FIBROMIALGIA: Preguntas mas frecuentes (y VI)


dudita59 “Padezco fibromialgia, me impedirá llevar una vida normal, degenerará en una discapacidad?”

Expertos en Fibromialgia dicen que el 10% de los pacientes han dejado de trabajar, y que el 30% han necesitado ajustes laborales. Los médicos deben saber que el puesto de trabajo puede contribuir al dolor crónico y que, los cambios laborales, las incapacidades transitorias, la flexibilidad horaria, la comprensión trabajadorempresario, la acción de la trabajadora social tiene mucho que hacer, en los casos más graves.

6o“¿A qué beneficios tengo derecho?”

Los derechos que otorga una calificación de Minusvalía, no son iguales para todas las personas, por lo que es necesario estudiar el
caso concreto de cada persona para saber a que prestaciones tiene derecho. Esto sucede porque se combinan una serie de elementos como son el grado de minusvalía de la persona, edad, ingresos económicos de la unidad familiar, etc.
SALUD
(G.M.) Más 33% (menor de 18 años)
(G.M.) Más 65% (mayor de 18 años): Asistencia Sanitaria y Farmacéutica gratuita.

EDUCACIÓN
(G.M.) 33% o más: Becas
Reserva de Plazas Universitarias
Exención de Tasas Universitarias

FORMACIÓN OCUPACIONAL Y EMPLEO
(G.M.) 33% o más: Cursos y Talleres
Reserva de plaza en oposiciones
Bonificaciones por contratación

VIVIENDA
(G.M.) 33% o más: Reserva 3% de VPO.
Ayudas Estatal Directa de 900€.

EXENCIÓN DE IMPUESTOS
(G.M.) 33% o más: Impuesto de Matriculación Coche
Impuesto de Circulación
IVA Reducido 4% (Mov. Reducida)

IRPF

TRANSPORTES
(G.M.) 65% o más: Descuentos en el avión
Descuentos en el tren y emt

APARCAMIENTO
(G.M.) 33% o más:
Movilidad Reducida Tarjeta de estacionamiento
Reserva de Aparcamiento
Reservas Aparcam. Personales

OTROS
(G.M.) 33% o más: Descuentos en Ocio
Descuentos Familia Numerosa

AYUDAS
Pensión No Contributiva 65% o más Prestación Económica Invalidez
Ayudas individuales 33% o más Eliminación de Barreras
Adaptación de Vehículos
Ayudas Técnicas
Ayudas a la institucionalización

61“¿Qué ley dice que si tengo Incapacidad, me corresponde Minusvalía?

LEY 51/2003 de 2 de Diciembre, de Igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad Universal de las Personas con
Discapacidad, en el art. 1.2

62” ¿Qué posibilidades tienen los que padecen Fibromialgia de conseguir el reconocimiento de una Minusvalía, al menos de un 33%?

Las Minusvalías están reguladas en el Real Decreto 1671/1999, donde se relacionan los baremos a tener en cuenta para la evaluación de las consecuencias de la enfermedad, de acuerdo con el modelo propuesto por la Clasificación Internacional de Deficiencias, Discapacidades y Minusvalías de la OMS.

La Fibromialgia no aparece como puntuable, al contrario de lo que ocurre con otras patologías, lo cual nos impide que se pueda valorar a efectos de Minusvalía.

No obstante, nos encontramos determinados casos que sí se han recogido las secuelas que produce fibromialgia, bajo leyendas como ENFERMEDAD REUMÁTICA DE ORIGEN DESCONOCIDO, SINDROME ÁLGIDO o LIMITACIONES IDIOPÁTICAS DEL SISTEMA OSTEOARTICULAR DE ETIOLOGIA DESCONOCIDA. Esto no significa que hayan sido valoradas en su justa medida en cuanto al grado de incapacidad que produce.

63”¿Cómo pueden ser las prestaciones económicas?”

Periódicas
· Pensión no contributiva de invalidez (PNC). Tiene el objetivo de garantizar unos ingresos mínimos a aquellas personas en situación de invalidez y estado de necesidad, aunque no hayan cotizado o lo hayan hecho de manera insuficiente.
· Prestación Familiar por Hijo a Cargo (PHICA). Es una prestación económica del sistema de la Seguridad Social dentro del marco de protección a la familia.
· Prestaciones sociales y económicas de la LISMI. Son prestaciones destinadas a la protección de las personas con discapacidad que por no desarrollar actividad laboral no están comprendidas en el campo de aplicación de la Seguridad Social.

De pago único
· Ayudas individuales dirigidas a contribuir a los gastos derivados de la adquisición de ayudas técnicas (audífonos, prótesis,…) o de reformas en la vivienda para adaptarla a las necesidades de las personas con discapacidad.

Existen, además, otros beneficios, en forma de desgravaciones, ayudas y prestaciones a las personas con discapacidad, que gestionan diferentes Organismos públicos.

64 “¿Cuáles son los requisitos para percibir una Pensión No Contributiva?”

Carecer de ingresos suficientes. De acuerdo con el tipo de pensión:

Jubilación: Edad: tener 65 o más años. Residir en el territorio español y haberlo hecho durante 10 años.
Invalidez: Edad: Tener 18 años o menos de 65. Residencia: Residir en el territorio español y haberlo hecho durante el período de 5 años, Grado de minusvalía del 65%

64” ¿Qué es Prestación Contributiva?”
Son prestaciones económicas y de duración indefinida, aunque no siempre, cuya concesión está supeditada a una previa relación jurídica con la Seguridad Social (acreditar un periodo mínimo de cotización en determinados casos,…), siempre que se cumplan los demás requisitos exigidos (art. 34 de la Ley General de la Seguridad Social, Real Decreto Legislativo 1/94).

Se incluyen las pensiones siguientes:

· Por jubilación.

· Por fallecimiento.

· Por incapacidad permanente: Es la situación del trabajador que, después de haber estado sometido al tratamiento prescrito y de haber sido dado de alta médicamente, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas, que disminuyan o anulen su capacidad laboral. Existen cuatro modalidades: parcial, total, absoluta y gran invalidez.

65 “¿Hay personas que han conseguido la Incapacidad Permanente Absoluta por Fibromialgia?

Los casos en los que la Inspección médica ha concedido la Incapacidad en este proceso de debe a que asocian lesiones o enfermedades de otro tipo que sí están incluidas entre las que se consideran que pueden roducir Invalidez.

En nuestro país, como en la mayoría, la incapacidad permanente por Fibromialgia se consigue tras recurrir la sentencia previa y la presentan vía judicial, para que sea el juez el que medie y dictamine en su caso concreto.

66” ¿Qué es la tarjeta de estacionamiento para vehículos que transportan personas con movilidad reducida?”

La Orden de 11 de enero de 2.001 de la Conselleria de Bienestar Social regula la Tarjeta de Estacionamiento para vehículos que transportan personas con movilidad reducida (DOGV 23-1-2001) y en ella se establecen las condiciones para su concesión Es un documento que acredita a su titular para utilizar los aparcamientos reservados y disfrutar de los derechos que sobre estacionamiento y aparcamiento de los vehículos privados que transporten personas con movilidad reducida establezcan los ayuntamientos, a favor de tales personas, en sus respectivas ordenanzas.

El modelo de la tarjeta es único para la Unión Europea por ello su validez se extiende a todos los municipios, a todo el territorio español y a los estados miembros de la Unión Europea.

67 ¿Quiénes pueden ser beneficiarios de la tarjeta?”

 Pueden ser titulares de la tarjeta aquellas personas que reúnan los siguientes requisitos:

· Empadronamiento: Estar empadronado en la localidad donde formulen la solicitud.
· Edad: Tener una edad superior a 3 años.
· Condición de minusvalía: Disponer de la preceptiva resolución de reconocimiento de la condición de minusválido, emitida por el Centro de Diagnóstico y Orientación dependiente de la dirección territorial de Bienestar Social correspondiente.
· Movilidad reducida: Tener graves dificultades en su movilidad que le impidan la utilización de transportes públicos. La determinación de este extremo se fijará a través de la aplicación del baremo que, como Anexo III se incluye en el Real Decreto 1.971/1999 de 23 de diciembre, de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de minusvalía (BOE de 26 de enero de 2000), mediante dictamen emitido por el centro de Diagnóstico y Orientación dependiente de la dirección territorial de Bienestar Social correspondiente.

68 .” ¿Dónde solicitar la tarjeta?

Las personas interesadas en disponer de la tarjeta de estacionamiento deben dirigirse al ayuntamiento del municipio donde están
empadronados.

69.” ¿Qué son prestaciones económicas individualizadas?

Las prestaciones económicas individuales obedecerán a los siguientes tipos de ayudas:

· Ayudas para el desarrollo personal.

  •  Ayudas destinadas a la eliminación de barreras arquitectónicas. Ayudas destinadas a la eliminación de barreras arquitectónicas
    existentes en la vivienda propia o en el edificio de la persona con discapacidad y que obstaculizan su movilidad en la misma. Es una ayuda económica para reformas de hasta 4.369 €.
  •  Ayudas Técnicas. Comprenden aquellas medidas destinadas a la adaptación funcional del hogar y la adquisición de los útiles necesarios para el desenvolvimiento en la vida ordinaria y que estén directamente relacionadas con el tipo de discapacidad del solicitante de la ayuda (audífonos, teléfono de textos …). Respecto a la adaptación del hogar y de los útiles, sólo se subvencionarán aquellos elementos necesarios para aumentar la accesibilidad y la autonomía en la realización de actos de la vida diaria de la persona con discapacidad y en general cualquier otro medio o instrumento que elimine las barreras de comunicación. Es una ayuda económica de hasta 1.181 €.
  •  Ayudas para la adaptación de vehículos a motor. Comprende aquellas medidas destinadas a facilitar los desplazamientos por medios propios y autónomos. Es una ayuda económica de hasta 820 €.

· Ayudas para la atención institucionalizada

  • Comprende aquellas medidas de necesaria aplicación cuando se han agotado o resultan insuficientes los recursos de carácter individual o comunitario, para atender las necesidades del individuo que requiere la atención especializada en un centro residencial del Sector de Discapacitados (físicos, psíquicos, sensoriales o por enfermedad mental).Se reconoce una ayuda económica de hasta 43 € persona/día.

70 .”Si tengo un hijo con Minusvalía, ¿puedo ser familia numerosa?

La Ley 8/1998, de 14 de abril, amplía el concepto de familia numerosa: “Se considera también familia numerosa a aquella que, teniendo dos hijos, al menos uno de ellos sea minusválido o incapacitado para el trabajo. En este caso, la familia se clasificará de 1ª categoría”.

AVAFI, (Asociación Valenciana de Afectados de Fibromialgia)

Anuncios

Los mitos del Síndrome de Fátiga Crónica


cfs2_5Mito 1; “El Síndrome de fátiga crónica es una enfermedad definida sólo por un grupo de síntomas. No existen anomalías que demuestren la enfermedad.

Muchos de los estudios publicados informan de las anomalías del sistema nervioso central,Sistema nervioso autonómico, y el sistema inmunológico en pacientes con SFC- estas anomalías en la actualidad no se encontraron en grupos de control sanos u otras enfermedades que cursan con fátiga.

Schondorf R, Freeman R. The importance of orthostatic intolerance in the chronic fatigue syndrome.Am J Med Sci 1999;317(2):117-123.
Scott LV, Medbak S, Dinan TG. Blunted adrenocorticotropin and cortisol responses to corticotropicreleasing hormone stimulation in chronic fatigue syndrome. Acta Psychiatr Scand 1998;97:450-457.
Patarca R, Klimas N, Sandler D, Garcia MV, Fletcher MA. Interindividual immune status variation patterns in patients with chronic fatigue syndrome: association with gender and tumor necrosis factor system. J of CFS 2(1):7-41, 1996.
Cannon JG, Angel JB, Abad LW, Vannier E, Mileno MD, Fagioli L, Wolff SM, Komaroff AL. Interleukin-1 beta, interleukin-1 receptor antagonist, and soluble interleukin-1 receptor type II secretion in chronic fatigue syndrome. Journal of Clinical Immunology 17(3):253-61, 1997.
De Meirleir, K., Bisbal, C., Campine, I., De Becker, P., Salehzada, T., Demettre, E., Lebleu, B.(2000). A 37 kDa 2-5A binding protein as a potential biochemical marker for chronic fatigue syndrome. The American Journal of Medicine, 108, 99-105
Natelson, B.H., Weaver, S.A., Tseng, C-L., & Ottenweller, J.E. (2005). Spinal fluid abnormalities inpatients with chronic fatigue syndrome. Clinical and Diagnostic Laboratory Immunology, 12, 52-55.
Lange, G., Steffner, J., Cook, D.B., Bly, B.M., Christodoulou, C., Liu, W.C., Deluca, J., & Natelson, B.H.(2005).
Objective evidence of cognitive complaints in chronic fatigue syndrome: A BOLD fMRI study of verbal working memory. Neuroimage, 26(2), 513-524.
Hanson, S.J., Gause, W., & Natelson, B. (2001). Detection of immunologically significant factors for chronic fatigue syndrome using neural-network classifiers. Clinical and Diagnostic Laboratory Immunology, 8, 658-662.
Peckerman, A., LaManca, J.J., Dahl, K.A., Chemitiganti, R, Qureishi, B. Natelson, B.H.(2003). Abnormal impedance cardiography predicts symptom severity in chronic fatigue syndrome. The American Journal of the Medical Sciences, 2003, 326(2), 55-60.
Jason, L.A., Corradi, K., Torres-Harding, S., Taylor, R.R., & King, C. (2005). Chronic fatigue syndrome:The need for subtypes. Neuropsychology Review, 15, 29-58.

Mito 2:”Las personas con SFC que piensan que sufren una enfermedad física tiene un peor pronóstico, lo que viene a demostrar que es la percepción de su físico el motivo para seguir con una vida normal.

Las personas con Síndrome de Fátiga crónica no “piensan” sino “sufren” una enfermedad física, una vez reconocida por su médico se enfrentan a que no tiene tratamiento.

Jason, L.A., Fennell, P., Taylor, R.R. (Editors)(2003). Handbook of chronic fatigue syndrome. NewYork: John Wiley & Sons, Inc.

Mito 3: “Cuando un grupo de investigación encuentra una anormalidad biológica en pacientes con SFC, otro grupo de investigación no puede encontrarlo.

En la investigación sobre enfermedades se dá esta situación. La pregunta correcta sería ¿se encontraría estas anormalidades biológicas en la mayoría de los afectados de cualquier estudio, de cualquier enfermedad? En el Síndrome de fátiga crónica SÍ, existen anormalidades biológicas en el Sistema nervioso e inmunológico.

Komaroff, A.L. (2000). The biology of chronic fatigue syndrome. American Journal of Medicine,108, 169-171.
Evengard, B., Schacterle, R.S., & Komaroff, A.L. (1999). Chronic fatigue syndrome: New insights and old ignorance. Journal of Internal Medicine, 246, 455-469.

Mito 4: “El SFC afecta a personas de raza blanca, con ingresos más altos y es relativamente un trastorno raro

Los últimos estudios demuestran que no es la enfermedad del “Yuppie” ya que ocurre con mucha más frecuencia entre latinos y afroamericanos y en grupos con ingresoso menores; No es una enfermedad rara en EE.UU se estima que la prevalencia es de 800.000 a un millón de afectados y por tanto representa una de las más comunes dolencias crónicas.

Reyes, M., Nisenbaum, R., Hoaglin, D.C., Unger, E.R., Emmons, C., Randall, B., Stewart, G.,Abbey, S., Jones, J. F., Gantz, N., Minden, S., & Reeves, W.C. (2003) Prevalence and incidence of chronic fatigue syndrome in Wichita, Kansas. Archives of Internal Medicine,163, 1530-1536.
Jason, L.A., Richman, J.A., Rademaker, A.W., Jordan, K.M., Plioplys, A.V., Taylor, R., McCready,W., Huang, C., & Plioplys, S. (1999). A community-based study of chronic fatiguesyndrome. Archives of Internal Medicine. 159, 2129-2137.

Mito 5: ” las intervenciones con terapia cognitiva pueden curar el SFC.”

La terapia cognitiva se utiliza ampliamente para ayudar a la gente a hacer frente a enfermedades crónicas, enfermedades “Físicas” y enfermedades psicológicas. Aunque esta terapia psicológica puede ayudar a los pacientes con SFC hacer frente mejor a sus síntomas y tratar las consecuencias de tener un problema de salud crónico, este tipo de intervención no cura la enfermedad.

Van Hoof, E. (2004). Cognitive behavioral therapy as cure-all for CFS. Journal of Chronic Fatigue Syndrome, 11, 43-47.

Mito 6: “Los pacientes con SFC son perezosos y desmotivados

Esta firmación se aleja muy mucho de la realidad; son pacientes que gustarán de volver a su estado anterios, antes de la enfermedad. Están muy motivados y, a menudo, van a muchos médicos para encontrar la manera de mejorar.

Friedberg, F., & Jason, L.A. (1998). Understanding chronic fatigue syndrome: An empirical guide to assessment and treatment. Washington, D.C.: American Psychological Association.

Mito 7: “Todos los casos de SFC son causadas por el virus de Epstein-Barr (EBV).”

Estaes una idea errónea entre los profesionales de atención primaria. La aparición de SFC puede coindicir a veces pero no siempre guarda relación con la reciente presencia de una infección.

El SFC puede aparecer tras una infección monocítica aguda (una infección por un virus como EBV), la enfermedad de Lyme (una Infección bacteriana) y la fiebre Q (una infección con un tipo diferente de agente infeccioso).

Komaroff, A.L. (2000b). The physical basis of CFS. The CFIDS Research Review, 1(2), 1-3, 11.

Mito 8: “Los pacientes con SFC se curan con ejercicio”.

Es un mito que los pacientes con SFC se curen el ejercicio, pero también es un mito que no se puedan beneficiar de alguna activida física. Para algunos pacientes, con una vigilancia cuidadosa y un programa de incorporación progresiva, la actividad física contribuye a fortalecerse y mejorar su musculación.Pero cabe señalar que, Negro, O’Connor, y McCully (2005) recientemente encontró que en un promedio de 28% de aumento en los niveles de la actividad física diaria para un período de cuatro semanas, los pacientes con SFC han señalado; Empeoramiento general del estado de ánimo, aumento de la intensidad del dolor muscular.

Black, C.D., O’Connor, P.J., & McCully, K.K. (2005). Increased daily physical activity and fatigue symptoms in chronic fatigue syndrome. Dynamic Medicine, 4:3 (doi:10;1186/1476-5918-4-3.
Edmonds, M., McGuire, H., & Price, J. (2004). Exercise therapy for chronic fatigue syndrome. The Cochrane Library, Issue 3, 1-22.

Mito 9: “El SFC es difícil de diagnosticar”.

Cuando el profesional está famialiarizado con esta condición no tienen ninguna dificultad en diagnosticarla;en la actualidad se están utilizando los criteios para su diagnostico basados en Fukuda y otros. (1994) o los criterios “canadienses” (Caruthers y otros. , 2003).

Fukuda, K., Straus, S.E., Hickie, I., Sharpe, M.C., Dobbins, J.G., & Komaroff, A. (1994). The Chronic Fatigue Syndrome: A comprehensive approach to its definition and study. Annals of Internal Medicine, 121, 953-959.
Carruthers, B.M., Jain, A.K., DeMeirleir, K.L., Peterson, D.L., Klimas, N.G., Lerner,A.M., Bested, A.C., Flor-Henry, P., Joshi, P., Powles, A.C.P., Sherkey, J.A., &van de Sande, M.I. (2003). Myalgic encephalomyelitis/chronic fatigue syndrome: Clinical working case definition, diagnostic and treatments protocols.

Journal of Chronic Fatigue Syndrome, 11, 7-115.

http://www.sfc-em-investigacion.com/

Diferencias entre Depresión y Sindrome de Fatiga Cronica


salir-de-la-depresionMuchos pacientes con SFC manifiestan síntomas entre leves y severos de ansiedad o depresión, a menudo suceden después de otros síntomas. Como en cualquier enfermedad crónica, las personas con SFC, si están deprimidas, se deben identificar y así poder proporcionarles la terapia apropiada.

El SFC está acompañado frecuentemente con síntomas de depresión, pero el SFC no es simplemente una forma de depresión. Muchos síntomas son comunes al SFC y al Trastorno Depresivo Mayor (TDM), tales como la fatiga, el aletargamiento, anhedonia (inhabilidad de experimentar placer), interrupciones del sueño, nivel de actividad bajo, deterioro en la concentración y la memoria, disminución de la libido y disminución del peso. La atención médica primaria deben ser consciente de las deferencias entres SFC y TDM, que resumimos brevemente a continuación:

  • Aparición: En muchos pacientes de SFC, la enfermedad comienza como el recrudecimiento de los síntomas de la gripe. Este inicio agudo no es característico del TDM. La mayoría de los enfermos de SFC no tienen un historial de TDM, aunque muchos experimentan depresión moderada, una patología común en los individuos con enfermedades crónicas.
  • Incidencia: No se conoce que la depresión pueda ocurrir en concentraciones o en epidemias, pero en cambio, el SFC se ha informado en algunas concentraciones o brotes locales.
  • Síntomas importantes: El TDM se caracteriza frecuentemente por un sentimiento de desesperación, desamparo, y un exceso de sentimiento de culpabilidad y de autocrítica. Éstos no son síntomas primarios mostrados por los pacientes de SFC. Por otra parte, los individuos con TDM no experimentan generalmente muchos de los síntomas físicos y los déficit neurológicos que manifiesta las personas con SFC, los cuales pueden incluir: dolor de garganta, dolor y/o inflamación de los nodos linfáticos, dolores de cabeza inusuales, dolor de los músculos, de las articulaciones y de las inserciones tendinosas, temblor y fatiga de los músculos, nauseas, síndrome de intestino irritable, sensibilidad inusual a la medicación, malestar post-esfuerzo, alteraciones visuales y auditivas, deficiencias en el lenguaje y en el habla, alteraciones de la percepción espacial, problemas de coordinación y movimiento, desequilibrios y disautonomía con síntomas como intolerancia ortostática y termorregulación.
  • Atribuciones: Muchas personas deprimidas experimentan a menudo una perdida de interés, perdida de placer y sentimientos de falta de autoestima. La persona con SFC carece de estos síntomas de la depresión (a menos que se hayan deprimido después del inicio del SFC), particularmente anhedonia, la cual se define como la imposibilidad de experimentar placer o felicidad cuando estos sentimientos se considerarían normales.
  • Fatiga: La fatiga debilitante severa es un síntoma destacado del SFC, pero los pacientes de TDM lo mencionan con una incidencia muy baja, el 100% contra el 28% respectivamente.
  • Trastornos del Sueño: Los problemas de sueño son comunes en los pacientes de SFC y TDM, sin embargo la naturaleza de los desordenes es muy diferente. La diferencia principal aparece en la etapa del sueño REM (Movimientos Oculares Rápidos) donde el sueño es profundo y tienen lugar los sueños. Los pacientes de SFC muestran un inicio de la fase REM del sueño muy temprana. También se ha observado en SFC, pero no en TDM, el incremento de la actividad EEG alfa durante el sueño en etapa no REM. Otros estudios relacionados con las disfunciones neuro-endocrinas e inmunológicas que puedan conducir al descubrimiento de las causas de la interrupción del sueño. Y si añadimos el dolor asociado, los movimientos involuntarios de piernas, los espasmos musculares, el sudor nocturno y los otros síntomas que experimentan muchos de los pacientes de SFC, que pueden afectar negativamente a la cantidad y a la calidad del sueño.
  • Intolerancia al ejercicio: La intolerancia al ejercicio es característica del SFC pero no del TDM. Los síntomas del SFC a menudo empeoran con el ejercicio, mientras que en los trastornos depresivos generalmente muestran mejoría.
  • Malestar post-esfuerzo: El agravamiento de los síntomas tras un esfuerzo es un síntoma característico del SFC. Puede seguir al estrés físico o mental y genera una recaída bastante significativa que requiere un reposo en cama y una total incapacidad del individuo. La investigación demuestra que esta condición se presenta en un ratio del 79 al 87% en SFC y 19% en TDM.
  • Cognitivos: Los pacientes de SFC tienen una velocidad lenta de la toma de decisión y tienen más dificultad para controlar la atención ante los estímulos verbales y figurativos. Los pacientes con depresión tienen más problemas con las figuras que con los estímulos verbales, mientras los pacientes con SFC tienen deterioradas de igual forma ambas áreas. Otros estudios indican que
    1) El aprendizaje asociativo fue mucho peor en SFC que en TDM y
    2) Las diferencias de discapacidad de la memoria aparece estar asociada con los déficit de atención en los pacientes de SFC más que con los problemas de almacenamiento de memoria.
  • Psicológicas: Varios instrumentos psiquiátricos se pueden utilizar para distinguir el SFC y TDM. Las conclusiones de varios estudios sugieren que “los ratios bajos o altos en los ejemplos de SFC pueden ser una función dentro de los síntomas se atribuyen para causas psiquiátricas o no psiquiátricas”.
  • Neuroendocrinas: Frecuentemente los resultados de la investigación encuentran anormalidades en el eje Hipotálamo- hipofisario-suprarrenal. En TDM, los niveles de cortisona en plasma y orina de 24 horas son elevados y hay una respuesta exagerada a la corticotropina (ACTH). En SFC los niveles de cortisol son, en general, bajos y hay una respuesta reducida al ACTH. La investigación adicional ha englobado la investigación en las reglas de los receptores de serotonina, secreción de prolactina y secreción de melatonina. En varios estudios, se han manifestado diferencias entre SFC y TDM pero los resultados no son concluyentes.
  • Historia de los pacientes: Muchas de las investigaciones recientes han encontrado que la depresión en SFC es una reacción secundaría a la enfermedad crónica y es similar a las depresiones mostradas en otras enfermedades crónicas debilitantes tales como la esclerosis múltiple, el Lupus o la enfermedad de Parkison. Los estudios han demostrado que la depresión en SFC usualmente seguiría al inicio de la enfermedad y la mayoría de los enfermos de SFC no tienen historia de depresión previa al comienzo de la enfermedad.
  • Curso de la enfermedad: El SFC puede existir durante muchos años, pero no es una enfermedad progresiva excepto en un número de casos muy reducido. Los síntomas pueden crecer y decaer durante la duración de la enfermedad. Menos de un 5% se recupera y nadie se recupera totalmente, pero muchas personas son capaces de tener de pequeños a moderados niveles de actividad.
  • Respuesta al tratamiento: La Terapia Cognitiva Conductual (TCC) ha demostrado ser de ayuda para ambos grupos, sin embargo, no ha mejorado la fatiga del SFC. Las drogas no psicotrópicas, incluso los antivirales, modifican la inmunidad y los tratamientos de flujo de iones, se han usado en SFC pero las respuestas para estos son variados y pueden denominarse de investigación puesto que se han hecho pocos estudios aleatorios y de doble-ciego. En suma, muchos pacientes de SFC con depresión co-mórbida no toleran dosis estándar de medicación de antidepresivos, los síntomas parecen mejorar con el uso de dosis más bajas que las que usualmente se prescriben para los pacientes de TDM.

http://www.sfc-em-investigacion.com/