Fibromialgia: Consejos ante el estreñimiento


MEJORE~1Muchas personas afectadas de fibromialgia deben consumir opioides y analgésicos durante el tratamiento para intentar paliar el dolor que padecen. Estos fármacos poseen un efecto secundario muy frecuente: el estreñimiento.

En este post es dejamos algunos consejos y recomendaciones para intentar aminorar los efectos secundarios de dichos fármacos.

Consejos

 1. Se deberá practicar cual­quier tipo de ejercicio o gimnasia: paseos caminando, andar en bicicleta, nadar, y especialmente ejercicios que fortalezcan la musculatura abdominal y de res­piración profunda. Cualquiera de éstos, practicado regular­mente, se­rán de gran ayuda para superar el estreñimiento.
2. Evitar el uso habitual de laxantes. Emplear en su lugar suplementos de fibra como semillas de lino, salvado de trigo ó de avena.
Algunas sugerencias especialmente recomendadas para tomar en ayunas por las mañanas son:
– Un vaso de agua templada en el que por la noche habremos puesto a remojar 3-4 ciruelas pasas. Beber el agua y masticar las ciruelas despacio, antes de tomar otro alimento.
– 1 cucharadita de aceite de oliva virgen
– 1 kiwi ó 1 naranja ó 3 higos secos
– 1 cucharada de semillas de lino ablandadas en agua mezcladas con yogur natural.
3. En casos de estreñimiento pertinaz, es conveniente eliminar de la alimentación de forma estricta, al menos temporalmente, todo tipo de alimentos refinados que contengan harina blanca y azúcares (pan blanco, arroz blanco, bollería, dulces…), y otros como quesos curados, embutidos y carnes grasas, chocolate…

Alimentos más recomendados

Para evitar el estreñimiento nuestra alimentación deberá tener un alto porcentaje de fibras y residuos que produzcan heces blandas y voluminosas.
Verduras y hortalizas de todo tipo, un mínimo de 1 ración en crudo y otra ración cocinada al día, especialmente judías verdes, guisantes, espinacas, acelgas, espárragos, tomate, apio, alcachofas… Evitar la zanahoria temporalmente, así como las más flatulentas, como la col ó cebolla.
Frutas: Todas, salvo el plátano, la manzana pelada y rallada, el membrillo, ó las frutas en almíbar. Se aconsejan especialmente la pera, la piña, las ciruelas, los higos, las cerezas, fresas y frambuesas, las naranjas, etc…Frutas desecadas.
Arroz integral y cereales integrales, pan integral con aceite de oliva, pasta integral, copos de avena. Productos menos conocidos como el bulgur (trigo partido), el cuscús integral, las harinas de centeno, cebada ó la espelta también pueden ser una alternativa saludable a las harinas blancas.
Puede ser interesante plantearse la elaboración y consumo de pan casero a base de harinas integrales.
Legumbres y soja, sobre todo en forma de puré para evitar flatulencias, acompañadas de verdura.
Semillas: Añadir a las ensaladas, bizcochos y panes semillas como el sésamo, las pipas de calabaza, semillas de lino, pipas de girasol, las semillas de amapola, etc. Son ricas en fibra y minerales y vitaminas.
Beber agua y líquidos abundantes, como infusiones de hinojo, manzanilla ó salvia, caldos vegetales, zumos naturales, como el de tomate ó naranja, evitando el consumo de refrescos azucarados. El té y el alcohol son bebidas astrin­gentes, por tanto, deben evitarse.
Los derivados lácteos como el yogur descremado ó el kéfir son especialmente interesantes por aportar bacterias lácticas beneficiosas, entre otras propiedades.
 

Para endulzar, emplear miel de caña (melaza), o miel con moderación.

Ejemplo de menú tipo rico en fibra:
Desayuno: 1 vaso de agua templada con 3 ciruelas pasas. Zumo de naranja natural. Pan integral con aceite de oliva. Café suave.
Media mañana: Yogur natural con semillas de lino, miel de caña y 1 pera troceada.
Comida: Gazpacho. Arroz integral con salteado de verduras (omitir la zanahoria e incorporar calabaza, guisantes y judías verdes). Hamburguesa vegetal a base de soja. Piña natural.
Merienda: Kéfir con canela y miel. Pan integral con pasta de sésamo y mermelada.
Cena: Tortilla de espinacas. Ensalada de lentejas, naranja y bacalao. Sorbete de mango.
 

Consejos para combatir el estreñimiento


El estreñimiento es un malestar del sistema digestivo que se caracteriza por la irregularidad o poca frecuencia para evacuar los desechos de nuestro cuerpo.

Hay muchas causas que puede generar el estreñimiento como:

-estrés

-deficiente alimentación por falta de fibra

-falta de ejercicio físico

embarazo o en periodo de menopausia

-factores emocionales

Consejos para superar el estreñimiento son:

-Seguir una dieta saludable y natural rica en fibra es la más aconsejada para combatir el estreñimiento.

El consumo de frutas, verduras, legumbres y los cereales integrales son los grupos más importantes. Los alimentos más aconsejados son frambuesas, grosellas, moras, kiwis, naranja, ciruelas, uvas, duraznos,

También es positivo el consumo de frutas desecadas como uvas, orejones, higos, ciruelas, además de almendras, nueces, entre otros frutos secos.

-Beber un jugo de naranja en ayunas es muy positivo para favorecer el tránsito intestinal. Los jugos de verduras como zanahoria y otras también son excelentes para estimular al sistema digestivo y potenciar el tránsito intestinal.

-Consumir avena y frutas en el desayuno todos los días es una forma natural de combatir el estreñimiento.

-Realizar ejercicios en forma diario es muy bueno ya que ayuda a mejorar el tránsito intestinal. Caminar, hacer yoga y otras actividades físicas realmente son muy buenas para resolver esta patología.

-Beber líquido en especial agua, jugos de frutas y verduras, infusiones de hierbas. Se debe reducir el consumo de café, té y bebidas alcohólicos ya que no ayudan a esta afección.

-Un remedio casero muy simple es exprimir el jugo de ½ limón y se agrega 2 cucharadas de aceite de oliva. Se toma esta preparación por la mañana por algunos días.

-Un jugo casero muy eficaz para el estreñimiento es el que se realiza con el jugo de 2 naranja, el jugo de 1 zanahoria y unas pasas sin semillas. Se mezcla todo y se bebe una vez al día.

 Se debe tratar de evitar los laxantes comerciales ya que el cuerpo se acostumbra si se usan en forma habitual y luego no hacen efecto.

Utilizar laxantes naturales y hábitos saludables es la mejor forma de combatir el estreñimiento.

Se puede prevenir y combatir el estreñimiento pero se debe realizar cambios en el estilo de vida para poder resolverlo en forma definitiva.

http://blogdefarmacia.com