción del ACV, no muestra causalidad. “No es posible concluir de este estudio que el chocolate provoque un menor riesgo de ACV”, enfatizó Libman.
La única forma de probar si el chocolate reduce o no el riesgo de ACV es realizar un ensayo aleatorio en que algunas personas coman chocolate y otras no, apuntó. Habría que seguirlos durante muchos años para ver si el chocolate hace una diferencia, añadió.
Y comer demasiado chocolate aumentaría la epidemia de obesidad de EE. UU. y los problemas de salud que implica, anotó Libman.
Para el informe, que aparece en la edición en línea del 29 de agosto de la revista Neurology, un equipo liderado por Susanna Larsson, del Instituto Karolinska en Estocolmo, cuestionó a hombres de 49 a 75 años de edad sobre su dieta, y específicamente sobre cuánto chocolate comían.
Durante la década de seguimiento, casi 2,000 hombres sufrieron un primer ACV, hallaron. El riesgo fue más bajo entre los que tenían el mayor consumo de chocolate, un promedio de alrededor de un tercio de taza de chips de chocolate, o poco más de dos onzas, a la semana.
Un análisis posterior de cinco estudios que incluyeron a más de 4,200 casos de ACV halló que los que comían la mayor cantidad de chocolate reducían su riesgo de ACV en 19 por ciento, en comparación con los que nunca comían chocolate, añadieron los investigadores. Por cada 50 gramos de chocolate consumidos por semana (alrededor de un cuarto de una taza de chips de chocolate), el riesgo de ACV se redujo en alrededor de 14 por ciento.
Los beneficios del chocolate se han asociado con el chocolate negro, pero alrededor del 90 por ciento del chocolate consumido en Suecia es chocolate con leche, anotó Larsson. El chocolate con leche es más graso y contiene menos cacao que el chocolate negro.
Otro experto concuerda en que el chocolate, consumido en moderación, parece ayudar al corazón.
“Hay una clara acumulación de evidencia investigativa que indica que el chocolate, y en particular el chocolate negro, confiere un beneficio de protección cardiaca”, señaló el Dr. David Katz, director del Centro de Investigación en Prevención de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut.
“Los factores de riesgo de la enfermedad cardiaca y el ACV son muy parecidos, así que es lógico que ese beneficio incluya al ACV”, apuntó.
Aunque la investigación no prueba causalidad, “vale la pena notar que este análisis controla cuidadosamente por muchos otros factores, como otros aspectos importantes de la dieta, incluso la ingesta de frutas y verduras”, apuntó. “El beneficio del chocolate sigue siendo convincente tras tomar en cuenta esos factores”.
Debido al contenido de calorías, grasa y azúcar del chocolate, es mejor pensar en éste como en el vino tinto, o sea, un poco es bueno, pero más no necesariamente es mejor, advirtió Katz.
“La investigación en curso ayudará a establecer la ‘dosis’ ideal de chocolate para los beneficios de salud”, planteó. “Mientras tanto, la evidencia favorece el equivalente de más o menos una onza al día de chocolate con un contenido de cacao de 60 por ciento o más”.
Debido a que el consumo de chocolate fue reportado por los propios participantes y solo al inicio del estudio, los investigadores señalan que se necesita más investigación antes de realizar recomendaciones.
No está claro si los nuevos hallazgos aplican a las mujeres. Cuatro estudios anteriores hallaron una asociación entre comer chocolate y un menor riesgo de ACV en las mujeres, o en una combinación de hombres y mujeres, pero los resultados de dos de estos estudios no fueron estadísticamente significativos.
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FIBROMIALGIA: ESTOY EMBARAZADA!!! QUÉ HAGO!!!


embaLa fibromialgia y el embarazo

Puesto que la fibromialgia afecta principalmente a las mujeres, es desalentador que haya una falta de información sobre el curso de la enfermedad durante el embarazo. Pocos estudios se han realizado para investigar cómo el embarazo agrava los síntomas de la fibromialgia, o viceversa. Si está pensando en quedar embarazadas o de embarcarse en su segundo o tercer embarazo, es probable que tenga preguntas pertinentes que necesita una respuesta. No hay gran cantidad de recursos para sacar de la hora de hacer este tipo de decisiones que cambian la vida, pero no es de conocimiento común.

Nuevo estudio de la fibromialgia según informa un estudio publicado recientemente dice que las mujeres con fibromialgia experimentan un empeoramiento de sus síntomas durante el embarazo. Karen M. Schaefer, profesor asistente de enfermería en la Universidad de Temple envió un cuestionario a un grupo de mujeres que sufren de fibromialgia de 29 años a 31 en el tercer trimestre del embarazo. El cuestionario se preguntaba acerca de la fatiga , la depresión , los niveles de dolor y el funcionamiento diario. Otra forma documentada la edad, estado civil, educación, medicamentos y los patrones de sueño de las mujeres. Las mujeres involucradas en el estudio informaron de una mayor rigidez, el dolor y los niveles de cansancio. La conclusión fue que los enfermos de fibromialgia tienen una dificultad mucho más en el embarazo en comparación con las mujeres sin FMS. Este estudio corrobora anteriores investigaciones llevadas a cabo en Noruega que descubrió que las mujeres con fibromialgia agravan los síntomas de fibromialgia durante el embarazo.

La familiaridad del dolor

Algunos médicos sostienen que ciertos síntomas de la fibromialgia desaparecen durante el embarazo debido a los cambios en las hormonas de una mujer. Ellos han encontrado que las mujeres tienen síntomas típicos del embarazo de náuseas matutinas , dolores de cabeza y mareos en el primer trimestre, pero pueden sufrir brotes de síntomas de la fibromialgia en el tercer trimestre. Las mujeres con fibromialgia que ya esté familiarizado con los dolores y molestias que experimentan durante el embarazo debido a los dolores generalizados de la fibromialgia.

Los estudios también han demostrado que más mujeres se les diagnostica la fibromialgia cuando están embarazadas. Esto no quiere decir que todas las mujeres que están embarazadas están en riesgo de desarrollar fibromialgia. Por el contrario, las mujeres que tienen una predisposición genética a la fibromialgia son más propensos a desarrollar los síntomas de la fibromialgia cuando están embarazadas.

Cambios en la medicación

 muchos médicos aconsejan a sus pacientes con fibromialgia que suspendan los medicamentos durante el embarazo. Ningun medicamento han demostrado ser completamente seguro para una mujer embarazada. Los pacientes con fibromialgia que están planeando quedar embarazadas le son retirados de los antidepresivos , medicamentos para el dolor, y suplementos de hierbasantes del embarazo. El momento crítico en el desarrollo de su bebé los primeros cuatro a seis semanas. Por esta razón, se recomienda planificar el embarazo por lo menos un año de antelación para que pueda organizar cuando usted va a dejar sus medicamentos. Los médicos coinciden en que el mejor tratamiento para el dolor crónico durante el embarazo es el ejercicio , la terapia del masaje , la meditación , el descanso y la relajación.

¿Qué es un tratamiento seguro para mi embarazo?

Las formas naturales y suaves de ejercicio son adecuados para las mujeres embarazadas, especialmente las personas con fibromialgia. Algunos de estos ejercicios pueden incluir el yoga , el ejercicio acuático, pilates y estiramientos , especialmente en la espalda de estiramiento. Si usted está buscando la terapia de masaje, los médicos aconsejan para encontrar a alguien que esté familiarizado con el dolor generalizado de la fibromialgia y puede realizar el masaje de forma segura en una mujer embarazada.

También se puede disfrutar de la relajante de la terapia de calor , como un baño caliente, pero la temperatura del agua no debe superar los 100 grados Fahrenheit. Además, las almohadillas y mantas eléctricas de calefacción no se les permite a las mujeres embarazadas pacientes de fibromialgia. Las mujeres embarazadas deben evitar el alcohol, el tabaco y la cafeína durante el embarazo.

Nacimiento de post-tratamiento

médicos aconsejan continuar la terapia física después del nacimiento de su bebé para evitar el dolor y la depresión. Debido a la fluctuación de hormonas durante el embarazo, algunos de los ligamentos y los músculos pueden haber suavizado que podría ser una posible causa para el dolor. Es importante entrar en una rutina en casa y dormir lo suficiente. Aproveche la ayuda de familiares y amigos.

Las mujeres con fibromialgia deben considerar el tema de la lactancia materna ya que esto afecta el uso de medicamentos y horario de sueño. Si usted está amamantando, es necesario saber qué medicamentos está tomando y cómo van a afectar a su bebé. Además, la lactancia materna puede continuar con su bebé a todas horas de la noche y su pareja no puede hacerse cargo de usted. Si usted sufre de problemas de sueño, esto puede hacer descansar adecuadamente un problema para usted. Discutir todos los pros y los contras de la lactancia materna con su pareja y el médico para decidir lo que es correcto para usted.

Para más información sobre el embarazo, visite nuestra página principal del sitio del embarazo .

http://www.fibromyalgia-symptoms.org/fibromyalgia_pregnancy.html

http://fibromialgiadolorinvisible.blogspot.com.es