7 maneras para aliviar el dolor y la fatiga de la fibromialgia


Si tienes fibromialgia, sabes que la vida es 10 veces más difícil. El trastorno del dolor crónico afecta cada parte de tu día. Estás cansado, dolorido y no puedes pensar con claridad. Entonces, ¿cómo puedes hacerle frente? Aliviar el dolor y la fatiga en la fibromialgia es posible, y vamos a intentar darte unos consejos para que puedas llevar mejor los síntomas.

Lo malo es que cada síntoma, desde la niebla cerebral hasta el dolor, la fatiga y la depresión, no sólo te daña a ti, sino que también afecta a tus relaciones, vida laboral y tu salud física, emocional y mental.

¿Tiene la fibromialgia una cura definitiva?

Por ahora la fibromialgia no tiene una cura definitiva y que sirva para todas las personas, aunque hay esperanzas. Esto significa que tienes que aprender a vivir con el dolor de la fibromialgia y tomar medidas para aliviar sus síntomas. Por eso, el tratamiento efectivo de la fibromialgia requiere una combinación de medicamentos y habilidades para el estilo de vida.

 

Consejos para aliviar el dolor y la fatiga de la fibromialgia

1. Comienza a hacer ejercicio

El ejercicio está recomendado para la mayoría de las personas, pero puede ayudar especialmente a quienes padecen fibromialgia, que a menudo sienten rigidez (especialmente después de despertarse por la mañana) y síndrome de piernas inquietas. Hacer ejercicio con regularidad puede mejorar el estado de ánimo y  el sueño, aliviar el dolor, reducir la fatiga o mejorar la circulación y fortalecer el corazón.

Te mostramos cuáles son las actividades recomendadas para los pacientes con fibromialgia:

  • Estiramientos
  • Caminar
  • Yoga
  • Ciclismo
  • Natación
  • Aeróbic acuático
  • Entrenamiento de fuerza.

Al hacer ejercicio, los pacientes con fibromialgia debemos tener precaución ya que a veces el ejercicio puede ser contraproducente. Por eso es tan importante conocer tu límite y consultar a tu médico antes de comenzar o cambiar un programa de ejercicios.

2. Probar varias terapias

Los pacientes con fibromialgia sufren el dolor más intensamente que otras personas. Pueden sentirlo por todo el cuerpo o en múltiples puntos sensibles. La terapia con agua, los ejercicios aeróbicos ligeros, la aplicación de calor o frío, la acupuntura y la manipulación osteopática o quiropráctica ayudan a los pacientes con fibromialgia.

Al emplear diferentes terapias puede hacer aumentar la movilidad, mejorar la función física y aliviar el dolor. Los expertos creen que la fisioterapia puede ayudar a las personas a recuperar su tono muscular y flexibilidad. El masaje puede ayudar a algunas personas, pero no siempre funciona para todos porque incluso una presión leve podría empeorar el dolor.

Como el ejercicio, todas las terapias deben implementarse gradualmente.

3. Comer una dieta saludable

Llevar una dieta saludable es muy importante para cualquier persona, más si cabe para quien padece fibromialgia. Comer muchos vegetales, frutas, granos enteros, carnes magras y productos lácteos te dará energía, reducirá el peso y mejorará la salud general mientras luchas contra la fibromialgia. Hay algunos alimentos que sí que tendrías que eliminar, porque parece que son los que más molestan a las personas con fibromialgia. Son estos:

  • Aditivos alimentarios como MSG y nitratos (el conservante en perros calientes y tocino)
  • Azúcar

4. Duerme lo suficiente

El dolor, el estrés y la ansiedad pueden robarle la capacidad de dormir a una persona con fibromialgia. El problema radica en que eso es exactamente el principal síntoma de la fibromialgia: la fatiga. Muchos pacientes además tienen apnea del sueño, y por esta razón hay situaciones en las que es conveniente ir a un estudio del sueño para realizar un control.

En el caso de que decidas ir al médico, consulta a ver si está indicado algún medicamento para dormir para tu caso. Pero, por encima de todo, trata de implementar buenos hábitos de sueño. Aquí te dejamos algunas sugerencias:

  • Haz de tu habitación un lugar cómodo reduciendo los ruidos y las temperaturas extremas.
  • Usa ropa de cama y prendas ligeras y cómodas.
  • Comienza los rituales para ayudarte a relajar a la hora de acostarte, como tomar un baño relajante o leer un libro.
  • Acuéstate y levántate a la misma hora todos los días, incluidos los fines de semana y días festivos.
  • Si tomas una siesta, que no sea de más de una hora y tómala antes de las 15:00.
  • Evita la cafeína, el alcohol y el tabaco.
  • Mantente alejado de los alimentos grasos y picantes que pueden alterar o causar acidez estomacal.
  • Dedica un tiempo durante el día para eliminar todas tus preocupaciones.
  • Vete a la cama solo cuando tengas sueño y reserva la cama solo para dormir.

5. Presta atención a tu vida sexual

Las mujeres con fibromialgia comúnmente experimentan dolor con sus ciclos menstruales y durante el coito. El dolor o la rigidez articular muscular pueden interferir con su capacidad para disfrutar de la intimidad. Además de los desafíos físicos, los cambios negativos en la autopercepción, como sentirse poco atractivo, incómodo o simplemente no sentirse sexy, pueden llevar a una pérdida de deseo. Si a este hecho se le suma el estrés y la ansiedad, pueden acabar interfiriendo en nuestro día a día.

Si por algún motivo has adquirido el hábito de evitar el sexo por estas u otras razones, es bueno que sepas que puedes buscar ayuda en el médico. Tu salud sexual es tan importante como tu salud física, mental y emocional. Un médico no solo te ayudará a solucionar el problema, sino que también te recomendará formas de aumentar tu libido, autoestima y te ayudará a controlar el dolor o la incomodidad.

6. Reducir el estrés

La fibromialgia puede afectar a la memoria y causar la denominada niebla fibro o fibroniebla, una incapacidad para pensar con claridad. Esto puede ser particularmente frustrante cuando se intenta realizar tareas simples. El estrés puede ser una causa de la fibromialgia, ya que un estrés constante puede drenar el sistema endocrino y alterar los niveles hormonales.

Para vencer los síntomas de la fibroniebla te queremos dar unos consejos, de modo que puedas manejar tu carga de estés:

  • Continúa tus actividades diarias. Los pacientes de fibromialgia a veces, y sin saberlo, exacerban el dolor y la fatiga al exagerar cuando se sienten bien.
  • Prueba técnicas de relajación. Los métodos que ayudan a reducir el estrés y el dolor incluyen ejercicios de respiración y relajación, meditación, aromaterapia y biorretroalimentación. Este último usa una máquina para ayudar a los pacientes a leer las señales de su cuerpo para reducir la ansiedad y el dolor.
  • Establece límites. Es posible que debas hablar en el trabajo con tu supervisor para modificar tu horario, reducir tu carga de trabajo o simplemente identificar y comunicar las necesidades que tienes. Es bueno también que tus compañeros de trabajo estén al corriente.
  • Consulta a un terapeuta cognitivo conductual. Esta forma de psicoterapia examina cómo nuestro pensamiento influye en cómo nos sentimos y qué lo que hacemos. Los enfermos de fibromialgia pueden tener muchos trastornos emocionales, y la terapia puede ayudar a controlarla.

7. Probar hierbas y suplementos

El magnesio y la acetil-L-carnitina pueden ayudar a aliviar los síntomas de la fibromialgia. El magnesio reduce el dolor nervioso y  muscular, por lo que cuando este mineral se agota, el cuerpo experimenta más dolor. Por otra parte, el cuerpo usa acetil-L-carnitina para producir otra hormona, la acetilcolina, que se usa en el cerebro para mejorar el estado de ánimo, la memoria y las dificultades de concentración, que a menudo coinciden con la fibromialgia.

Si te decides a usar estos complementos, hierbas u otras terapias que estés considerando, te recomendamos que lo consultes con tu médico, ya que te podrá guiar y determinar qué es lo mejor para tu caso.

Sabemos que la fibromialgia es una enfermedad silenciosa, que no se ve y que tanto cuesta entenderla a quien no la padece. Por eso nos gustaría leer tu opinión y experiencia sobre ella, para que entre todos podamos apoyar a este sector de la población con aliento y consejos. Y tú, sufres o conoces a algún familiar o amigo cercano con fibromialgia?

https://familiados.com

Anuncios

Podrías padecer fatiga crónica y fibromialgia, y no lo sabes


Para prevenir esta enfermedad se recomienda desde temprana edad realizar ejercicios moderados de dos o tres veces por semana.

Dolores músculo-esquelético en algunas partes del cuerpo, que se prolongan por más de tres meses, y sin una razón aparente, además de trastornos del sueño, cefalea, colitis, ansiedad y depresión, puede referirse al síndrome de la fatiga crónica y fibromialgia, padecimiento que debe ser atendido por un especialista, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el estado.

Esta enfermedad es más frecuente en personas que tienen antecedentes traumáticos, accidentes, infecciones, cirugías y estrés laboral.

El jefe del Servicio de Promoción y Prevención de Salud para Trabajadores del IMSS, Jorge Alberto Cabrera Estrada, informó que en la atención que se le brinda al paciente, se le enseña cómo identificar factores desencadenantes del dolor, como el frío, la humedad, el sedentarismo o la hiperactividad física, el estrés y el insomnio.

Para prevenir esta enfermedad se recomienda desde temprana edad realizar ejercicios moderados de dos o tres veces por semana y tener una buena alimentación, para prevenir esta enfermedad.

Otro factor que pudiera desencadenar esta enfermedad es el estrés de las jornadas laborales. Ejercicio aeróbico de bajo impacto y de 20 a 30 minutos de duración y evitar ejercicios que aumenten el dolor, por lo que el paciente que es identificado con la enfermedad es referido a los Centros de Seguridad Social (CSS) a fin de que pueden “deshacerse de esa tensión”.

Cabrera Estrada comentó que en el Seguro Social, a los pacientes que son identificados con fibromialgia reciben atención multidisciplinaria con médicos internistas, reumatólogos, psiquiatras, terapistas y rehabilitadores físicos para la recuperación total.

El especialista indicó finalmente, que en el grupo de las mujeres es mayormente susceptible a la enfermedad, ya que es fácil que generen un estrés diario, por sus labores profesionales o en el hogar.

https://www.debate.com.mx

SQM Y CIE.- La sensibilidad química múltiple en la clasificación internacional de enfermedades de España: preguntas frecuentes


Artículo original: https://www.sensibilidadquimicamultiple.org/2018/11/preguntas-frecuentes-sqm-en-cie-espana.html
© Servicio de Información sobre Sensibilidad Química Múltiple y Salud Ambiental
1. ¿UN PAÍS PUEDE INCORPORAR UNA DOLENCIA A SU CLASIFICACIÓN DE ENFERMEDADES ANTES DE QUE ESTA SEA CLASIFICADA A NIVEL INTERNACIONAL POR LA OMS?
Sí. Lo prueba que con la sensibilidad química múltiple (SQM) lo hayan hecho Alemania (2000), Austria (2001), Japón (2009), Suiza (2010), Dinamarca (2012), España (2014) y Finlandia (2014), hasta el momento.
Así se explicó en la nota de prensa de 2014 que dio a conocer la inclusión de la SQM en la clasificación de España, y que tuvo tan amplia repercusión dentro y fuera del país:

“España ha reconocido oficialmente la sensibilidad química múltiple (SQM) al incorporarla a su Clasificación Internacional de Enfermedades o CIE (el sistema con el que la Sanidad clasifica y codifica sus diagnósticos). Esta es la fórmula autorizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que un gobierno —bajo ciertas pautas— pueda oficializar las dolencias de sus ciudadanos que ella aún no ha catalogado a nivel internacional.”

2. ¿QUIÉNES INICIARON, GESTIONARON Y CULMINARON EL PROCESO DE LA CLASIFICACIÓN DE LA SQM EN ESPAÑA?
“La propuesta fue presentada por María del Carmen Quintanilla [diputada del Partido Popular y miembro de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados], tras una petición realizada por Carlos de Prada (presidente del Fodesam y premio Global 500 de la ONU), con la colaboración del SISS [María José Moya, responsable del Servicio de Información sobre Sensibilidad Química Múltiple y Salud Ambiental -SISS-, documentalista y afectada grave de SQM].” (fuente: nota de prensa de 2016).
Su trabajo en equipo se mantuvo hasta la completa resolución del proceso, y el afianzamiento de la clasificación de cara al futuro.
3. ¿CÓMO SE INICIÓ OFICIALMENTE ESTE PROCESO?
“A través de una Proposición no de Ley (PNL) para ‘la inclusión’ de la SQM en la CIE de España” (fuente: nota de prensa de 2016).
4. ¿CUÁNDO SE INICIÓ ESTE PROCESO?
“En abril de 2013” (fuente: nota de prensa de 2016).
5. ¿CÓMO FUE EL RECORRIDO DE ESTE PROCESO?
Complejo e intenso. La razón fue la gran cantidad de continuos e inusuales imprevistos que los tres profesionales tuvieron que ir resolviendo sobre la marcha. Puede leerse una versión breve de este transcurso en la nota de prensa que publicaron en 2016 (apartado “Cronología de un proceso complejo”), o la información completa aquí (en vídeo y en pdf).
6. ¿QUÉ ORGANISMO HIZO EFECTIVA LA INCLUSIÓN DE LA SQM EN LA CLASIFICACIÓN DE ESPAÑA?
El Ministerio de Sanidad. Los Ministerios de Salud son los que determinan cómo clasificar un problema de salud en su país cuando la Organización Mundial de la Salud no lo ha hecho aún a nivel internacional -1-, y el estado lo requiere.
-1- Cuando la OMS dota a una dolencia de un código, este se aplica a nivel internacional, es decir por todos los países.
7. ¿PORQUÉ UN PAÍS CLASIFICA, A VECES, UNA ENFERMEDAD EN SU TERRITORIO EN VEZ DE ESPERAR A QUE LO HAGA LA OMS A NIVEL INTERNACIONAL?
Para dar un marco de protección y visibilidad oficial a los enfermos de esta dolencia que vivan en su territorio. Así se expuso en la nota de prensa de 2014 mencionada antes:

“Si algo representa la inclusión de la SQM en la CIE, es lo más elemental para un enfermo: que se reconoce su existencia sanitario-legal. Porque lo que no aparece en la CIE queda en un ‘limbo’ administrativo, que para los pacientes de SQM implica ‘una situación de completa indefensión —como admite la iniciativa [de la proposición no de ley] en su exposición de motivos—, puesto que más allá de sufrir sus dolorosos efectos, no pueden recibir por parte de los sistemas públicos de salud la atención que merecen’.”.

8. ¿QUÉ QUIERE DECIR QUE UN PAÍS HA “CLASIFICADO” UNA ENFERMEDAD?
Significa que le ha asignado un código de su clasificación internacional de enfermedades -2- a la dolencia, y que por tanto la incorpora al listado de problemas de salud de su sistema sanitario.
-2- La clasificación internacional de enfermedades de un país es una modificación clínica de la clasificación de la OMS. Por tanto, aunque conserva la misma estructura y contenidos de la de esta entidad de la ONU (un listado de códigos estructurados de forma jerárquica para clasificar los problemas de salud en categorías), contiene especificidades introducidas por el estado para adecuarla a sus necesidades.
9. ¿CÓMO REPERCUTE LA CLASIFICACIÓN DE UNA DOLENCIA EN SUS ENFERMOS?
De dos maneras: de forma directa (automáticamente) y de forma indirecta (porque abre la puerta a que, de forma individual o como colectivo, puedan demandar sus derechos de forma satisfactoria). Ligar una dolencia a un código de la clasificación internacional de enfermedades de un país no es una cuestión teórica, ni baladí. Tiene consecuencias reales. Las vemos a continuación.
CONSECUENCIAS AUTOMÁTICAS
La codificación asegura a la enfermedad:
  • Una existencia oficial (si un país incorpora una dolencia a su clasificación es porque admite, como mínimo, su existencia);
  • Su reconocimiento como enfermedad;
  • Su ubicación (clasificación) en una categoría de salud, que es algo que tiene un significado concreto (en el caso de la SQM, que es una dolencia orgánica);
  • Su reconocimiento sanitario-legal;
  • Su inclusión en el sistema sanitario del país;
  • Su visibilidad de cara a las administraciones; y
  • Una protección sanitaria y legal para sus enfermos (porque los códigos de la clasificación del país conforman la base de datos de problemas de salud que deben utilizar los organismos, investigadores y profesionales de la sanidad a diario, tanto para realizar diagnósticos, informes, bajas laborales, ingresos y altas hospitalarias, estadísticas, etc.; como para crear políticas sanitarias y protocolos, entre otras herramientas sanitarias de interés).
CONSECUENCIAS INDIRECTAS
La codificación, además asegura a la enfermedad:
  • Un marco oficial estatal (imposible de conseguir de otro modo), que permite a sus enfermos y valedores la demanda de derechos básicos, con probabilidades de éxito, para poder salir del trato desigual sufrido hasta entonces con respecto a otras enfermedades -3-.
  • Un contexto propicio estable, que ofrece una seguridad y estabilidad a los enfermos para que puedan informar, reclamar, defenderse, etc., en diversos frentes: legal, sanitario, social, vecinal, mediático…
-3- En el caso de la SQM en España, no es casual que desde su incorporación a la clasificación internacional de enfermedades del país, en 2014, haya sido posible una explosión de variadas iniciativas no vistas hasta ese momento, y en múltiples sectores (administrativo, político, médico, farmacéutico, científico…). Algunas de ellas se expusieron en el apartado “Primeros resultados positivos” de la nota de prensa de 2016. Otras más recientes han sido la creación de mejoras para las bajas por SQM de los funcionarios de la Comunidad de Madrid (2017) y la creación de los primeros protocolos sanitarios para la SQM en España (2017-2018).
10. ¿LA CLASIFICACIÓN DE LA SQM TIENE ALGUNA CONSECUENCIA INDESEADA?
Sí, de algún modo. Pero no por la inclusión de la SQM en la clasificación de España en sí. El motivo es la bien conocida estrategia del sector industrial cuando surge un problema de salud que lo señala directamente, y que recrudece cada vez que se produce un avance para sus afectados, como en el caso que nos ocupa.
Ejemplos probados de este proceder de las industrias los tenemos con el tabaco, el amianto (también llamado asbesto o uralita), la talidomida, el plástico, el azúcar, el formaldehído, los disruptores endocrinos (como el bisfenol A), los productos perfumados, el mercurio en el pescado, el agua potable contaminada [1,2], el cambio climático,[1,2],  o el glifosato.
Su estrategia es similar en todos los casos, e imita a la de los trileros: mientras con una mano siguen dando cobertura al objeto de la controversia y ocultan la información sensible, con la otra desvían el foco de la opinión pública con maniobras de distracción.
Tales maniobras consisten en crear -artificialmente- dudas, controversias, tergiversaciones, sesgos, estados de opinión, tácticas obstruccionistas y dilatorias, y confusión (por ej. criticando temas serios, junto a otros de carácter conspiranoico o ridículos, para que parezcan lo mismo); y en base a ello, promueven ataques, acciones de descrédito, reuniones en altas esferas (para fomentar sus intereses manipulando los datos), y un marketing potente. El objetivo de todo ello es influir en los estados de opinión y en las políticas de una amplia diversidad de áreas (sanitaria, judicial, legislativa, periodística, política, social…).
El modo es creando o apoyando (con donaciones, subvenciones, financiación, difusión, etc.) lobbies (grupos de presión); así como entidades (que cínicamente suelen autoproclamarse como científicas, independientes y/o dedicadas a la medicina ambiental); campañas; medios de comunicación; propaganda; espacios en Internet; sitios en redes sociales; publicidad en los medios: modas; e investigaciones (incluso de la Medicina Basada en la Evidencia) con el fin de conseguir, a corto plazo, diluir la importancia, contenidos y número de los estudios imparciales no favorables a la industria, en proporción con los que presentan intereses de conflicto; y a medio plazo, conseguir adulterar las conclusiones de las revisiones y metaanálisis que se realicen en el futuro [1,2,3,4.5,6].
En este contexto, es fácil atraer, entre otros, a profesionales de la ciencia, periodistas, organismos, famosos y ciudadanos de a pie, empleando un discurso seductor presentado como (supuestamente) serio, científico, mayoritario, y el único posible y sin fisuras. Junto a ello, además, se infunde la idea de que sólo existen dos opciones (o estar a favor, o en contra de tal discurso); y de que en esta dicotomía (que en la verdadera Ciencia no existe), a los que opten por la primera opción serán premiados (con incentivos -4-); y a los segundos (todos los demás: críticos, neutrales, etc.) serán castigados -5-, da igual lo sólidos que sean sus argumentos, su currículum, o que sean expertos en la materia.
En lo que respecta a la SQM, al igual que con otros problemas de salud similares llegará el momento en que todo esto pase. Forma parte de las distintas fases que deben franquear los enfermos de las dolencias cuyo génesis apunta a la industria. Pasarlas significa que se avanza. Mientras tanto, las grandes corporaciones, en vez de responsabilizarse de sus actos e invertir en soluciones para evitar nuevos afectados; lo que hace es mantener una potente maquinaria para ocultar los problemas que provoca, con el fin de mantener su statu quo.
-4- Por ejemplo, en forma de halagos; de difusión de su línea de trabajo; de notoriedad; de mantenimiento o mejora de su estatus profesional y económico; y de participar en un sentimiento de pertenencia a un grupo que lo aprueba por quedarse en la superficie de las consignas sin cuestionarlas.
-5- Por medio de la presión, la intimidación, la censura, los insultos, y la persecución pública con el objetivo de buscar su descrédito y aislamiento profesional (en definitiva, el ostracismo).
11. ¿LA SQM SIGUE CATALOGADA CUANDO LA CLASIFICACIÓN DONDE SE ENCUENTRA ES ACTUALIZADA? ¿Y CUANDO ESTA CLASIFICACIÓN ES SUSTITUIDA POR OTRA?
La sensibilidad química múltiple en la 2ª edición de la clasificación internacional de enfermedades de España (CIE-10-ES. Enero 2018). Fuente: web del Ministerio de Sanidad.
(fecha de la captura de pantalla: 2/11/2018. Autoría: Servicio de Información sobre Sensibilidad Química Múltiple y Salud Ambiental
Sí, sigue clasificada en ambos casos, como viene ocurriendo en todos los países donde una dolencia ha sido clasificada, como es el caso de la SQM en España.
Por ello la nota de prensa de 2016 ya citada explicaba que, desde el 1 de enero de 2016 la CIE-10-ES “es la clasificación de referencia para la codificación clínica y registro de morbilidad en España, sustituyendo a la CIE-9-MC”, y que desde entonces “la SQM se encuentra ya en la CIE-10-ES, y su incorporación automática a futuras actualizaciones está garantizada.”.
12. ¿PUEDE CAMBIARSE EL CÓDIGO CLASIFICATORIO DE UNA DOLENCIA DADO POR UN PAÍS, POR OTRO DISTINTO? (EL CASO DE ESPAÑA)
No. Por eso el código de la SQM en España no ha cambiado ni cambiará, desde que se lo asignara su Ministerio de Sanidad en 2014 -6-.
Lo que sí ha cambiado, desde entonces, es la clasificación de referencia en España: antes del 1 de enero de 2016, era la CIE-9-MC, y a partir de entonces, la CIE-10-ES. Esto varía la forma de expresión de los problemas de salud en España, porque la CIE9-MC los formulaba con códigos numéricos, y la CIE-10-ES con códigos alfanuméricos. En la SQM se refleja así:
  • Código de la SQM en la CIE-9-MC: 995.3
  • Código de la SQM en la CIE-10-ES -7-: T78.40 (que es la transposición del 995.3).
-6- Sólo cambiaría si cuando sea clasificada internacionalmente por la OMS, este organismo le asignara un código distinto (algo que no es previsible en principio).
-7- La CIE-10-ES se encuentra actualmente en su 2ª edición.
13. ¿EN QUÉ SE BASA UN PAÍS PARA CLASIFICAR UNA DOLENCIA EN UN CÓDIGO Y NO EN OTRO?
En lo que haya decidido la mayoría de los países que ya la tengan clasificada -8-.
En el caso de la SQM, la casi totalidad de los estados sigue a Alemania. En general, por dos razones: porque fue el primer país que clasificó el problema; y porque el código -o la sección- que le asignó es probable que sea el que le otorgue la OMS cuando haga lo propio con esta enfermedad -9-. También inclina la balanza en este tema la influencia que tienen los países de habla alemana entre ellos; la que tienen los países europeos entre ellos; y la que tiene Alemania a nivel europeo e internacional, en múltiples áreas.
-8- Se entiende que estamos hablando de los países con un sistema de salud cuya clasificación de referencia sea una variante de la de la OMS similar entre sí (que son la generalidad).
-9- Esta posibilidad vendría dada porque la clasificación alemana la establece y publica el DIMDI (Deutsche Institut für Medizinische Dokumentation und Information) en nombre del Ministerio Federal de Salud de Alemania. Hay que decir que el DIMDI guarda una estrecha cooperación con la OMS en el mantenimiento de la clasificación de este organismo de las Naciones Unidas; participa regularmente en las reuniones anuales de los Centros Colaboradores de la OMS, desde 1997; y oficialmente es Centro Colaborador de la OMS, desde 2003 (más sobre el DIMDI pinchando aquí). Sabiendo esto, es factible pensar que el código para la SQM asignado por Alemania fuera una decisión conjunta entre el DIMDI y la OMS; y que por ello, en el futuro, la OMS le dará la misma catalogación cuando la clasifique a nivel internacional. Desde el Servicio de Información sobre Sensibilidad Química Múltiple y Salud Ambiental (SISS) también pensamos en otra posibilidad: que el DIMDI y la OMS vieran la necesidad de crear un código para la SQM, pero que como esto sólo puede hacerlo la OMS, acordaran asignarle -de momento-, el más cercano -jerárquicamente- de los ya existentes en la sección donde la OMS manifestó su intención de crear el nuevo, cuando lo estime oportuno. Conociendo la naturaleza de las clasificaciones internacionales de enfermedades (tanto sus posibilidades, como sus límites); y si observamos la sección en que se encuentra el código de la SQM, la hipótesis es factible.
14. ¿LA INCORPORACIÓN DE UNA DOLENCIA A LA CLASIFICACIÓN DE UN PAÍS SUPONE ALGÚN TIPO DE RECONOCIMIENTO DE ESTA POR SU PARTE?
Sí.
De forma implícita, el país reconoce lo que hemos explicado en el punto 9. A continuación clasificaremos lo allí dicho, dentro de las acepciones del diccionario de la RAE al término “reconocer” que son apropiadas:
  • En el sentido de “establecer la identidad de algo o de alguien”, “admitir como cierto algo”, y “admitir o aceptar que alguien o algo tiene determinada cualidad o condición” (RAE), si un país incluye una dolencia en su clasificación de enfermedades es porque reconoce su existencia; que es una enfermedad; y, por el código asignado, el tipo de problema que es (en el caso de la SQM, una dolencia orgánica, por lo que se descarta el supuesto origen psicológico o psiquiátrico pretendido por algunos medios poco analíticos, influidos por grupos intoxicadores).
  • En el sentido de “admitir o aceptar algo como legítimo” (RAE), la intención de un país de incluir una dolencia en su clasificación supone que reconoce su necesidad de que fuera codificada; su inclusión en el sistema sanitario del estado; y derivado de esto último, su acceso a los derechos básicos que tiene cualquier enfermedad y la protección a sus enfermos.
Además, España manifestó, explícitamente, que su intención y objeto del proceso de incorporación de la SQM a su clasificación era su reconocimiento. Así lo expresó, desde el Congreso de los Diputados, el 4 de diciembre de 2014 (BOCG Congreso. 11 febrero 2015, pág. 487):

“La Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados aprobó, el 11 de junio de 2014, la Proposición no de Ley, presentada por el Grupo Parlamentario Popular, relativa a la inclusión de la Sensibilidad Química Múltiple (SQM) en la Clasificación Internacional de Enfermedades que buscaba dotar a esta enfermedad del mismo grado de reconocimiento del que goza en otros países”.

Asimismo, “la PNL [proposición no de ley] señala que su finalidad es ‘dar un reconocimiento a esta enfermedad física asociada a la exposición a sustancias químicas tóxicas y facilitar de este modo el manejo clínico y jurídico de la misma’ para permitir a sus afectados ‘disfrutar de los derechos básicos en materia de salud, asistencia y demás derechos derivados reconocidos por la Declaración Universal de los Derechos Humanos y por las Cartas Magnas de todos los países democráticos’.” (nota de prensa de 2014).
En cualquier caso, no en vano el Parlamento de Australia del Sur declaró, en 2005, que cuando Alemania clasificó la SQM “se convirtió en el único país en catalogar y reconocer la SQM como una enfermedad”.
15. ¿LA SQM ES UNA ENFERMEDAD ORGÁNICA?
Sí, ya lo adelantamos en los puntos 9 y 14. El código asignado por el Ministerio de Sanidad de España expresa que es una enfermedad orgánica. Y también lo expresan los códigos de TODOS los países cuyos sistemas sanitarios, etc. han reconocido la SQM oficialmente. Por tanto, la supuesta controversia o debate sobre una etiología de otro tipo es artificial y está zanjado. No hay más que decir.
Recomendamos la lectura del siguiente manual de iniciación a la SQM (con información y más de 100 investigaciones sobre esta enfermedad); y del siguiente informe sobre los países que han clasificado la SQM (basado en un inestimable trabajo de campo que cuenta con un interesante anexo de documentación). Ambos documentos se encuentran respaldados por numerosas fuentes.
16. ¿LA SQM ES UNA ALERGIA?
No, aunque la mayoría de los países que la han clasificado de momento (incluida España) lo hayan hecho con el código T78.40, que corresponde a “alergia no especificada”. Esta asignación no es adecuada. Sin embargo, si se analiza el contexto en que se estableció (que abarca, también, las circunstancias que se expusieron en el punto 13) esta apreciación, y su importancia, se tornan relativas.
El contexto se compone de tres factores.
El primero, es respecto a la OMS. No es infrecuente que este organismo internacional catalogue problemas de salud con un código, una categoría, y/o una denominación no ajustados a sus naturalezas (o no del todo); e incluso que mantenga el desacierto a lo largo de los años, o lo sustituya por otro -10-. Por tanto, no debe extrañar que cuando son los países los que catalogan una enfermedad, ocurran situaciones similares.
Un segundo factor a tener en cuenta es que, las clasificaciones, son algo vivo; y como consecuencia, tienen una necesidad constante de ser mejoradas.
A consecuencia de los dos factores anteriores, las clasificaciones van actualizándose, e incluso cambiando.
Por último, el tercer factor tiene que ver con la estructura jerárquica de la que depende el código de la SQM: si es analizada se observará que no induce a confusión sobre la naturaleza de esta enfermedad. De hecho, ya en el preámbulo del capítulo donde se encuentra explica lo siguiente:

“El capítulo [“S00-T98”] utiliza la sección S para codificar diferentes tipos de lesiones relacionadas con regiones corporales individuales y la sección T para cubrir las lesiones de regiones anatómicas no especificadas, así como los envenenamientos y ciertas consecuencias de las causas externas.”

Tras este inicio, la jerarquía clasificatoria donde se encuentra la SQM se acerca a su etiología (excepto al final):

Cap.19 Lesiones traumáticas, envenenamientos y otras consecuencias de causas externas (S00-T88)
->T07-T88 Lesiones traumáticas, envenenamientos y otras consecuencias de causas externas
–>T66-T78 Otros efectos y los no especificados de causas externas
—>T78 Efectos adversos, no clasificados bajo otro concepto
—->T78.4 Otros tipo de alergia y los no especificados
—–>T78.40 Alergia no especificada

Una vez expuesto todo esto se entenderá la relatividad de la que hablábamos al inicio de este apartado. Por tanto, el código asignado a la SQM no debe desviar la atención, ni ensombrecer -11- lo realmente útil para esta enfermedad, que es: lo que se ha conseguido, lo que se está consiguiendo, y lo que se puede llegar a conseguir, gracias a su clasificación (como vimos en el punto 9). Más si cabe cuando el problema terminológico puede ser fácilmente solucionable, por parte del médico, si junto al código añade el término “sensibilidad química múltiple” para aclarar a qué se está refiriendo.
En definitiva, si bien lo deseable sería, desde luego, que la mera visualización del código de la SQM fuera suficiente para poder conocer su naturaleza; el asunto no debe preocupar extraordinariamente.
De hecho, por motivos prácticos, el afectado de SQM puede volver a su favor este malentendido, si alguien le pregunta por ello, indicando que “la SQM es parecida a una alergia, pero a los químicos”, sin dar más explicaciones. Así, los interlocutores entenderán clara y rápidamente el problema, sin abrumarlos, y sin tener que entrar en complejidades que no les conciernen (y que además, cansan a quien las explica; pero no siempre redundan en una mejor comprensión de la SQM a quien las escucha, sino todo lo contrario).
Como la SQM, en sus manifestaciones, puede parecer una alergia a quien no la conozca -y ya hemos explicado que las razones por las que la mayoría de los países la han clasificado donde lo han hecho, es por razones fundamentadas, independientemente de que gusten más, o gusten menos-, el hecho de dar una explicación breve y sencilla sobre ella, que además ayude a establecer similitudes con una enfermedad conocida, hará más fácil que sea entendida.
Sólo en el caso de que el oyente tenga interés por la SQM, será útil ampliar la narración con las explicaciones y aclaraciones que sean oportunas (por ej., indicando que la SQM afecta principalmente al sistema nervioso central, es multisistémica, consta de cuatro grados, en cuál de ellos se encuentra quien le habla -si la padece-, etc.).
-10- Dos ejemplos de enfermedades a los que la OMS ha generado problemas clasificatorios (y que, por ello, todos los países han lastrado o siguen lastrando) son la fibromialgia -FM- y el síndrome de fatiga crónica/encefalomielitis miálgica -SFC/EM- (ver un análisis de ellos pinchando aquí).
-11- Por los mismos motivos, tampoco debe preocupar demasiado en el caso de otros problemas de salud ya clasificados que presenten algún problema al respecto. Cuando sí sería grave es cuando un aspecto personal se clasificara de enfermedad (como en su día se hizo con la homosexualidad, por prejuicios sociales e intereses económicos); o cuando un problema físico se clasificara de mental.
17. ¿EL RECONOCIMIENTO DE LA SQM DEBE PUBLICARSE EN EL BOE, O EN UNA NORMATIVA, PARA SER OFICIAL?
No. Pongamos un ejemplo comparativo: ¿para la gripe hubo que hacerlo?
La única manera de que un sistema sanitario reconozca un problema de salud es que sea introducido en la clasificación internacional de enfermedades de ese país, o de la OMS, por medio de la asignación de un código.
18. ¿QUÉ HACER SI QUIERO DIFUNDIR LA SQM? (RECOMENDACIONES Y LECTURAS IMPRESCINDIBLES)
Ante todo se debe aceptar que la buena voluntad o el interés por actuar no bastan, sobre todo si la intención es hacerlo cara al público. Lo primero es autoevaluarse con honestidad sobre cuáles son las capacidades y carencias que se tienen (para saber qué podríamos aportar y qué no); adquirir o mejorar destrezas básicas necesarias (como la capacidad analítica, la comprensión lectora y oral, y la expresión verbal y escrita eficiente y sin errores gramaticales); y formarse (con fuentes serias, asimilando lo estudiado, y actualizándose de forma continuada). Suele llevar años, porque las prisas no ayudan, y hay que tomárselo en serio. No hacerlo supondría un perjuicio, no sólo para la credibilidad de uno mismo, sino para el de todo el colectivo de enfermos de SQM. Se debe ser consciente de ello.
Para traspasar estos problemas, desde el SISS deseamos facilitar que cualquiera pueda conocer, y dar a conocer, la SQM, de forma rigurosa, pero a la vez cómoda, rápida y sin tener que adquirir un conocimiento previo sobre la enfermedad. Por ello, a continuación brindamos varios enlaces que son de imprescindible lectura y difusión para tal fin -12-. Los siete primeros, contienen información teórica para su lectura; y el último, información práctica para utilizar, o pedir que sea utilizada, donde sea necesario.
Todos ellos son documentos rigurosos, cuyos contenidos se encuentran respaldados por numerosas fuentes:

1. Manual de iniciación a la SQM (pdf).
2. Países cuyos sistemas sanitarios reconocen la SQM en su clasificación, incluida España (pdf).
3. Códigos de diagnóstico para la SQM, el SFC y la FM (pdfs).
4. Tríptico sobre la SQM (pdf).
5. Resolución del Parlamento Europeo sobre los problemas de salud medioambiental, que nombra a la SQM (texto).
6. Nota de prensa de 2014 sobre el reconocimiento de la SQM en España (texto).
7. Nota de prensa de 2016 sobre el reconocimiento de la SQM en España (texto).
8. Protocolos para la SQM: para hospitales, para individuos, etc. (pdfs).

-12- Con su distribución contribuirás a propagar un conocimiento serio y completo de la SQM en la sociedad (Internet, conocidos, médicos, medios…). No en vano, de este modo darás la oportunidad a sus destinatarios a que puedan, a su vez, reenviar los enlaces a otras personas; descargarse sus pdfs para formarse; y, en el futuro, descargárselos de nuevo, si más adelante esos documentos tuvieran que ser actualizados por el SISS (pues tendrán los enlaces originales para poder hacerlo).

Artículo original: https://www.sensibilidadquimicamultiple.org/2018/11/preguntas-frecuentes-sqm-en-cie-espana.html
© Servicio de Información sobre Sensibilidad Química Múltiple y Salud Ambiental

https://www.sensibilidadquimicamultiple.org/2018/11/preguntas-frecuentes-sqm-en-cie-espana.html

Mareos, equilibrio y caídas durante brotes de fibromialgia


En la fibromialgia, mareos, falta de equilibrio y caídas son las quejas comunes. Para algunas personas, son una molestia menor que surge en alguna ocasión. En otros, pueden ser severamente debilitantes y provocar lesiones regulares.

La caída, y especialmente la caída frecuente, es un problema grave. Lo último que necesita cuando ya tiene un dolor constante es lastimarse todo el tiempo. Las caídas frecuentes o los problemas de equilibrio también pueden llevar al miedo a caerse.

Ese miedo puede, a su vez, hacer que tengas miedo de permanecer activo, incluso dentro de tus límites. Según un estudio en  Reumatología Clínica, el  73 por ciento de las personas con fibromialgia tienen miedo a la actividad física, y casi el 75 por ciento tiene problemas con el equilibrio.

La caída es menos un síntoma y más una consecuencia de los síntomas de mareos y falta de equilibrio. En esta condición, las caídas y los problemas de equilibrio también pueden estar relacionados con cambios en la forma en que caminamos.

Entonces, ¿por qué la fibromialgia involucra estos problemas? ¿Y qué podemos hacer al respecto?

Fibromialgia y mareos

En la fibromialgia, el mareo aparece con mayor frecuencia cuando se levanta por primera vez. Es similar a la sensación de “apresuramiento de la cabeza” cuando te levantas demasiado rápido, solo puede suceder cada vez que te acuestes o te sientes de pie. La aparición repentina de mareos puede hacer que se balancee sobre sus pies, tambalee, o incluso puede hacer que se caiga o se desmaye.

El mareo y el desmayo en esta condición pueden estar relacionados con un subgrupo en particular, según un estudio de 2017 publicado en el  European Journal of Pain .

Además de mareos y desmayos, este subgrupo también tenía los niveles más altos de dolor, así como una variedad de síntomas y condiciones que se superponen, incluida la disfunción cognitiva (“fibro niebla”), vejiga irritable, vulvodinia y síndrome de piernas inquietas.

La investigación sugiere que este síntoma se debe a una disfunción del sistema nervioso autónomo (SNA), que se llama disautonomía.

El SNA está involucrado con muchas funciones críticas en su cuerpo, incluyendo frecuencia cardíaca, presión arterial, frecuencia respiratoria, temperatura corporal, metabolismo y digestión.

El mareo provocado por la disautonomía puede denominarse intolerancia ortostática, hipotensión mediada neural o síndrome de taquicardia ortostática postural (POTS). Esencialmente, estas cosas significan que el corazón y el cerebro no se comunican adecuadamente entre sí.

Lo que debería suceder es que cuando se levanta de una posición recostada o sentada, el SNA aumenta su presión arterial para combatir la gravedad y mantener un suministro suficiente de sangre en su cerebro. Con la disautonomía, esto no sucede como debería. En cambio, la presión arterial en realidad puede bajar cuando está de pie, y el resultado es mareo o aturdimiento. En POTS, la frecuencia cardíaca se acelera a medida que baja la presión arterial.

El mareo puede estar asociado con palpitaciones del corazón, visión borrosa, aumento de la frecuencia del pulso, dolor en el pecho y un tipo de desmayo llamado síncope vasovagal.

Sin embargo, no todos los que tienen mareos relacionados con la fibromialgia se desmayan. En un estudio de 2008, los investigadores dicen que los mareos y las palpitaciones eran más comunes que los desmayos. También dicen que el POTS fue uno de los síntomas de fibromialgia más comunes que observaron durante las pruebas de mesa inclinada, que miden su respuesta a los cambios en la posición.

Equilibrio y problemas de la marcha en la fibromialgia

Además de la posibilidad de caídas, las investigaciones sugieren que las personas con fibromialgia caminan de manera diferente a las personas sanas. Un estudio de 2009 encontró que aproximadamente el 28 por ciento de las personas con esta enfermedad tienen un modo de andar anormal (forma de caminar).

En un estudio de desempeño funcional de 2017, los investigadores dijeron que la marcha y el equilibrio estaban severamente dañados en esta condición. Las diferencias incluyen:

  • longitud de zancada significativamente más corta
  • Paso lento
  • la forma en que el cuerpo se balancea al caminar

Los investigadores observaron que las diferencias en la marcha y el equilibrio eran peores en las personas que tenían más dolor, rigidez, fatiga, ansiedad y depresión.

Recomendaron que los médicos evalúen la marcha y la postura de sus pacientes con fibromialgia para encontrar el mejor tipo de rehabilitación y prevención de caídas para ellos.

Este estudio forma parte de un creciente cuerpo de literatura científica que demuestra problemas de equilibrio y de marcha en esta condición que pueden provocar caídas. Sin embargo, evaluar y tratar estos síntomas puede no ser una alta prioridad para su médico. Si le preocupan, asegúrese de mencionarlos en su próxima cita.

Aliviar el mareo y el riesgo de caídas en la fibromialgia

Cuanto más éxito tenga usted en el tratamiento de su fibromialgia, menos estos síntomas deberían ser un problema. Sin embargo, si necesitan más atención o si no ha podido encontrar tratamientos efectivos para la fibromialgia, tiene varias opciones.

Para el mareo por POTS, hipotensión ortostática o hipotensión mediada por el cerebro, su médico puede recomendar medicamentos que ayuden. Estos pueden incluir SSRI / SNRI, benzodiacepinas y bloqueadores beta. Algunos de estos medicamentos también pueden ayudar a aliviar otros síntomas de la fibromialgia: los ISRS y los IRSN se prescriben comúnmente para esta enfermedad. Su médico también puede recomendar cambios en el estilo de vida.

Si fuma, una investigación publicada en la revista reumatológica  Joint, Bone, Spine sugiere que dejar de fumar puede ayudar a aliviar los desmayos y otros síntomas de la fibromialgia.

Cuando se trata del equilibrio y la marcha, la terapia física es un tratamiento común. También puede preguntarle a su médico si es seguro para usted algo como yoga, tai chi o qigong.

Hasta que encuentre formas de mejorar estos síntomas, vale la pena tener cuidado. Los dispositivos de asistencia, como un bastón o un andador, pueden ayudarlo a mantenerse en pie. Los ejercicios sentados pueden ser la opción más segura, y ciertamente son una mejor opción que ser menos activos de lo que puedes ser.

https://healthizfitness.com

Halladas las principales vías genéticas alteradas en fibromialgia


Investigadores de la Universidad de Oviedo han participado en un estudio que describe las principales vías genéticas alteradas en pacientes con fibromialgia. Los resultados permitirán la búsqueda de nuevas dianas terapéuticas y el reposicionamiento de fármacos que sean capaces de regular óptimamente los genes alterados y que minimicen los efectos secundarios. 

Científicos de la Universidad de Oviedo, en colaboración con expertos de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore y el National Institute of Nursing Research del National Insititute of Health (NINR-NIH), han descrito las principales vías genéticas alteradas en pacientes con fibromialgia.

La fibromialgia está considerada como un síndrome que puede causar una sensibilidad creciente al dolor, fatiga, rigidez muscular, problemas de sueño, posibles pérdidas de memoria y concentración, dolores de cabeza, problemas digestivos, etc. Los síntomas son variados y su diagnóstico es complicado, confundiéndose con el síndrome de fatiga crónica, la artritis reumatoide o incluso la esclerosis múltiple.

Además, no existe consenso en su diagnosis y los criterios, que poseen un alto grado de subjetividad, han ido cambiado a lo largo de los años. Dicha dificultad ha originado que a veces se le conozca como ‘el dolor invisible’ y que quienes la sufren se sientan incomprendidos, presentando un estado de frustración permanente que suele agravar su condición.

La fibromialgia podría ser denominada una ‘enfermedad en femenino’, dado que estadísticamente afecta más a las mujeres que a los hombres. Sus causas son desconocidas y se asocian a diferentes eventos que incluyen infecciones víricas, operaciones quirúrgicas, partos, eventos afectivos e incluso abusos.

Los resultados obtenidos provienen de la modelización de un estudio genético realizado en una cohorte de 28 mujeres diagnosticadas con fibromialgia según los criterios del Colegio Americano de Reumatología con edades comprendidas entre los 28 y 55 años, en comparación con una cohorte de control de voluntarias sanas y edades comprendidas entre los 28 y 51.

El trabajo proporciona una firma genética a pequeña escala compuesta por 57 genes para su diagnóstico. Los análisis mostraron que las tres vías genéticas alteradas más importantes están relacionadas con la activación de células estrelladas hepáticas (adipocitos hepáticos) –indicativas de lesiones en este órgano–, fosforilación oxidativa y patologías respiratorias tipo EPOC (enfermedad obstructiva pulmonar).

Aunque los datos son preliminares y difíciles de interpretar, parece confirmarse un papel importante de la vía de señalización del glutamato, un neurotransmisor con gran importancia en la fatiga crónica y en la depresión. También presentan una expresión alterada genes relacionados con la atenuación de la tasa metabólica y de las vías inflamatorias asociadas al Interferón alfa, una citocina implicada en la regulación de la respuesta inmunitaria contra infecciones.

Búsqueda de nuevas dianas terapéuticas

Juan Luis Fernández-Martínez, experto de la Universidad de Oviedo, subraya la importancia de la investigación traslacional cuyos resultados impacten en la medicina que reciben los pacientes, algo que, asegura, los equipos estadounidenses con los que colabora tienen muy incorporado.

“A falta de una confirmación clínica, las conclusiones conectan la fibromialgia con el síndrome de fatiga crónica. En el futuro desearíamos estudiar las diferencias entre ambos, así como los mecanismos que son comunes y compararlas con las vías alteradas en la esclerosis múltiple”, explica Fernández-Martínez.

Los equipos que han participado en este trabajo llevan un tiempo colaborando también en los mecanismos involucrados en el desarrollo de la fatiga crónica en pacientes de cáncer tratados y tratadas con radioterapia.

Estos resultados no solo poseen un valor diagnóstico, sino que también permitirán la búsqueda de nuevas dianas terapéuticas y el reposicionamiento de fármacos que sean capaces de regular óptimamente los genes alterados y que minimicen los efectos secundarios.

Para los autores, la medicina necesita de la ayuda de las técnicas de inteligencia artificial para dar solución a enfermedades que actualmente no poseen ni un diagnóstico fiable. Existen en la actualidad más de 7000 enfermedades raras sin tratamiento, que afectan a más de 30 millones de europeos y europeas. Si no se dispone de datos genéticos, resulta imposible buscar una cura para dichas enfermedades.

Referencia bibliográfica:

Nada Lukkahatai, Brian Wallit, Enrique J de Andrés-Galiana Juan Luis Fernández-Martínez, Leorey N. Saligan. A predictive algorithm to identify genes that discriminate individuals with fibromyalgia síndrome diagnosis from healthy controls. Journal of Pain Research, 2018, 11:1-10.

¿Síndrome de fatiga crónica? No eres tú, es tu sistema inmune


young man sleeps at work

Esta enfermedad causa un cansancio extremo y podría ser activado por la respuesta exagerada de tu sistema.

Una respuesta exagerada del sistema inmunológico puede desencadenar una extraña condición que causa un cansancio extremo, reveló un nuevo estudio publicado este lunes.

De acuerdo con información de CNNel síndrome de fatiga crónica, una condición que causa un cansancio extremo, podría ser activado por un sistema inmune hiperactivo, según el estudio.

Investigadores del Reino Unido descubrieron que la respuesta inmunitaria exagerada puede desencadenar esa fatiga, lo que sugiere que así es como comienza la afección, llamada encefalomielitis miálgica o EM.

La investigadora principal Carmine Pariante, profesora de psiquiatría biológica del King’s College de Londres dijo que este el primer estudio en tratar el “papel del sistema inmunológico en el desarrollo de la enfermedad, un trastorno multisistémico del que se sabe muy poco”.

Pariante explicó que en muchos casos de fatiga crónica, los pacientes recuerdan una infección, como un resfrío muy fuerte u otra infección viral, en las primeras etapas de desarrollo de la enfermedad.

Para tratar de obtener más información al respecto, el equipo modeló una posible ruta hacia la condición basada en un tratamiento para las infecciones crónicas de la hepatitis C, llamada interferón alfa, porque se sabe que el tratamiento induce fatiga persistente en algunas personas.

Un estimado de 836.000 a 2,5 millones de estadounidenses lucha contra el síndrome de fatiga crónica, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

Para el estudio, el equipo hizo una posible ruta hacia la enfermedad con un tratamiento para las infecciones crónicas de la hepatitis C, llamada interferón alfa, porque se sabe que el tratamiento induce fatiga persistente en algunas personas.

Los investigadores midieron la fatiga y la actividad inmunitaria en 55 pacientes que recibieron tratamiento para la hepatitis C con interferón alfa. Los pacientes fueron monitoreados antes, durante y después de la terapia:

  • 18 pacientes desarrollaron fatiga que duró más de seis meses después del tratamiento.
  • El grupo con fatiga duradera también experimentó una mayor respuesta inmune.
  • Los marcadores inmunitarios se midieron con un análisis de sangre durante el estudio.
  • Se observaron niveles más altos de estas moléculas en estos pacientes antes de que el tratamiento hubiera comenzado.

“Lo que estos datos sugieren fuertemente es que las personas que desarrollan síndrome de fatiga crónica en respuesta a una infección, lo hacen porque su sistema inmunológico está preparado para reaccionar de manera hiperactiva”, explicó Pariante.

Concluyen especialistas que, no está claro por qué el sistema inmune de una persona podría estar preparado para reaccionar de forma hiperactiva, pero probablemente podría ser la genética.

https://noticiasya.com/

Fibromialgia y síndrome de dolor regional complejo: la conexión de inflamación neurogénica


A primera vista, la fibromialgia (FM) y el síndrome de dolor regional complejo (SDRC) parecen ser trastornos muy diferentes. Ambos pueden causar dolor severo, pero en la fibromialgia, el dolor generalmente es generalizado y menos intenso y  en el SDRC más intenso y localizado.

(El síndrome de dolor regional complejo es un trastorno de dolor crónico. Provoca dolor intenso, por lo general en los brazos, las manos, las piernas y los pies. Puede ocurrir después de una lesión en un nervio o en el tejido de un área afectada. Es posible que el reposo y el tiempo solamente lo empeoren.

Los síntomas en el área afectada son:

  • Cambios extremos en la temperatura, textura y color de la piel
  • Dolor candente
  • Mayor sensibilidad de la piel
  • Inflamación y rigidez en las articulaciones afectadas
  • Disminución de la capacidad para mover la parte del cuerpo afectada

La causa del síndrome de dolor regional complejo se desconoce. No hay un examen de diagnóstico específico. Su doctor diagnosticará el síndrome basándose en sus síntomas.

No existe una cura. Puede empeorar con el tiempo y diseminarse a otras partes del cuerpo. A veces, desaparece temporal o definitivamente. El tratamiento se enfoca en el alivio del dolor y puede incluir medicinas, fisioterapia y bloqueos nerviosos.)

Ambos pueden desencadenarse por lesiones, pero en el SDRC el área que rodea el lugar de la lesión a menudo cambia de color, comienza a sudar, hincharse, perder vello y se vuelve intensamente dolorosa, tan dolorosa que en los casos más severos se ha realizado una amputación. Ese tipo de respuesta vívida, localizada e intensa no ocurre en la fibromialgia.

SDRC no siempre está localizado, sin embargo. La inflamación y / o el dolor presente pueden diseminarse a otras partes del cuerpo. Tampoco faltan signos visibles de inflamación en la FM. Las personas con FM pueden experimentar hinchazón, enrojecimiento de la piel y síntomas similares.

¿Podrían estas dos enfermedades formar los extremos opuestos de un espectro de dolor inflamatorio crónico? Un investigador australiano, Geoffrey Littlejohn, cree que sí. (Littlejohn, G. Inflamación neurogénica en la fibromialgia y síndrome de dolor regional complejo. Nat. Rev. Rheumatol, 4 de agosto de 2015)

Littlejohn cree que uno de los lazos que une las dos enfermedades es la sensibilización central. Las vías del dolor en el cerebro y la médula espinal en ambos trastornos claramente interpretan los estímulos inocuos como el tacto o el movimiento como dolor. Partes similares del cerebro – el cíngulo, la ínsula, la corteza prefrontal y el lóbulo parietal – se ven afectadas en cada una de ellas. También hay niveles crecientes de glutamato, un neurotransmisor excitador, y tipos similares de disfunción del sistema nervioso autónomo en cada uno de ellos.

La alodinia (una sensibilidad extrema al tacto) a menudo se asocia con la fibromialgia, pero Littlejohn descubrió que también ocurre comúnmente en el SDRC.

Inflamación Neurogénica

SDRC

La clave de su hipótesis, sin embargo, es un tipo particular de inflamación llamada inflamación neurogénica o inducida por nervios. La inflamación neurogénica se identificó ya en 1910 cuando los investigadores descubrieron que la eliminación de los nervios sensoriales podía bloquear los efectos inflamatorios del aceite de mostaza. Impulsada por la activación de los nervios sensoriales, la inflamación neurogénica puede producir una amplia variedad de síntomas perturbadores. (Uno de los cuales es la sensación de ácido que se coloca debajo de la piel).

La inflamación neurogénica comienza cuando las fibras nerviosas C amielínicas comienzan a producir neuropéptidos proinflamatorios tales como la sustancia P, VIP y CGRP. En un intento de acelerar los factores inmunes al sitio de la lesión, estos péptidos aumentan los flujos sanguíneos de la piel y la permeabilidad vascular. Los mastocitos, los queratinocitos, las células dendríticas y los linfocitos T convergen en la escena. Los mastocitos liberan una gran cantidad de sustancias, algunas de las cuales sensibilizan las terminaciones nerviosas de la zona y hacen que aumente aún más la inflamación y el dolor presentes.

Eso está muy bien en el corto plazo. Los factores inmunes comienzan a curar la lesión y el dolor producido por la sustancia P y otras sustancias nos impide usar el área lesionada. Sin embargo, en el SDRC y quizás en la fibromialgia, el proceso inflamatorio se acelera en lugar de apisonarse.

En el SDRC, el resultado inflamatorio de la activación de la fibra nerviosa C (los cambios de color, la sudoración, la hinchazón y la caída del cabello) son increíblemente visuales. Si se produce SDRC, pueden producirse pérdida ósea, deformidad, problemas en las articulaciones y ulceración de la piel. El aspecto visual de SDRC lo convierte en el síndrome de dolor más fácil de diagnosticar.

Fibromialgia

La fibromialgia a menudo se describe como una “enfermedad invisible”, pero Littlejohn afirma que muchos pacientes con FM también experimentan manifestaciones visuales de inflamación neurogénica. Al igual que el dolor en FM, la inflamación neurogénica presente se produce de una manera más difusa. Littlejohn cree que aparece en la hinchazón, decoloración de la piel (livedo reticularis), dermatografía, eritema (piel enrojecida), disestesia cutánea, alodinia, vasoespasmo inducido por frío y fenómeno de Raynaud.

La disestesia cutánea produce sensaciones tales como ardor, humedad, picazón, descargas eléctricas y hormigueos. A veces se describe como una sensación de ácido debajo de la piel. Las sensaciones pueden ser tan severas que son incapacitantes.

La dermatografía ocurre cuando el cepillado de la piel deja una marca enrojecida. Livedo reticularis se presenta como una decoloración purpúrea similar a un encaje de la piel que a menudo se encuentra en las extremidades inferiores. El fenómeno de Raynaud se refiere a una decoloración – un blanqueamiento – de los dedos de las manos y los pies.

Si bien estas características no se han explorado tan profundamente en la fibromialgia como en el SDRC, el aumento en el número de mastocitos en la piel de pacientes con FM sugiere que hay inflamación neurogénica. La neuropatía de fibra pequeña encontrada también puede estar involucrada.

Origen del Sistema Nervioso Central?

Los signos de inflamación neurogénica en SDRC y FM pueden ocurrir en el cuerpo, pero Littlejohn afirma que los astrocitos activados y microgliales en el cerebro podrían traducirse tanto en el sistema nervioso central como en la inflamación periférica.

Disparadores de neuropéptidos

Dos neuropéptidos, sustancia P y B

DNF, están marcadamente elevados en el cerebro de pacientes con FM y / o SDRC. (La sustancia P no está elevada en el síndrome de fatiga crónica, pero puede ser BDNF) .Littlejohn propone que los niveles elevados de estos neuropéptidos en las regiones del cerebro responsables de la regulación de la emoción podrían explicar por qué el estrés es un factor exacerbador tan común en FM.Cytokine PatternsThe Las fibras nerviosas C, los astrocitos y las células microgliales que amplifican el dolor también producen citocinas que pueden sensibilizar a las neuronas y afectar el eje HPA y el funcionamiento del sistema nervioso simpático. La imagen de las citoquinas en la fibromialgia no está clara, pero está claro que los niveles de citocinas se incrementan temprano en el área afectada en el SDRC pero luego desaparecen más tarde. Littlejohn cree que este período inicial de activación inmunitaria aumentada produce alteraciones del sistema nervioso central (sensibilización central) que se vuelven dominantes característica de la enfermedad más tarde, y finalmente conducen los problemas en la periferia. Los equipos Lipkin / Hornig y Dubbo en ME / CFS han encontrado un patrón similar de activación inmunitaria aumentada seguido de una regulación negativa. En los estudios de Dubbo, Lloyd sugirió que la activación inmunitaria temprana restablecía el sistema nervioso central en personas que contrajeron EM / SFC después de una infección.

http://healthplannings.com

¿Qué es el síndrome de guillain-barre? ¿Cómo se relaciona con la fibromialgia?


Mucha gente se pregunta si el síndrome de Guillain-barre y la fibromialgia están relacionados. Ambos producen síntomas bastante similares en las personas que los padecen, lo que hace que sea fácil ver por qué las personas piensan que puede haber una conexión entre el síndrome de Guillain-Barré y la fibromialgia. Pero echemos un vistazo a qué son exactamente estas enfermedades y cómo se relacionan.

¿Qué es el síndrome de guillain-barre?

El síndrome de Guillain-barre (que en realidad se pronuncia gee-yay buh-ray en caso de que se lo pregunte) es una enfermedad que hace que el sistema inmunitario de su cuerpo comience a atacar sus nervios. Nadie sabe exactamente qué lo causa, pero el hecho de que a menudo comience después de una enfermedad grave implica que su cuerpo puede reaccionar de forma exagerada a la exposición a un virus.

Verás, en una persona sana, el sistema inmunológico funciona al enviar glóbulos blancos para atacar células extrañas como virus o bacterias. Pero con enfermedades autoinmunes como el síndrome de Guillain-Barré, esos glóbulos blancos se vuelven demasiado sensibles y comienzan a confundir sus propias células con invasores extranjeros. Por lo tanto, para las personas con una enfermedad autoinmune, el cuerpo se está atacando a sí mismo.

  • Como resultado, las personas con Guillain-barre tienen una serie de síntomas. Éstos incluyen:
  • Dolores musculares y fatiga
  • Una sensación de hormigueo en las extremidades que conduce al entumecimiento
  • Dolor severo en la parte inferior de la espalda
  • Normalmente, la enfermedad comienza con una sensación de picazón u hormigueo en los dedos y se propaga al resto de su cuerpo. Poco a poco se vuelve más difícil mover los músculos a medida que la enfermedad se propaga.
  • En los casos graves, el síndrome de Guillain-barre puede llevar a una parálisis total en unos pocos minutos. Puede ser fatal si la parálisis se extiende a los pulmones, lo que hace que la respiración sea imposible.

Pero para la mayoría de las personas, la afección generalmente se resuelve sola, aunque la recuperación puede tomar semanas o incluso meses. Obviamente, la condición requiere tratamiento por profesionales médicos, sin embargo.

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia es otra condición que produce muchos síntomas similares. Causa dolores musculares y fatiga y causa dolor en la espalda baja. Nadie está seguro de qué causa la fibromialgia, pero hay muchas personas que creen que también podría ser una enfermedad autoinmune.

Es posible que tanto el síndrome de Guillain-barre como la fibromialgia sean causados ​​por la misma cosa, osea, el sistema inmunológico que ataca los nervios. En este momento, sin embargo, nadie está seguro de cómo la fibromialgia causa exactamente los síntomas que causa.

Pero es definitivamente diferente del síndrome de Guillain-barre en algunas formas cruciales. Primero, el dolor se manifiesta en 18 puntos específicos del cuerpo, en lugar del dolor generalizado del SGB. En segundo lugar, las personas con fibromialgia no se paralizan gradualmente como las personas con GBS. Finalmente, aunque el síndrome de Guillain-barre generalmente se cura después de unas pocas semanas o meses, la fibromialgia no mejora con el tiempo y no existe una cura efectiva para ella.

Y nadie está seguro de cuál es exactamente el vínculo entre el síndrome de Guillain-barre y la fibromialgia, pero parece que puede haber uno.

¿Cómo se relacionan el síndrome de Guillain-barre y la fibromialgia?

Bueno, aquí es donde las cosas se ponen difíciles. Sabemos que la Guillain-barre y la fibromialgia producen síntomas similares. Y sabemos que ambos atacan los músculos. Pero no está claro si ambos son el mismo tipo de enfermedad.

Pero parece que hay una conexión en el sentido de que Guillain-barre realmente puede llevarlo a desarrollar fibromialgia. Una pelea con el síndrome de Guillain-barre es a menudo extremadamente traumática en el cuerpo. Y se ha establecido que ese tipo de trauma puede desencadenar la fibromialgia.

De hecho, las personas con Guillain-barre han informado que se les diagnosticó fibromialgia después de recuperarse del GBS. Por lo tanto, es posible que la sobre-sensibilización de su sistema inmunológico que viene con el GBS también provoque fibromialgia después. Por otra parte, esa conexión podría ser una total coincidencia.

Desafortunadamente, aunque existe evidencia anecdótica de personas que padecen fibromialgia que sugiere que existe un vínculo entre la fibromialgia y el síndrome de Guillain-Barre, hasta ahora, los médicos no lo han demostrado de manera concluyente. Pero aún así, parece que deben tener alguna relación, ¿verdad? Después de todo, parecen afectar el cuerpo de una manera similar. Por lo tanto, parece probable que desarrollar una mejor comprensión de las funciones básicas que desencadenan ambas afecciones podría ayudar a lograr avances en el estudio de cómo los nervios producen síndromes de dolor crónico.

Y eso da esperanza de que algún día podamos entender la relación entre el síndrome de Guillain-barre y la fibromialgia. Y eso puede dar una mejor oportunidad de curar ambas enfermedades.

Pero déjanos saber, ¿tienes el síndrome de Guillain-barre? ¿Son sus síntomas similares a la fibromialgia? ¿Recibió fibromialgia después de ser diagnosticado con Guillan-barre? Dinos en los comentarios.

https://healthizfitness.com

¡El estrés es el mayor problema en las personas afectadas por la fibromialgia!


Todos están bajo estrés en sus vidas. El estrés es algo que todos saben y se considera parte de la vida. No puede tener suficiente dinero, problemas con el matrimonio o los hijos, etc. Podría ser cualquier cosa. Las personas con fibromialgia tienen un alto nivel de estrés.

Todo el mundo sabe sobre el estrés que es un asesino silencioso. Los síntomas y los efectos secundarios del estrés pueden provocar un ataque cardíaco, problemas cardíacos, ansiedad, depresión y otros problemas. El estrés es el mayor problema en las personas afectadas por la fibromialgia.

Algunos aspectos destacados del estrés y la fibromialgia.

Se cree que el eje hipotálamo-hipófisis-suprarrenal en el cuerpo evita el estrés involucrado. Cuando las personas se ven afectadas por la fibromialgia, esta condición se descompone en este eje y estos niveles son mucho más altos que en las personas normales.

Las personas que tienen fibromialgia tienen diferentes niveles de HPA y se pueden reducir las hormonas del estrés como la adrenalina y el cortisol. El nivel de estrés desciende sin estos analgésicos muy necesarios sin previo aviso.

Una persona puede enfermarse a causa de esta carga. Muchos síntomas son causados ​​por el estrés y usted ni siquiera sabe que están asociados con el estrés. Si una persona también sufre de fibromialgia, esto puede llevar a una situación desfavorable. Experimenta más dolor con el estrés y la fibromialgia es un síndrome en el que se produce una gran cantidad de estrés. Si experimenta una migraña, este estrés puede aumentar el dolor. El estrés también agrava otros dolores causados ​​por la fibromialgia.

Si estás estresado, tu sueño se verá afectado también. Las personas que experimentan estrés a menudo sienten que no pueden dormirse fácilmente. Parece que tu mente está constantemente corriendo incluso cuando te duermes. Ni siquiera sabes cómo manejar este estrés. Todas las cosas empiezan a llegar a tu cabeza cuando es hora de dormir. Tienes la incapacidad para relajarte.

Cómo reducir el estrés.

Si reduce el estrés de su vida, puede controlar su fibromialgia. Esto parece fácil, pero no lo es, especialmente cuando hay muchos otros problemas que se te presentan. Si intenta reducir su estrés hoy, seguramente podrá manejar el estrés de manera efectiva. Puedes manejar diferentes cosas con estrés.

El yoga y la meditación se consideran eficaces para aliviar el estrés. El yoga puede ser difícil para las personas con fibromialgia, pero algunos conceptos básicos pueden ayudar enormemente. El proceso de inhalar y exhalar con los músculos del cuerpo es la meditación. Esto también se ha utilizado durante siglos y es una forma de medicina china como el yoga.

El estrés también puede mejorar con el uso de medicamentos contra la ansiedad. Los médicos recetan medicamentos que pueden ayudarlo a calmarse y mantener el estrés al mínimo. Si cree que estos medicamentos son beneficiosos para usted, puede consultar a su médico para averiguar cuál es el adecuado para usted.

Tómate un tiempo para relajarte y encuentra tiempo para ti mismo. Las técnicas de respiración profunda también son eficaces para aliviar el estrés, y las cosas que disfruta haciendo también le proporcionarán algo de relajación. Puede ser cualquier cosa como caminar en el parque, pasar tiempo con sus seres queridos, hacer algo o algo similar. Pero asegúrate de pasar un tiempo haciendo cosas que disfrutes.

Una dieta sana y equilibrada también ayuda a reducir el estrés. En su mayoría, las personas no se refieren a los alimentos que comen, sino al contexto. Es importante tomar frutas y verduras frescas. Además, trate de comer carnes magras como pollo y pescado. Evitar los alimentos procesados ​​y el azúcar puede beneficiarlo.

A veces es difícil para usted eliminar algo de la comida de su vida, pero si lo hace, valdrá la pena. También es importante comer la cantidad correcta de alimentos. El nivel de estrés comienza a aumentar si come en exceso o come los alimentos equivocados.

Consulte a su médico para más formas de aliviar el estrés. Su médico entenderá su caso correctamente y le puede dar recomendaciones que le harán bien. Puedes tratar tu estrés con el consejo de un médico.

La quintaesencia

Se cree que las personas que sufren estrés también sufren de fibromialgia y viceversa. El estrés y la fibromialgia van de la mano. No es fácil lidiar con el estrés, pero tiene que encontrar formas efectivas de manejar su vida y reducir el estrés. Las cosas empeoran como resultado del estrés y, por lo tanto, ocurren más dolor y problemas.

Se concluye que es posible lidiar con el estrés y llevar una vida que usted desee, con la ayuda de su médico y con la información que se proporciona anteriormente. Luchar para lidiar con el estrés. Haga una lista de las cosas que puede hacer para reducir el estrés y consulte a su médico para reducir el estrés. Puedes recurrir a una nueva persona sin estrés.

https://healthizfitness.com