7 maneras de aliviar el dolor y la fatiga de la fibromialgia


Si tienes fibromialgia, sabes que la vida es 10 veces más difícil. El complejo trastorno de dolor crónico afecta cada parte de tu día. Estás cansada, adolorida y no puedes pensar con claridad. Entonces, ¿cómo puedes sobrellevarlo? Desde el ejercicio hasta las hierbas y los suplementos, aquí hay 7 formas de controlar los síntomas, aliviar el dolor y la fatiga de la fibromialgia.

Ya es suficientemente malo que tengas fibromialgia, un desorden doloroso y desconcertante. Lo que es peor es que cada síntoma, desde la confusión mental hasta el dolor, la fatiga y la depresión, no solo te afecte a tu salud física, emocional y mental, sino también a tus relaciones y tu vida laboral.

No hay cura, lo que significa que sólo tienes que aprender a vivir con dolor de fibromialgia y tomar medidas para aliviar tus síntomas.

“El tratamiento eficaz de la fibromialgia requiere una combinación de medicamentos y habilidades de estilo de vida”, dice Daniel Clauw, M.D., experto en fibromialgia y profesor de anestesiología y medicina en la Universidad de Michigan en Ann Arbor. También es el director del Centro de Investigación del Dolor y la Fatiga Crónicos allí.

7 consejos de expertos para aliviar el dolor y la fatiga de la fibromialgia

1. Comienza a hacer ejercicio

El ejercicio físico se recomienda para la mayoría de las personas, pero puede ayudar especialmente a quienes padecen fibromialgia, que a menudo sienten rigidez (especialmente después de despertarse por la mañana) y síndrome de piernas inquietas.

Hacer ejercicio regularmente, lo que sea que se pueda hacer de manera rutinaria, puede aumentar el estado de ánimo, aliviar el dolor, mejorar el sueño, reducir la fatiga, mejorar la circulación y fortalecer el corazón.

Entre las actividades recomendadas para pacientes con fibromialgia: estiramientos, caminatas, yoga, ciclismo, natación, ejercicios aeróbicos acuáticos y entrenamiento de fuerza.

“Toma pequeños pasos para volverte más activa a medida que tus síntomas comiencen a mejorar”, aconseja el Dr. Clauw.

Pero ten cuidado: a veces el ejercicio puede ser contraproducente, dice Stephen MacPherson, N.D., un médico naturópata en el Centro de Fibromialgia y Fatiga en Seattle, ya que, en vez de que el ejercicio empiece a aliviar el dolor puede empeorarlo si no se hace adecuadamente. Cuida de no hacer mucho ejercicio ya que puede aumentar el dolor que de por sí ya se trae. Conoce tu límite, y consulta a tu médico antes de comenzar o cambiar un programa de ejercicios.

2. Prueba varias terapias

Los pacientes con fibromialgia sufren dolor más intensamente que otras personas. Pueden sentirlo por todo el cuerpo o en múltiples puntos sensibles.

La terapia con agua, ejercicios aeróbicos ligeros, la aplicación de calor o frío, la acupuntura y la manipulación osteopática o quiropráctica han ayudado a los pacientes a aliviar el dolor y la fatiga que la fibromialgia produce, según los expertos de la Asociación Nacional de Fibromialgia.

Entonces empieza con una terapia física. Puede aumentar la movilidad, mejorar la función física y aliviar el dolor. Los expertos de la National Pain Foundation creen que la fisioterapia puede ayudar a las personas a recuperar su tono muscular y flexibilidad.

El masaje puede ayudar a algunas personas, pero no todos deberían tener uno porque incluso una presión ligera podría empeorar el dolor, aconseja el Dr. MacPherson.

“Un masaje de presión media puede hacer que una persona se sienta como si hubiera sido golpeada por un camión al día siguiente”. Al igual que el ejercicio, todas las terapias deben implementarse gradualmente, dice.

3. Come una dieta saludable

Comer muchas verduras, frutas, granos integrales especialmente aquellos que no contienen gluten, carnes magras orgánicas, te ayudará a bajará de peso y mejorará tu salud en general mientras luchas contra la fibromialgia. Janet Horn, M.D., experta en salud de las mujeres de Lifescript y médica en Baltimore, sugiere eliminar los siguientes alimentos, que parecen molestar a algunas personas con fibromialgia:

  • Aditivos alimentarios como glutamato monosódico y nitratos (el conservante en salchichas y tocino).
  • Aspartame (NutraSweet, Splenda, etc).
  • Azúcar.
  • Harinas, sobre todo las que contienen gluten.
  • Café y alcohol.
  • Lácteos.

aliviar el dolor durmiendo

4. Duerme lo suficiente

El dolor, el estrés y la ansiedad pueden privarte de la capacidad de dormir. Pero eso es exactamente lo que necesitas para controlar uno de los principales síntomas de la fibromialgia: la fatiga.

Habla con tu médico para ver si los medicamentos para dormir son apropiados para ti. Y trata de implementar buenos hábitos de sueño. Aquí hay algunas sugerencias del Centro para el Trastorno del Sueño de la Universidad de Maryland:

  • Haz que tu habitación sea cómoda al reducir los ruidos y las temperaturas extremas.
  • Usa ropa de cama ligera y cómoda.
  • Comienza rituales que te ayuden a relajarte a la hora de acostarte, como tomar un baño relajante o disfrutar de un refrigerio ligero.
  • Acuéstate y levántate a la misma hora todos los días, incluidos los fines de semana y días festivos.
  • Si tomas una siesta, hazla de menos de una hora y tómala antes de las 3 p.m.
  • Evita la cafeína, el alcohol y los cigarrillos.
  • Manténte alejada de los alimentos grasos y picantes que pueden alterar tu estómago o causar acidez estomacal.
  • Dedica tiempo durante el día para sacar todas tus preocupaciones de tu sistema.
  • Acuéstate solo cuando tengas sueño y reserva la cama solo para dormir y tener relaciones íntimas.

aliviar el dolor y la fatiga de la fibromialgia

5. Presta atención a tu vida íntima

Las mujeres con fibromialgia comúnmente experimentan dolor con sus ciclos menstruales y durante el coito. El dolor o la rigidez articular / muscular pueden interferir con su capacidad para disfrutar de la intimidad.

Además de los desafíos físicos, los cambios negativos en la autopercepción, como sentirse poco atractivo, incómodo o simplemente no sentirse sexy, pueden conducir a la pérdida del deseo. Además, el estrés y la ansiedad pueden obstaculizar de buenos momentos de intimidad. Si has caído en el hábito de evitar la intimidad por estos o por otros motivos, habla con tu médico.

Tu salud sexual es tan importante como tu salud física, mental y emocional. Un médico no solo te ayudará a solucionar el problema, sino que también te recomendará formas de aumentar tu libido y autoestima y ayudarte a controlar el dolor o la incomodidad.

6. Reduce el estrés

La fibromialgia puede afectar la memoria y causar “fibro-neblina”, una incapacidad para pensar con claridad, lo que puede ser particularmente frustrante cuando se trata de realizar tareas simples.

“El estrés constante puede drenar el sistema endocrino y alterar los niveles hormonales”, que puede ser una causa de la fibromialgia, dice el Dr. MacPherson.

Prueba estos consejos para administrar tu carga de estrés:

Haz un ritmo de tus actividades diarias. Los pacientes con fibromialgia a veces sin saberlo exacerban el dolor y la fatiga al exagerar en sus ritmos cuando se sienten bien, dice el Dr. Clauw.

Prueba técnicas de relajación. Los métodos que ayudan a reducir el estrés y aliviar el dolor incluyen ejercicios de respiración y relajación, meditación, aromaterapia y biofeedback. Este último usa una máquina para ayudar a los pacientes a leer las señales de su cuerpo para reducir la ansiedad y el dolor.

Establece límites. Es posible que desees hablar con tu supervisor en el trabajo para modificar tu agenda, reducir tu carga de trabajo o simplemente identificar y comunicar tus necesidades a tu jefe y compañeros de trabajo.

Ver un terapeuta cognitivo conductual. Esta forma de psicoterapia examina cómo nuestro pensamiento influye en cómo nos sentimos y qué hacemos. Los pacientes con fibromialgia pueden tener una gran angustia emocional, dice el Dr. MacPherson, y la terapia puede ayudar a controlarla.

aliviar el dolor con magnesio

7. Prueba hierbas y suplementos

El magnesio y la acetil-L-carnitina pueden ayudar a aliviar los síntomas, dice Suzy Cohen, R. Ph., Farmacéutica de Lifescript.

“El magnesio reduce el dolor del nervio y el dolor muscular”, dice ella. “Cuando el mineral baja, el cuerpo experimenta más dolor”.

También se usa para producir ATP, una molécula de energía, que puede ayudar con la fatiga, dice Cohen.

“Y el cuerpo usa acetil-L-carnitina para producir otra hormona, la acetilcolina, que se usa en el cerebro para mejorar el estado de ánimo, la memoria y las dificultades de concentración, que a menudo coinciden con la fibromialgia”.

Siempre consulta con tu médico acerca de cualquier suplemento, hierba u otras terapias que estés considerando.

https://www.lavidalucida.com

NOTA de la Asociación de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y Sensibilidad Química Múltiple de Melilla (España)


Diariamente vamos haciendo un recorrido exhaustivo por Internet, buscando noticias, estudios, investigaciones, etc, sobre Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y Sensibilidad Química Múltiple para publicar en este Blog.

La idea que nos lleva a hacer esto es intentar acercar contenidos que creemos que pueden resultar interesantes, clarificadores, novedosos, informativos, etc a nuestros seguidores, bien porque no tengan tiempo para buscarlos o bien porque por cualquier otro motivo prefieren acercarse a nuestro Blog ( como lo refrendan los cas cinco millones y medio de visitas)

En todo momento tratamos de evitar noticias engañosas y/o falsas, así como publicitarias. No obstante somos humanos y alguna ve nos habremos equivocado.

Tambien en mas del 95% de los artículos se indica su procedencia, por dos motivos:

  • No pretendemos adueñarnos de lo que no es nuestro
  • No queremos cargar con una responsabilidad que no es nuestra

Queremos dejar, una vez mas, todo lo anterior bien claro, porque en varias ocasiones se nos ha acusado de cosas de las cuales no éramos responsable.

Muchas gracias por acompañarnos y  llevarnos al lugar en donde estamos.

¿Es hereditaria la fibromialgia?


En el momento actual no existen evidencias suficientes para afirmar que la fibromialgia se herede. No obstante, se están llevando a cabo investigaciones para explorar esta posibilidad, a través de estudios sobre la alteración genética en el receptor de serotonina, y los genes actualmente implicados en la degradación de las catecolaminas.

La fibromialgia es un síndrome clínico que se asocia en el momento actual a una alteración del eje hipotálamo-hipofisario y de las aminas biógenas que intervienen en el dolor, como consecuencia del estrés crónico. Provocada por la alteración de las vías inhibitorias descendentes del dolor, y originada en el cerebro.

La enfermedad se manifiesta en la edad media de la vida, principalmente en personas con un importante estrés ambiental y que tienen dificultades para adaptarse a su medio ambiente o afrontar los estresores.

Existen causas que predisponen su padecimiento:

  1. El síndrome de hiperlaxitud de ligamentos
  2. Los dolores localizados de origen osteoarticular por sobrecargas mecánicas que por distintos motivos se cronifiquen, pueden terminar haciéndose generalizados y convertirse en fibromialgia.
  3. El sobrepeso
  4. Actividades laborales poco gratificantes
  5. Ambiente familiar disarmónico
  6. El antecedente de abusos sexuales en la infancia

En el momento actual y hasta que no existan evidencias que así lo demuestran, debemos decir, que la fibromialgia no se hereda.

No obstante, es frecuente observar como la fibromialgia afecta a madres y a sus hijas. En una gran mayoría de casos, su causa es la herencia o el legado de las circunstancias ambientales que la favorecen.

Es muy probable que se transmitan patrones de conducta o actitudes ante el dolor y la vida en general de generación a generación, de abuelos a padres y de estos a los hijos, presentándose las mismas quejas de dolor de generación en generación.

http://www.doctorponce.com/

EJERCICIOS PARA CONTROLAR EL DOLOR EN LA FIBROMIALGIA


Escrito por Dr. Ponce

¿Deberías hacer ejercicio?

Las personas con fibromialgia obtienen los mismos beneficios para su salud que las personas que no la padecen. El ejercicio regular combate la fatiga y aumenta el tono vital. Hace que las articulaciones sean más flexibles, mejora el sueño y el estado de ánimo. El ejercicio puede hacer que las personas con fibromialgia vivan una vida más plena. Disminuir el dolor de la fibromialgia, en sí es ya una motivación para hacer ejercicio. Según tu predisposición, hacer ejercicio en grupo puede animarte. Algunos ejercicios pueden no ser recomendados, hable con su médico.

El ejercicio debería reducir el dolor

A veces el ejercicio puede aumentar el dolor. Al principio, puedes tener algunos dolores musculares después de hacer ejercicio. Pero en última instancia, el ejercicio debería aliviar el dolor de la fibromialgia, y no agravarlo. Pruebe estos consejos:

  • Comience poco a poco y ascienda lentamente el tiempo de duración.
  • Si el ejercicio te genera dolor o cansancio empiece tan solo con 2-3 minutos y asciende a razón de 3 minutos por semana.
  • Aplícate masaje o calor a los músculos doloridos antes del ejercicio y luego aplícate frío.

EJERCICIOS PARA CONTROLAR EL DOLOR EN LA FIBROMIALGIA‎Personaliza tu programa de ejercicios‎

‎A menudo las personas con fibromialgia inician el ejercicio con muchas ganas y lentamente caen van dejándolo de hacer por dolor, fatiga o desánimo. Comienzan más fuerte de lo que pueden y se lesionan, abandonando el ejercicio.

Para evitarlo, trabaje con su médico para diseñar un programa de lo que puede hacer. Puede hacer algo de ejercicio los días de descanso laboral. Escucha a tu cuerpo: muévete más lentamente o realiza movimientos cortos cuando sea necesario.

Comienza con ejercicios aeróbicos‎

‎¿Qué es mejor para los síntomas de la fibromialgia–aeróbicos o ejercicios de relajación?. Un estudio encontró que los ejercicios aeróbicos para ser mejores, incluso en personas con fibromialgia severa. Iniciar un programa de ejercicios aeróbicos, o cardiovascular de bajo impacto, como caminar. Si caminar te provoca demasiada tensión en tus músculos o articulaciones, trate de hacer en su lugar actividades como nadar o bicicleta.

EJERCICIOS PARA CONTROLAR EL DOLOR EN LA FIBROMIALGIAComienza andando‎

‎Caminar puede ayudar a controlar el dolor y la fatiga. Comienza con realizar cinco minutos al día y añade un minuto cada día si puedes. Haz ejercicio entre 30 minutos y una hora de caminata, tres a cuatro veces por semana. Si empiezas a cansarte, realiza tu trayecto de forma cómoda durante varios días antes de aumentar el tiempo de la caminata. Si quieres un entrenamiento más intenso, prueba a alternar un día de caminata con otro de trote lento.

EJERCICIOS PARA CONTROLAR EL DOLOR EN LA FIBROMIALGIA¿Algunos días no te sientes con fuerza para una caminata?

Esos días puedes hacer posturas de yoga en casa. La combinación de ejercicios de estiramiento y meditación pueden aliviar los síntomas de la fibromialgia, incluyendo depresión, ansiedad y falta de sueño. Se pueden practicar posturas de yoga sentados en una silla o en el piso. O una actitud restaurativa: Recuéstate sobre el piso con las piernas extendidas hacia arriba de una pared.‎

‎Otra alternativa: Ejercicios en agua

‎Los ejercicios en agua, piscina climatizada, son muy adecuados. Mover las articulaciones en agua, puede resultarte menos doloroso. Este tipo de ejercicios son convenientes, si tienes sobrepeso y te duelen las rodillas o pies tras la caminata.

Este tipo de ejercicio, permite relajar la musculatura y realizar estiramientos a la vez que está realizando un ejercicio aeróbico en el agua.

‎Fortalecer tus músculos‎

‎Este tipo de ejercicios, con pesos de 1-2 Kg. Puede ser útil en algunos pacientes. Fortalecer los músculos hace que actividades cotidianas como subir escaleras y hacer las tareas del hogar  te resulten más fácil. Si no te gustan las pesas, puedes usar accesorios como bandas elásticas. Para fortalecer las pantorrillas, levanta los pies tan altos como puedas y baje lentamente mientras sostienes unos pesos en las manos haciendo repeticiones.

EJERCICIOS PARA CONTROLAR EL DOLOR EN LA FIBROMIALGIAEstiramiento para flexibilidad‎

‎Muchas personas con fibromialgia tienen un rango de movimiento de sus articulaciones limitado. Los ejercicios de flexibilidad reducen la rigidez y facilitan la circulación durante tus rutinas diarias. Comienza con movimientos simples como rotar los brazos y las piernas cuando te sientas en una silla. Tu médico o un fisioterapeuta pueden ayudarte a identificar los ejercicios más adecuados para tí.

EJERCICIOS PARA CONTROLAR EL DOLOR EN LA FIBROMIALGIACualquier actividad física puede ayudarte

‎Tal vez la idea de hacer ejercicio te parece abrumadora. En estos casos, intenta hacer ejercicios durante tu actividad diaria. Por ejemplo sube a pie las escaleras en lugar de usar ascensor o escaleras mecánicas. Levántate para cambiar el canal de televisión, en lugar de usar el mando a distancia. Encárgate tú de empujar el cochecito de bebé cuando vayas de paseo. Pequeños retos como estos no deberían empeorarte los síntomas, y pueden a medio-largo plazo mejorar el dolor y la fatiga.

http://www.doctorponce.com

La Sociedad del Dolor impulsa el consenso para el uso correcto de opioides


La Sociedad Española del Dolor (SED) ha defendido hoy el consenso entre los médicos, las autoridades sanitarias y los pacientes para un uso correcto de los opioides en el tratamiento del dolor, fármacos cuyo consumo ha aumentado un 83 % en los últimos años en España.

Esta es una de las conclusiones del curso “Retos actuales del tratamiento del dolor con opioides”, celebrado ayer y hoy en San Lorenzo de El Escorial, dentro del programa de cursos de la Universidad Complutense de Madrid.

En este curso, organizado por la SED con la colaboración de la Fundación Grünenthal y Boston Scientific, han participado especialistas en dolor, gestores, autoridades sanitarias y pacientes.

La doctora Concepción Pérez, directora del curso, vocal de la SED y jefa de la Unidad del Dolor del hospital de La Princesa de Madrid, ha dicho a Efe que este año el enfoque del curso se han centrado en los opioides a raíz de los casos de muerte por sobredosis que se han producido en Estados Unidos y la alarma social allí creada.

“España no es Estados Unidos”, ha asegurado con rotundidad Concepción Pérez, quien ha resaltado que en el país norteamericano, se ha producido consumo “completamente ilegal” de opioides, que han sido utilizados por personas a quienes no se le habían recetado.

“Esto no sucede ni en Europa, ni en España”, ha señalado. “En España es importante racionalizar el uso que se da a los opioides, pero en general se utilizan bien, no tenemos ni epidemia ni riesgos específicos”, ha añadido la doctora.

Otra de las conclusiones del curso es la necesidad de formación en el uso adecuado de opioides: “Los opioides no son buenos ni malos; están bien o mal utilizados, que es diferente, y se trata de evitar riesgos a la población”.

Como parte específica del consenso que ha defendido y la SED va a impulsar, la doctora ha precisado la coordinación entre la atención primaria y la especializada con el paciente en el centro, compartiendo con él la decisión sobre los tratamientos con opioides.

“Nosotros no tenemos la situación de EE.UU. y es probable que no la tengamos; sociedades científicas, organismos públicos con la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) o el Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones, trabajan para que la prescripción esté ajustada al beneficio del paciente”, ha resaltado.

Pérez ha remarcado la importancia de los tratamientos multidisciplinares contra el dolor crónico, no solo en monoterapias, sino asociado a otros fármacos y tratamientos intervencionistas, clave en el manejo del dolor crónico intenso, al tiempo que ha puesto énfasis en el abordaje psicológico de los pacientes.

La directora del curso ha indicado que los opioides no se deben retirar bruscamente, sino disminuirse paulatinamente si se prescinde de ellos, y ha advertido de que para determinadas patologías como fibromialgia o cefaleas no se deben utilizar porque no ofrecen respuesta.

Sobre el aumento de uso de opioides en los últimos años, un 83 por ciento, según datos de la AEMPS, la doctora ha señalado que el dato en sí mismo no es “ni grave, ni malo; hay que analizar que opioides. En España el que más ha subido es el tramadol, a dosis bajas, asociado al paracetamol, que produce un riesgo de adicción bajísimo”.

Otros opioides no tienen una curva tan ascendente, como el fentanilo, cuyo uso también ha aumentado, pero hay que tener en cuenta que ha mejorado mucho el abordaje del dolor oncológico, ha explicado.

En declaraciones a Efe, Carina Escobar, quien ha intervenido en este curso como asesora de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, ha destacado que para los pacientes el tratamiento con opioides “ha supuesto una oportunidad de tener algún tipo de solución en momentos agudos de dolor”.

“También es un reto para nosotros y los profesionales sanitarios que nos atienden; como pacientes demandamos toda la información posible de los beneficios y limitaciones de estos tratamientos”, ha solicitado Escobar.

La representante de los pacientes ha añadido: “Queremos poder tomar una decisión consensuada con nuestros médicos; gestionar nuestra salud y este tipo de tratamientos, para no tener problemas a largo plazo con efectos adversos”.

https://www.lavanguardia.com

Cómo afecta la humedad a los pacientes con fibromialgia


La fibromialgia es principalmente conocida por el dolor, la fatiga y la incomodidad que causa a una persona, y varios factores pueden aumentar el riesgo de tenerla o aumentar el dolor. Muchos pacientes han informado que estar expuestos a diferentes tipos de clima los hace sentir más dolor.

Por ejemplo, estar afuera en un día soleado, o si está lloviendo, o si el día es demasiado frío, podría afectar a alguien con fibromialgia. Cualquier cambio posible puede causar un efecto; incluso estando en un banco o una tienda con el aire acondicionado demasiado bajo puede hacer que un paciente con fibromialgia se sienta bastante mal. Científicamente, se muestra que el clima; la presión, la altitud, la humedad y la gravedad pueden hacer cambios en los músculos y el tejido provocando diferentes reacciones entre el calor y el frío.

 

Los problemas informados dicen que tener el control de la situación es clave para no dejar que el clima afecte a un paciente. Es mejor decir que estar en un clima más neutral o fresco es lo mejor para evitar un aumento en el dolor. Mucha gente ha dicho que tuvieron que hacer un cambio de lugar debido a las condiciones climáticas porque el clima extremo hace que sea difícil lidiar con la fibromialgia. Por ejemplo, es difícil moverse para algunos pacientes porque disfrutan de más en climas fríos que en ambientes calurosos.

No soportan el dolor, por lo que no hay otra opción. La parte contradictoria es que algunos estudios encontraron algunas relaciones entre la fibromialgia y el clima, pero la parte preocupante es que la gente lo siente, pero una investigación posterior muestra que el clima podría ser una de las condiciones que aumentan el dolor y otros síntomas como la fatiga. dolor muscular, mal sueño y dolor de cabeza. Esto es lo que diferentes condiciones climáticas le hacen al cuerpo.

Efectos de la humedad sobre la fibromialgia

La humedad es la presencia de vapor de agua en el aire. Por lo tanto, tiene mucho sentido cuando dicen que afecta a las personas con fibromialgia porque la humedad hace que el cuerpo se enfríe y hace que el ambiente sea más pesado. Cuando es bajo, los pacientes informan que sufren más dolores de cabeza, rigidez, dolor generalizado y brotes.

Las personas que tienen fibromialgia se sienten perturbados debido a diversos factores naturales. Algunos de los factores pueden ser una perturbación en las condiciones climáticas. Tanto el exceso de frío como el exceso de calor pueden desencadenar o aumentar los síntomas de dolor en la fibromialgia. El cambio en la presión del aire puede considerarse como una de las razones por las cuales las personas experimentan cambios en los síntomas del dolor. No es necesariamente el caso que solo las personas que tienen fibromialgia tendrán problemas cuando el nivel de humedad es alto en la atmósfera.

También hay personas con otros problemas como asma, alergias y otros problemas respiratorios que encuentran que la humedad es difícil de manejar. Cuando la humedad absoluta en el aire es baja, las personas con fibromialgia son testigos de algunos de los problemas como dolor de cabeza, fatiga, dolor generalizado en las partes del cuerpo, rigidez, etc. En algunos casos raros, también se observa dificultad para respirar.

Cómo minimizar los efectos negativos del cambio de estaciones

La oferta más evidente es encontrar un lugar donde el clima sea templado durante todo el año y cambiar allí. O posiblemente rompa el año, viva en un lugar para la primavera y el verano, y viva en otro lugar para el otoño y el invierno. Sin embargo, esa no es una solución práctica para muchos de nosotros.

Entonces, vemos que todo lo que hace que el cuerpo cambie para condiciones externas y extremas son los que causan más problemas a las personas con fibromialgia. Las mejores opciones son estar siempre en una zona muy templada y cómoda donde pueda controlar constantemente las diferentes situaciones. La hidratación es un hábito importante para todos. Bebe mucha agua y la cantidad depende del lugar donde vivas, si vives en áreas más cálidas vas a necesitar más agua.

Hágalo continuamente y no importa si no tiene sed, hágalo de todos modos. No beba alcohol, basta, evite las bebidas frías y las que tienen una gran cantidad de azúcar. Debes tomar agua antes, durante y después de cada actividad intensa que realizas y nosotros también estamos haciendo ejercicio.

Siempre tenga una botella de agua a su lado. Use ropa cómoda y fresca. Tome varias duchas frías durante el día. Si puede pagar un acondicionador de aire, no lo dude, cómprelo.

Vaya a nadar, y si siente dolor, es una buena idea usar ropa de acuerdo con el clima. Si está en un clima caluroso, trate de usar ropa ligera y colores brillantes, todo hecho con tela ligera y fresca. Trata de llevar pantalones cortos y camisetas. Si se encuentra en un ambiente frío, use chaquetas, pantalones largos y guantes si es necesario, y use algo en la cabeza. Haga largos paseos para respirar aire fresco, y es una buena idea caminar durante la noche.

Tenga cuidado sobre dónde se encuentra y evite riesgos. Es muy importante poner atención en lo que te está afectando, en dónde vives, en tu hogar y en tu ciudad, lo que te rodea. Busque los lugares donde cree que puede tener una vida mejor y una mejor relación con la fibromialgia. La prevención es siempre una gran clave para luchar. Los efectos del cambio en el clima no se identifican por completo.

Los investigadores trabajan continuamente en esto para identificar la razón exacta y las formas de manejar los problemas. Es totalmente dependiente de un individuo, ya que las personas que tienen problemas de frío encontrarán que el calor es cómodo, las personas que tienen problemas de calor tendrán frío para sentirse cómodas. Las preferencias cambian de una persona a otra..

https://medprecautions.xyz/

FIBROMIALGIA EN ATENCIÓN PRIMARIA


Los médicos de atención primaria somos la puerta de entrada a los Servicios de Salud, y por tanto el primer lugar a donde deberías dirigirte. Es una asistencia muy accesible y podemos resolver una gran parte de los problemas de salud, garantizando además una continuidad en la atención a lo largo de toda la vida.

Esto es sumamente importante en enfermedades crónicas como la tuya, que requieren un seguimiento continuado a lo largo de mucho tiempo y que además suele afectar a aspectos físicos, psíquicos y sociales. Nos permite conocer la evolución, detectar rápidamente fases de empeoramiento y poder actuar de manera precoz. Por tanto, el diagnóstico, el diagnóstico diferencial y el tratamiento pueden y deben iniciarse en atención primaria para conseguir una atención rápida e integral.

En ocasiones los médicos de primaria encontramos dificultades a la hora de informaros correctamente. Las personas que acabáis de debutar con fibromialgia a menudo soléis presentar una sintomatología compleja, tenéis muchas dudas e interrogantes, y necesitáis respuestas a muchas cuestiones. Además los medios de comunicación (por ejemplo internet, revistas, televisión) han originado una fuente de información en ocasiones dudosa, y que puede contribuir a crear confusión con afirmaciones no muy científicas o carentes de rigor.

Es aconsejable en muchos casos informar e incluir en este proceso, si así lo deseas, a tu familia, especialmente a tu pareja. La información (educación) inicial que se te proporciona y la toma de decisiones conjuntas son un elemento básico del manejo de la fibromialgia.

Dado que la evolución de la enfermedad va a ser crónica, es nuestra labor reevaluarte cada cierto tiempo, para identificar cambios en tus síntomas, empeoramientos o falta de respuesta al tratamiento, en cuyo caso tu propio médico de familia puede plantearte intensificar ese tratamiento o derivarte al especialista que estime oportuno, pero siempre manteniendo la vinculación con la atención primaria. Así mismo, puede haber temporadas de clara mejoría, en cuyo caso se puede ir reduciendo la medicación (en el caso de que la hubiese) o incluso suprimirla del todo.

En todo momento es recomendable que haya un médico responsable de coordinar todo lo que se hace y orientarte, y es ahí donde cabe destacar la figura del médico de familia. Es muy importante evitar un constante trasiego entre diversos especialistas sin una finalidad concreta y no realizar pruebas complementarias sin fundamento, evitando la duplicidad de éstas y sopesando siempre el riesgo-beneficio para ti.

Ahora vamos a incidir en un aspecto importante de la relación que vamos a iniciar, que no es otro que la preparación de la visita al médico.

VISITA AL MÉDICO

Antes de acudir a la cita con tu médico es importante que prepares y pienses todo lo que vas a necesitar. Recuerda y, si es necesario, apunta en una hoja de papel lo que deseas tratar en la consulta:

– Motivo principal de consulta

– Preocupaciones relacionadas con el motivo de la consulta.

– Dudas que quieras resolver.

– Cuestiones que esperas que te ofrezca tu médico (por ejemplo medicamentos, análisis). Hay que tener en cuenta que ningún análisis de sangre u otra prueba diagnóstica complementaria puede confirmar o descartar la fibromialgia.

– Tener en cuenta que los síntomas habituales que tienes ya son conocidos por tu médico, por lo que lo más importante es que resaltes cambios en ellos o aparición de nuevos síntomas.
visita

Además puede ser interesante que tengas preparada una carpeta con diferente información relacionada con tu salud:

– Posibles alergias a fármacos o alimentos.

– Resultados de pruebas médicas realizadas anteriormente.

– Informes de otros médicos anteriores. – Informar de qué profesionales te están visitando y qué acciones y/o tratamientos has iniciado.

– Listado de medicamentos habituales, o en su defecto, los envases vacíos. Lleva anotado cuáles han sido efectivos, cuáles no, o si has tenido algún efecto secundario reseñable.

A veces las visitas pueden resultar complicadas, porque es difícil entender lo que te explica el médico, porque se te puede olvidar lo que te ha dicho, o porque se tiene miedo a preguntar demasiado. Por eso es importante que:

– No dudes en hacer cualquier pregunta, aunque pienses que es tonta, ya que pueden servir para aliviar angustias y evitar malos entendidos. Dile a tu médico todo aquello que te preocupe y coméntale cualquier cambio en tu estado de salud.

– Si no entiendes la respuesta, insiste. Si el médico utiliza términos técnicos que no entiendes, pide que te lo explique con palabras más sencillas.

– Toma notas durante la conversación, pues puede pasar que se te olvide algo de lo que te haya dicho. También puedes pedir a otra persona que te acompañe, sobre todo si tienes dificultades para expresarte o de comprensión.

– Comienza a hablar de lo que te parezca más importante.

– Habla con claridad y de manera concisa. Desgraciadamente, el tiempo de consulta es limitado.

– Habla con franqueza, sin sentir vergüenza por lo que quieras exponer. Tu médico no va a reaccionar negativamente y tratará la información con total confidencialidad.

– En caso de que se trate de un síntoma concreto, especifica bien sus características indicando:

  •  Cuándo comenzó: horas, días, semanas.
  •  Si empeora en algún momento del día o al realizar alguna actividad.
  •  Si has tomado alguna medida para resolverlo: por ejemplo, toma de medicación, cambios de postura.

– Si tu médico estima oportuno recetarte medicamentos, pregunta:

  •  Qué tipo de medicamentos son.
  • Por qué vas a tomarlos y cuál es su acción.
  • Cuándo y cómo tienes que tomarlos, durante cuánto tiempo y en qué dosis.
  • Si interfieren con otros que estés tomando.
  • Si debes tomar ciertas precauciones, como no ingerir bebidas alcohólicas, no exponerte a los rayos del sol o no conducir.
  •  Cómo puedes saber si te están haciendo efecto.
  •  Qué debes hacer si se te olvida alguna toma.
  • Sus efectos secundarios.
  • Si la forma de tomarlos, de seguir el tratamiento, el precio u otras causas no te conviene, pregunta si existen otras alternativas.

Antes de acabar la consulta, asegúrate de que entiendes todas las instrucciones que te ha facilitado. Por último, pregunta cómo y cuándo puedes ponerte en contacto con tu médico en caso de que te surja alguna duda. Pregúntale también si puedes recurrir a otra persona, por ejemplo a tu enfermero/a, cuando él no pueda atenderte personalmente.

RECUERDA

Los médicos de atención primaria podemos resolver gran parte de tus problemas de salud, detectando rápidamente fases de empeoramiento de la enfermedad y pudiendo actuar de manera precoz.
Desde atención primaria podemos coordinar todo lo que se hace y orientarte, evitando especialistas sin una finalidad concreta.
Antes de acudir a la cita con tu médico es importante preparar la consulta y pensar qué vas a necesitar. Es interesante tener preparada una carpeta con toda la información de tu salud.
Asegúrate de que entiendes todas las instrucciones que te ha facilitado. Pregunta cómo y cuándo puedes ponerte en contacto con tu médico en caso de tener dudas.

OBTENIDO DE:  GUÍA DE DEBUT EN FIBROMIALGIA (Segunda edición  Mayo, 2016), páginas 25 a 29.  Asociación de Divulgación de Fibromialgia, (Vitoria-Gasteiz). http://www.fibro.info,

Mareos, equilibrio y caídas durante las crisis de fibromialgia


Por Adrienne Dellwo

En la fibromialgia, los mareos, el mal equilibrio y las caídas son quejas comunes. Para algunas personas, son una pequeña molestia que surge ocasionalmente. En otros, pueden ser severamente debilitantes y llevar a lesiones regulares.

Caer, y especialmente caer con frecuencia, es un problema serio. Lo último que necesitas cuando ya estás en constante dolor es lastimarte todo el tiempo. Las caídas frecuentes o los problemas de equilibrio también pueden generar miedo a caerse.

Ese miedo puede, a su vez, hacerle temer permanecer activo, incluso dentro de sus límites. Según un estudio en  reumatología clínica, el  73 por ciento de las personas con fibromialgia tienen miedo a la actividad física y casi el 75 por ciento tiene problemas con el equilibrio.

La caída es menos un síntoma y más una consecuencia de los síntomas de mareos y equilibrio deficiente. En esta condición, las caídas y los problemas de equilibrio también pueden estar relacionados con cambios en la forma en que caminamos.

Entonces, ¿por qué la fibromialgia involucra estos problemas? ¿Y qué podemos hacer con ellos?

Fibromialgia y mareos

En la fibromialgia, los mareos casi siempre aparecen cuando se levanta por primera vez. Es similar a la sensación de una “carrera de cabeza” de cuando te levantas demasiado rápido, solo puede suceder cada vez que pasas de estar acostado o sentado a ponerse de pie. La aparición repentina de mareos puede hacer que se balancee sobre los pies, se tambalee o que incluso lo haga caerse o desmayarse.

Los mareos y desmayos en esta condición pueden estar vinculados a un subgrupo en particular, según un estudio de 2017 publicado en el  European Journal of Pain .

Resultado de la imagen para anciana caer al suelo

Además de mareos y desmayos, este subgrupo también tenía los más altos niveles de dolor, así como una variedad de síntomas y condiciones de solapamiento incluyendo la disfunción cognitiva (“fibro niebla”), vejiga irritable, vulvodinia, y síndrome de piernas inquietas.

La investigación sugiere que este síntoma proviene de la disfunción del sistema nervioso autónomo (SNA), que se denomina disautonomía.

El ANS está involucrado con muchas funciones críticas en su cuerpo, que incluyen la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la frecuencia respiratoria, la temperatura corporal, el metabolismo y la digestión.

Mareos resultante de disautonomía puede ser llamado intolerancia ortostática, hipotensión mediada neuralmente, o síndrome de taquicardia ortostática postural (POTS). Esencialmente, estas cosas significan que el corazón y el cerebro no se comunican correctamente entre sí.

Lo que debería pasar es que cuando te levantas de una posición acostada o sentada, el ANS aumenta tu presión arterial para luchar contra la gravedad y mantener un suministro suficiente de sangre en tu cerebro. Con la disautonomía, esto no sucede como debería. En cambio, la presión arterial en realidad puede disminuir cuando te paras, y el resultado es mareo o aturdimiento. En POTS, la frecuencia cardíaca se acelera a medida que disminuye la presión arterial.

Los mareos pueden estar asociados con palpitaciones del corazón, visión borrosa, aumento del pulso, dolor en el pecho y un tipo de desmayo llamado síncope vasovagal.

Sin embargo, no todas las personas con mareos relacionados con la fibromialgia se desmayan. En un estudio de 2008, los investigadores dijeron que los mareos y las palpitaciones eran más comunes que los desmayos. También dicen que POTS fue uno de los síntomas de fibromialgia más comunes que observaron durante las pruebas de inclinación de la mesa, que miden su respuesta a los cambios de posición.

Problemas de equilibrio y marcha en la fibromialgia

Además de la posibilidad de caídas, la investigación sugiere que las personas con fibromialgia caminan de manera diferente que las personas sanas. Un estudio de 2009 encontró que alrededor del 28 por ciento de las personas con esta enfermedad tienen una marcha anormal (forma de caminar).

En un estudio de rendimiento funcional realizado en 2017, los investigadores dijeron que la marcha y el equilibrio se veían gravemente afectados en esta afección. Diferencias incluidas:

  • longitud de zancada significativamente más corta
  • Paso lento
  • la forma en que el cuerpo se balancea al caminar

Los investigadores notaron que las diferencias de marcha y equilibrio eran peores en las personas que tenían más dolor, rigidez, fatiga, ansiedad y depresión.

Recomendaron que los médicos evalúen la marcha y la postura de sus pacientes con fibromialgia para encontrar el mejor tipo de rehabilitación y prevención de caídas para ellos.

Este estudio es parte de un cuerpo creciente de literatura científica que demuestra problemas de equilibrio y andar en esta condición que pueden provocar caídas. Aún así, evaluar y tratar estos síntomas puede no ser una prioridad para su médico. Si le preocupan, asegúrese de mencionarlos en su próxima cita.

Aliviar los mareos y el riesgo de caídas en la fibromialgia

Mientras más exitoso sea en el tratamiento de su fibromialgia, estos síntomas deberían ser menos problemáticos. Sin embargo, si necesitan más atención o si no ha podido encontrar tratamientos eficaces para la fibromialgia, tiene varias opciones.

Para mareos causados ​​por POTS, hipotensión ortostática o hipotensión mediada neuralmente, es posible que su médico le recomiende medicamentos que lo ayuden. Estos pueden incluir ISRS / IRSN, benzodiazepinas y bloqueadores beta. Algunos de estos medicamentos pueden ayudar a aliviar otros síntomas de fibromialgia, así como los ISRS e IRSN se recetan comúnmente para esta enfermedad. Su médico también puede recomendar cambios en el estilo de vida.

Si fuma, la investigación publicada en el diario reumatológico  Joint, Bone, Spine sugiere que dejar de fumar puede ayudar a aliviar los desmayos y otros síntomas de la fibromialgia.

Cuando se trata de equilibrio y marcha, la fisioterapia es un tratamiento común. También es posible que desee preguntarle a su médico si algo como yoga, tai chi o qigong es seguro para usted.

Hasta que encuentre formas de mejorar estos síntomas, vale la pena tener cuidado. Los dispositivos de ayuda como un bastón o un andador pueden ayudarlo a mantenerse de pie. Los ejercicios sentados pueden ser la opción más segura, y ciertamente son una mejor opción que ser menos activo de lo que usted puede ser.

https://healthizfitness.com

¿Puede usted morir de Fibromialgia?


“¿Se puede morir de fibromialgia?” Es una pregunta que muchos pacientes fibro probablemente han preguntado cuando fueron diagnosticados por primera vez. Y la fibromialgia es una enfermedad crónica dolorosa que puede hacerle sentir a veces como si pudiera morir. Pero en realidad, ¿puedes morir de fibromialgia?

¿Puede morir de fibromialgia?
La fibromialgia no es en sí misma una amenaza para la vida. Eso puede ser difícil de creer dado lo malo que te hace sentir. Pero la verdad es que los síntomas de la fibromialgia, como el dolor muscular y la fatiga, no van a matar.

El peligro real de la fibromialgia es el hecho de que se asocia tan a menudo en pacientes con depresión grave. El dolor constante y la fatiga, junto con la sensación de que no están recibiendo el apoyo de amigos o doctores, puede hacer que uno sienta que la vida no vale la pena vivir.

Eso es parte de por qué la tasa de suicidio entre los pacientes con fibromialgia es mayor que entre la población promedio. Y aunque nadie muere directamente de su fibromialgia, muchas personas con fibromialgia se han quitado la vida.

Entonces, ¿puedes morir de fibromialgia? En cierto sentido, sí.

Cómo lidiar con la depresión de la fibromialgia
Lo más importante a recordar cuando se trata de la depresión es que el suicidio nunca es una buena opción. Las personas con depresión o dolor crónico a menudo sienten que el suicidio pondrá fin a su dolor, pero la realidad es que el suicidio no se deshace del dolor, sólo se lo da a las personas que se preocupan por usted.

Y la verdad es que mientras que la fibromialgia no es curable, hay maneras de manejar mejor su dolor. Y nuevos tratamientos y terapias se inventan cada día. Es totalmente posible que un día encuentre un tratamiento que funcione para su fibromialgia. Pero sólo si estás vivo.

Recuerde que es importante encontrar a alguien con quien hablar acerca de sus sentimientos. Y hay un montón de profesionales que pueden ofrecerle ayuda eficaz para la depresión crónica.

Pero si alguien que usted ama tiene fibromyalgia, esté en el puesto de observación para las muestras que están formando pensamientos suicidas. Hablar de suicidio es el signo más obvio. Pero si comienzan a llegar a otras personas con las que no han hablado en mucho tiempo (para decir adiós) o si toman medidas para sus muertes o si comienzan a comportarse de manera imprudente como beber o drogas, entonces hay un probabilidad de que sean suicidas.

En esa situación, asegúrese de hablar con ellos acerca de sus sentimientos. Y obtener ayuda si lo necesitan. Es poco probable que alguien que sea suicida busque ayuda por su cuenta. Muchas personas con depresión grave sienten que no tiene sentido.

Sólo recuerde que la fibromialgia es una enfermedad manejable. Y que el verdadero peligro es una víctima de la fibromialgia tomar su propia vida. Así que sea vigilante y proactivo sobre la gestión de la depresión como lo haría cualquier otro síntoma de fibromialgia.

http://medprecautions.xyz

¿Qué causa la sensación ardiente de Fibromialgia?


Es la sensación ardiente de la fibromialgia: ¿Alguna vez siente que sus huesos se están quemando? ¿Qué pasa con la parte superior de la pierna o la espalda, tal vez incluso debajo de la piel? Algunos pacientes con fibromialgia sienten que la lava se bombea por las venas en lugar de la sangre. Incluso puede tener esa sensación de ardor en el cerebro, que es interesante en sí misma ya que el cerebro no tiene receptores del dolor. Aún otros sienten que su estómago, tendones o ligamentos se están quemando dentro de su cuerpo. Para muchas personas con fibromialgia, el dolor abrasador es tan intenso que lloran y gritan de dolor.

Y si eso no fuera suficiente, ¡no hay nada que mostrar! Por ejemplo, cuando mi piel parece que está ardiendo, ni siquiera es roja. ¿Te ocurre eso a ti? ¿Te hace enojar? Quiero decir, si voy a sufrir realmente me gustaría un moretón, una marca, enrojecimiento … algo como algún tipo de evidencia como mínimo. Porque todos sabemos que es muy difícil lograr que las personas crean que algo anda mal cuando no pueden ver un solo problema en su cuerpo.

¿Qué sucede?
Según los expertos médicos, “la investigación sugiere que el dolor asociado con la fibromialgia es causado por un” fallo “en la forma en que el cuerpo procesa el dolor. Este error produce una hipersensibilidad a los estímulos que normalmente no son dolorosos. De acuerdo con el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NIAMS), la investigación ha demostrado que las personas con fibromialgia tienen un flujo sanguíneo reducido a las partes del cerebro que normalmente ayudan al cuerpo a lidiar con el dolor “.

La Asociación Estadounidense de Síndrome de Fibromialgia lo expresa perfectamente: “El dolor de la fibromialgia no tiene límites”. Agregan que “los síntomas en todo el cuerpo se magnifican en gran medida por el funcionamiento del sistema nervioso por el dolor”. Esto coincide con la investigación mencionada anteriormente “Error” en el sistema, por lo que en este contexto tiene sentido que el cuerpo algunas veces registre los estímulos como una sensación ardiente.

El ardor que a menudo experimentan los pacientes con fibromialgia a veces se asocia con alodinia, que es una sensación dolorosa causada por el tacto y frecuentemente asociada con migrañas. Sin embargo, muchos pacientes fibro no tienen que experimentar el tacto para sentir la quemadura que parece venir desde adentro y otras veces en la superficie. Así que mientras que la alodinia puede ser la situación para algunos con fibromialgia, no explica la sensación de ardor en todos los ámbitos. Para ser justos, sin embargo, parece que no hay casi nada que explique ningún síntoma de fibromialgia en general. Por lo tanto, el gran misterio que rodea esta extraña aflicción.

¿Se puede hacer algo al respecto?

Aquí hay algunos ejemplos de lo que dicen los pacientes que trabajan para ellos para aliviar la sensación de quemazón de la fibromialgia:

Terapia de masaje: una característica típica de la fibromialgia es la incapacidad de relajar los músculos. A menudo nuestros músculos están tensos y ni siquiera lo sabemos. Esto conduce a una acumulación de ácido láctico que también puede ser una causa de la sensación de quemazón, especialmente en los músculos. Un masajista altamente capacitado (incluso puede considerar un masajista médico) que entiende la fibromialgia puede trabajar con usted semanalmente o quincenalmente para liberar el ácido. Para algunos pacientes, esto reduce e incluso elimina la sensación de ardor por completo.

Inyecciones de cortisona: administradas por un profesional de la salud, este es un alivio temporal y no se aplica a todas las situaciones de sensaciones de quemazón.

Gabapentina: medicamento con receta utilizado para tratar el dolor causado por el herpes zóster.

Terapia de calor: suena contra-intuitivo, pero los pacientes con fibro que experimentan sensación de ardor a menudo informan que las opciones de terapia de calor como jacuzzis y mantas eléctricas proporcionan un gran alivio.

Suplementos: aunque se desconoce la causa exacta de la sensación de ardor, algunos pacientes parecen ser nutricionalmente deficientes, lo que puede ser la principal causa de muchos síntomas de fibromialgia. Busque una vitamina de alta calidad (preferiblemente alimentos integrales) además de una alta dosis de vitamina D y una dosis constante de magnesio (debido a nuestras prácticas agrícolas comerciales, casi todos en América del Norte es deficiente en magnesio, lo que causa una letanía de síntomas tanto relacionados y no relacionados con la fibromialgia).

Parches de lidocaína: en realidad entran en la categoría de anestésicos locales. A pesar de que hay versiones de ellos disponibles sin receta, para nuestros propósitos de aliviar las sensaciones de ardor, querrá obtener una receta de su médico. De hecho, a menudo se usan para aliviar el dolor nervioso después de la culebrilla.

Antihistamínicos: se ha informado que Benadryl y Zyrtec son eficaces para aliviar el dolor ardiente en pacientes con fibromialgia.

Disminuir el estrés: lo has escuchado mil veces porque es verdad. Encontrar formas de aliviar el estrés y hacer frente a los factores de estrés puede hacer maravillas para muchos síntomas de fibromialgia, incluida la quema extraña.

Cualquiera que sea la fuente de la sensación de quemazón de la fibromialgia, apesta. ¿Has encontrado algo que lo alivia por ti? Dinos. De hecho, cuéntanos las cosas que has probado que no han funcionado también. ¡Porque algo siempre funcionará para alguien y cualquier cosa que podamos hacer para ayudarnos mutuamente es más que bienvenido!

http://medprecautions.xyz

LO QUE TODO FIBROMIALGIA QUE SUFRE DEBERÍA SABER SOBRE TOMAR UNA DUCHA


Para la mayoría de las personas que no viven con condiciones de dolor crónico, una ducha por la mañana los ayuda a sentirse frescos, completamente despiertos y listos para el día. Desafortunadamente, esta no es la experiencia que muchos enfermos de fibromialgia tienen. Parece una cosa tan pequeña, pero cuando estás viviendo con esta condición, incluso tomar una ducha matutina puede ser agotador.

Una ducha puede ser muy exigente físicamente para alguien que padece fibromialgia, causando dolor, fatiga y haciendo que sea difícil hacer otra cosa que recuperarse por el resto del día.

HAY CUATRO RAZONES POR LAS CUALES TOMAR UNA DUCHA PUEDE CAUSAR AGOTAMIENTO EN SUFERMEDADES DE FIBROMIALGIA:

Esfuerzo físico : las personas con fibromialgia luchan con una fatiga casi constante e incluso las actividades físicas más simples pueden ser extremadamente intensas. Ducharse implica más esfuerzo físico de lo que la mayoría de la gente asumiría. Piénsalo: estás parado, estirándote, doblándote, estirándote, etc. Para alguien con fibromialgia, puede ser muy difícil.

Relajación : Una ducha de agua caliente puede ser relajante, pero si lucha contra la fatiga y tiene dificultades para despertarse en primer lugar, la relajación puede ser exactamente lo que no necesita.
Sensibilidad a la temperatura: La sensibilidad a la temperatura es un síntoma común de la fibromialgia y entrar en una ducha caliente podría alterar el equilibrio de temperatura y dificultar el enfriamiento, dejándolo sudor y exhausto después.

Vértigo : el mareo es otro problema frecuente para las personas con fibro y moverse en la ducha combinado con el agua caliente puede hacer que sea muy difícil mantener el equilibrio. Nadie quiere tener un hechizo de mareo o caerse cuando están en la ducha, lo que puede ser una experiencia verdaderamente aterradora.

Nervios sensitivos : si tiene un sistema nervioso hiperactivo (lo que hace, si tiene fibro), la sensación de agua que le golpea en la ducha puede ser dolorosa en sí misma o hacer que sea especialmente sensible durante el resto del día, lo que lleva a dolor en todo tu cuerpo.

físicamente.

  • Si la sensibilidad a la temperatura es un problema para usted, intente tomar una ducha o un baño con la puerta del baño ligeramente abierta para dejar escapar el vapor y el aire caliente y mantener la habitación más fresca. Esto también puede ayudarte a refrescarte más rápido después.

QUÉ HACER CUANDO ESTÁS DEMASIADO CANSADO PARA DUCHAR O TOMAR UN BAÑO:

Cuando su dolor y agotamiento son demasiado y no puede enfrentar la posibilidad de ducharse, puede refrescarse con toallitas húmedas. Puedes encontrar toallitas especialmente para tu rostro; Las toallitas húmedas sin aroma son ideales para el resto de ustedes. No es algo en lo que quieras confiar todos los días, pero cuando estás teniendo un día realmente malo y simplemente levantarse de la cama es una lucha suficiente, esto puede ser un salvavidas. También me he enganchado con la  niebla de aceite seco Mary Kay  que acaba de salir. Se rocía, tiene un aroma agradable y es seco, no graso. Lo que me gusta de él es que puede hacerte sentir suave y suave y oler precioso incluso cuando te sientes mal. Limpiarse puede hacer que se sienta un poco mejor consigo mismo y ayudarlo a levantarse, necesita luchar otro día con los síntomas crónicos de la fibromialgia.

https://healthizfitness.com/

Recupera el rumbo, determina tu visión. Fibromialgia no es destino


Una de las situaciones que más enfrentan los pacientes con este padecimiento es la constante presencia de episodios de ansiedad y angustia.

Algunas de las personas que me han escrito en redes sociales, me han compartido la desesperación que les surge en ciertos momentos frente a situaciones cotidianas y mucho peor cuando ameritan atención total a largo plazo. -Todo parece haber perdido su rumbo- nos dice una de ellas.

Como les decía en la publicación anterior sobre cómo establecer un plan de vida, la incertidumbre de cómo vas a amanecer mañana resultado de los síntomas de fibromialgia son el principal problema al que se enfrentan las y los pacientes con el síndrome.

Pues bien, de las causas más comunes no sólo están la típica fibroniebla, o una baja actividad receptora de serotonina en el cerebro traducida en depresión; también he notado que una de las causas de pérdida del rumbo, en un simple hecho de no tener una visión clara de lo que se quiere tener, ser o lograr. La visualización es de los aspectos más elementales para rediseñarte y trazar un camino seguro. También lo es saber cómo establecer objetivos claros que proporcionen una ruta a seguir.

Cuando no se tiene claro qué se quiere, se termina por perder el camino.

Si estás pasando por esto, aquí te comparto algunos consejos para que puedas diseñar una estrategia para retomar el rumbo y control de tu vida. Esta ocasión me enfocaré en cómo diseñar tu visión y en el siguiente, les daré los pasos para diseñar tus objetivos a partir de tu visión. ¿Les parece bien? Paso a paso porque es mucha información. ¿Vale?

Pues bien, empezamos ¡Venga!

  1. Determina tu visión. Concéntrate y céntrate a dónde vas.
  2. Escribe en un papel blanco o en tu equipo¿Cómo te ves de aquí a 3 o 5 años? Ejemplo: Me veo con una clínica para personas con fibromialgia o bien; me veo en un auto seguro, cómodo y bonito que me transporte.
  3. Sueña en grande y enfócate en el éxito y el progreso.
  4. Cuando escribas tu visión usa el verbo en tiempo presente como por ejemplo: Ser una persona íntegra y capaz de establecer relaciones exitosas. Lograr la maestría.
  5. Usa un lenguaje claro conciso y libre de jerga profesional.
  6. Inyéctale ¡pasión y emoción! ¡Sí, con todo!
  7. Alinea tu visión a metas de trabajo, negocio o profesionales.
  8. Ten un plan de comunicación de tu visión con tu familia, amistades, compañero de vida, etc.
  9. Prepárate para comprometerte con el tiempo y los recursos de tu visión.

Durante el proceso de determinación de tu visión, verás que experimentarás mucho gozo porque tu mente y tu alma empiezan sentirán cómo se acerca la certeza de que las cosas irán mejor. Ya verás. Esto es un regalo que te das a ti misma, a ti mismo y que bien merece la pena vivir para sentirse bien.

Hasta pronto bellezas de la vida.

María Isabel

https://superofibromialgia.wordpress.com

El mayor problema de la fibromialgia


Si padeces esta enfermedad, al leer el título de este artículo te habrán venido a la mente muchas cosas que para ti pueden ser el peor síntoma de la fibromialgia. Se me ocurren, así a bote pronto, migrañas agudas, dolor muscular, pérdidas de memoria, fibroniebla, alteraciones del sueño, temblores…

Hay algo mucho peor que nos afecta a tod@s los que la padecemos, y es la desinformación que existe sobre ella.

No tengas duda de que nada nos hace más daño que eso…

El hecho de que haya tan pocos estudios sobre el tema y que sea una enfermedad tan desconocida por la sociedad provoca:

Que no te crean: cuántas veces habrás escuchado que la FM está en tu cabeza, que no es un dolor real, que no te pasa nada, lo que pasa es que no te apetece salir, eres muy vag@…

  • Que sea tan difícil de detectar:  no hay pruebas específicas 100% fiables, y la mayoría de los médicos terminan atribuyendo sus síntomas a otras enfermedades distintas.
  • Que no sea reconocida como incapacitante: si de verdad se pudiera demostrar todo lo que provoca tanto a nivel físico, como mental, a muchas personas les habría sido reconocida una incapacidad para trabajar (aunque fuera para la profesión habitual).
  • Que no tenga cura: si hubieran más estudios y más inversión en conocer qué provoca la fibromialgia, es posible que hoy en día ya existiera una curación para la misma.
  • Que ni siquiera tenga tratamiento decente: más de lo mismo. Cómo es posible que en pleno siglo XXI seamos incapaces de paliar del todo los síntomas de la FM? Fácil, porque no la conocemos
  • Que incluso tus familiares terminen dándote la espalda: incluso nos llega a ser comprensible que, al no poder hacer todo lo que nos gustaría, incluso las personas más cercanas a nosotros nos acaben dejando de lado, y eso jamás debería ser así. 

Al lado de todo esto, incluso sus terribles síntomas nos saben a poco. El dolor psicológico que todo esto nos provoca, es infinitamente mayor…

Lo mejor que podemos hacer para luchar contra la fibromialgia es, sin duda, informar de la

Hemos creado una guía específica para que cualquiera pueda entender (mínimamente) en qué consiste, cuáles son sus síntomas, etc. Puedes acceder a ella aquí.

Te animamos a compartir algunos artículos que consideres que puedan ser de interés con la finalidad de que empiece a ser una enfermedad reconocida por la población para que finalmente lo sea a instancias superiores.

Además de la guía de antes, destacamos que puedan ser de interés:

Muchas gracias, al menos por haber leído este artículo escrito a modo de desahogo! 🙂

misma a tantas personas como sea posible.

http://fibromialgiablog.com/

FIBROMIALGIA. LA INSEGURIDAD QUE PROVOCA UN CUERPO ENFERMO


Resulta difícil imaginar, cuando no se padece esta enfermedad, hasta qué punto le cambia la vida a quien la sufre, a nivel emocional. Uno puede hacerse a la idea de que tener dolor o cansancio crónico influye en nuestra vida cotidiana. Que no podemos correr una maratón puede resultar evidente. Pero que a veces no podamos vestirnos sin ayuda poca gente lo imagina, si no lo vive en su propia piel.

El otro día asistí a una conferencia acerca de las novedades legales que afectan a los Síndromes de Sensibilidad Central (SSC). Me llamó mucho la atención cuando, durante la rueda de preguntas, y más concretamente en relación a las ayudas a la dependencia, una enfermera sentada en el público –sí, una enfermera-, y según dijo ella misma, experta en dependencia, soltó, y se quedó tan ancha, que a la hora de conceder estas ayudas, lo que se mide es que la persona no pueda valerse por sí misma a la hora de, por ejemplo, ducharse o comer, y que por ello, no procedía en casos de Fibromialgia o Síndrome de Fatiga Crónica –la Sensibilidad Química Múltiple (SQM) no se mencionó-. Me quedé alucinada cuando escuché tal afirmación de una enfermera. Fue entonces cuando una afectada, bastante joven por cierto, desde el público, levantó la mano y puntualizó: “A mí hay días que me tiene que duchar y vestir mi marido. ¿Eso no es acaso ser una persona dependiente?”. Y es que aunque cueste creerlo, a estas alturas todavía hay gente, incluso en el sector sanitario, que no conoce muy bien has dónde puede llegar esta enfermedad.

Para una persona que ha sido activa y autosuficiente –como suele suceder en las personas que padecemos esta enfermedad-, verse convertida en alguien dependiente, ya sea física o económicamente, supone un enorme desgaste emocional. Ello, genera una serie de inseguridades en el enfermo, que se siente en un cuerpo hostil que no responde a las exigencias de la vida. Una persona que no tiene un sueño reparador, que sufre pérdidas de memoria, que se desorienta, que se marea, que pierde sensibilidad, que está agotada, y que no puede dar un paso sin dolor, es muy lógico que cualquier tarea aparentemente no complicada para una persona sana, la vea como una misión casi imposible. Eso le lleva a sentirse incapaz de conseguir objetivos que otras personas se proponen y consiguen con cierta facilidad. Se vuelve irritable y se desanima.

¿Cómo voy a aguantar una jornada de trabajo de ocho horas? ¿Qué voy a hacer cuando llegue a casa por la noche y tenga que hacer la cena y ayudar a mis hijos con los deberes, si no puedo ni con mi alma? ¿Cómo voy a afrontar los días de trabajo las noches que no haya podido pegar ojo de dolor? ¿Y si mi pareja se cansa de mí y me deja? ¿Y si empeoro? ¿Cómo voy a estudiar? ¿Y si nunca vuelvo a recuperar la vida que tuve? Son preguntas frecuentes en pacientes con SSC, que pasan a sentirse indefensos y vulnerables; que han tenido que dejar sus trabajos o sus estudios; que han visto romperse su relación de pareja; o que tienen que enfrentarse a diario con la incomprensión por parte del entorno, lo cual ha minado su autoestima y empiezan a sentir que son una carga para los demás, lo que acentúa todavía más esas inseguridades provocadas por su propio estado físico.

Probablemente, en tu vida no has sido una persona miedosa. Pero a raíz de padecer esta enfermedad te vas dando cuenta de que cada vez lo eres más. El entorno puede pensar que te has acomodado a esta situación y que te falta coraje para luchar por cambiarla. No creo que esto sea realmente así. Por eso, resulta sumamente importante que las personas del entorno de un enfermo de Fibromialgia y SFC comprendan el porqué de esas inseguridades.

Cuando una persona está agotada física y mentalmente, su cuerpo físico no tiene herramientas para afrontar el estrés. No es ya una cuestión psicológica, sino física. No es no querer; es realmente no poder. Tú quieres trabajar, o estudiar, o viajar, o ir a bailar, pero tu cuerpo está enfermo y realmente te ves impedido/a. En ese momento, por más que quieras, e incluso lo intentes, es imposible hacerlo en esas condiciones. Si entonces aquellos que se preocupan por ti –desde su desconocimiento y con su buena intención-, intentan motivarte para que hagas esa actividad, tú lo percibes, no como motivación sino como presión, y lo intentas, pero ves que una vez más, no lo consigues, y el resultado es que te frustras, sientes que decepcionas a tu entorno, y te desanimas más aún. Por lo que es importante que el entorno conozca que la motivación al enfermo/a será mucho más efectiva si llega por otras vías, como la comprensión, el apoyo, la escucha, el cariño, la paciencia, la ayuda en casa, etcétera.

La fuerza y la seguridad llegan; pero no desde fuera, sino desde dentro de uno mismo/a. Una vez que empezamos a darle a nuestro cuerpo los recursos necesarios para recuperarse, como los nutrientes y el descanso que necesita, nos encontraremos mejor, y automáticamente, nos sentiremos más fuertes para luchar por nuestra recuperación y tendremos más ganas de hacerlo. Nuestro entorno, entonces, verá que luchamos y a su vez se sentirá mucho mejor, eso nos dará seguridad en nosotros mismos/as, y poco a poco, la rueda irá girando como tiene que girar.

Por increíble que parezca, conforme tu cuerpo se va poniendo en orden, vas recuperando tu vida, así de simple y complejo a la vez. Poco a poco, vas recuperando la confianza en ti mismo/a, en tu capacidad, y en tu cuerpo. Vas dejando de tener ese miedo  que te bloquea, para volver a ser quien quieres ser.

http://mesientabien.com/

La serotonina baja y sus efectos en Fibromialgia


Algunos de los síntomas más destacados cuando se tiene fibromialgia es la ansiedad, decaimiento, irritabilidad, actitudes obsesivas entre otras. Esto es un síntoma recurrente en los pacientes con esta enfermedad pues justamente la serotonina, neurotransmisor capaz de regular el estado de ánimo en las personas, es el que se ve disminuido frente a la constante producción de adrenalina- de las sustancias que más se producen con fibromialgia-.

En condiciones normales, cuando la serotonina está baja suceden muchos cambios en nuestro interior y que se ven reflejados en el estado de ánimo, desempeño sexual, falta de sueño, falta de apetito y el rendimiento en general se ve deteriorado.

En casos muy serios, se pueden caer en episodios depresivos constantes. Es por ello que las personas con fibromialgia deben ayudarse con medicamentos para aumentar su nivel de serotonina; ya de por sí mermada de forma crónica por la enfermedad.

El cerebro juega un papel importante y no es capaz de generar respuestas positivas frente a situaciones del entorno cuando falta esta preciada hormona. Los signos son tan evidentes que se notan en la actitud de las y los pacientes con fibromialgia.

Algunos de estos signos son:

Actitud negativa.

Una persona con fibromialgia, no sólo tiene que lidiar con el dolor, también tiene que enfrentarse a la lucha interna para evitar reaccionar negativamente debido a condiciones químicas que están sucediendo en su cerebro. Tiene que estar más pendiente para utilizar todo su potencial interior para tratar de responder de forma positiva. Algunos medicamentos como la fluoxetina han sido utilizados en pacientes con fibromialgia para nivelar la serotonina, aunque también el ejercicio la produce de forma muy eficiente y recomendable. Es importante consultar al médico para que pueda diagnosticar y enviar el tratamiento adecuado.

Señales cuando falta serotonina

Ansiedad.

Como es natural, si falta esta hormona pueden aparecer el miedo, la angustia y la sensación de impotencia que conducen a estados reactivos donde se pierde capacidad de respuesta asertiva. Cuando se pasa por una fase de ansiedad, la mente juega un papel muy importante pues “habla” al paciente durante todo el día de la insuficiencia, de la impotencia, de la fragilidad de la incompetencia que, de no pararla, puede convertirse en un combustible negativo que va deteriorando la autoestima. Es en este punto, durante las sesiones de Coaching Cognitivo, donde busco que la persona haga un alto y evite caer en un círculo vicioso a través de una serie de ejercicios que ayudan a disminuir la ansiedad y los pensamientos obsesivos.

Irritabilidad.

Evidentemente a falta de serotonina en el cerebro, los pensamientos y las reacciones dejan de ser naturalmente positivas. Esto poco a poco va haciendo que la persona no se sienta bien consigo misma. Sus pensamientos empiezan a ser más duros y exigentes. Se vive con sensación de insuficiencia y esto aumenta la incomodidad interior que es reflejada con actitudes irritables, poco tolerantes, agresivas o malhumoradas. Uno de los ejercicios que más recomiendo a mis Coachees cuando esto sucede, es primero: respirar. De forma pausada y a su ritmo hacer 4 respiraciones profundas, 4 retenciones de aire dentro de los pulmones, 4 exhalaciones, 4 retenciones y volvemos a empezar el ciclo con 4 respiraciones, 4 retenciones, etcétera; hasta completar un ciclo de 3 repeticiones. Esto ayudará a oxigenar los pulmones y el cerebro además de abrir los canales de energía a fin de buscar el generar pensamientos positivos y reconfortantes.

Decaimiento.

La fibromialgia, por ser una enfermedad compleja, afecta distintos aspectos de la vida de una persona, por tanto; al experimentar una baja producción de serotonina viene el decaimiento como una constante. Los signos de esto, se reflejan en el no querer salir de casa, evitar relacionarse con las personas, huir de las actividades al aire libre, apatía o desencanto por actividades que solían ser divertidas, entre otros signos más agudos como la tristeza. Una de las formas que ha ayudado a mis Coachees ha sido el ejercicio de escribir. Sí, escribir en una hoja lo que inquieta, lo que molesta, lo que asusta. Sabemos tú y yo que el dolor crónico es el factor más importante para sentirse decaído o apático es lógico sin embargo dominarlo a él y no él a nosotros es el reto. Escríbele a tu dolor como si se tratase de una persona. ¿Qué le dirías? ¿Lo insultarías? ¿Negociarías con él?¿Harías las paces?  Una vez que hayas escrito esto, léelo cinco veces. Experimenta como al final de la quinta lectura, lo verás de distinta forma. Ahora rompe lo que escribiste. Con esto tu mente registrará que estás cerrando paso a pensamientos negativos y estás buscando una forma de salir de este estado de tristeza. Haz el ejercicio tantas veces lo creas necesarios cuando aparezca cualquier tipo de emoción negativa. En verdad es liberador.

Te he presentado algunas de los síntomas cuando se tiene serotonina baja. Esto no quiere decir que sean los únicos, existen varios y muy complejos pero eso será tema para otra ocasión. Por hoy deseo que sean estos los que analicemos para poder ir poco a poco entendiendo mejor nuestra enfermedad y nuestro cuerpo.

Espero que les haya sido de utilidad y si el post te gustó, agradeceré me envíes tus comentarios para ir respondiendo las dudas que se te presenten. Será para mí un honor tener contacto contigo. Mucha Luz para ti y feliz día.

María Isabel

https://superofibromialgia.wordpress.com

6 formas de controlar los síntomas de la fibromialgia


Este articulo trata de las experiencias de Sheri Doyon y los metodos que ella ha utilizado para tratar los sintomas de su fibro.

A menudo me siento frustrada por mi incapacidad para hacer todo lo que desearía hacer … mi corazón y mi mente quieren, pero mi cuerpo dice lo contrario.

En general, me otorgo mucho mérito por lo que puedo hacer de manera diaria, semanal y mensual. Me cuesta mucho trabajo evitar los síntomas de la Fibromialgia como fatiga, dolores y molestias, dolores de cabeza, problemas estomacales, etc. Tampoco puedo evitar compararme con otras personas con los mismos problemas y tengo que admitir que soy muy afortunada, incluso bendita, de poder disfrutar de mi trabajo de tiempo completo, mis amigos, mi familia, mi cocina, mi vida … mientras hay tantos por ahí que lamentablemente están realmente discapacitados por esta enfermedad muy a menudo paralizante.

A lo largo de los años he adoptado algunos trucos que realmente me han ayudado a combatir algunos de los síntomas más debilitantes:

Baja energía: una simple ducha puede hacerme sentir agotada, así que generalmente las tomo por la noche. A menudo me salto el lavado del cabello y me lo guardo para la mañana. Esto reduce mi rutina matutina y me ayuda a sentirme un poco menos fatigada por la mañana.

Dolor en las piernas: El calor aplicado realmente parece ayudar a aliviar el dolor en las piernas. Realmente me gustan los paquetes de arroz para microondas porque les da un poco de peso. A veces voy a calentar una manta en la secadora que funciona bien para mí, siempre que tenga cuidado de no sobrecalentar mi cuerpo …

Dolores de cabeza: mantenerse hidratada es imprescindible. Me dan muchos dolores de cabeza y siempre empeoran cuando me olvido de beber agua. También he estado usando aceites esenciales de menta en las sienes en los primeros signos y siento que me ayudó.

Depresión: la mejor manera para mí de luchar contra la depresión es reír. Es difícil encontrar humor con enfermedad, pero ver una comedia, jugar un juego con los niños, pasar tiempo con amigos y disfrutar de un pasatiempo ayuda mucho.

Niebla mental: esta es una de las cosas más difíciles de manejar … Guardo listas … en el trabajo las uso para mantener el rumbo y realmente funciona. En casa, uso una aplicación de teléfono como Google Keep para anotar cosas, pero honestamente, si necesito hacer las cosas … Tiene que ser una lista en papel que pueda agregar y tachar a medida que avance.

Actitud / Estado de ánimo: Una vez, con pesar, le dije a alguien: “Oh, lamento que no te sientas bien … Solo piensa, me siento así cada día”. Puede ser cierto, pero es completamente innecesario decir … Esa persona no lo hizo sentirse bien, no se trataba de mí … Dicho esto, cuanto más me concentro en los demás, menos tiempo me dedico a centrarme en mi enfermedad, lo que alivia mi estado de ánimo y mantiene mi actitud positiva. No puedo explicar por qué, pero simplemente funciona.

¿Cuáles son tus trucos y consejos para ayudarte a mantenerte fuerte todos los días?

Post escrito originalmente por Júpiter (Sheri Doyon) en https://sweetjupiter.blog/2017/02/22/6-ways-to-manage-fibro-symptoms/

https://fibromialgiasalud.com

Guía para establecer un Plan de Vida a partir del diagnóstico de Fibromialgia


Cuando nos diagnostican con fibromialgia, la noticia puede llegar a pegarnos tan duro emocionalmente, que creemos que el mundo se viene encima. El miedo nos invade y lo primero que  uno piensa es en buscar el remedio. Lamentablemente aún no se descubre la cura para este síndrome por lo que tenemos que aprender a enfrentar lo que venga, paso a paso, con paciencia, amor y actitud positiva. ¡Sí! ¡Yo sé! Te gustaría escuchar sobre alguna forma de curarlo y quitarte de esta molestia para siempre. Créeme. Hay cientos de científicos buscando la forma de curar la fibromialgia pero mientras eso sucede, tendremos que esperar. Pero no te desanimes. Aún cuando el panorama no parece pintar bien, te comparto que junto con las muchas personas que me siguen en las distintas redes sociales y me comparten sus distintas formas de convivir con esto, hemos logrado adaptarnos en la medida de lo posible. He observado que la mayoría nos centramos en los mismos puntos: control del dolor y las emociones; así que te comparto un fragmento de una guía que he dado a mis Coachees con fibromialgia para que puedan establecer un plan de vida útil.

Cuando se vive con una enfermedad crónica es importante establecer objetivos que, aunque vas a seguir viviendo con el dolor, serán un herramienta útil para enfrentar muchos episodios de soledad, miedo y ansiedad. Con esta estrategia podrás mantener pensamientos positivos o enfrentar los negativos y sobre todo darte cuenta de que la vida sigue y sobre todo; este mundo te necesita. Recuerda que uno de los síntomas de la fibromialgia debido al dolor, hace que de pronto las cosas se vean funestas, es decir; entramos en pánico con cierta facilidad. Y no es porque se esté exagerando la situación; simplemente es una reacción química en el cerebro propia de la enfermedad que inhibe la serotonina y la reacción final es un ataque ansiedad o en ocasiones de pánico.

Pero como no podemos quedarnos sólo sentados viendo cómo el mundo teóricamente se desploma, hay que tomar acción sobre nuestras vidas utilizando herramientas de apoyo que son necesarias para pacientes con este padecimiento. Pues aquí la guía que te puede apoyar en este proceso.

Diseña un plan de vida.

Para diseñar un plan se requieren de momentos internos muy específicos. Primero es hacerte varias preguntas y una de ellas y de las más difíciles de contestar es: ¿Qué te hace feliz? Haz una lista de las cosas que te producen felicidad. Hazlo pensando en ti, es menester. Ejemplo: Me hace feliz jugar con mis gatos. Entonces dentro de tus planes incluye jugar una vez al día o a la semana con tus mascotas preferidas. Esto no sólo será un ejercicio de amor, sino que la alegría que esto produce, nos ayuda a generar serotonina natural, hormona que apreciamos sobremanera cuando hay dolor crónico. En tu lista incluye todas aquellas cosas que te hacen feliz y has dejado de hacer por múltiples razones- escribir un poema, aprender a cantar, cursar un diplomado- aprovechando al máximo cada momento en el que te encuentres. Te recomiendo que elijas para el mes de julio, dos cosas que quieras hacer y te hagan feliz. Podrás ir aumentando las actividades gradualmente. Recuerda, siempre con paciencia y con amor. Este ejercicio te dará certeza y te proveerá de una ruta a seguir. IMPORTANTÍSIMO: En tus planes siempre considera que podrías un día no cumplir alguno de los objetivos o tareas que te pongas. Recuerda que vivimos brotes de fibromialgia que nos sorprenden y nos tiran en cama que se dan en su mayoría cuando no pudimos lograr controlar nuestro ritmo. Esto es esencial. Evita la frustración si no logras alguna meta que hayas puesto en tu plan.  Tienes que aprender a vivir con este handicap en tu vida. Eso te ayudará mucho a lograr mejores resultados.

Incluye en el plan el que investigues más sobre la enfermedad que enfrentas.

Identificar la información importante, recordarla y ubicarla, es algo que nos ayuda a comprender lo que nos pasa y evitar más juicios internos que nos bloquean para continuar con la marcha. Sintetizar los detalles más relevantes de la enfermedad nos permite tener elementos para hacerle frente a los objetivos. Conocer cuáles son los síntomas (que son muchos y muy variados) de la fibromialgia, y porqué se están produciendo en el cerebro y reflejando en el cuerpo, es vital para poder dar pasos controlados sobre nuestras actividades. Por ejemplo: cuando conoces que uno de los síntomas más frecuentes es la ansiedad debido a que la adrenalina es producida en mayor escala en personas con este padecimiento, sabrás qué hacer cuando estés pasando por un momento de ansiedad fuerte. Debido a que estás informada, informado, podrás “cacharte” de que es una situación típica de la FM y podrás hacer algunos ejercicios de respiración para oxigenar el cerebro y balancear de forma natural estos efectos.

Utiliza herramientas de seguimiento de tu plan.

Existen muchas formas de ir monitorizando tu plan de acción. ¿Por qué es importante este punto? Porque te permite tomar decisiones anticipadas sobre las tareas que quieres hacer durante el día, semana o mes. En la medida que se va analizando el avance de las actividades y los resultados que te dieron vas teniendo más control sobre tu vida y podrás ajustar tu plan en caso de que se hayan desviado. Además de lo anterior, experimentarás una sensación de logro ¡que no veas! ¡Se siente delicioso! Ver que pudiste vencer temores, inercia y haber tenido el valor de salir del área de confort que nos limita, es un verdadero regalo a una misma. Esta sensación de placer te favorece el estado de ánimo y evidentemente contribuye a aumentar tu autoestima. Algunos de las herramientas para diseñar un plan, están desde una simple agenda de papelería colorida y hermosa, o bien herramientas en tu dispositivo o en tu computadora que te ayuden a llevar a cabo la ruta del plan. Yo utilizo el calendario de mi cuenta de Gmail y para cuestiones de trabajo un diagrama Gantt que me permite combinar mis tareas personales y de mi tratamiento, con mi trabajo.

Estos son sólo algunos de los pasos que te sugiero seguir para establecer un plan de vida. Esto es mucho más profundo que estos tres simples pasos- claro está- pero es un avance. En las siguientes publicaciones pondré más guías para hacer un poco más sencilla tu vida. Recibe un cálido abrazo de tu Coach de Fibromialgia.

María Isabel

https://superofibromialgia.wordpress.com

¿Qué le dirías a quien cree que la fibromialgia no existe o no es una enfermedad grave?


Si tú, o alguien cercano sufrís la fibromialgia sabéis perfectamente que es una enfermedad crónica cuyos síntomas pueden ser dolor musculoesquelético generalizado, fatiga crónica, confusión, trastornos del sueño, etc, etc. A pesar de que entre el tres y el seis por ciento de la población mundial sufre esta dolencia, su relativamente reciente reconocimiento formal, hace que siga siendo una gran desconocida, y que por tanto mucha gente no entienda la repercusión que puede tener en la vida de una persona y su entorno. Se llega al caso incluso, de que la gente desinformada afirme que la fibromialgia no existe, o que tus dolores no son realmente graves. También es cierto, que algunos casos de picaresca descubiertos en gente sin escrúpulos que simulaban la enfermedad buscando beneficios económicos, no ha ayudado para nada.

 

Al igual que para otras enfermedades, cada persona es un mundo, y por tanto no se pueden comparar la fibromialgia de dos personas distintas, ya que pueden tener diferentes grados de intensidad, visibilidad y gravedad en cada uno de los síntomas. Cada persona vive su vida, y por tanto su enfermedad con diferentes sensaciones, intensidades  y emociones.

Es posible que en algún momento hayas vivido la experiencia de que alguien te cuestione la realidad o la gravedad de tu fibromialgia, y que en ese caso te hayas bloqueado y no hayas sabido cómo responder, o simplemente no tenías ganas de hacerlo en ese momento. Si ese es tu caso, y quieres aprovechar la próxima ocasión para “educar” a esa persona sobre la realidad de la fibromialgia,  quizás te sean inspiradoras algunas de las “respuestas favoritas” que hemos recopilado de otros afectados, algunas personalmente y otros encontradas en la web. Los relacionamos a continuación.

Frases favoritas contra “ la fibromialgia no existe

  • “Que se me vea buena cara no significa que no esté enferma. El dolor y el sufrimiento no se ven, se llevan dentro”
  • “Gracias, Dr. X. Gracias por compartir tu sabiduría conmigo”
  • “Los especialistas que visito, y sobre todo mi cuerpo opinan lo contrario que tú, pero gracias por iluminarme con tu gran conocimiento”
  • “¿que lo digo para no ir a trabajar? Claro, no me gusta ir a trabajar y prefiero quedarme en casa llorando por el dolor sin poder ni moverme de la cama”
  • “Aprecio tu opinión sobre la existencia de la fibromialgia. Miraré de explicarselo a los millones de personas alrededor del mundo que también se creen de forma equivocada que la padecen. También trataré de contactar a los miles de científicos para que dejen de investigar algo que según tú no existe. Gracias.”
  • “No necesito darte explicaciones del sufrimiento que yo pueda padecer. Sigue en tu mundo pensando que todo son invenciones o exageraciones”.
  • “¿Que la fibromialgia no es grave? Para ti que no la padeces, posiblemente…”
  • “No me di cuenta de que tienes la capacidad de medir la intensidad del dolor de los demás’”
  • “Si crees que la FM no es grave, evidentemente es que ni tu ni nadie querido la tiene”
  • “Pues explícale a toda esta lista de especialistas que me han visitado y diagnosticado que están equivocados. Seguro que te dan la razón”
  • “No soy hipocondríaca, y tampoco deberías utilizar esta afección para minusvalorar a nadie”
     

Comparte:

Si quieres compartir tus frases respuesta favoritas para estas ocasiones, te invitamos a que las publiques en los comentarios.

8 síntomas de fibromialgia que la mayoría de las personas ignoran


La fibromialgia es un trastorno crónico común que se caracteriza, entre otros síntomas, por un dolor generalizado. La fibromialgia, además de dolor, puede ocasionar una fatiga significativa, lo que interfiere con la capacidad de una persona para llevar a cabo sus actividades diarias. Si bien las causas de la fibromialgia son desconocidas, se estima que afecta a más un millón de personas solo en España.

La investigación ha demostrado que los pacientes con fibromialgia suelen ver a varios médicos diferentes antes de recibir su diagnóstico. Los síntomas de la fibromialgia a menudo imitan a otros problemas de salud, lo que puede hacer que sea difícil de diagnosticar. La comprensión de los síntomas puede ayudar a un paciente a identificar su diagnóstico más temprano, para que puedan encontrar una manera de controlar el dolor.
Aquí hay ocho síntomas de fibromialgia que nunca se deben ignorar:
1. Rigidez del cuerpo
La mayoría de los pacientes que sufren de fibromialgia experimentan rigidez del cuerpo. Esto ocurre generalmente por la mañana. La sensación de rigidez es similar a aquellos que sufren de artritis. Es posible que desaparezca a los 10-15 minutos, o puede durar la mayor parte del día.
2. Digestión anormal
Los síntomas de la fibromialgia pueden incluir estreñimiento, diarrea y distensión abdominal. Entre el 40-70% de los pacientes que sufren de fibromialgia experimentan síntomas similares al síndrome del intestino irritable, reflujo ácido y ERGE (enfermedad por reflujo gastroesofágico).
3. Entumecimiento, hinchazón o cosquilleo
Muchos enfermos de fibromialgia experimentan una sensación de alfileres y agujas. Esto ocurre a menudo en los brazos, los pies, las manos y las piernas – una condición conocida como parestesia. Para algunos pacientes, estas sensaciones pueden durar solamente unos pocos minutos. Para otros pacientes, las sensaciones pueden durar mucho más tiempo.
4. Dolor de la cabeza a los pies
Aproximadamente el 97% de los pacientes que sufren de fibromialgia experimentan dolor en todo su cuerpo. El dolor por fibromialgia se describe a menudo como “profundo, agudo o pulsátil”. Este tipo de dolor es a menudo constante, y no responde a la medicación para el dolor de venta libre.
5. Espasmos en los dedos de las manos y de los pies
Los espasmos arteriales de las manos o de los pies es un síntoma muy común de la fibromialgia. Puede ser consecuencia de la exposición al frío o al estrés. Las áreas que se ven afectadas desarrollarán una coloración azul o amarillo pálido. Los espasmos arteriales también se acompañan de dolor.
6. Mala calidad del sueño
La fibromialgia puede hacer que sea difícil para un paciente conseguir calidad del sueño. Los estudios han demostrado la actividad cerebral errática en pacientes con fibromialgia durante el reposo. Esta actividad cerebral irregular, junto con el dolor o la rigidez, puede causar mala calidad del sueño.
7. Niebla por fibromialgia
Los enfermos de fibromialgia pueden experimentar una “neblina mental”. Que es una dificultad para concentrarse y problemas de memoria a corto plazo. También pueden surgir sentimientos generales de confusión, falta de memoria y falta de claridad mental.
8. Sensibilidad a la temperatura
Los pacientes con fibromialgia a menudo tienen dificultades para regular su temperatura corporal. Pueden sentir calor o frío extremo, aunque la temperatura no haya cambiado drásticamente.