Abrumado por las próximas fiestas. ¿¡Cómo superarlo!?


arbolEstar enfermo o con dolor crónico puede ser deprimente, sobre todo si estás viendo a todo el mundo a tu alrededor celebrar mientras tu no puedes y te sientes aislado, ya sea física o emocionalmente, a causa de tus problemas de salud.

Muchas de las personas que tenemos fibromialgia, síndrome de fatiga crónica (SFC/EM) u otras enfermedades de dolor crónico libramos una batalla contra la depresión especialmente durante las festividades de fin de año.  Ya sea porque no contamos con suficiente dinero para todo lo que nos gustaría hacer, porque el estrés adicional que nos imponen los planes navideños nos afectan o porque no tenemos una estructura familiar que nos apoya como quisiéramos.  Hay quienes solo desean que las festividades pasen rápido por el estrés que les abruma y otros que por razones económicas tienen una celebración sencilla, pero aún así encuentran una forma hermosa de celebrar y mantener la unión con sus seres queridos, lo cual es la parte mas importante de estas fechas.

El estado de ánimo es algo que la mayor parte de las veces está fuera de nuestro control, y cuando te sientes deprimido (clínicamente deprimido), prácticamente no hay nada que te produzca entusiasmo; y esto lo sé de primera mano, porque ya he experimentado una depresión severa, la cual fue paliando conforme fui recibiendo la medicación adecuada.

A veces cuando leo que la gente me escribe diciéndome que sufre de depresión, puedo sentir en el tono de su misiva que están pasando por un mal momento.  Pero yo sé lo que es eso porque también sufro de depresión (y la he sufrido prácticamente desde siempre), pero todos los días de mi vida tomo mis antidepresivos, y solo me siento muy depresiva cuando, por alguna razón, he dejado de tomarlos.  La depresión es superable, pero hay que prestarle atención de manera consciente.  Existen diferentes antidepresivos en el mercado y a veces hay que probar varios hasta encontrar el indicado, porque todos los organismos son diferentes y lo que le hace bien a uno, no necesariamente le hace bien a otro, y solo con ayuda médica podrás llegar a determinar cual es el indicado para tu caso.  Por otro lado, es importante contar con la atención de un psiquiatra o psicólogo con quien puedas hablar sobre tus sentimientos (o contar con un grupo de apoyo).

En mi caso particular, yo manejo mi depresión yendo en su contra: nunca menciono que sufro de depresión, no es un tema de conversación para compartir con cualquiera, y con los años aprendí que mi depresión es mi problema y solo yo puedo hacer lo necesario para lidiar con ella, por lo que considero primordial no estarla mencionando todo el tiempo a todo el mundo.  Mi círculo personal y familiar son quienes tienen que saber que sufro de depresión, y con seguridad ya lo saben… entonces, por qué escudarme en un “estoy deprimida” para no permitirme disfrutar de la vida?  Yo prefiero saber que estoy deprimida, y que a pesar de ello voy a intentar cosas que me ayuden a superarla, ya sea medicamentos, actividades especiales, atención psicológica, o simplemente permitirme quedarme en cama un día entero para recuperar mis energías emocionales.  Pero la meta para cada cual debe ser buscar un tratamiento que le ayude, siempre con la idea en mente de que podemos superarla.

Sin embargo, por muy mal que nos sintamos, seguimos siendo consciente de la realidad que nos rodea, de lo que tenemos, lo que nos hace bien y lo que nos hace mal, y lo cierto es que cuando te obligas a realizar actividades que usualmente te hacen bien y te producen placer, el cerebro empieza a producir químicos que te hacen sentir mejor y tan solo el hecho de intentarlo, te puede ayudar a superar esa sensación de soledad que nadie debería sentir en estas fechas.

Para mi, la época navideña es muy bonita y especial, y yo me emociono tan solo con realizar la decoración navideña, aunque a veces tenga que hacerlo a lo largo de varios días (si es que no cuento con ayuda); pero todos los años son diferentes. Un año tuve dengue y pasé la Navidad durmiendo y gran parte del mes de diciembre, entrando y saliendo del hospital.  Otras veces no he tenido la fuerza o el ánimo para poner los adornos y solo he puesto algunos pequeños dentro de la casa, y de la cena navideña se ha encargado alguien mas, pero el año pasado, que me estuve sintiendo bastante mal con los dolores, mis hijos me sorprendieron colocando la decoración navideña, un día que salí de la casa.  Ahora que ya no trabajo, me provoca enormemente hacer mas cosas navideñas y trato de prepararme con tiempo, ya sea para desplegar los adornos navideños (que generalmente tenemos guardados) o para preparar la cena de navidad (ya sea grande o pequeña), porque usualmente uno ya sabe quienes pasarán por tu casa en estas fechas. Siempre pienso que es un día hermoso y no quisiera tener que perdérmelo, y ojalá fuera así para todos, porque solo ocurre una vez al año y te da la oportunidad de celebrar el nacimiento del Niño Dios, compartiendo con tus seres queridos y agradeciendo al cielo por todas las bendiciones con que cuentas, porque aunque tu vida no sea perfecta, siempre hay algo porqué dar Gracias!

Y para que no desistas de celebrar este año, aquí te dejo unos pequeños consejitos para ayudarte a prepararte mejor tanto física como mentalmente:

  • No temas pedir ayuda.  Ya estamos conscientes que no podemos hacerlo todo nosotros solos.  Mientras mas ayuda recibas, mejor será tu estado de ánimo y mas durarán tus fuerzas.  Y siempre agradece.
  • No te extralimites aunque te sientas muy entusiasmado. Toma las cosas con calma y descansa lo mas que puedas, sobre todo en los días previos a la Navidad.
  • Controla tu dieta de la manera mas estricta posible.Evita las comidas fritas, muy grasosas, muy saladas y los dulces; prepara tu organismo para comer rico el día de Navidad y poder disfrutarlo.
  • No olvides tomar regularmente los medicamentos diarios y ten a mano medicamentos y suplementos que puedas necesitar para contrarrestar rápidamente cualquier inicio de síntomas o brote (relajantes musculares, analgésicos, etc.)
  • Recuerda hacer listas para todo, desde lo que necesitas llevar cuando sales de casa, hasta lo que vas hacer y en que orden. El tachar tareas de tu lista te produce satisfacción de haber terminado con algo y te infunde energía para seguir con lo siguiente.
  • Organízate para todo, apunta en tu agenda lo que tienes que hacer con todo y horario, pero cuando sea necesario, reprograma lo que sientas que no puedes hacer en ese momento, o si es posible, delégalo a alguien mas.  Gran parte de un buen plan está en distribuir las tareas con tiempo.
  • Date permiso para escapar a un rincón tranquilo, lejos del bullicio y el estrés, y descansar cuando sientas que lo necesitas.

Si te sientes solo o deprimido, trata de conversar con alguien al respecto. A veces, simplemente escribiendo sobre tus problemas puede ayudarte a manejarlos. Pero si no te sientes cómodo haciéndolo en un foro público, página de facebook o comentando en un blog, puedes enviarme un correo electrónico a fibromialgico@gmail.com.  No puedo prometer que te responderé de inmediato, pero haré lo que pueda para ayudarte.

Muchas personas sufren fibromialgia o SFC, y de igual forma sufren de depresión, lo que significa que somos muchos y no estamos solos. Saber que otras personas entienden por lo que estás pasando y se preocupan por ti puede ser reconfortante, por eso la importancia de los foros, grupos o páginas de facebook que te permiten expresar tu sentir y recibir palabras de apoyo en retorno.  De igual forma, si conoces a alguien que podría estar sintiéndose solo o deprimido en este momento, trata de ayudarle de alguna manera, trata de infundirle algo de alegría a su vida, esta también es una forma de superar la propia depresión.

Recuerda: Tu eres una persona fuerte, es por eso que puedes llevar esta carga.

Mylene.http://fibromialgico.blogspot.com.es/

Anuncios

FIBROMIALGIA: Sobreviviendo a las Festividades de Fin de Año


navidadLas fiestas de fin de año se suponen que son eventos familiares que unen a las personas y les permiten celebrar juntos sus bendiciones, pero su preparación supone mucha planificación y trabajo, incluso para las personas con mayor energía.  Pero cuando tienes fibromialgia, fatiga crónica o alguna otra afección de dolor crónico, prepararse y celebrar se puede volver un tremendo reto.

Obviamente tus prioridades cambian si eres soltera, o casada sin hijos, o casada con hijos pequeños o adolescentes, o eres abuela.  Por lo tanto, el enfoque de tu planificación irá de acuerdo a tus prioridades.  En mi caso, mis hijos ya son grandes y yo ya soy abuela (pero de un bebé que tendrá 9 meses en Navidad, por lo que probablemente ni se entere de lo que está ocurriendo), pero siempre hemos celebrado de manera especial la Navidad, siendo mi casa punto de reunión para familiares y amigos, incluyendo las novias y esposas de mis hijos, y algunas veces hasta vienen los consuegros; disfrutamos de la cena navideña, el intercambio de regalos, etc.  En mi caso, el Año Nuevo requiere menos preparación y si es que lo pasamos en casa, generalmente mi esposo se encarga de la cena.

Para la Navidad hay tantas cosas por hacer, como comprar los regalos (y a veces hasta forrarlos), preparar la celebración (sobre todo si se reúnen en tu casa), realizar las compras de los víveres, colocar la decoración navideña y el arbolito de Navidad (si se estila), tener la casa limpia y bien arregladita, y por supuesto recoger, lavar y limpiar, luego de que las celebraciones terminan, a parte del hecho de tener que estar enteras y regias al momento de atender a los invitados y recibir las visitas.

Para tener éxito en este fin de año, lo primero es confeccionar una lista de todo lo que te propones hacer, tratando de no dejar nada por fuera; incluye las compras navideñas, planeación de los menús, compra de víveres, envolver los presentes, decoración navideña, preparación de las comidas, etc.  Una de las claves mas importantes es DELEGAR-DELEGAR-DELEGAR.  Parece muy fácil decirlo, pero no lo es; sobre todo si eres como yo, que me gusta supervisarlo todo y asegurarme de que todo esté perfecto.  Aunque definitivamente hay algunas cosas que no podemos delegar, por lo que tener un buen plan y una adecuada organización juega un papel importante para que puedas sobrevivir estas festividades intacta.

Antes de empezar la planificación, te dejo unos cuantos consejos que puedes considerar para aligerar tu carga al momento de realizar tus planes para este fin de año:

Descansa lo suficiente, si necesitas dormir mas de 8 horas, hazlo.
Tómalo con calma y detente cuando sientas que es necesario. No te extralimites, esto te desgasta y puedes terminar colgando los guantes.

  • Aliméntate bien y evita comer lo que sabes que te puede hacer daño.  Mantente hidratada.
  • Al planificar, básate en tus pasadas experiencias.  Piensa como puedes lograr algo de una forma mas simple que el año anterior.
  • Planifica de acuerdo a tu conveniencia, asignando las prioridades como te convenga a ti y planeando los menús y las tareas que mas te gusten y mas fácil te resulten.
  • Prioriza de acuerdo a tu caso, si tienes niños pequeños, la Navidad debe ser para ellos, si eres abuela o punto de reunión, entonces enfócate en lo que planeaste hacer y no en lo que algunos familiares les gustaría que cocinaras.
  • Dedícate a realizar aquello que mas te guste.  Estas son las cosas que probablemente no debes delegar (porque entonces te estarías privando de algo que te produce placer), ni tampoco debes incurrir en tareas que te resultan tediosas solo por complacer a otros.
  • Incluye dentro de tu planificación, planes de contingencia. Por ejemplo, si querías hacer Dulce de Frutas y no te alcanzó el tiempo o las energías, puedes enviar alguien al supermercado a comprar uno que ya esté hecho.
  • Antes de empezar la acción, revisa tu lista y valida mentalmente si todo lo que te propones hacer es “honestamente realizable”.  Se realista y no pienses que puedes lograrlo todo, sin recordar que puedes desgastarte y hasta detonar una crisis.
  • Asigna fechas a las tareas de tu plan, cuando deben empezar, cuando deben estar listas y adiciona quien será el responsable para ejecutar cada tarea.  Incluye descansos programados durante el día cuando estás trabajando e incluso tómate días libres, luego de un día de mucho trabajo; planifica tomando en cuenta a que horas eres mas funcional y por el período de tiempo que sabes que puedes durar (por ejemplo, si sabes que puedes ser funcional por 4 horas, entonces planifica dedicar 3 horas a una tarea y descansar 1 hora).
  • Escucha las señales que emite tu cuerpo.  Si a mitad del camino de las preparaciones, te sientes muy cansado o adolorido, quizás sea momento de revisar el plan, ver que se puede eliminar o delegar a alguien más, o cual plan de contingencia puedes poner en acción.

Sé que este post me quedó un poco tarde (pero mejor tarde que nunca). A continuación he dividido las tareas y recomendaciones de acuerdo a los puntos que considero mas críticos al momento de planear, pero tu puedes priorizar las tareas de la forma que mas te convenga personalmente.

COMPRAS NAVIDEÑAS

Yo en realidad empiezo mis compras navideñas en octubre y noviembre, ya que acá muchos almacenes comienzan sus ofertas en estos meses. Durante los últimos meses del año, voy haciendo listas de los obsequios que regalaré, a quienes y lo que creo que pueda interesarles de acuerdo a lo conversado con ellos en algún momento (prestar atención es importante), y cuando sé lo que alguien puede necesitar o definitivamente le gustaría, voy anotando los objetos que quiero comprar con sus detalles, de tal forma que luego puedo ir directo a la tienda (si ya sé donde hay) o lo voy buscando por internet.  Al final, termino haciendo muchas compras en línea y otras en las tiendas en black friday.  Me di cuenta que administraba mejor mi tiempo al ojear por internet en lugar de pasearme por un montón de tiendas de arriba a abajo. Y si necesariamente, me toca ir al mall y pasear por varias tiendas, siempre voy acompañada y consigo una silla de ruedas (que generalmente proporcionan en todos los centros comerciales) para evitar desgastarme caminando tantos kilómetros, como los que se puede caminar en estos lugares.

PLANEACION DE MENUS Y COMPRA DE VIVERES

Yo detesto ir al supermercado durante el mes de diciembre, es como ir a un mercado persa, hay demasiada gente, las cosas que uno quiere se agotan rápido, las filas en las cajas son interminables, en fin, para mi es un estrés total.  Me siento en la computadora y planeo los menus navideños desde el mes de noviembre, que para mi no solo se trata de las comidas del día de Navidad, sino también de lo que vaya a regalar u ofrecer a las visitas que generalmente se reciben durante el mes de diciembre (dulces, galletas, ron ponche, etc.); y empiezo a comprar desde el mes de noviembre todo aquello que vayan poniendo en los estantes del supermercado.  Estas compras prefiero hacerlas yo misma, porque sé exactamente lo que estoy buscando, pero si se trata de algún producto sencillo que se me quedó sin comprar o ya toca hacerlo en el mes de diciembre, es muy probable que le pida a alguien mas que vaya al super por mi.  Y si no queda mas remedio que yo misma vaya, entonces hago uso de los carritos eléctricos que tienen para las personas discapacitadas, porque aunque suene extraño, es un implemento que puede ayudarme a evitar el desgaste y disminuir la posibilidad de fatiga, y no importa lo que los demás piensen, porque primero está mi salud y mi bienestar.

TIEMPO PARA FORRAR REGALOS Y HACER VISITAS

Es importante programar tiempo para envolver los presentes y llevarlos a su destino.  Dicho sea de paso, esta es una actividad que me encanta.  Es algo que prefiero hacer yo misma, porque el toque personal es muy importante para mi.  Sin embargo, es cuestión de gusto y prioridad.  Si eres de las que disfrutan envolviendo los regalos, entonces debes incluir tiempo en tu planificación para esta actividad.  Aunque no pierdas de vista que esta puede ser una de esas cosas que tengas que recortar en tu plan e intercambiar por bolsas de regalo, en lugar de un envoltorio sofisticado. Realizar las visitas para entregar los regalos también es importante y algo que es muy agradable hacerlo en persona, pero dependiendo de como anda tu programación y que tantas energías aún conserves, quizás puedas coordinar para que otro miembro de tu familia entregue los regalos.

DECORACION NAVIDEÑA

Aquí si aplica lo de delegar, casi al 100%, por supuesto siempre supervisando y dando los toques finales. Mis hijos, mis nueras y hasta mis sobrinas me ayudan con esta labor, y lo hacen de muy buena gana. Realmente se trata de un trabajo grande así que generalmente trato de hacerlo en 2 o 3 días que pueden ir de un fin de semana al siguiente, y procuro que sea durante la segunda semana de diciembre, para que no se junte con la preparación de la celebración en si.  Pero los años que me ha tocado hacerlo a mi sola, hago un poquito cada día durante una semana y si los demás no están interesados en ayudarme con la decoración, entonces solo adorno la casa por dentro (que es para mi placer personal) y dejo algunas cosas por fuera como la decoración externa de la casa.  El secreto es hacerlo poco a poco para no cansarse mucho y pedir ayuda para bajar y cargar cajas y adornos pesados, al igual que cuando hay que treparse para colocar guirnaldas o luces.

PREPARACION DE LA COMIDA Y CELEBRACIÓN

A mi me encanta cocinar, hornear postres, galletas y cupcakes; aunque ahora tolero muy poco el calor de la cocina y el estar de pie por largo rato, por lo que he tenido que desarrollar técnicas para poder hacer las cosas:

  • Si tienes una mesa o desayunador en la cocina, úsalos, sino, trasládate al comedor con todos los implementos necesarios.  He aprendido a preparar comida estando sentada; al principio no es muy cómodo y hasta puede hacer el trabajo un poco mas lento, pero funciona muy bien para evitar que nos fatiguemos demasiado.
  • Pide y acepta toda la ayuda que haya disponible.  Si otros pueden pelar papas o ajos, lavar los utensilios que se van a utilizar o se han utilizado, revolver algo en la estufa, llevarte lo que necesitas o alcanzar lo que está guardado en un estante alto o muy bajo, aprovecha, porque es una forma de ayudarte a conservar tus energías.
  • Utiliza la mayor cantidad de electrodomésticos que tengas a tu disposición: procesador de alimentos, licuadora, batidora, abrelatas eléctricos, no trates de hacer nada de forma manual si tienes a mano algo que te aligere el trabajo, ya que necesitas ahorrar tus fuerzas lo mas posible.
  • Prepara con anticipación lo que sea posible.  Por ejemplo, yo preparo el pavo 4 días antes de meterlo al horno: durante ese día pelo todas las cabezas de ajo que voy a utilizar (o alguien mas lo hace por mi), las echo en el procesador de alimentos, luego las machaco y las mezclo con vino y sal.  Luego embadurno el pavo por todas partes con esta mezcla y lo guardo en la refrigeradora, y diariamente hasta la Navidad, lo saco 2 veces al día, le doy la vuelta y lo inyecto con el jugo de la preparación para que coja gusto (esta también es una tarea que otros pueden realizar).  Igual hago con las galletas, los bombones, dulce de fruta y el ron ponche; todo lo hago en la semana anterior a la Navidad, una cosa por día o si aguanto, podrían ser dos cosas al día.
  • Siempre y enfatizo SIEMPRE procura que otra persona meta y saque las cacerolas, bandejas y pyrex del horno; al igual que debes evitar levantar y movilizar cosas pesadas.  El calor y el esfuerzo físico son dos de tus peores enemigos, que podrían dejarte fuera de combate, y esto es algo que no queremos que ocurra en estas fechas.
  • Procura que la organización del evento sea delegada a alguien mas, y que te ayuden con cosas como poner los manteles, arreglar las mesas, colocar los platos y cubiertos, y las bandejas con los platillos que serán servidos, etc.

LUEGO DE LA CELEBRACION

Usualmente esta es la peor parte, sobre todo porque ya estamos tan cansados que casi no nos quedan fuerzas disponibles.  Este definitivamente es el momento mas importante para delegar, y usualmente la gente está mas que dispuesta a ayudarte (y si no es así, entonces quizás no deberías organizar estos eventos en tu casa).  Si no quieres simplemente desaparecer y dejarle todo el trabajo a los demás, haz como hago yo y siéntate a darle apoyo moral a los que están recogiendo y limpiando.

Espero que tus planes para estas festividades te salgan a pedir de boca y que puedas celebrar y disfrutar como te lo mereces.

Mil Bendiciones!

Mylene.http://fibromialgico.blogspot.com.es/