Fibromialgia, el misterio del dolor

sufrimientoDolor generalizado que no se mide con pruebas de laboratorio, pero que se siente cada día. Eso es la fibromialgia, padecimiento del sistema nervioso que no puede degradar la adrenalina. Alrededor de tres por ciento de la población mundial la padece, y por lo general pasa por varios médicos antes de hallar la causa de su sufrimiento.

A la edad de 18 años, Frida Kahlo tuvo un accidente de tránsito; sufrió múltiples fracturas de huesos, incluyendo la tercera y cuarta vértebra lumbar. Desde entonces, la pintora mexicana padecía de un dolor severo generalizado y de fatiga profunda. Se realizó varios estudios buscando la causa del dolor, recibió diversos tratamientos que incluían medicamentos y largos periodos de confinamiento en un corsé de yeso, y se sometió a más de 30 operaciones en la columna, pero no hubo mejoría.

Décadas después, un diagnóstico alternativo, realizado por los reumatólogos Manuel Martínez-Lavín, Mary Carmen Amigo, Javier Coindreau y Juan Canoso señala que la artista tenía fibromialgia (FM), enfermedad crónica que afecta a 10 mujeres por cada hombre, y se caracteriza por dolores múltiples en todo el cuerpo, así como cansancio constante que no mejora con el reposo.

En entrevista para Letra S, Martínez-Lavín, médico reumatólogo del Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”, narró que durante varias décadas ha investigado las causas de esta enfermedad y ha podido descubrir que el padecimiento se debe a un “intento fallido” del sistema nervioso autónomo.

“Los nervios encargados de transmitir el dolor están constantemente irritados en las personas con fibromialgia, y lo están porque hay demasiada adrenalina en el cuerpo. Esto es debido a que la enzima que degrada la adrenalina no funciona bien o porque hay mucho estrés externo. […] La fibromialgia es un intento fallido para adaptarse a un ambiente hostil”.

El también escritor de Fibromialgia: El dolor Incomprendido agregó que no hay curación para este padecimiento pero sí hay mejoría si se sigue un tratamiento adecuado, como reducir el estrés –por medio de terapia cognitiva-conductual–, hacer ejercicio, consumir vegetales, evitar el consumo de cafeína –ya que esta sustancia aumenta el dolor–, tomar medicamentos para disminuir la adrenalina y el dolor, y mantener una rutina para dormir.

Indicó que la gravedad del padecimiento se mide por lo que relata el paciente y por un examen físico, pues no hay un análisis de laboratorio que muestre las alteraciones específicas. Por este motivo, las personas con FM “acuden con varios médicos tratando de encontrar una respuesta a sus múltiples síntomas. Por eso es un problema”.

Difícil de reconocer

El diagnóstico es clínico. El médico escucha los síntomas del paciente y después, por medio de la palpación, le realiza un examen físico para detectar si la persona tiene hipersensibilidad en algunos de los 18 puntos que están localizados alrededor de la columna vertebral y del cuello.

El investigador Martínez-Lavín explicó que no es fácil reconocer la FM: los médicos desconocen la enfermedad, las molestias de ésta pueden confundirse con otras enfermedades reumáticas y los sistemas públicos de salud no son aptos para tratar este tipo de padecimientos, pues están fragmentados en especialidades, lo que hace que los pacientes vayan de médico en médico.

Por esto, apuntó que es importante que las personas con FM sean evaluadas por médicos reumatólogos, ya que estos especialistas pueden diferenciarla de otros padecimientos como la artritis reumatoide.

Sexualidad y trabajo, afectados por el padecimiento

De acuerdo con el médico, en ocasiones la FM impide desarrollar el trabajo y la sexualidad de quienes la padecen, ya que el dolor y el cansancio “son tan graves que las personas simplemente no pueden sostenerse en los ambientes laborales, sobre todo cuando el trabajo es estresante, no pueden realizarlo”. En la sexualidad afecta de diferentes maneras: “las mujeres con fibromialgia pueden tener dolor durante el coito, y el cansancio y el dolor generalizado disminuyen los deseos sexuales”.

Asimismo calificó a esta enfermedad como incomprendida “porque las personas tienen mucho dolor; sin embargo, no hay deformidades en el cuerpo y los análisis son normales. Entonces las personas que sufren de esto no entienden el porqué de tanto dolor, sus familiares y los médicos tampoco lo comprenden”.

Sufrimiento incomprendido

Durante año y medio, Valeria Ortiz de Valencia acudió con diferentes especialistas –médico internista, hematólogo, dentista, reumatólogo, cirujano de mano– con la intención de encontrar una respuesta a los dolores que tenía en el cuerpo, inflamación en ganglios, confusión mental y ardor en las plantas de los pies; sin embargo, todos los médicos coincidieron en que “no tenía nada”.

El desconocimiento de la FM por parte de su familia también se presentó, pues su hija y esposo “no comprendían mis dolores; creía que se me iban a quitar. En un momento, mi esposo me llegó a preguntar ‘¿y ahora qué no te duele?'”.

Después de un tiempo, conoció al doctor Manuel Martínez-Lavín, quien hace siete años le detectó FM. Hoy asiste a la organización civil Cadena de Ayuda contra la Fibromialgia, que proporciona a los pacientes terapias, consultas médicas y ejercicios de Tai-Chi para disminuir sus dolores.

Anuncios

2 comentarios el “Fibromialgia, el misterio del dolor

  1. Estoy totalmente de acuerdo con lo redactado. Hace 10 años que por casualidad voy al medico, por padecimientos extraños ya de varios años atras. Ni cuento los medicos y tratamientos alternativos. Solo se que llegue a esto: a tomar remedios para la ansiedad, para elevar la serotonina, la famosa pregabalina, etc. Total, que estoy igual, con dolores, pero tarada y asi lo soporto. Lo peor es que hasta nos mandan al psicologo, cuando al volver al pasado, y acordarme de cosas de niña,recuerdo que siempre padeci de cosas extrañas, pero que no se tomaban en cuenta. Ya tengo 69 años, y considero que es una vida muy limitada la que llevamos A pesar de todo, no me dejo vencer, me levanto temprano, limpio la casa, el jardin, etc. total,me digo, luego me acuesto. Y… el dia se acabo. Bueno, es seguir adelante, con aguante, paciencia y calma.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s