5 tipos de personas que conoces cuando tienes fibromialgia

5¿Has sido diagnosticado de una enfermedad invisible? Tal vez sea lupus, la enfermedad de Crohn, artritis reumatoide, fibromialgia o cualquier otra enfermedad que pasa desapercibida para todos menos para ti. No importa lo que tengas, siempre habrá gente que quiera dar su opinión sobre lo que te está pasando.

Estos son los cinco tipos de personas que, sin duda, puedes esperar encontrar si navegas por la vida con una enfermedad invisible:

1. La persona escéptica

Tener una enfermedad crónica a veces te lleva a cancelar planes. A medida que pasa el tiempo, aprendes lo difícil que puede ser incluso conseguir salir de la cama por la mañana. Tus amigos y familiares no lo hacen. Y puede ser extremadamente frustrante. Te dirán cosas como: “Pero si estabas bien ayer, ¡si incluso fuiste al gimnasio!” o “Pues no pareces enferma”… Da igual, no hagas esfuerzos que no debes sólo para satisfacer a los escépticos. Habrá gente que ni siquiera pueda empezar a comprender el malestar que sientes. No importa, la gente con la que vale la pena pasar el tiempo es la que hace todo lo posible para entenderte.

2. La persona que te regaña por usar servicios para discapacitados

Ver para creer. A veces se escucha a gente reprender a los que aparcan en lugares para discapacitados y no parecen necesitarlos. La palabra clave de esta frase es PARECER. Si no pueden ver tu discapacidad, no existe para ellos. Así que, cuando ven a alguien aparcar en estos lugares y no parecen estar enfermos o tener una edad avanzada, no racionalizan que la persona a la que critican puede necesitar estar lo más cercano al baño como sea posible o que su artritis empeorará si andan demasiado… Hay gente que necesita que se les aclare el tema y, aún así, a veces siguen dudando de lo que se les está explicando.

3. La persona que asume que te sientes enfermo si actúas un poco diferente a lo normal

El año pasado tuve un pequeño brote al final del semestre. Por desgracia, esto me llevó a faltar a algunas clases. Lo bueno es que tenía un profesor muy comprensivo. Un día me iba a reunir con él después de clase para discutir mis ausencias pero, en lugar de ello, decidí ir a casa y dormir una siesta. Al irme me crucé con él y antes de poder empezar a explicarme, me dijo: “¿Te vas a casa? Claro, tenías muy mala cara en clase hoy”. Por supuesto, yo estaba aliviada porque ya no tenía que poner ninguna excusa, pero también un poco confusa. Me sentía mejor que de costumbre, sólo estaba un poco cansada… Pero claro, como el profesor sabía que tenía una enfermedad crónica, daba por hecho que estaba fatal y me dejó ir.

Algunos pueden pesar que esto es algo bueno y lo puede llegar a ser en algunas situaciones. El problema viene cuando la gente culpa a tu enfermedad de tu comportamiento y descarta sentimientos o situaciones importantes.

4. La persona que no sabe nada de tu enfermedad pero piensa que sabe cómo curarte

Sin lugar a dudas, el tipo más odioso de persona que te encontrarás es el que autoproclama “lo sé todo”, cuando en realidad no sabe nada de tu enfermedad. Estas son algunas de las perlas de asesoramiento que te llegarán incluso de completos extraños:

“Oh, ¿tienes fibromialgia? ¡El primo del novio de mi hermana tiene eso! Empezó a tomar zumos naturales y se curó”.

“El gluten provoca tantos problemas, probablemente deberías renunciar a él, creo que te ayudará a tener tu colitis ulcerosa bajo control”.

Y mi favorita: “¿Cómo sabes si quiera que tienes esa enfermedad? Tal vez sea una estratagema de los médicos y las grandes farmacéuticas para sacarte el dinero”.

Si bien este tipo de frases pueden ser extremadamente molestas, la mayoría de estas personas están simplemente intentando ayudarte a sentirte mejor. Así que trata de recordarlo antes de empezar a gritarles.

5. La persona que sabe exactamente por lo que estás pasando

Es fácil sentirse solo en el sufrimiento. Especialmente cuando rara vez coincides con otra persona con tu misma patología. Lo que hay que recordar es que hay personas que se sienten igual que tú. Lo creas o no, esos grupos de apoyo “cursis” a los que te anima tu médico a participar online o unirte, pueden marcar la diferencia. Allí es donde conocerás a gente que te entienda. Algunos habrán pasado por tu misma situación y por situaciones peores. También es donde conocerás a alguien que está en el mismo punto que tú y con el que puedes contar para una sesión de “desahogo”. Algunas veces, incluso conocerás a gente que está bastante peor que tú. También es donde conocerás a gente inspiradora, aquellas personas que siguen en la lucha de la visibilización de la fibromialgia, a pesar de estar pasando por un dolor físico y emocional inimaginable. Es donde descubrirás lo fuerte que eres, y donde podrás usar tu experiencia para ayudar a otros a encontrar la inspiración que es tan importante cuando se lucha contra una enfermedad invisible.

Fuente: Med Precautions

entrada obtenida de: https://fibropositivas.wordpress.com/2015/10/07/tipos-personas-conoces-fibromialgia/
Anuncios

Un comentario el “5 tipos de personas que conoces cuando tienes fibromialgia

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s