SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA: Ideas para Controlar su Fatiga


  • CANSADA
  • Reconozca y admita la fatiga, al escuchar lo que su cuerpo le dice.
  • Acepte que su fatiga tiene una razón médica y que no es algo que esta solo en su cabeza.
  • Modifique su rutina, de forma que usted pueda disponer de más tiempo para descansar. Aprenda a tomar siestas sin que estas afecten su sueño nocturno. Un descansar de 10 a 20 minutos lo puede dejar sintiéndose relajado. Por otro lado, largos periodos de descanso lo pueden dejar débil.
  • Es importante que usted sepa que condiciones tales como la depresión, stress, anemia, hipotiroidismo, dolor crónico, etc., contribuyen a la fatiga.
  • Busque ayuda para el manejo del estrés a través de fuentes de información, libros y/o consejería.
  • Durante el día, consuma de cuatro a seis pequeñas comidas del mismo tamaño. Esto le ayudaraá a  mantener estable su nivel de azúcar. Consuma mas frutas, vegetales, panes y galletas integrales, cereales, productos lácteos sin grasa o bajos en grasa, carne magra, pollo sin piel, y pescado. Nuestro cuerpo transforma esta comida en glucosa (combustible) y de esta forma usted tendrá más energía. Un bajo nivel de azúcar en la sangre puede contribuir a un incremento en la fatiga.
  • Déle prioridad a sus tareas, decida cuales son las que usted puede eliminar. Hay tareas específicas que no vale la pena invertirle tiempo ni energía. Evalué dónde usted quiere concentrar su energía y trabaje en actividades a un ritmo gradual.
  • Tome un momento y divida sus actividades en tareas más pequeñas. Planee cuándo realizará estas tareas y cuales hará primero. Esto le dará una mejor idea del tiempo que usted tiene disponible y le permitirá organizar sus actividades en orden de importancia.
  • Aprenda a simplificar su vida al trabajar ingeniosamente, planear actividades, eliminar tareas innecesarias y al encontrar formas fáciles de hacer sus tareas. Delegue actividades cuando sea posible. Cuando delegue, acepte que las otras personas también tienen su forma de hacer las cosas y esta puede ser diferente a la suya.
  • Elimine su comportamiento perfeccionista. La gente no siempre se da cuenta o le importa cuando las cosas no están perfectas. De hecho, muy pocas cosas en la vida necesitan estar o ser perfectas.
  • Aprenda a planear su semana por adelantado y organice sus actividades para que usted pueda conservar su energía. Por ejemplo, es mejor distribuir la limpieza de la casa durante la semana en lugar de tratar de realizar toda la limpieza el lunes y distribuir el  resto de la semana para recuperarse.
  • El mismo principio aplica cuando usted planea su día. Realice una tarea activa por cierto tiempo seguida por una tarea más pasiva, como el clasificar el correo luego siga con una tarea que requiera más actividad física. Al hacer esto usted le permitirá a su cuerpo rejuvenecer y usted lograra realizar más tareas.
  • Su energía no es ilimitada, por lo tanto úsela sabiamente.
  • Cuando sea posible elimine actividades que agoten su nivel de energía o lo dejen sintiéndose emocionalmente cansado, Por otro lado, las actividades que usted disfruta mas son la que restauran su nivel de energía. Por lo tanto asegúrese de incluir este tipo de actividades en su horario.
  • Busque contacto con otras personas que tienen fatiga, por ejemplo uniéndose a un grupo de apoyo.
  • Hable con su doctor acerca de su fatiga. Hay nuevos tratamientos farmacéuticos que pueden ayudar con  su fatiga crónica.

Impreso con el permiso de Abbot Northwestern Hospital, Artritis Care Program

http://www.fmcpaware.org/

Fibromialgia: Casos como el tuyo (VI)


agotada

Agotada y esperando un milagro

Hola, me llamo Marian y aunque hace mucho que me registré como para lo demás no encuentro las fuerzas.

No se que me pasa, no se si es fibromialgia o SFC, me inclino mas por lo segundo.
Pero me gustaría saber que puedo hacer para al menos poder ocuparme de mi casa y hacer la compra sin problemas.

Tengo 38 años y estoy enferma desde hace tanto que ni recuerdo. Soy Maestra pero no trabajo desde hace dos cursos, en los últimos dos años me siento mucho peor.

Desde este verano tengo hasta temblores.

Vivo sola con mis gatas adoptadas en un apartamento.

Lo que me pasa:

  • Me duele la cabeza casi siempre, sobre todo en el alado derecho, nuca y ojos. A menudo migrañas.
  • Tengo fotosensibilidad o fotofobia especialmente a la luz artificial o la iluminación no homogénea.
  • Ganglios inflados del cuello muy a menudo uno central siempre (ya han descartado un tumor en la tiroides)
  • Bronquitis asmática crónica desde 2008 de tipo alérgico.
  • Febrina en ciclos inexplicables de hasta tres semanas.
  • Dolor muscular y articulatorio tras cada pequeña tarea que no recupera en días.
  • Debilidad, perdida de fuerza.
  • Mareos
  • Desequilibrio por cansancio
  • Nauseas
  • No puedo estar de pie nada
  • Sueño irregular no reparador pero de al menos 10-11 horas repartidas durante el día.
  • No tolero ningún medicamento
  • Dolor abdominal.
  • No digiero la comida, ni siquiera los líquidos, en cuanto tomo algo me hincho sobremanera, como si el digestivo estuviera parado o fuera muy lento.
  • No tolero el frío, ni los ruidos, ni los agudos, ni el aire acondicionado.
  • El estres me destroza.
  • Cada vez me sobresalto con mas facilidad.
  • Tengo taquicardias
    Me cuesta concentrarme, olvido muchas cosas, no puedo pensar ni entender como antes. Era brillante en matemáticas y ahora ya… soy torpe.
  • Estoy saturada, tanto que lo normal es que no pueda ni hablar.
  • Y estoy muy muy cansada o agotada.

A parte, tengo varices hereditarias, la tension baja, el azucar bajo, dos hernias de disco, hiperlordosis lumbar, basculacion de caderas, el sacro plano, el centro de gravedad desviado.

¿Alguien puede ayudarme? Hay algo que ayude a no estar tan cansada?
Ya no puedo tomar ni el regaliz negro para el estomago.

Gracias.

http://www.sfc-em-investigacion.com/viewforum.php

Combatir la fatiga: Me siento muy cansad@


cansadaSensación subjetiva donde las haya, el cansancio puede ser reflejo de una enfermedad importante. De ahí la necesidad de realizar un diagnóstico correcto de su causa, para poder solucionarlo rápida y eficazmente.

No es lo mismo cansancio que debilidad muscular

El cansancio, o su término más científico (astenia) suele ser algo generalizado. Algo que afecta a todo el cuerpo, y que la persona que lo padece no logra localizar en una zona concreta.

La debilidad muscular, por el contrario, indica una pérdida en la fuerza que nos permite realizar alguna acción; esto es siempre indicativo de alguna enfermedad neurológica que ha de ser convenientemente estudiada; por lo que al diagnóstico de debilidad muscular sólo llegaremos tras ser explorados por un médico.

Un problema que afecta más a las mujeres

Así lo dicen las estadísticas. En concreto, hasta el doble de casos aparecen en mujeres que en hombres.

En cualquier caso, sin distinción de sexos, la astenia afecta entre un 21 y un 24% de la población. Y se trata de una entidad típica de la gente joven (el pico máximo de incidencia se sitúa entre los 15 y los 34 años de edad).

Un mismo síntoma, pero muchas causas posibles

Si bien el abanico de posibles causas de una sensación mantenida de cansancio (o astenia) es amplio, como veremos a continuación, lo cierto es que la mitad de los casos son debidos, o bien a un cuadro depresivo, o bien a diferentes problemas o estresores psicosociales, ya sea en el ámbito de la pareja, en el laboral, en el personal…

Aunque esto es válido para todos los grupos de edad, en el caso de las personas mayores (a partir de los 65 años), la probabilidad que detrás del cansancio se halle una enfermedad orgánica no es desdeñable.

Y entre las causas orgánicas, es decir, entre las enfermedades que hemos de descartar cuando una persona se encuentra cansada durante un largo período de tiempo, están las infecciones, las enfermedades endocrinas (en especial, la diabetes y el hipotiroidismo); y, ya en gente mayor, la bronquitis crónica o la insuficiencia cardíaca.

No olvidar los medicamentos que tomamos

Algunos medicamentos de uso común también pueden dar astenia. Entre ellos, destacan los tranquilizantes, de uso tan extendido de cara a tratar la ansiedad o el insomnio; los anticonceptivos orales, los antihistamínicos (muy usados en cuadros de alergia o de congestión nasal), y algunos antihipertensivos (diuréticos, por ejemplo).

Señalar que el alcohol, o más bien su consumo excesivo, también es motivo frecuente de astenia.

La importancia de realizarnos una analítica de sangre

Un motivo menos frecuente, pero de gran relevancia, de astenia, es la anemia. No tanto por la falta de hierro en sí; sino porque suele ser reflejo de una pérdida de sangre en alguna zona del cuerpo. En el caso de las mujeres menstruantes, la regla suele justificar esa pérdida. Pero una anemia tras la menopausia, o bien en un hombre a cualquier edad, ha de llevarnos a buscar un foco de sangrado (en no pocas ocasiones, nos encontraremos cara a cara con un tumor).

Y si todo el estudio es normal…

Siempre nos quedará una entidad clínica, el denominado Síndrome de Fatiga Crónica, caracterizado por una serie de síntomas y que vendría a ser “primo hermano” de la fibromialgia.

Y de tratamiento…

Si en la analítica que hemos de practicar para llegar al diagnóstico del motivo de la astenia encontramos alguna alteración, la trataremos a conciencia. Así, una diabetes descompensada, o bien un hipotiroidismo clínico, han de ser revertidos, la mayoría de las veces, mediante medicación.

En el caso de la anemia, tal y como indicábamos, y a buscar qué es lo que sangra es primordial. Por tanto, en muchas de las ocasiones en que nos encontremos con una anemia en una mujer menopáusica, o en un hombre de cualquier edad, deberemos realizar pruebas endoscópicas (el tubo digestivo es, en estos casos, el origen más frecuente de un sangrado). Y, evidentemente, no podemos olvidarnos del tratamiento de la propia anemia: Hierro oral (la mayoría de las veces), y una dieta adecuada para la anemia.

Pero en la mayoría de los casos, como veíamos antes (hasta en la mitad de ellos) el motivo es una depresión, o un problema psicosocial. En estos casos, la psicoterapia, alguna técnica de relajación acompañadas o no de medicación, suelen mejorar (cuando no curar) el cuadro.

Dr. Francisco Marín. http://www.doctissimo.es/

El Cansancio Crónico: difícil de diagnosticar


cansadoEn la actualidad existen muchas personas que se quejan de estar cansadas. Algunos culpan a las actividades diarias que hacen, las cuales son muchas y requieren de mucho tiempo, el cual no tienen.

Existe una enfermedad en donde el cansancio o fatiga juegan un papel importante. El cansancio crónico es una enfermedad difícil de diagnosticar, pero con la ayuda de los especialistas, se puede curar.

El síndrome tiene varios sinónimos como cansancio crónico o síndrome de fatiga crónica. Dicha enfermedad tiene un diagnóstico difícil y en ocasiones confuso por el cuadro clínico que presenta.

El paciente puede acudir la primera cita, incluso la segunda y tercera con un médico especialista para ver algunas dudas si es el diagnóstico correcto o no.

El neurólogo José Osvaldo Ulloa es un especialista que también trata esta enfermedad, comenta que no hay estadísticas estables o exactas con respecto a esta enfermedad, puesto que está subdiagnosticada, ya que generalmente primero se deben de descartar otras enfermedades antes de dar un resultado final.

“Como su nombre lo indica, síndrome significa que es causado por múltiples patologías, es multifactorial la enfermedad de la que se está hablando”.

La característica de esta enfermedad es que se puede presentar a la edad promedio de los 30 años, aunque desde los 20 hasta los 45 años la población se puede ver afectada a esa edad.

El primer síntoma es el cansancio, es decir, antes la persona tenía un esfuerzo o un horario laboral de seis horas y lo toleraba muy bien; sin embargo ahora con tres horas, la persona se cansa.

Debido a esta enfermedad, la persona tiene una enorme fatiga con un esfuerzo mínimo. Otra de las condiciones que se pueden presentar son alteraciones en el ámbito cognitivo, los pacientes tienen exaltaciones de memoria, comienzan a olvidar cosas sencillas, por ejemplo en dónde dejaron el carro o si van a una tienda comercial y se olvidan qué fueron a comprar, etcétera.

También hay alteraciones en el sueño, lo que se llama ciclo- vigilia-sueño. Se puede tener en el día somnolencia o estar con hipersomnia y en la noche no poder dormir, tener insomnio, esa es una de las características que presenta el cansancio crónico.

Los otros son síntomas neurovegetativos, en donde se tienen malestares gastrointestinales o bien se tienen reacciones de taquicardia o radicardias, esas son las características clínicas de una persona obviamente al tener todo esto y saber que no rinde en sus actividades, viene una depresión posterior.

Que hacer si se tienen los síntomas de cansancio crónico

Si se tienen todos esos síntomas y el paciente queda dentro de ese cuadro clínico, lo que debe de hacer es asistir a consulta con el médico de confianza, entre ellos puede ser un médico general, familiar, un neurólogo, un reumatólogo, un internista. Cuando uno de los médicos antes mencionados tiene duda sobre el diagnóstico certero, se le habla a otros especialistas, en este caso al neurólogo, como el doctor Ulloa, ya que lo que ve es si puede ser una enfermedad de Lain o bien boreolosis o alguna otra.

Los siquiatras también pueden ver esta enfermedad, ya que el estrés duradero por agotamiento y el cansancio crónico no tratado, pueden llevar a la depresión, pero ellos primero deben de descartar lo que es el trastorno depresivo mayor, porque hay síntomas que se pueden confundir con el cansancio crónico.

El doctor Ulloa comenta que existen enfermedades inmunológicas como el lupus, que presentan el mismo cuadro de síntomas que el cansancio crónico. El doctor Ulloa cometa que existen enfermedades comnico, así como la esclerosis múltiple que también tiene la misma patología.

“Primero se tienen que descartar todas las enfermedades si el paciente presenta un tipo de molestias. En mi caso, en mi especialidad, primero realizo un examen de sangre, si tiene datos neurológicos, le hago una resonancia magnética cerebral. Si no encuentro nada lo envío al siquiatra, dicho especialista descarta o confirma un trastorno depresivo y si no es dicha enfermedad el diagnóstico ya está hecho, se puede decir que es de esclusión el diagnóstico cansancio crónico”.

Quién debe de tratar el cansancio crónico

Ya cuando se tiene el diagnóstico de un médico general, familiar, internista, neurólogo o siquiatra. No hay que olvidar que el cansancio crónico se confunde con otras enfermedades, como la fibromialgia, que son dolores que presenta el paciente y causan cansancio, esa enfermedad la trata el reumatólogo.

Entonces se deben de descartar enfermedades que tengan la misma patología.

Por tal motivo el doctor Ulloa enfatiza en que no hay estadísticas exactas del cansancio crónico, porque las molestias son tan vagas que en ocasiones se diagnostica otra enfermedad al paciente, por tal motivo hay que realizar estudios para llegar a un resultado final.

Síntomas

Los síntomas son el cansancio, los pacientes ya no rinden lo mismo. Se habla también de inflamación de ganglios, porque el sistema inmunológico también responde, hay datos de faringitis o amigdalitis que son criterios para eso, y eso es por lo mismo se inflama todo el sistema por la actividad inmunológica. Por eso hay que descartar las demás enfermedades para diagnosticar el cansancio crónico.

El dato

El doctor José Osvaldo Ulloa Alday es neurólogo clínico. Egresado de la Facultad de Medicina, de la Universidad Autónoma de Coahuila, Unidad Saltillo. Hizo su especialidad en el Centro Médico Nacional La Raza, en el Distrito Federal, avalado por la UNAM. Atiende en la clínica La Concepción, desde hace seis años y tiene en Saltillo siete años.

Recomendaciones

Hacer ejercicio, ya que es estimulante.

Energizar la dieta, como comer cada tres horas algo en pequeñas cantidades y no pasarse horas enteras sin ingerir algo.

Ingerir hidratos de carbono, porque se digieren rápidamente, aportan azúcar, proveen energía constante y la mantienen por mucho tiempo. Están en las pastas, legumbres, cereales, pan (si es negro mejor) y arroz.

Procurar productos lácteos, como el yogur, la leche cultivada, los quesos descremados, ya que tienen bajo contenido graso.

Evitar los chocolates, golosinas y el refresco. Si bien aportan energía, no la mantienen por mucho tiempo.

Es preferible descansar comiendo otro tipo de alimentos más sanos.

Cuáles son las recomendaciones para las personas que lo padecen

El neurólogo comenta que lo primero es hacer el diagnóstico bien y después sobre la mayor molestia trabajar, es decir si la persona se deprime porque no tiene el beneficio de laborar perfectamente, hay que apoyarlo con sicología, además de eso, si se tiene el problema porque le duelen los músculos, porque empezó con un cansancio o un dolor, se le da un analgésico.

Lo importante de esto es que el paciente sepa el diagnóstico y sobre cada molestia darle el tratamiento necesario.

También se le incluye en su vida diaria actividades como hacer ejercicio, practicar algún deporte, todo lo que deberían hacer todas las personas. El paciente primero debe de distraerse para salir de ese cuadro en el que se encuentra, luego nuevamente trabajar en lo que se dedicaba.

¿Se puede quitar el cansancio crónico?

Sí se puede quitar, es un difícil tratamiento, pero cuando se hace el diagnóstico necesario de esta enfermedad es porque el paciente bajó el 50 por ciento de su rendimiento, entonces se necesita recuperar ese otro 50 por ciento, con todo un tratamiento multidiscplinario.

El tratamiento va desde tres hasta 10 meses, dependiendo la gravedad del caso y un neurólogo es uno de los especialistas que lo pueden diagnosticar y tratar.

Importante

Ante cualquier duda de estas molestias no dejar que avance la enfermedad, entre más avance o mayor porcentaje se tenga de déficit es más difícil recuperar el beneficio, el diagnóstico y tratamiento es inmediato y lo mejor es acudir al médico.