Preguntas y respuestas sobre el embarazo en la Fibromialgia

Aproximadamente ecaptura-de-pantalla-2013-05-16-a-las-16-21-08l 90% de las personas con Fibromialgia son mujeres y gran parte de ellas se encuentra en edad de procrear, por lo que es bastante normal que dentro de sus planes se encuentre tener un hijo.

A pesar de su deseo por embarazarse, las mujeres con Fibromialgia se enfrentan a numerosas dudas y miedos entorno a los daños que pueden sufrir al tomar esta decisión. Sus principales temores son que sus síntomas se agraven, que tengan que dejar sus medicamentos durante el embarazo y lactancia, que el dolor de parto sea inaguantable, que su enfermedad pueda dañar a su bebé, etcétera.

Si es tu caso, queremos que sepas que tu enfermedad no tiene que convertirse en un impedimento para disfrutar de un embarazo saludable. Es un reto, pero tú eres la única que puede evaluar si vale la pena o no.

A continuación te brindamos las respuestas de algunas preguntas que podrías tener con respecto al embarazo en la Fibromialgia:

1. ¿EL EMBARAZO VA A EMPEORAR MIS SÍNTOMAS DE FIBROMIALGIA?

Existen dos teorías contrarias sobre el comportamiento de los síntomas en la Fibromialgia durante el embarazo: una indica que los síntomas empeoran y la otra señala que mejoran.

En realidad hay muy pocas investigaciones que respalden estas teorías, y todos los casos de estudio que se han hecho, han utilizado a muy pocas personas por lo que no son del todo confiables; por ejemplo, un estudio realizado en Noruega en 1996 y otro realizado por la Universidad de Temple en 2005 arrojaron que los síntomas como el dolor, la rigidez y la fatiga se incrementan durante el embarazo, sobre todo en el tercer trimestre.

Por otra parte, muchos testimonios de pacientes (que tú misma podrás encontrar en Internet) y algunas declaraciones de médicos sostienen que los síntomas de Fibromialgia tienden a mejorar (e incluso a desaparecer) durante el embarazo.

Posibles explicaciones a esta mejora, es que durante el embarazo hay una liberación importante de la hormona relaxina (producida por la placenta) la cual relaja los ligamentos del cuerpo; también se sabe que durante la gestación el cuerpo libera grandes cantidades de hormonas de crecimiento (una hormona deficiente en las personas con Fibromialgia), la cual se sabe tiene el papel de reparar y restaurar los daños en los músculos y tejidos durante la vida diaria.

Durante el embarazo también hay un aumento en la serotonina y el cortisol, lo que ayuda a inhibir la respuesta y la percepción del dolor.

2. ¿DEBO SUSPENDER MIS MEDICAMENTOS DURANTE EL EMBARAZO?

No necesariamente debes abandonar la medicación durante el embarazo y lactancia. Existen ciertos medicamentos que ayudan a mejorar el dolor y que, si son empleados de la forma adecuada, presentan muy pocos riesgos para que el bebé desarrolle defectos de nacimiento.

Aunque muchas mujeres han vivido embarazos completamente saludables y dan a luz a bebés sanos tomando su medicación , debes tener en cuenta que hasta el momento no existen medicamentos para la Fibromialgia que sean 100% seguros para usar durante el embarazo.

El dejar de tomar tus medicamentos o no es una decisión que debes tomar con tu médico (quien está dando seguimiento a tu enfermedad); él es el único que puede cambiarte los medicamentos o disminuirte las dosis; pero tú también debes pensar muy bien si es lo más conveniente para ti.

3. ¿PUEDO SUPLIR LA MEDICACIÓN CON REMEDIOS NATURALES?

Algunas mujeres creen (erróneamente) que pueden tratarse con hierbas o suplementos en el embarazo porque son “naturales”. Es importante que sepas que muchos de estos productos o plantas no son seguras durante el embarazo, aún si te funcionaron antes de encintarte; un ejemplo de ello es la hierba de San Juan, que es muy utilizada para remediar los problemas del sueño.

No olvides que todas las decisiones que tomes con respecto a tu salud, aun si te parecen inofensivas, debes consultarlas con tu médico.

4. ¿LAS PERSONAS CON FIBROMIALGIA TIENEN PROBLEMAS PARA QUEDAR EMBARAZADAS?

unque se dice que hay muchas mujeres con Fibromialgia con problemas para concebir, no existen investigaciones concluyentes que indiquen que las personas con Fibromialgia tienen mayores problemas de fertilidad a diferencia de la población común.

La Fibromialgia no tiene por qué presentar alguna dificultad para quedar embarazada, a menos que, por supuesto, encontrar intimidad física con tu pareja sea complicado debido al dolor y los síntomas de tu cuerpo. Pero incluso para estos problemas siempre existen soluciones.

5. ¿QUÉ TRATAMIENTO ES EL MÁS SEGURO PARA TRATAR LA FIBROMIALGIA DURANTE EL EMBARAZO?

Los tratamientos más seguros para el tratamiento del dolor en las mujeres embarazadas con Fibromialgia, son las opciones no farmacéuticas.

Existen varias técnicas que son amables con tu cuerpo y que te pueden ayudar a mejorar tus síntomas durante el embarazo, ejemplos de ello son los masajes, acupuntura, fisioterapia, ejercicio, meditación, yoga, tai chi y el descanso.

Si ya practicabas estas técnicas antes de quedar embarazada es muy conveniente que las sigas haciendo, si no es el caso, puede ser un excelente momento para que comiences a hacerlas.

Debes tener muy en claro que aunque las opciones no farmacéuticas son las técnicas más seguras para tratar tu enfermedad, no significa que debas rehuir al uso de medicamentos. Puedes complementar ambas estrategias para obtener mejores resultados. Recuerda que la decisión de abandonar o no la medicación la debes tomar con tu médico.

6. ¿MI FIBROMIALGIA PUEDE CAUSAR DAÑOS A MI BEBÉ?

La respuesta es no. La Fibromialgia no tendrá ningún efecto negativo sobre tu bebé y su desarrollo.

7. ¿VOY A HEREDAR LA FIBROMIALGIA A MI BEBÉ?

No necesariamente. Un efecto posible (posible y no forzoso que quede claro) es el hecho de que una vez que tu bebé crezca, si llega a lidiar con factores como experiencias traumatizantes, ya sea físicas o emocionales, podría llegar a desarrollar la Fibromialgia, ya que recordemos que existe un vínculo genético en la enfermedad.

Digamos que tu bebé podría nacer con mayores posibilidades de desarrollar la enfermedad en el futuro, lo que no significa que necesariamente la va a padecer.

8. ¿PODRÉ AMAMANTAR A MI BEBÉ?

La lactancia materna durante la Fibromialgia puede ser más difícil de lo que es normalmente, pues generalmente después del parto regresan (o se mantienen) los síntomas de la Fibromialgia, como el dolor crónico.

Aunado a eso, durante el tiempo que dura la lactancia (que los médicos recomiendan sea de al menos 6 meses) la nueva mamá debe continuar con la suspensión de ciertos medicamentos que le pudieran generar daño al bebé; generalmente se continúa con el tratamiento que se tomaba durante el embarazo y se debe llevar una dieta saludable.

La lactancia materna es muy saludable para los bebés, sin embargo, un bebé también necesita que su madre pueda esté bien para atenderlo. Si tu cuerpo te está pidiendo que regreses a tus antiguos medicamentos para ser funcional, es conveniente volver a utilizarlos, y alimentar a tu bebé con leche de fórmula. Esta decisión es tuya.

Esperamos haber aclarado tus dudas más importantes sobre la Fibromialgia y el embarazo, recuerda que es muy importante que todas las decisiones que tomes sobre tu salud las consultes con tu médico.

Fuentes:

http://bit.ly/93Yd, http://bit.ly/13pitEJ,           http://bit.ly/16lxDSF, http://bit.ly/16lyoeo,           http://bit.ly/5JHxF, http://bit.ly/YZ37ef,         http://yhoo.it/16CdEyl, http://bit.ly/10SVR3n, http://bit.ly/12y8LlH

http://artricenterfibromialgia.wordpress.com/

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s