El dolor de la fibromialgia implica mecanismos de amplificación central


thCAC15B3LIntroducción y objetivos

La fibromialgia es uno de los trastornos por dolor más frecuentes, aunque su diagnóstico dista de ser satisfactorio. Es una entidad crónica y debilitante que afecta el funcionamiento cotidiano, laboral y social de los pacientes y supone un costo económico significativo. En la actualidad, se sabe que el dolor asociado con la fibromialgia es neurogénico y resulta de un desequilibrio neuroquímico que genera amplificación central, alodinia e hiperalgesia.

Lo antedicho fue corroborado mediante estudios por neuroimágenes que indicaron una disminución del umbral de dolor en presencia de fibromialgia. Además, la hiperalgesia y la alodinia se verificaron en pacientes con otras entidades caracterizadas por dolor crónico, como el síndrome de intestino irritable. En consecuencia, es posible que los mecanismos implicados en la aparición de dolor en caso de FM sean similares a los relacionados con la fisiopatología de otras enfermedades caracterizadas por dolor crónico.

La presente revisión fue elaborada por un grupo de especialistas en fibromialgia con el objetivo de brindar recomendaciones prácticas a los profesionales sobre la fisiopatología, el cuadro clínico, el diagnóstico y el tratamiento de los pacientes que sufren esta enfermedad.

Procesamiento del dolor

La percepción del dolor involucra vías ascendentes y descendentes. Las vías ascendentes transmiten las señales sensoriales que se originan en nociceptores para su procesamiento cerebral. Las vías descendentes envían señales hacia la periferia que regulan el dolor percibido.

La fibromialgia se caracteriza por una alteración de ambas vías de procesamiento y por la amplificación del dolor. No obstante, la fisiopatología de la amplificación del dolor no se conoce con exactitud. Se sugiere que los mecanismos de amplificación son más bien centrales y resultan en un aumento de la excitabilidad neuronal y en una disminución de los mecanismos de inhibición del dolor. La amplificación central se encuentra determinada por factores genéticos y ambientales que definen el umbral de dolor de cada individuo y la gravedad de los síntomas en pacientes con diagnóstico de  fibromialgia.

Amplificación central y síntomas de fibromialgia

La heterogeneidad sintomática y el cuadro clínico característico de los pacientes con fibromialgia se relacionan con una disfunción del sistema nervioso central. Esto resulta en dolor generalizado, sensibilidad, alodinia e hiperalgesia. Los pacientes con fibromialgia tienen sensibilidad ante la presión, el calor y los estímulos auditivos y eléctricos. Dicho cuadro puede acompañarse por síndrome de intestino irritable, cefalea tensional, migraña, trastornos de la articulación temporomandibular, vulvodinia y prostadinia, entre otras manifestaciones.

Farmacología de la analgesia

Los analgésicos que actúan a nivel periférico como los antiinflamatorios no esteroides (AINE) no son eficaces para el tratamiento de los pacientes con fibromialgia y otros trastornos por dolor de origen central. No obstante, pueden ser de utilidad en dichos pacientes, en presencia de dolor periférico asociado con el daño o la inflamación tisular. Los fármacos de acción central pueden resultar eficaces en pacientes con trastornos por dolor como la fibromialgia, caracterizados por amplificación central.

Dado que la fisiopatología de la fibromialgia es heterogénea y varía de paciente en paciente, la administración de una determinada sustancia no siempre resulta eficaz. Por lo tanto, es importante discutir con los pacientes las expectativas del tratamiento y la posibilidad de falta de respuesta a éste.

Mecanismos relacionados con la aparición de dolor en pacientes con fibromialgia

El dolor crónico y generalizado observado en pacientes con fibromialgia respondería a mecanismos de amplificación central. En coincidencia, se informó que los pacientes con fibromialgia tienen un umbral bajo de dolor en comparación con los individuos sanos. Dicho hallazgo también coincide con lo observado en estudios de neuroimágenes.

Otro hallazgo de interés en pacientes con fibromialgia es el aumento de la señalización ascendente o nociceptiva y la disminución de la señalización descendente o analgésica. El aumento de la señalización ascendente coincide con un incremento de los niveles de neurotransmisores como la sustancia P, el factor de crecimiento nervioso y el factor de crecimiento derivado del cerebro en el líquido cefalorraquídeo. También se encontró un aumento de los niveles de aminoácidos excitatorios como el glutamato, implicado en la aparición de hiperalgesia y alodinia.

Como ya se mencionó, los pacientes con fibromialgia presentan una disminución de la actividad de las vías descendentes de analgesia. Esto coincide con la disminución del nivel de metabolitos de la serotonina, noradrenalina y dopamina en el líquido cefalorraquídeo y con un aumento de la actividad del sistema opioide.

La disminución de la disponibilidad de receptores opioides en presencia de fibromialgia puede explicar por qué los opioides no son tan eficaces en pacientes con fibromialgia como en pacientes con otros trastornos por dolor.
La disfunción de los sistemas de neurotransmisión descrita con anterioridad también permite explicar otros síntomas, como los trastornos del estado anímico y del sueño, y la fatiga asociados con la fibromialgia.

Conclusiones

En la actualidad, se evalúan otros factores implicados en la sintomatología de los pacientes con fibromialgia, como la disfunción autonómica, la inflamación neurogénica y la pérdida de sustancia gris. Es necesario contar con estudios adicionales sobre los mecanismos subyacentes a la aparición de dolor en pacientes con fibromialgia. Otros puntos de interés incluyen el papel de la amplificación central respecto de la aparición de síntomas como la fatiga y los disturbios del sueño. También, existe interés respecto de las características de los pacientes que responden a un determinado tratamiento y no a otro, y del efecto del tratamiento en términos de progresión de la enfermedad.

 http://www.fibromialgia.nom.es

Anuncios

Como dormir bien sin pildoras


dormirlunaUna buena noche de sueño es muy terapéutico, un antídoto valioso para el estrés y la tensión, y una forma vital de descansar tanto el cuerpo como la mente. Dormir también le permite soñar, dejar que la mente subconsciente repase la información y los acontecimientos del día; la investigación ha demostrado que el sueño es importante para la salud mental.
Pero las pautas del sueño se ven fácilmente perturbadas por la preocupación o el estrés, y el sueño es a menudo elusivo precisamente cuando más se lo necesita. Eso inicia un círculo vicioso: la falta de sueño conduce a una pobre concentración y reduce su capacidad para afrontar problemas o preocupaciones rutinarias.
Algunas personas funcionan con efectividad durmiendo bastante menos que otras. La gama es amplia, entre cuatro y diez horas para los adultos. No hay un número ideal de horas para dormir.
Si se duerme con facilidad, no se despierta durante el sueño, se despierta sintiéndose descansado y, una vez que lleva levantado unos diez minutos, puede pensar claramente durante el resto del día, está durmiendo lo suficiente.
Solucionar problemas durante el sueño
 
El tiempo que pasa dormido puede ser sorprendentemente productivo. Cuando el inventor Thomas Edison, por ejemplo, se esforzaba por crear la bombilla eléctrica,<> cada noche su subconsciente con preguntas, justo antes de quedarse dormido. Al cabo de unas pocas noches, se le ocurrían las respuestas y nacían sus inventos. Inténtelo usted mismo. Si tiene que resolver un problema concreto, siga los siguientes pasos:
1. Justo antes de acostarse, practique sus rutinas de relajación elegida.
2. Ahora, introduzca la cuestión. Si puede hacerlo por medio de visualización y de palabras, será más efectivo. El subconsciente responde más positivamente a las imágenes que a las palabras.) Intente evitar el introducir respuestas. Confíe en la mente subconsciente y en su capacidad intuitiva para encontrar la respuesta correcta.
3. A la mañana siguiente no despertará necesariamente habiendo encontrado la respuesta revelada. Pero persevere e insista y repita la pregunta a la noche siguiente, y luego cada noche hasta que se presente la solución por sí misma, como sucederá invariablemente.
Romper la pauta
El insomnio es común: casi todos lo sufrimos de vez en cuando. Una dificultad para combatirlo es que, a menudo, se perpetúa a sí mismo. Si está cansado pero no a dormido bien, sentirá tanta ansiedad por descansar lo suficiente que no se podrá quedarse dormido. Necesita romper el ciclo del insomnio antes de poder establecer una pauta sana del sueño. No es aconsejable tomar somníferos como solución a largo plazo, porque él dejar de tomarlos puede agravar el insomnio. Existen otros muchos tratamientos efectivos.
Lo primero que debe hacer es asegurarse de que no hay posibles causas físicas que expliquen sus problemas de sueño, como deficiencias de vitaminas o minerales, o factores ambientales como el ruido. Es útil establecer una rutina antes de acostarse que le relaje y convenza indirectamente a su mente inconsciente de que el sueño es inminente. Concédase tiempo suficiente para serenarse. Si trabaja frenéticamente hasta el último minuto y luego intenta quedarse inminentemente dormido, quizá lo consiga debido al agotamiento físico o mental, pero también es muy probable que despierte a cabo de una hora porque su mente todavía esta activa.
Si no puede quedarse dormido porque su mente se ve agobiada por ciertas preocupaciones, pruebe a usar una técnica de desplazamiento: mientras está acostado en la cama, hágase una lista mental de todos los muebles que hay en la casa, luego otra de todas las lámparas. Mantenga la mente ocupada con cosas sin importancia, para bloquear la aparición de preocupaciones persistentes.
Una mujer llamada Incolaza, por ejemplo, descubrió que al cambiar de profesión empezó a tener una pauta de sueño errático. Se despertaba al cabo de dos horas de sueño y permanecía despierta durante horas. Así pues, probó con una técnica de visualización: se imaginó que era una camarera de un gran hotel donde tenía que hacer las camas durante todo el día, con lo que se cansaba tanto que lo único que deseaba era acostarse en una de aquellas camas y dormir. Pronto observó una notable mejoría en sus pautas de sueño y, al cabo de dos meses, volvía a dormir con normalidad.
Termine con una nota positiva
 
Resulta demasiado fácil acostarse y pensar en todas las cosas que han salido mal durante el día. Eso no sólo le impide dormir bien, sino que también despertará sentimientos tensos y negativos. En lugar de permanecer en la cama pensando en las cosas que podría haber hecho o dicho de modo diferente, piense en algo bueno que ocurrió durante el día. Puede ser algo comparativamente trivial, como un piropo por su aspecto, o algo más importante, como la terminación de una tarea. Si tiene pensamientos positivos al acostarse, su sueño será más profundo y satisfactorio y al día siguiente despertará sintiéndose más positivo y poderoso.
Sueño reparador
 
Si trata de romper una pauta de noches de insomnio, quizá le sean útiles las siguientes sugerencias.
· El ejercicio físico practicado durante el día le ayudará a dormir, pero no lo haga directamente antes de acostarse, porque aumentará los latidos y el pulso y dificultará la relajación.
· Elija con cuidado lo que bebe antes de acostarse; lo mejor es leche caliente o un té de hierbas. El alcohol puede ayudarle a dormir, pero quizás se despierte durante la noche, mientras que las bebidas que contienen cafeína tomadas dos o tres horas antes de acostarse pueden actuar como un estimulante.
· Si lee, escucha música o ve la televisión antes de acostarse, asegúrese de que el material no sea demasiado estimulante, o le resultará más difícil desconectar y dormir.
· Tome un baño tibio, no caliente ni frío, al acostarse por la noche, y relaje su cuerpo. Su mente se relajará enseguida.
· La infusión de manzanilla se considera como la mejor ayuda para dormir. Tomar una taza por la noche ayuda a combatir el insomnio y aliviar la ansiedad y el estrés.
· Asegúrese de que el dormitorio no esté sobrecargado; abra una ventana y deje entrar aire fresco.
· Una vez que esté en la cama, escuche algo de música suave o lea una historia con largas descripciones de paisajes o de viajes. Luego practique un ejercicio básico de relajación. Si está realmente relajado al iniciar una visualización agradable, debería de quedarse dormido antes de llegar al final.
Fuente:

Manual para dormir bien y levantarse mejor


dormirSi tiene Vd. problemas de sueño, como por ejemplo que no puede o le cuesta mucho quedarse dormido, se despierta muchas veces durante la noche, no se encuentra bien al levantarse o simplemente quiere mejorar la calidad y cantidad de su sueño, pruebe a seguir estas reglas:

Adquiera algún CD de música relajante.

Muchas personas descubren que los sonidos como el llamado “ruido blanco” o los sonidos de la naturaleza, como los mares o el bosque, son adecuados para iniciar su sueño. Cuando se meta en la cama conéctelo sin preocuparse del apagado.

Evite “picar” cosas dulces antes de dormir.

Esto elevará su glucemia y le dificultará el sueño. Después, cuando la glucemia, en mitad de la noche, comience a bajar, puede tener una hipoglucemia y esto le hará despertarse.

Duerma en oscuridad completa o lo más completa posible.

La luz en los ojos afecta al ritmo circadiano de la hipófisis y la producción de Melatonina y Serotonina, dos hormonas muy importantes durante el sueño. Si durante la noche tiene que ir al baño, utilice la menor luz posible.

Si su habitación no permite que esta oscuridad se mantenga hasta su hora de despertar, valore utilizar un antifaz.

Duerma en un lugar silencioso.

Esto es tan importante como lo anterior. Realmente necesitamos silencio para conciliar y mantener el sueño. Si su habitación no permite este aislamiento, puede utilizar unos tapones para los oídos.

No vea la televisión antes de dormir.

Los mensajes televisivos son muy estimulantes pare el cerebro por su colorido y sonido. De hecho, las productoras de televisión buscan constantemente llamar nuestra atención y casi siempre lo consiguen.

Utilice calcetines en la cama.

 Debido a que tienen la circulación más pobre y a la posición en la cama, los pies se notan fríos a menudo antes que el resto del cuerpo y eso puede producirle el disconfort suficiente para que no pueda descansar bien y será tarde cuando se de cuenta. Dormir con los pies calientes disminuye el número de despertares durante el sueño.

 Lea cosas relajantes, espirituales o si es creyente, cosas religiosas.

 Esto le ayudará relajarse. No lea nada estimulante, como una novela de suspense o cosas del trabajo. Un libro que capte mucho su atención le obligará a permanecer despierto más tiempo del deseado y hará que piense en él durante las fases iniciales de inducción del sueño.

 Evite usar relojes despertadores fuertes.

 Es muy estresante ser despertado repentinamente. Si usted consigue un sueño regular, deberían ser innecesarios, pues dormirá y se levantará de forma espontánea.

 La mejor forma de despertar es que, a la hora adecuada, se encienda, poco a poco,una luz en la habitación. Por supuesto si, por sus necesidades horarias, no le toca despertarse con la luz natural del sol. Existen relojes despertadores especiales que simulan el amanecer (http://soleilsunalarm.com) , pero no se venden en España.

 Puede organizar el día siguiente.

 No hay problema alguno en que Vd. programe sus actividades del día siguiente

antes de dormir, incluso en la cama. Tenga a mano un bloc de notas. Esto le dará la impresión de que “ha concluído el día” y nada queda pendiente sin anotar y le permitirá relajarse. En cualquier caso, haga ésto sólo si le apetece, pues por la mañana, cuando sus valores de cortisol sean mayores, estará mejor para hacerlo.

 Melatonina y sus precursores.

 Si los cambios conductuales no son suficientes puede comentar con su médico la posibilidad de utilizar Melatonina, pero no la tome núnca por su cuenta. La Melatonina es una hormona y debe ser utilizada sólo en casos necesarios y bajo supervisión médica. Existen precursores de la Melatonina que son más seguros de utilizar. La Melatonina no está comercializada en España.

 Acuéstese tan pronto como sea posible.

Nuestros sistemas hormonales, especialmente las suprarrenales se “recargan” entre las 23 y la 1 hora solar. Antes de la electricidad, la gente se acostaba con la puesta del sol, como hacen la mayoría de animales. Intente, en la medida de lo posible, intentar irse a dormir pronto. Tenga en cuenta que hablamos de hora solar, por lo que hay que restar a la hora oficial, una hora en invierno y dos en verano,

Examine su dormitorio en busca de campos electromagnéticos.

Aunque no existe demostración científica, se piensa que estos campos electromagnéticos, pueden afectar determinadas secreciones hormonales. Existen aparatos para medir los campos magnéticos que son muy económicos.

Algunos transformadores pequeños de mala calidad, como el cargador del teléfono móvil, pueden generar campos magnéticos. Procure no tener transformadores muy cerca de su cabeza (luces halógenas, relojes despertadores, etc.).

Regule la temperatura de su dormitorio a no más de 21 grados.

Muchas personas tienen sus casas y particularmente los dormitorios con demasiada calefacción. Esto, aunque da una impresión de confort, perjudica al sueño. Es mejor que duerma Vd. con más ropa de abrigo.

Cene alimentos con contenido proteico.

Las proteínas son una fuente de Triptófano y este aminoácido ayuda en la síntesis de Melatonina y Serotonina.

Cene también una o dos piezas de fruta.

Esto ayuda al Triptófano a atravesar la barrera hemato-encefálica y llegar al cerebro.

Evite tomar medicamentos sin el conocimiento del médico.

Muchos tratamientos, tanto con receta como sin ella, interfieren en la calidad del sueño. En efecto, muchos pacientes necesitan tomar medicamentos para conseguir dormir. La intención es que a medida que vayan aplicando estas normas, puedan ir reduciendo las dosis que requieren o incluso prescindir de ellos, siempre bajo la supervisión de su médico.

Evite absolutamente la cafeína.

Un estudio reciente mostraba que en algunas personas, la cafeina no es metabolizada eficientemente y por lo tanto pueden sentir efectos muy prolongados después de consumirla. Así que una taza de café por la tarde (o de té o de cacao) puede impedir a algunas personas un sueño correcto. Muchas pastillas adelgazantes contienen cafeína, así como bebidas refrescantes. Debería evitar tomar productos con cafeína a partir de la comida del mediodia.

Relojes despertadores y otros dispositivos eléctricos.

Si es inevitable que estén en la habitación, manténgalos separados un metro, como mínimo, de Vd. Evite absolutamente el alcohol.
Aunque el alcohol parece que induce la somnolencia, el efecto es efímero y las personas se despertarán a menudo varias horas después, incapaces de seguir durmiendo. El alcohol también impide que Vd. alcance las fases profundas del sueño, donde realmente el cuerpo se recupera y se prepara para el día siguiente.

Si está obeso, intente perder peso.

El sobrepeso puede incrementar el riesgo de apnea de sueño, que alterará mucho la calidad de su sueño. Si está obeso y tiene problemas de sueño debería realizarse un estudio polisomnográfico (siempre indicado por un médico) para evaluar sus apneas
del sueño.

Evite comidas que sepa que le producen hipersensibilidad.

Esto es particularmente importante para las personas que saben que los derivados lácteos o con glúten les sientan mal. En todo caso, puede hacer una prueba evitando estos alimentos durante un mes y ver si mejora su calidad de sueño.

Intente no beber líquidos abundantes unas dos horas antes de irse a la cama.

Reducirá la probabilidad de tener que levantarse para ir al baño o, como mínimo, disminuirá la frecuencia.

Tome un baño caliente, ducha o sauna antes de cama.

Si eleva su temperatura corporal antes de irse a la cama, posteriormente caerá y le facilitará el sueño. El cuerpo baja la temperatura al iniciar el sueño.

Retire el reloj de la vista.

No tiene ningún sentido que vaya Vd. mirando la hora que es en cada momento.

La cama es para dormir.

Si usted está acostumbrado a mirar la TV o hacer su trabajo en la cama, le sará mucho más difícil relajarse para dormir. La cama es un lugar para dormir. Incluso si quiere hacer una pequeña siesta durante el día, intente que sea en un lugar diferente a la de cama de la noche.

De hecho es conveniente que, si una vez en la cama no consigue dormir, se levante, haga otras cosas y luego vuelva a intentarlo.

Pida a su médico que verifique su secreción suprarrenal.

Los científicos sugieren que algunas alteraciones del eje Hipófiso-Hipotalámico-Suprarrenal, pueden tener incidencia directa durante el sueño.

Si está en la menopausia o en el climaterio, consulte con su médico.

Los cambios hormonales podrían causarle problemas de sueño que pueden tener una solución sencilla.

Sea regular a la hora de acostarse.

Debe Vd. acostarse y despertarse todos los días a la misma hora, incluso en los fines de semana. Esto ayudará que su cuerpo asuma un ritmo de sueño y le haga más fácil quedarse dormido y levantarse por la mañana.

Haga un poco de ejercicio cada día.

Un mínimo de ejercicio diario, aunque sea caminar unos 15 minutos o hacer pequeños ejercicios de estiramiento, le ayudará a dormir, pero el ejercicio tiene que estar separado un mínimo de 30 minutos de la hora de acostarse.
Esto puede ser difícil en personas con determinadas enfermedades

http://www.vidasfibromialgicas.com.ar

de fibromialgiamelilla Publicado en Dormir Etiquetado

Más dormir menor sensibilidad al dolor


dormir_bienAlargar el tiempo de sueño cada noche en adultos sanos aporta mayor agudeza mental durante el día, lo que se asocia con menor sensibilidad al dolor, según un nuevo estudio publicado en la revista ‘Sleep’. “Nuestros resultados sugieren la importancia de dormir lo suficiente en diversas condiciones de dolor crónico o en preparación para procedimientos quirúrgicos electivos”, dijo Timothy Roehrs, investigador principal.

El estudio, financiado por la Fundación sanitaria Henry Ford, en Estados Unidos, analizó a 18 adultos sanos y libres de dolor, a los que se les asignó al azar a cuatro noches en las que mantener su tiempo de sueño habitual o extender su tiempo de sueño por pasar 10 horas en la cama. La somnolencia diurna se midió mediante la prueba de latencia múltiple del sueño (PLMS) y la sensibilidad al dolor se evaluó utilizando un estímulo de calor radiante.

Los resultados muestran que el grupo de sueño prolongado, que durmió 1,8 horas más por noche que el grupo de sueño habitual, se correlacionó con mayor agudeza mental durante el día, lo que se asoció con menor sensibilidad al dolor. En los que alargaron su tiempo dedicado a dormir, la longitud de tiempo en la que los participantes retiraron su dedo de una fuente de calor radiante aumentó en un 25 por ciento, lo que refleja una reducción en la sensibilidad al dolor.

Los autores informan de que la magnitud de este incremento en la latencia de retirada de los dedos es mayor que el efecto encontrado en un estudio previo de 60 mg de codeína. “Estamos sorprendidos por la magnitud de la reducción en la sensibilidad al dolor, en comparación con la reducción producida tomando codeína”, añadió el autor principal.

Según los investigadores, este es el primer estudio que muestra que el sueño prolongado levemente reduce la sensibilidad al dolor. Los resultados, combinados con los datos de una investigación anterior, sugieren que el aumento de la sensibilidad del dolor en individuos somnolientos es el resultado de su somnolencia subyacente.

http://www.fibromialgia.nom.es/