LA FIBROMIALGIA Y LA ARTRITIS REUMATOIDE.


Imagen-artritisLa artritis reumatoide y la fibromialgia (FM) son dos enfermedades con dolor que normalmente van de la mano. 
Si bien se trata de dos condiciones diferentes, sus síntomas pueden ser muy similares, lo que dificulta el diagnóstico diferencial.
Las mujeres son más propensas a padecer estas enfermedades, que  pueden aparecer a cualquier edad.  Sin embargo, a diferencia de la FM, la RA causa daño y  deformidad en las articulaciones.
¿Qué es la artritis reumatoide?
La AR es una enfermedad autoinmune, lo que significa que su sistema inmunológico ataca equivocadamente los tejidos sanos como si fueran sustancias extrañas. La FM no se sabe que sea una enfermedad autoinmune. El curso de la artritis reumatoide es impredecible, pero después de muchos años  de evolución, alrededor en el 10% de las personas puede que se convierta en una discapacidad grave  y tengan dificultades con las tareas más básicas. Algunos casos de artritis reumatoide tienen remisiones prolongadas en que los síntomas desaparecen durante varios años. Otros dan brotes y remisiones similares a los de la FM. La mayoría, sin embargo, tiene una forma crónica y progresiva de. La AR puede afectar cualquier articulación, e incluso otros órganos, pero más a menudo involucra a las pequeñas articulaciones de las manos y los pies.
¿Por qué la fibromialgia y la artritis reumatoide van juntas?
Los investigadores no saben cuál es la causa o condición, por lo que no entienden todavía con certeza por qué FM y RA van de la mano con tanta frecuencia. Los estudios muestran, sin embargo, que las personas con AR son más propensos a desarrollar FM, pero la gente con fibromialgia no tienen más probabilidades que cualquier otra persona de desarrollar AR. Algunos científicos creen que el dolor crónico, de la AR o de otras fuentes, puede llevar a la FM, causando cambios en la forma en que nuestros sistemas nerviosos perciben y procesan el dolor. Independientemente de por qué usted tenga ambas rnfermedades, el dolor de la artritis reumatoide puede desencadenar brotes de FM y hacer que los síntomas  sean más difíciles de controlar. 
El diagnóstico de la artritis reumatoide 
Un análisis de sangre específico llamado prueba de anticuerpos anti-CCP pueden distinguir la AR de otras formas de artritis. Su médico también puede ordenar otras pruebas para confirmar el diagnóstico y para ayudar a determinar su pronóstico. 
Los síntomas de la artritis reumatoide y fibromialgia 
Los síntomas de la AR y FM puede ser muy similares. Ambos se incluyen: 
Dolor en las articulaciones 
patrón simétrico (dolor en la misma articulación en ambos lados) 
La fatiga y la pérdida de energía 
Depresión o ansiedad 
La AR también puede causar síntomas que no están asociados con la fibromialgia, como por ejemplo: 
Inflamación de las articulaciones, con calor alrededor de la articulación afectada 
Pérdida del apetito 
Deformidad en las articulaciones 
Rango de movimiento limitado 
El tratamiento de la artritis reumatoide
Son muchos los medicamentos están disponibles para el tratamiento de la AR. Ellos incluyen: 
analgésicos comunes, como Paracetamol 
Antiinflamatorios no esteroides (AINES), como ibuprofeno y naproxeno 
Inhibidores COX-2, como (celecoxib) 
Los glucocorticoides, incluyendo la prednisona y la metilprednisolona 
Fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad-(DMARDs), incluyendo metotrexato, azatioprina y sulfasalazina 
Bloqueadores TNF, como etanecerpt , infliximab y adalimumab. 
A veces, la cirugía puede ayudar a las personas con daño articular severo. 
Tratamiento de la artritis reumatoide y tratamiento de la fibromialgia 
Si está tomando medicamentos para la artritis reumatoide y FM, asegúrese de hablar con su médico y farmacéutico sobre posibles interacciones medicamentosas. Algunos expertos creen que los corticosteroides que se usan para tratar la AR puede hacer que los síntomas de la FM empeoren. Al trabajar estrechamente con su médico, usted debería ser capaz de encontrar tratamientos que funcionan para ambas de sus condiciones. 
Vivir con artritis reumatoide y fibromialgia
La artritis reumatoide y FM puede hacer su vida muy difícil y puede ser que llegue al límite de lo funcional. Al encontrar un método para gestionar estas dolencias y después de un tratamiento, puede ser capaz de preservar su funcionalidad y la independencia. Debido a que ambas condiciones pueden conducir a la depresión y el aislamiento, es importante para usted tener un sistema de apoyo. Mantenga las líneas de comunicación abiertas con su médico y personas allegadas, intente recibir ayuda temprana si  piensa que está deprimida. Los grupos de apoyo, tanto  on line, como en su asociación también pueden ser de gran ayuda para usted. 
 

“La Teoría de la Cuchara”. Una forma diferente de explicar el agotamiento físico que sienten los Fibromiálgicos


Hacer ver a las personas sanas cómo es nuestro día a día, no es nada fácil. Por eso, cuando encontré “La Teoría de la Cuchara” de Christine Miserandino, enferma de lupus, me pareció una forma genial de explicar el agotamiento físico que sentimos los fibromiálgicos.

 

baby-spoon

Esta teoría es aplicable a muchas enfermedades crónicas, invisibles e invalidantes: síndromes de sensibilización central (FM, SFC, SQM, EHS), lupus, miastenia gravis, esclerosis, enfermedades cardíacas… Todos podemos usar “La Teoría de la Cuchara” para transmitir a la gente que nos rodea cómo es vivir en nuestros cuerpos.

Además es bastante sencilla. Se basa en decirle a quien queramos informar, que hoy va a vivir con la misma energía que tú. Una cuchara equivale a una unidad de energía y hoy tendrá a su disposición doce chucharas. Cada cosa que haga (salir de la cama, ducharse, desplazarse al trabajo, etc) le restará una de esas cucharas.

Es muy importante aclarar que cada día despertará con un número diferente de cucharas y que hoy tiene un día bueno, por lo que doce cucharas es una buena cantidad.

spoon

Ahora sí, arrancamos el día:

  • Primera cuchara: Salir de la cama
  • Segunda cuchara: Ir al baño y ducharse
  • Tercera cuchara: Vestirse
  • Cuarta: Preparar el desayuno
  • Quinta: Desayunar
  • Sexta: Lavarse los dientes
  • Séptima: Prepararse para salir de casa
  • Octava: Conducir al trabajo, tienda, escuela…

Es en ese momento cuando la otra persona empieza a darse cuenta de que doce, son pocas cucharas. Si ni siquiera dan para llegar al mediodía… Entonces comienza a entender cómo puede ser el cansancio extremo causado por este tipo de enfermedades crónicas. Efectivo, ¿verdad?

Pues esto es sólo un mini-resumen de esta genial teoría, aquí tienes la Teoría de las Cuchara original y traducida al español. Además, el primer post sobre esta teoría que leí, del blog “Tu lupus es mi lupus”, muy bueno 😉

¡Ah! Y si esta información te ha parecido interesante, ¡no olvides compartirla!

http://fibropositivas.wordpress.com