Fisioterapia para mejorar el Síndrome de Fatiga Crónica


Hoy quiero comentarte acerca de los beneficios que tiene la fisioterapia para ayudar a mejorar a las personas que padecemos Síndrome de Fatiga Crónica (SFC).

Ya he comentado en otros artículos de este blog que la terapia física es muy saludable: Yoga, Tai-Chi y fisioterapia tienen en común que son ejercicios de corta duración, que favorecen la forma física de quien padece SFC.

Quien padece SFC sabe bien que el cansancio extremo le impide un esfuerzo físico alto desde el inicio.

Esto no impide que se haga actividad física, pero se ha de plantear de manera distinta: se debe hacer un ejercicio aeróbico liviano, que comience muy lentamente y, de manera gradual, aumente su intensidad.

El SFC disminuye con la fisioterapia

La fisioterapia ha demostrado ser una terapia útil para aliviar los síntomas del SFC. La fisioterapia mejora la calidad de vida de los pacientes con SFC, además de servir igualmente para quienes padecen fibromialgia.

En mayo del pasado año 2010, durante el Día Mundial de la Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica, el CGCFE (Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas en España) concluyó con que la aplicación de estas técnicas mejoraba ambas patologías (fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica)

La fisioterapia mejora los dolores musculares y la resistencia física

Según afirma Joaquín Aranda, miembro del Comité Ejecutivo del CGCFE, “es aconsejable que el tratamiento fisioterapéutico se encuentre dentro de un equipo multiprofesional, hecho que ha demostrado eficaz gracias a la creación de unidades específicas de fibromialgia y dolor crónico, lo cual facilita un correcto programa terapéutico global y un correcto seguimiento de estos pacientes”.

Este tratamiento, dice Aranda, “se realiza de manera individualizada y con un enfoque holístico, para conseguir, de manera gradual, la mejora de los problemas músculo-esqueléticos, dolores musculares así como mejorar la resistencia física”.

http://dominatufatigacronica.com