Fibromialgia en el colegio, como explicar la enfermedad a otros niños. (I)

colegioDIRIGIDO A PROFESORES Y ALUMNOS PARA SABER QUE ES LA ENFERMEDAD Y COMO TRATAR AL NIÑO QUE LA PADECE.

Esta es una historia real que puede ayudar a entender a los compañeros de algunos niños y adolescentes que le pasa a su amigo y como pueden ayudarlo en su enfermedad.

Esta es la historia de una niña como tú que de repente un día empezó a sentirse mal, de como sus compañeros la ayudaron en el doloroso camino y como tienes que ayudar a tu amigo enfermo.

Marta nació en plena navidad, fue el mejor regalo para toda su familia. Su hermanita Aranxa tenia 3 años y pensaba que papa Noel le había dejado bajo el árbol una muñequita para jugar.

Cuando tenía 3 años empezó a quejarse de dolor en los pies. Viendo su madre que no dejaba de quejarse decidieron hacer una visita a un traumatólogo, que es el médico de los huesos, para saber su opinión.

El diagnostico fue sorprendente, Marta tenía los huesos de los talones rotos a trocitos, por eso tenía tanto dolor.

Empezaron a darle cada día analgésicos que son medicamentos para el dolor.

Pero los dolores no paraban y Marta no podía jugar y correr como el resto de sus amigos, aunque ella tenia tantas ganas de correr como todos y intentaba hacerlo como los demás.

El problema llegaba después cuando los dolores eran terribles y había días que no podía ni caminar.

Poco a poco fueron pasando los años, los dolores seguían estando pero Marta era una niña feliz con unos amigos estupendos.

Entonces cuando tenía 9 años empezó a tener dolor en las rodillas.

Esta creciendo, dijo el médico.

Que tome más pastillas para el dolor, pronto pasara.

Pero el dolor cada día era más fuerte, esas pastillas no le paraban el dolor, encima para empeorar las cosas le dolía cada vez más el estómago de tanto medicamento.

Marta seguía estudiando y sacando buenas notas. En el colegio estaban empezando a crear un equipo de balonmano y ella tenía muchas ganas de participar.

Empezó a participar con el equipo y era muy buena jugadora.

Pero un día era tanto el dolor de la rodilla que su médico decidió escayolar esa pierna para ver si conseguían controlar el dolor.

Sus padres la ayudaban para poder seguir asistiendo a clase y sus amigos se turnaban para ayudarla con la mochila.

Un mes después de mucho sufrimiento, pues no es nada fácil caminar con una pierna escayolada, ni ducharse¡¡¡ encima con llagas en las manos por causa de las muletas, amen de otras llagas en el pie, le quitaron la escayola y para sorpresa de todos el dolor seguía ahí.

¿Qué podemos hacer más? Preguntaron sus padres.

La respuesta del médico fue:

La verdad es que no se que le pasa a Marta, porque tiene estos dolores. Volvieron ha empezar los análisis de sangre.

Mientras Marta empezó a notar dolor en las manos y en la espalda. La mochila cada día parecía más pesada y el dolor era más fuerte.

¿Qué le estaba pasando a Marta?

Sus amigos no entendían porque no quería jugar o simplemente pasear con ellos.

Los análisis de sangre no revelaron nada, seguían sin saber que le pasaba.

Pero ella cada día estaba peor, le dolía mucho la cabeza, la espalda y las piernas.

Estaba perdiendo la memoria y le costaba prestar atención en clase. Su madre tenía que ayudarle a comer y ducharse.

Los dolores de espalda no la dejaban estar sentada en la silla y seguir la marcha de la clase era cada vez más difícil.

Estaba llegando la navidad y dejo de ir al colegio, ya no se podía levantar de la cama, apenas caminar ni hablar y solo quería estar quieta.

Sus amigos venían a casa para traerle los deberes. Ellos nos entendían que le pasaba, ella tampoco y sus padres ya no sabían que hacer.

Después de navidad fue ingresada en el hospital

Por fin después de meses de sufrimiento. Sin saber que le producía esos dolores fue diagnosticada ,

tenía fibromialgia juvenil severa y fatiga crónica.

¿Y ahora qué?

Pues a seguir sufriendo pues estas enfermedades no tienen por ahora solución y menos curación.

http://comidasana.eu

Anuncios

3 comentarios el “Fibromialgia en el colegio, como explicar la enfermedad a otros niños. (I)

  1. TENGO 55 AÑOS Y RECIEN HACE DOS AÑOS QUE TENGO ESTE DIAGNOSTICO… SIN EMBARGO RECUERDO QUE DESDE HACE UNOS 30 AÑOS QUE YO NOTE ALGUNOS SINTOMAS Y NADIE ME CREIA… ME MANDABAN AL SICOLOGO, DICIENDO QUE TODO ESTABA EN MI MENTE. LLORO CUANDO LO RECUERDO, NUNCA ME HICIERON ATENDER, CUANDO YA FUI MAYOR Y ME QUEJABA, LAS ENFERMERAS, DOCTORES, SICOLOGOS SOLUCIONABAN TODO DICIENDO QUE ESTABA ESTRESADA Y MUY ANSIOSA… NO SABEN USTEDES DE LA FORMA MAS FORTUITA QUE ME ENTERE DE MI ENFERMEDAD, DE SUS SINTOMAS!!!… TUVE QUE ACOSTUMBRARME A SUFRIR, HUMILLACIONES Y SER INCOMPRENDIDA, NO SOLO POR EXTRAÑOS, SINO POR MIS PROPIOS COMPAÑEROS DE TRABAJO, Y FAMILIA… ME RETRAÍ MUCHO, NO SALIA DE CASA, SIN AMIGOS, SOY ABURRIDA Y SIEMPRE CANSADA, CON SUEÑO… Y LO PEOR FUE DEJAR DE PRACTICAR MIS COREOGRAFIAS, YO ADORO EL BAILE… ME DUELEN HORRIBLEMENTE LOS PIES,LA ESPALDA,LOS HOMBROS…Y YA NO PUEDO. TAMBIEN PINTO Y HAGO MANUALIDADES, PERO ME DUELEN LAS MANOS AHORA… Y SI ESFUERZO LA VISTA …ME DUELE LA CABEZA. ME OLVIDO DE LAS COSAS, NO ME CONCENTRO BIEN, Y YO HUBIERA DESEADO SEGUIR MAYORES ESTUDIOS… EN FIN, ESTA ENFERMEDAD ME HA CAMBIADO LA VIDA. QUIENES ME VEN NO NOTAN NADA, NO SE ME VE ENFERMA, PARA NADA!! QUIERO DIFUNDIR SOBRE ESTA ENFERMEDAD… MEJOREMOS NUESTRA SITUACION ANIMO!!!

    Me gusta

  2. Claro que hay niños con fibromialgia, yo fui una de ellas, mi mamá no me decía porqué, los médicos no sabían porqué y siempre me hicieron estudios, pero algo que recuerdo siempre es mi mamá bajándome de la cama diciéndome, tienes que caminar, -mis ojos llenos de lágrimas- le decía no puedo… y ella me decía sí puedes, tienes que intentar… acá estoy y por cierto me llamo Martha

    Me gusta

  3. QUE TRISTEZA QUE UNA NENA TENGA QUE SUFRIR TODO ESTO, ME RECUERDA EN PARTES A MI INFANCIA Y ADOLESCENCIA, PERO YO NO ESTABA TAN MAL,SOLO CANSANCIO Y A VECES DOLORES CRONICOS QUE NO ME PASABA CON NADA, VARIOS YESOS SEAN EN PIERNAS MANOS , SIN NINGUNA MEJORA. PERO AL VER LA HISTORIA DE MARTA, ME PARTE EL ALMA.
    DIOS LE DE LAS FUERZAS NECESARIAS PARA SEGUIR ADELANTE Y ESPEREMOS QUE UN DIA CERCANO ENCUENTREN UNA CURA PARA ESTA ENFERMEDAD.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s