Imagen

FIBROMIALGIA: SÍNTOMAS


SÍNTOMAS

Anuncios

Papel de la alteración del sueño en el dolor de la fibromialgia


sueñoNoticia sobre otra investigación sobre fibromialgia, donde indican que los transtornos del sueno en la fibromialgia, a pesar de que incide negativamente en la calidad de vida, no seria un factor tan importante como causa del dolor. Lamentablemente no hay mayores datos. Como paciente me hubiese gustado saber como lo determinaron. En mis épocas de insomnio severo donde no dormía por 3 días, llegué casi a la invalidez y luego de un par de meses con pastilla para dormir el cambiuo fue increible. Y por conversaciones entre fibros, no tener sueno reparador será el dolor de manana o pasado manana, independientemente al estres, negatividad, mortificaciones que obviamente tambien son causas constantes de dolor.

Anilein. afibro.org

Papel de la alteración del sueño en el dolor de la fibromialgia

Los pacientes que hacen frente al transtorno del dolor complejo de la fibromialgia a menudo tienen dificultad para dormir, y un nuevo estudio publicado en The Journal of Pain informa que a pesar de la negativa de las consecuencias para la calidad de vida, la falta de sueño no es un predictor significativo de la intensidad del dolor de la fibromialgia y la duración.

La complejidad de la fibromialgia como un dolor que tiene sus raíces en la variable de paciente a paciente, la influencia de los factores físicos, psicológicos, sociales que contribuyen a la clínica del dolor, y su influencia es a menudo difícil de entender. Investigaciones anteriores han mostrado que variables como el ESTADO DE ANIMO NEGATIVO y el número de zonas de dolor localizados son PREDICTORES SIGNIFICATIVOS de la clínica del dolor en pacientes con fibromialgia.

Muchos pacientes con fibromialgia se quejan de la falta de sueño, y los estudios han demostrado que el sueño interrumpido experimentado por personas con otras condiciones de dolor es predictiva de dolor clínico al día siguiente. Además, la duración del sueño se ha demostrado para predecir el dolor clínico en adultos sanos. Para este estudio, un equipo de investigadores de la Universidad de Florida hipótesis de que la disminución del tiempo total de sueño predice mayor dolor clínico en una muestra de pacientes con fibromialgia.

Setenta y cuatro adultos con fibromialgia fueron reclutados para un estudio de la Universidad de Florida y se observaron durante 14 días. Los sujetos calificaron su dolor clínico cada noche y completó diarios de sueño que describen el sueño de la noche anterior.

Los resultados del análisis mostraron que cuatro medidas del sueño evaluadas en el estudio no predijo significativamente el dolor clínico. Los autores observaron que los efectos de la alteración de sueño, tales como la fatiga y la falta de actividad, pueden desempeñar papeles más importantes en la clínica del dolor de las medidas de la duración del sueño o el insomnio.

English: http://www.sciencedaily.com/releases/2012/04/120423103724.htm

http://afibro.org

La fibromialgia afecta a la vida de pareja


amorLa fibromialgia es desde el inicio un dolor crónico que se extiende por todo el cuerpo. Sus síntomas, en general, dificultan la vida del paciente, pero también la de su pareja, como han dado a conocer los investigadores de la Universidad de Missouri.L

Fibromialgia: ¿qué consecuencias conlleva en la vida de pareja?

Sigue habiendo controversias respecto a la fibromialgia, no siempre hay un consenso en lo que respecta al origen o al tratamiento de esta enfermedad. Y así, los pacientes suelen ir probando diversos tratamientos. ¿Cómo puede afectar el diagnóstico de fibromialgia a la vida de pareja? Como parte de un estudio, los investigadores de la facultad de Ciencias Humanas del Medio Ambiente estudiaron el impacto que tiene la fibromialgia o un dolor crónico generalizado en el paciente y su pareja. Cada uno de los participantes debía informar a diario de sus interacciones conyugales y sus sentimientos personales.

A la luz de estos datos, el equipo de Christine Proulx, principal autora del estudio, ha evaluado las asociaciones existentes entre la calidad de la vida en pareja, el sustento social y el bienestar general de los cónyuges. “Las investigaciones preliminares sugieren que la fibromialgia puede cambiar radicalmente la vida personal del paciente, pero también la de su pareja”, declara Christine Proulx. “Parece que existe una estrecha relación entre la fibromialgia y los sentimientos de depresión y cansancio, que pueden resultar nefastos para las personas a las que se lo diagnostican y para sus parejas. El impacto psicológico de la enfermedad realmente puede perjudicar la calidad de la vida en pareja”.

Un impacto psicológico importante en el paciente… y en su pareja

más deprimidas que sus parejas. El cónyuge diagnosticado presenta unos niveles más elevados de inestabilidad conyugal y más problemas de pareja, lo que indica que son más susceptibles de divorciarse que sus parejas. Los cónyuges con buena salud han declarado que resulta muy duro ver cómo sufre su pareja y no poder hacer nada. Para la pareja en su conjunto, los síntomas pueden desencadenar la aparición de un rechazo emocional y un cierto cansancio mental.

“La enfermedad pone en apuros a los dos cónyuges”, ha declarado M. Proulx. “Los cónyuges deben conseguir ser partícipes de la enfermedad, lo cual puede comportar hostilidad o rechazo por parte de la pareja, y la dificultad de estar enfermo o de cuidar a una pareja que lo está. Estos factores pueden crear un círculo vicioso muy nocivo si no se superan”.

L. Blanchot

Fuente: Los resultados del estudio piloto “La fibromialgia, el dolor crónico y el matrimonio” fueron presentados en noviembre de 2009 en el Consejo Nacional de Relaciones Familiares de la Conferencia de Prensa de la Facultad de Ciencias Humanas del Medio Ambiente de la Universidad de Missouri.

http://salud.doctissimo.es

Salud en pareja: Fibromialgia y sexualidad 

Poco se conoce sobre la fibromialgia, pero cada vez son más las personas que la padecen, la mayoría mujeres. Debido a que se trata de una enfermedad crónica para la cual aún no existe cura, muchos aspectos de la vida cotidiana se ven afectados, entre ellos la relación con la familia, la pareja y los amigos.

Actividades “normales” se ven truncadas por el dolor que impide a los pacientes realizarlas plenamente. Uno de los aspectos más resentidos en este sentido es el sexual.

Sin embargo, según estudios recientes la fibromialgia no es equivalente a no poder tener relaciones sexuales, al contrario, incluso es saludable mantener una regularidad, modificando aquellos aspectos que pueden entorpecer no sólo la relación sexual sino también la de pareja.

Este padecimiento tiene como principal síntoma el dolor músculo esquelético generalizado, el cual deriva en inactividad física.

¿Detención de la vida sexual y afectiva?

Cualquier enfermedad crónica puede provocar un distanciamiento entre una pareja debido principalmente al deterioro de la calidad de vida, sin embargo, el aspecto afectivo es uno de los detonantes de que dicha calidad se mantenga.

El dolor y la fatiga son los síntomas que interfieren de forma más notable en la vida sexual del afectado por fibromialgia. A menudo los pacientes describen que el cansancio hace que sea muy difícil emprender una relación y el dolor físico que se presenta ante el contacto de la pareja, puede convertir un acto placentero en todo lo contrario.

En el plano emocional, la ansiedad, la depresión e incluso los problemas de pareja que emergen a raíz de la enfermedad, son más que suficientes para dificultar el disfrute de la vida sexual.
A nivel cognitivo, pueden aparecer dificultades a la hora de concentrarse en las sensaciones placenteras y/o pensamientos negativos del tipo como “No voy a poder sentir nada”, “Esto va a salir mal”, “Mi pareja se enfadará”.
Los factores físicos, emocionales y cognitivos descritos derivan en muchos casos en diferentes problemas sexuales: dificultades para alcanzar el orgasmo, vaginismo, dispareunia o dolor en el coito, bajo o nulo deseo sexual y fobia al sexo.

El entorno afectivo es muy importante para superar los trastornos porque si no existe apoyo por parte de la pareja, el paciente se enfrenta a una situación aún más desgastante.

Entre los padecimientos físicos, el vaginismo, por ejemplo, suele producirse por miedo al dolor que puede producir la penetración (dispaurenia), lo cual genera una contractura del tercio anterior de la vagina que impide se consume el acto. El dolor experimentado puede quedarse “grabado” en el cuerpo de tal forma que cuando se intenta otro encuentro íntimo, el propio cuerpo reacciona contrayendo la musuculatura para impedir la penetración (el cuerpo mantiene en la memoria la ocasión dolorosa y la obstruye como defensa).

Esta descripción, que está más centrada en la mujer, también puede ser válida para el hombre. Es decir, puede aparecer dolor en el pene durante la actividad coital y se relacionará con los mismos aspectos ya descritos para el caso de la mujer. (Con información de Oscar Asorey Martínez/psicólogo clínico)

No renuncie, trabaje

» Comprender las posibles interferencias y aprender la mejor manera de resolverlas es la posibilidad para cualquier persona de disfrutar de una vida sexual plenamente satisfactoria.

» El primer paso para lograrlo es entender el sexo como un lenguaje afectivo con la pareja y no como un lujo para cuando uno se siente en plenas facultades físicas.

» Acudir a talleres de sexualidad, buscar información profesional y acudir con un especialista en sexología son algunos apoyos importantes en los momentos en los que siente que la enfermedad está ganando la partida.

» es indispensable hablar con su médico explicándole claramente la situación que vive con su pareja y que su deseo de recobrar el disfrute de la intimidad está latente.

» Lo más importante es bajar el nivel de tensión con el que vive el enfermo de fibromialgia.

» la psicología puede actuar sobre los aspectos emocionales y el control del dolor mediante sesiones terapéuticas específicas

http://www.fibroamigosunidos.com

Vivir mejor con fibromialgia gracias a la sofrología


sofrologiaLa fibromialgia se caracteriza por dolores difusos, fatiga crónica y estados de estrés y ansiedad, síntomas que pueden mantenerse bajo control con la práctica de la sofrología. Gracias a las diferentes técnicas de relajación y meditación, la sofrología ayuda a quienes sufren de fibromialgia a relajarse física y anímicamente. Su práctica puede mejorar notablemente la calidad de vida

¿Cómo actúa la sofrología en la fibromialgia?

Los dolores difusos, la fatiga crónica y los estados ansiosos típicos de la fibromialgia se retroalimentan. La sofrología, al actuar sobre estos diferentes síntomas, puede romper el círculo vicioso. La sofróloga Catherine Aliottal (1), explica: “Las personas que sufren de fibromialgia tienden a reducir sus actividades por temor al sufrimiento. Se aíslan y pierden la confianza en sí mismas. Cuando se deciden por la sofrología, lo hacen en busca de técnicas de relajación, ya que el estrés aumenta la frecuencia y la intensidad de las crisis. Yo les muestro que ciertos ejercicios pueden ayudarles a reducir la sensación de dolor”.

Esto lo confirma el doctor Dominique Servant (2), psiquiatra especializado en estrés: “La sofrología ofrece amplias posibilidades de intervención, tanto sobre el dolor físico como en el padecimiento anímico y emocional que se asocian con la fibromialgia”.

Qué técnicas resultan más eficaces?

La relajación dinámica
Cercanas a ciertas prácticas orientales, las técnicas de relajación muscular toman elementos de la relajación dinámica, es decir, a través del movimiento. Éstas permiten una toma de conciencia del cuerpo y de las zonas de tensión. ´´La relajación dinámica se adapta perfectamente a las personas que sufren de fibromialgia´´, comenta Catherine Aliotta. ´´Les enseñamos que el movimiento no tiene por qué ser siempre doloroso y que incluso puede resultar ser placentero”. ¿Un ejemplo? Inspirar inflando el vientre, bloqueando la respiración, curvando nuavemente los hombros hacia delante y hacia atrás varias veces, espirando y relajando los hombros.

El control de la respiración
“Cuando se controla la respiración el corazón late más lentamente con lo que se evitan las arrebatos de angustia , particularmente cuando aparecen los dolores“, asegura Catherine Aliotta. ¿Un ejemplo? Duplicar la duración de la espiración durante varias respiraciones completas. Es fácil, basta con contar la duración de la inspiración y alargar la espiración al doble.

La meditación con plena conciencia
La meditación con plena conciencia enseña a concentrarse en las sensaciones y en el momento presente para disminuir las tensiones, las emociones y los pensamientos negativos asociados al dolor.Permite una toma de distancia. Las técnicas utilizadas, entre otras, incluyen el barrido corporal y la concentración en los actos cotidianos. ¿Un ejemplo? Comer una manzana lentamente, prestando atención a cada gesto y a cada uno de los sentidos involucrados para percibir el sabor, el color, la textura y el olor y tratando de que el pensamiento no se aleje de la manzana.
Cuando el pensamiento se despista, hay que llevarlo a ella nuevamente y repetir todas las veces que haga falta.

La relajación mental o sofronización
Las técnicas de relajación se basan en visualizaciones mentales: una actividad creativa que modifica el nivel de conciencia y genera relajación y emociones positivas. Entre estas técnicas se encuentran la visualización de un espacio de recursos al cual uno puede acudir mentalmente o la visualización de actos que producen temor a fin de liberar los bloqueos. ´´Guiados por la voz del terapeuta, la persona visualiza una imagen sobre la que trabaja para modificar sus percepciones´´, comenta Catherine Aliotta.
¿Un ejemplo? La persona visualiza el dolor en forma de una hoja de cuchillo, afilada, penetrante y roja, el terapeuta guía su imaginación hasta la hoja aparezca blanda, inofensiva y de color rosa.

¿Cómo practicar la sofrología?

“Todos los ejercicios son accesibles y van avanzando con un ritmo propio”, asegura Catherine Aliotta, quien aconseja practicarla por lo menos una vez por semana con un terapeuta, primero en sesiones individuales y luego en grupo para mantener los resultados. El psiquiatra especializado en relajación, el doctor Yves Ranty (3) ha ayudado a personas que sufrían de fibromialgia severa. Según él, “las sesiones individuales permiten avanzar más y elegir los ejercicios que mejor se adaptan al perfil del paciente”.

“Para experimentar un verdadero beneficio, lo ideal es mantener una práctica cotidiana, aunque más no sea de unos minutos, utilizando si es necesario una grabación de la voz del terapeuta”, añade Catherine Aliotta.

¿Qué resultados se pueden esperar de la sofrología?

La sofrología está poco estudiada científicamente. La relajación y la meditación, en las que ésta se basa, sí se han estudiado y sus resultados son alentadores (4). El doctor Ranty precisa: “Las técnicas que crean un estado modificado de conciencia producen cambios biológicos, especialmente la disminución del nivel de las hormonas de

estrés (adrenalina y cortisol) y aumentarían la secreción de las endorfinas. Para mí, no hay ninguna duda de que estas prácticas mejoran los síntomas de la fibromialgia, sobre todo cuando se asocian a un tratamiento psicoterapéutico’’.

“La sofrología enseña a enfrentar las emociones, a abordar la enfermedad de una forma diferente de manera que la relación con ésta no sea de sufrimiento. La persona vuelve a recuperar la confianza en sí misma y mejora su calidad de vida. Es un excelente complemento”, concluye el doctor Servant, lamentando que este tipo de prácticas, “eficaces y no tóxicas”, no se utilicen más a menudo.

La Alta Autoridad de Salud recuerda en un informe sobre el “síndrome fibromiálgico del adulto”(5) que los efectos a corto plazo de la hipnosis han sido suficientemente evaluados y los de largo plazo no han sido evaluados en absoluto. Su práctica, por lo tanto, no está recomendada por las autoridades sanitarias.

A. Plessis

 Fuentes: 1 – Entrevista con Catherine Aliotta, sofróloga, directora del Instituto de formación en sofrología.  2 – Entrevista con el doctor Dominique Servant, psiquiatra responsable de una unidad especializada en el control del estrés y de la ansiedad y autor de “Relajación y meditación” y “Curarse el estrés y la ansiedad´´de Editions Odile Jacob. 3 – Entrevista con el doctor Yves Ranty, psiquiatra-psicoanalista, presidente de la Sociedad francesa de relajación psicoterapéutica y autor de “La relajación, una psicoterapia del futuro: Superar los dualismos psicoterapéuticos” de Editions L’Harmattan. 4 – Afton, L. et al. Tratamiento no farmacológico de la fibromialgia: educación del paciente, terapia cognitivo-conductual, técnicas de relajación y medicina alternativa y complementaria, Rheum Dis Clin North Am. 2009 May; 35(2): 393-407. A los estudios con los resultados de esta investigación se puede acceder en línea. 5 –Informe de orientación sobre el síndrome fibromiálgico del adulto.

http://bienestar.doctissimo.es/