El ejercicio físico y la fortaleza muscular, claves para superar la fibromialgia


La fibromialgia es una enfermedad crónica que afecta a más de un millón de personas en España. La mayoría de ellas son mujeres, aproximadamente 9 de cada 10 casos, y los primeros síntomas suelen aparecer entre los 35 y los 55 años de edad. El Dr. Juan Pérez Cajaraville, director de la Unidad Funcional del Tratamiento del Dolor de HM Hospitales, da las claves para combatir esta patología. Un tratamiento multidisciplinar e individualizado resulta esencial para hacerle frente y obtener resultados positivos.

Este tipo de estrategia permite que la calidad de vida de los pacientes mejore, sobre todo a medio y largo plazo. El Dr. Pérez Cajaraville indica que “de todas las medidas que se han empleado en el tratamiento de la fibromialgia, el ejercicio físico orientado a conseguir una adecuada fortaleza muscular es la más eficaz”.

Los tratamientos farmacológicos resultan más efectivos cuando se asocian con otras modalidades terapéuticas como la intervención cognitivo-conductual o la terapia ocupacional. Asimismo, los masajes, estiramientos musculares, calor focal o electroterapia pueden ser de gran ayuda.

La fibromialgia tiene un origen desconocido. Sus síntomas son el dolor musculoesquelético generalizado y la sensación de fatiga. Además, también puede tener asociadas alteraciones cognitivas y del ánimo. El Dr. Pérez Cajaraville explica que “el síntoma principal es el dolor crónico generalizado, pero también son frecuentes las parestesias (sensación de cosquilleo, calor o frío) en brazos y piernas”. Además, entre un 30% y un 50% de las personas que la sufren también pueden presentar síntomas de depresión y ansiedad, así como cefaleas.

El especialista de HM Hospitales señala que “para diagnosticar la fibromialgia, se debe realizar una exploración completa, haciendo especial hincapié en el apartado neurológico y del aparato locomotor”. Cabe recordar que no existe un tratamiento estándar para todos los pacientes que sufren esta patología y, por lo tanto, este debe ser individualizado.

Calidad de vida

La fibromialgia no afecta a la esperanza de vida, pero sí que tiene un grave impacto sobre la calidad de vida de las personas que la padecen. Además de la fatiga o el dolor crónico generalizado, la patología puede presentar gran variedad de síntomas como dolores abdominales, torácicos o pélvicos, trastornos de la micción, palpitaciones, sequedad ocular, disnea (ahogo o dificultad de respiración), vulvodinia, dismenorrea, disfagia, cambios de peso o bruxismo. Además, el Dr. Pérez Cajaraville afirma que “también puede haber un componente genético, ya que los familiares de primer grado tienen hasta ocho veces más de probabilidades de presentar la enfermedad que la población general”.

https://prnoticias.com/salud

Anuncios

Las mujeres con fibromialgia presentan mayores patologías podológicas


La Universidad de Extremadura lidera un estudio pionero que analiza la vinculación entre esta patología, que afecta a un 2,10% de la población mundial, con la salud de los pies.

La presencia de un intenso dolor generalizado crónico, una fatiga que no mejora con el reposo, insomnio, hormigueo en las extremidades, trastornos abdominales, necesidad de orinar con frecuencia, ansiedad, depresión o dificultad para hacer determinadas tareas como salir a la calle o transportar una bolsa, son algunos de los síntomas más típicos de la fibromialgia. Sin embargo, no son los únicos problemas que presentan las personas que padecen esta enfermedad.

La calidad y salud de los pies también se ven mermados. Así lo corrobora ahora una investigación española liderada por la Clínica Podológica de la Universidad de Extremadura, en el que también han participado la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Rey Juan Carlos, la Universidad de León y la Universidad de La Coruña.

En el trabajo, donde se ha analizado a más de 200 mujeres entre los 26 y los 83 años (la mitad de ellas sanas y la otra mitad diagnosticadas por un reumatólogo), se puede apreciar cómo los valores más significativos se dan entre quienes presentan esta dolencia del sistema central. Cabe destacar que las mujeres con fibromialgia diagnosticada por un experto en reumatología no tenían otras patologías asociadas de índole reumática, neoplásicas, neurológicas, endocrinas, etc.

A grandes rasgos esta es la principal conclusión de la investigadora de la Universidad de Extremadura Patricia Palomo. A la luz de los resultados, todas las mujeres encuestadas y diagnosticadas con fibromialgia tienen peor salud, peor calidad de vida, y les cuesta mucho más encontrar un calzado adecuado que a las pacientes sanas. “Si observamos los parámetros obtenidos podemos ver, por ejemplo, que el 100% de las encuestadas con fibromialgia presentan un desgaste del pie con patologías como Hallux Valgus, más conocida como juanetes, apófisis del calcáneo, problemas musculoesqueléticos o deformidades en los dedos, entre otros”.

Como explica Patricia Palomo, esto les lleva a un aumento en la ingesta de analgésicos, lo que podría ser evitado en muchos casos a través del diseño de soportes plantares específicos para estas personas. “Es el primer estudio donde se analiza la salud del pie en pacientes, en este caso mujeres, con fibromialgia; y conociendo ahora estos parámetros pueden ser tenidos en cuenta como referencia clínica en el diseño y las prescripciones ortésicas, o en tratamientos como la punción seca”.

El trabajo completo, titulado ‘Quality of life related to foot health status in women with fibromyalgia: a case-control study’, ha sido publicado en la revista ‘Clinical Research’.

https://www.grada.es/web/