Fibromialgia y buen humor humor

confusaQuerido Dr:
Le mando esta notita con mi sobrina María para explicarle que no he llamado para pedir un turno.

Que iba para pedirle las mas recetas de los medicamentos que me está dando para la fibromialgia; pues, en realidad, yo debería haber llamado en el mes de mayo pasado.

Pero, me agarró la fibroniebla y me confundí!. Creí que ya había ido a la consulta y entonces me quedé, muy adolorida en cama, creída que los medicamentos nuevos que me había recetado no me hacían buen efecto.

Igual! Bueno…..Por mí, me hubiera quedado en la cama, día y noche, y como usted imaginará….. meterme en cama, me metí.

No tuve, problemas, pero, nomás acostarme, me tomó ese dolor que me da en la cadera, al punto que, en un momento, tanto aguanta, que te aguanta, ya se extendía por toda la pierna, hasta el pie derecho, y sentia unas descargas electricas y un ardor, tan grande, que no tuve más solución que decidir levantarme, eso claro, con la ayuda de mi querido Pepe. Hay que ver la paciencia que me tiene el pobre cristiano.

Me puso de pie, para ver si calmaba un poco y luego me podía volver a acostar, porque el resto de los dolores continuaban.

Más, no sé como explicarlo ahora, me dieron los los mareos y de nuevo un dolor de cabeza, que apareció de la nada, que ni me moví y zas! la cabeza.
Parecía que me queda chico el cráneo, era tan fuerte, que mientras Pepe me sostenía (tambaleandose un poco claro, por tener que soportar el peso de mi cuerpo) mientras, mi sobrina Maria, la pobrecilla, me alcanzó, una silla, y la colocó junto a mi lecho, así las cosas, me quede sentada, aliviando el mareo, mientras Pepe sostenía la pierna derecha bien estirada, apoyándose sobre un almohadón.

Pero la molestia no me dejaba tranquila y yo me retorcía como un tirabuzón.

Vaya una a saber porqué, quizá por la posición o el respaldo de la silla.
Cuestión que no soportaba los hormigueos y picores del hombro izquierdo, parecía que me pasaban una cerilla encendida por el omóplato, encima, cuando estoy con estos achaques, me da muchísimo frío, así que me ayudaron a ponerme un jersey de lana.

No resolví nada, ni por cinco minutos, tuve que quitarmelo, pues el roce, sobre la piel de los brazos, me daba un repeluzno, que casi me saltaban las lágrimas.

Entonces, en medio de la fibroniebla y el mareo, recordé que también me sucedió la semana anterior. Que fue cuando me empezó el dolor del cuero cabelludo y las uñasde las manos y ese que aún no se fue

Esto, joroba un poco, porque , también me pasa lo de la vista, eso… de que veo nublado: ya se sabe que cuando estoy tan atacada……. así que hasta para comer, me tengo que colocar las gafas, y pues claro, las patillas de las lentes, me rozan el cuero cabelludo, justo al lado de las orejas, y hay! !Dios santo¡ no sé que tomar o a qué Santo prenderle una velita, para que me saque este dolor, en las raices del cabello, pues no puedo ni poner la cabeza en la almohada.

Para colmo, toda la semana me ha costado dormirme, aunque esto no me complica demasiado, total estoy medio embotada todo el dia, que es como dormir, yo me imagino.

Ya que no puedo distraerme ni leyendo, ni mirando la T.V. , pues cuando lo hago, me olvido que venía pasando y termino sin entender nada y mezclando los personajes.

Disculpe Doctor, que escriba esta nota en lugar de llamarle por teléfono, ya sabe, que el ruido de la voz, por el auricular me marea de lo lindo y no quiero que me pase como la otra vez, que me fui de bruces, vio usted, me tuvieron que arreglar la nariz y tres dientes.

No es que sea una quejosa, peor fue para mí, en mi cumpleaños, que por culpa de ponerme de pie para brindar, al caerme, me quebré la muñeca y el tobillo izquierdo, total, que esa, fue peor.

En síntesis, que la diarrea sigue, a pesar de los medicamentos, que me hacen perder el apetito. Para mal de males, la piel, de nuevo se ha vuelto seca y estoy toda escamada.

En fin, peor se esta en el hospital, ¿verdad?

Aquí estoy, sin casi poder hablar, porque de nuevo el Síndrome del señor Sjögren me dejó sin saliva y con la garganta ardiendo, claro que, por otro lado, tiene su ventaja, tampoco tengo lágrimas, los ojos, colorados como tomates, pero de llorar, nada y todos dicen

“qué valiente la Josefa , que con lo que tiene, no ha derramado ni una lágrima”

Y eso, allá … donde usted se imagina, que también está seca como la lengua de un loro, mejor!, así el Pepe, no me molesta, que no le aguanto que me toque.

Al fin de cuentas le mando esta nota, no me acuerdo porque, pues, se me vino un blanco y no sé quien se la entregará ni para qué.

Lo que sí recuerdo, es que no quiero que me dé un turno, ahora en setiembre. pues si subo al bus, con los sacudones que da, a mi regreso, voy a pasar directo a la cama por un par de días.

Y eso sería, comenzar de nuevo el martirio de la cadera.

Finalmente, los medicamentos, de un tiempo a esta parte, creo que desde Pascua, no me están componiendo demasiado.
Salvo la taquicardia que me da cuando veo la cuenta del farmacéutico

Eso también me deja en paz, pues se ve que mi corazón está fuerte, sino, cómo aguantaba los dolores, idas de acá para allá, las

De últim ale mando un saludo, confesándole de paciente a médico, amparada en el secreto profesional (eso sigue, ¿verdad?, bueno) no sé para qué rábanos le tengo que mandar esto, con no sé quién.

Usted tranquilo, que se me va la niebla y lo recuerdo todito

Por lo demás le doy la buena nueva, de que la mano derecha, que me iban a poner un clavo, para dejarla tiesa y que no me moleste el túnel carpiano, sin decir agua va, me a dejado de molestarme y yo de molestar al cirujano y todos tendremos la fiesta en paz.

Con respeto le saluda
Josefa Velarte …..creo o…………. yo era Zubiete???, da igual quede con mis buenos deseos.
firma: yo

http://www.saludbeta.com

Anuncios

6 comentarios el “Fibromialgia y buen humor humor

  1. Hace un mes fui al neurólogo, le conté que los problemas de memoria (no de palabras complicadas sino de uso cotidiano) de concentración, de sensació de un gran peso sobre la cabeza que, a veces no me deja ni casi abrir los ojos, especialmete por las mañanas -supongo que esto es la fibroniebla-, que muchas veces cuando explico algo, de pronto ya no sé de què hablaba, voy hacia un sitio y, de repente, veo que voy a otro…etc. etc., EL mandó hacerme una resonancia. Resultado: estoy muy bien y no tengo ningún problema. Se vé que tengo mucha imaginación!!!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s