FIBROMIALGIA: Abordaje Terapéutico


teraprutico2La etiología o causa primera de la FM es, actualmente desconocida. No se sabe qué origina los síntomas, por lo que NO EXISTE un tratamiento “universal” para enfrentarla, es decir, autorizado en todo el mundo y que funcione en todos los pacientes por igual (como sí existe, por ejemplo, en enfermedades como la diabetes y la artritis). Frente a esto, Cofibrochile  sugiere un tratamiento paliativo de los síntomas, multidisciplinario, y que esté conformado por tres pilares fundamentales, detallados a continuación.

1) Fármacos recetados por el médico

El médico de cabecera, como se dijo más arriba, es generalmente un reumatólogo o neurólogo especialista en FM. En nuestro país, la utilización de fármacos para estabilizar los síntomas más severos es aceptada, y es el mencionado médico de cabecera es el llamado a recetar y supervisar la toma de estos medicamentos.

Muchas veces las afecciones de los pacientes con FM exceden el campo del reumatólogo o neurólogo, por lo que éste puede derivar el caso a profesionales de otras especialidades, según sea la necesidad. La FM está caracterizada por síntomas tan diversos como trastornos del sueño, problemas gastrointestinales y dermatológicos.

Existen algunos medicamentos que son usados comúnmente en el combate de los síntomas asociados con la FM, sin embargo, es labor de cada especialista ver el caso individual de cada paciente y buscar el que más se adecue a sus necesidades, ya que la respuesta positiva o negativa a un determinado fármaco varía de un paciente a otro. Además, existen casos de alergias o intolerancias a ciertos medicamentos, que pueden resultar en severos daños para la salud del paciente, por lo que su uso debe ser recetado y supervisado por el médico.

2) Ejercicio físico adecuado a la condición de salud del paciente, recetado por un médico.

El ejercicio físico es muy utilizado hoy en día para combatir los síntomas de la FM, pero éste debe ser autorizado por el médico de cabecera y realizado con la supervisión de un especialista, ya que las personas con FM tienen requerimientos específicos en esta área (por ejemplo, muchos tienden a lesionarse con mayor facilidad). Además, los pacientes pueden tener alteraciones de otra índole -como hipertensión, problemas cardíacos, respiratorios, etc.-, sin saberlo, lo que hace imprescindible la participación de uno o más doctores en el diseño de los planes de actividad física, y la supervisión de especialistas durante la realización de éstos.

Con estas precauciones tomadas, el ejercicio de bajo impacto y adecuado a las necesidades y la condición de salud general del paciente de FM ( como piscina temperada , pilates , yoga , biodanza ) , ha demostrado ser un buen aliado en el combate de los síntomas asociados a este síndrome en muchos pacientes.

3) Ayuda psicológica

Está claro que la FM no es una enfermedad “mental”… no es que los síntomas estén en “la cabeza del paciente”, como se suele decir. Sin embargo, el aspecto psicológico es tremendamente relevante en la vida de una persona con un problema crónico como es la FM, por lo que el apoyo en esta área es fundamental para aprender a vivir con la enfermedad. En Cofibrochile hemos visto que el tratamiento tiene mejores resultados si el paciente genera un real cambio en sus hábitos de vida, para lo que se requiere compromiso , dedicación , tiempo y constancia. En este ámbito, el conocimiento de sí mismo y el mejoramiento de las habilidades de comunicación y la relación con los otros, son fundamentales para que el paciente pueda llegar a tener una vida “lo más normal posible” con la FM.

Se ha observado que, como complemento a este tratamiento, son numerosas las terapias alternativas populares entre los pacientes con FM ,  la aplicación de cualquiera de estas terapias en un paciente debe ser supervisada por su médico, y su efectividad o efectos secundarios están sujetos a la condición particular de cada persona. Cofibrochile recomienda verificar la certificación de los terapeutas, lo cual se puede hacer en la página del Ministerio de Salud de Chile (están disponibles listados de acupunturistas y homeópatas autorizados por la entidad para el ejercicio de estas especialidades.

IMPORTANTE:

La Fibromialgia y su tratamiento, como el de cualquier otra enfermedad, son una materia que requiere seriedad y compromiso. Se considera crucial la guía de un profesional para cada caso particular, por lo que no apoyamos la recomendación de terapias, ejercicios o  medicamentos entre los pacientes o por parte de terapeutas que solo ven un incentivo económico en las terapias que ofrecen .
Hasta la fecha , en nuestros 13 años de existencia como Corporación, no hemos encontrado una cura “milagrosa” y rápida para la Fibromialgia, por lo que recomendamos a los pacientes que sean cautelosos con lo que leen y lo que prueban.

Alimentación y estilo de vida

Actualmente, no se cuenta con estudios que describan el impacto directo de la dieta del paciente en su Fibromialgia. Sin embargo, la experiencia en Cofibrochile nos muestra que el cambio a una vida más saludable, incluyendo una alimentación adecuada, tiene beneficios para la gran mayoría de los pacientes. Mejoras básicas como reducir la ingesta de grasas y azúcares (adaptándolas a las necesidades de la persona), suprimir el alcohol y el cigarro, controlar las porciones de las comidas y, en general, tener mejores hábitos alimenticios y de vida, ayudan no sólo a la pérdida de peso, sino que también pueden incrementar la energía con que se cuenta durante el día, minimizar los problemas gástricos y un sinfín de otros beneficios.