La Fibromialgia y los Problemas en Dientes, Encías y Lengua


La fibromialgia no es una enfermedad que cause directamente problemas en dientes, encías o en la lengua, pero debido a que muchos pacientes experimentan malestares faciales y en la mandíbula, pueden afectar a la región orofacial y posteriormente a la dentadura.No por tener fibromialgia tienes que padecer algún tipo de problema bucal, pero si se asocia un alto riesgo a padecerlos con cualquier enfermedad reumática como la FM y con la ingesta recurrente de medicamentos.

En este artículo hablaremos de algunas complicaciones en la boca que se asocian indirectamente con la fibromialgia y daremos algunos consejos para evitarlos.

Periodontitis

La periodontitis es un complicación de las encías cuando estas se retraen debido a la acumulación de placa, esto puede provocar infecciones debajo de las encías y con el tiempo puede destruir el hueso y el tejido que sostiene los dientes.

Se recomienda acudir al dentista para limpiar la placa acumulada y evitar el deterioro. También, y como se recomienda a todas las personas, cepillar los dientes después de cada comida y utilizar hilo dental. Otro consejo que muchas personas no tienen en cuenta es el de cepillar también la lengua para eliminar bacterias que pueden generar placa.

Xerostomía

La xerotomía es común entre pacientes con fibromialgia por el uso de medicamentos para tratarla. El síntoma principal es la disminución de la saliva provocando sequedad en la boca y en la lengua. Tener la boca seca podría ser solo una simple molestia pero si la sequedad es muy recurrente puede causar una alteración del funcionamiento de las glándulas salivales.

Es conveniente detectar la xerotomía a tiempo para evitar que esta sequedad pueda provocar caries, infecciones y dificultades a la hora de masticar los alimentos o alteraciones del gusto.

Se recomienda mantenerse hidratado y beber agua durante todo el día, también masticar chicle o chupar caramelos sin azúcar para salivar.

Bruxismo

Algunos medicamentos usados para tratar la fibromialgia también pueden causar bruxismo, que es cuando la tensión en las mandíbulas aprietan los dientes de arriba con los de abajo, es lo que se conoce como el rechinar de los dientes que se produce durante el día o por la noche mientras dormimos.

Se recomienda realizar ejercicios de mandíbula, abrir y cerrar la mandíbula y moverla hacia los lados, así como utilizar un plano de mordida que ayude a aliviar la tensión de los músculos de la mandíbula.

Infecciones bucales

Todas las personas podemos padecer infecciones en la boca pero en el caso de la fibromialgia pueden provocar un problema muscular si no se lleva un control adecuado. Es muy importante llevar una higiene dental y acudir al dentista frecuentemente, ya tenemos suficiente dolor como para añadir un dolor de muelas o dientes.

Es fundamental llevar una buena higiene dental para evitar estos problemas, acudir al dentista a menudo y si usas prótesis mantenerlas siempre en buen estado. Y no olvides que la salud dental no solo proviene del cuidado que le damos a nuestros dientes y encías, sino también de un estilo de vida saludable, buena alimentación, ejercicio suave y un buen manejo del estrés.

Aftas orales

No se ha demostrado que la fibromialgia produzca per se aftas orales. Lo que no quiere decir que en un paciente con fibromialgia no puedan aparecer estas molestas lesiones en la mucosa de la boca. Como en cualquier otra persona.

Como causa de las aftas orales en el paciente fibromiálgico pueden participar fenómenos tan distintos como:

  • los tratamientos medicamentosos (por ejemplo, los AINE o aintiinflamatorios no esteroideos),
  • los desequilibrios nutricionales (se ha visto que el paciente con dolor crónico en general, y el fibromiálgico en particular, debido a ese dolor, tiene tendencia a alimentarse mal, y su estado nutricional es peor que el de la población general),
  • las alteraciones inmunológicas asociados a determinados tipos HLA (que son unas estructuras localizadas en las membranas de las células que les sirven para reconocerse unas a otras),
  • los traumatismos directos a la mucosa por los propios dientes (en la fibromialgia son frecuentes las contracturas musculares y las contracciones musculares involuntarias, que cuando afectan a la musculatura masticatoria pueden producir mordeduras involuntarias, sobre todo con el paciente dormido)
  • el propio estrés psicológico (¿hay algo más estrenaste que el dolor no aliviado?),
  • o enfermedades reumatológicas que frecuentemente se asocian con la fibromialgia (como el lupus eritematoso, el síndrome de Reiter, la enfermedad de Behcet, etc.)

El enfermo con fibromialgia es una persona normal, que tiene una enfermedad que le condiciona padecer algunos síntomas. Pero puede tener otras enfermedades, y no tienen porqué relacionarse con la fibromialgia.

  •  Si tienes alguna pregunta o quieres contarnos tu caso o dar tu opinión puedes dejar un comentario aquí abajo.
  • Comparte este artículo en las redes sociales para ayudar y concienciar a otros.

https://deldoloralalibertad.com

Anuncios