FIBROMIALGIA: Estrategias de autoayuda (EAA)


recordatorio

Una hipótesis que apoya el uso de la Terapia Cognitivo Conductual (TCC) para la EM/SFC está basada en la premisa que los deterioros del paciente están aprendidos por el pensamiento erróneo y“considera que la patofisiología del SFC es enteramente reversible y perpetuada solamente por lainteracción de la cognición, el comportamiento y los procesos emocionales. El paciente solamentetiene que cambiar su forma de pensar y sus síntomas desaparecerán. Según este modelo la TCC no solamente mejoraría la calidad de vida del paciente, sino que también sería potencialmente curativa” 46 . Sus seguidores sugieren que “lo ideal es que el médico general diagnostique el SFC y remita al paciente al psicoterapeuta para TCC, sin desvíos por especialistas médicos, como para otros síndromes somáticos funcionales” 47 . Los defensores ignoran la documentada patofisiología de EM/SFC, ignoran la realidad de los síntomas de sus pacientes, les culpan por su enfermedad, y rehuyen el tratamiento médico. Sus estudios a menudo incluyeron a pacientes con fatiga crónica, pero excluyeron a casos más severos y a los que tienen otros síntomas que forman parte de los criterios clínicos del EM/SFC. Además, sus estudios no curan ni mejoran las alteraciones fisiológicas, como la IO, dolor de garganta, SCI, etc. El Dr. A. Komaroff 48 , autoridad mundial con base en Harvard, declaró que la evidencia del proceso biológico “es inconsistente con la hipótesis que (el síndrome) implique síntomas que son solamente imaginados o amplificados debido al distrés psiquiátrico subyacente. Ha llegado la hora de apartar esta hipótesis”. Algunos médicos, que conocen la fisiopatología biológica de EM/SFC, enseñan a sus pacientes unas aptitudes de manejo (‘coping skills’), pero lo llaman “TCC”. Instamos a tales médicos a utilizar el término “Estrategias de autoayuda” y a evitar el uso de los términos “Terapia Cognitivo Conductual” y “Terapia de Reentreno Cognitivo”.

Estrategias de autoayuda (EAA) ayudan al paciente a manejar su enfermedad crónica conservando su energía, minimizando los brotes de síntomas y maximizando las aptitudes de manejo y la funcionalidad.

1. Educación del paciente:

  • Reunirse con el paciente y sus seres queridos, cuanto antes después del diagnóstico para discutir la enfermedad, qué podemos esperar, desarrollar EAA y proveer información educacional.
  • Ayudar al paciente a reconocer los factores agravantes y las señales de alerta tempranas para que pueda parar antes de exceder sus límites de actividades y prevenir “crashes”. Animar al paciente a tomar su temperatura antes y después de una actividad. Si su temperatura cae después de una actividad, puede ser porque hizo demasiado.
  • Suministrar información sobre técnicas de relajación y reducción del estrés.
  • Proveer información sobre técnicas de conservación de energía y modificaciones ambientales.
  • Animar que evite los factores de empeoramiento conocidos siempre que sea posible para prevenir brotes.

2. Autodesarrollo: Animar al paciente a:

  • Confiar en sus sensaciones y experiencias.
  • Reservar un tiempo para descansar y para hacer algo que le guste.
  • Poner límites personales y de actividad y a encontrar sus ritmo óptimo de actividad.
  • Gradualmente extender sus límites, si es Posible, pero sin exceder sus límites de actividad.

3. Mejorar el sueño: Animar al paciente a:

  • Conservar su energía acompasando sus actividades diurnas.
  • Escuchar sus señales corporales y a incorporar periodos de descanso en su día según sus necesidades. (La disfunción del sueño y las bajas reservas de energía son preocupaciones primarias. El sobreagotamiento puede aumentar el insomnio).
  • Establecer una hora regular para acostarse, y a hacer actividades tranquilas o utilizar cintas de relajación antes de acostarse
  • Tomar un baño caliente antes de ir a cama para relajar el cuerpo y a mantener el cuerpo caliente durante la noche.
  • Dar a su cuerpo el adecuado apoyo postural, p.ej. una almohada contorneada.
  • Mantener el dormitorio como “santuario libre de problemas”.
  • Utilizar técnicas de meditación y relajación si no se consigue conciliar el sueño.
  • Reservar la cama para dormir y para el sexo.

4. Dieta equilibrada y consideraciones nutricionales: Animar al paciente a:

  • Comer una dieta equilibrada, nutritiva y a comer en horas regulares.
  • Mantenerse bien hidratado.
  • Tomar una tableta multienzimas con las comidas, si está indicado o si tiene SCI.
  • Tomar suplementos de nutrición si es necesario. (La bioquímica y necesidades de cada paciente son únicas. Para mejorar, el paciente crónico requiere un apoyo nutricional. Si es útil, un perfil de vitaminas y minerales puede ayudar a asegurarse que el paciente recibe los nutrientes adecuados y a detectar deficiencias específicas. Comenzar con un suplemento de vitaminas/minerales una vez al día, reponer electrolitos y añadir los suplementos requeridos.)

5. Movimiento corporal y Fitness: Animar el paciente a:

  • Utilizar una buena mecánica corporal y técnicas y prácticas, como yoga, para mejorar el equilibrio
  • Mantenerse activo dentro de sus limitaciones; evitar actividades y trabajos que le llevan más allá que sus capacidades.

Visión General del Documento Canadiense de Consenso. Bruce M. Carruthers. Marjorie I. van de Sande

Anuncios