Imagen

TABAQUISMO


TABAQUISMO

Anuncios

FIBROMIALGIA: FUMAR ESTA VINCULADO CON EL DOLOR CRONICO


cigarrosLos fumadores son más propensos a reportar síndromes de dolor que los no fumadores

Los fumadores tienen muchas más probabilidades de reportar problemas de dolor musculo esquelético persistente que los no fumadores, según un nuevo estudio publicado en el Journal of Pain, publicado por la American Pain Society (Sociedad Americana del Dolor).

Investigadores de Salud Pública de la Universidad de Kentucky encuestaron a más de 6.000 mujeres que participan en el Kentucky Women’s Health Registry (Registro de Salud de la Mujer de Kentucky), que regularmente hace encuestas a las mujeres sobre temas relacionados con la salud para comprender mejor la carga de morbilidad. El estudio pretendía evaluar la relación del hábito de fumar con la presencia de diferentes tipos de dolor crónico musculo esquelético.

Sólo dos estados en EE.UU. tienen una prevalencia de tabaquismo más alta que Kentucky, que se estima que es del 25%. El estado también ocupa el primer lugar en el número de muertes entre las mujeres relacionadas con el tabaco.

Varios estudios anteriores habían relacionado el tabaquismo y el dolor crónico, especialmente la lumbalgia. El consenso de las investigaciones realizadas es que los fumadores de ambos sexos son más propensos que los no fumadores a reportar síndromes de dolor.

Los investigadores de Kentucky clasificaron las encuestadas según la edad y el hábito de fumar, computado por la cantidad de cigarrillos consumidos al día. También se les preguntó sobre sus síntomas de dolor y si habían sido diagnosticadas con trastornos de dolor musculo esquelético, como fibromialgia o lumbalgia. Las variables seleccionadas para el dolor fueron la presencia o ausencia de: lumbalgia, dolor de cuello, ciática, neuralgias, fibromialgia, dolor en las articulaciones y dolor en todo el cuerpo.

Los resultados del estudio mostraron que los fumadores son más propensos a reportar dolor crónico significativo que los no fumadores. Las personas que fuman a diario fueron dos veces más propensas a reportar dolor que los no fumadores. Los que fuman un paquete o más al día fueron más propensos a reportar una alta carga de dolor crónico.

Los autores del estudio señalaron que la tos provocada por el tabaco aumenta la presión abdominal y el dolor de espalda y la nicotina puede disminuir el umbral del dolor por la sensibilización de los receptores del dolor. El estudio también demostró una relación dosis-dependiente entre el tabaquismo y la frecuencia del síndrome de dolor crónico. Esto puede indicar que los tratamientos para dejar de fumar pueden ser útiles para disminuir el dolor crónico.

http://blog.purenature.es

El hábito de fumar influye en el dolor y en las características funcionales y psiquiátricas de la fibromialgia.

Resumen

Objetivo: Numerosos datos epidemiológicos han demostrado que el tabaquismo puede desempeñar un papel en las manifestaciones de la enfermedad o la severidad del dolor crónico musculoesquelético. Los autores del presente estudio investigaron el efecto del tabaquismo sobre las características clínicas como dolor, fatiga, incapacidad funcional, y las características psiquiátricas en la población coreana con el síndrome de fibromialgia (FMS).

Métodos: Un total de 336 pacientes con FMS fueron inscritos de forma consecutiva a partir de 10 centros médicos que participaron en la encuesta nacional Coreana de fibromialgia. El tabaquismo se divide en fumadores actuales y no fumadores. Los instrumentos de evaluación de FMS incluyó los puntos sensibles, el cuestionario de Impacto de Fribromialgia (FIQ), el Estudio de Resultados Médicos 36-item de la Encuesta de Salud Forma Corta (SF-36), el Inventario Breve de Fatiga (BFI), Inventario Breve de Depresión (BDI), el Inventario de Ansiedad Estado-Rasgo (STAI) -1 y STAI-2, y el apoyo social-familiar y el apoyo social de amigo. El análisis estadístico incluyó la prueba de Chi-cuadrado, prueba exacta de Fisher, la prueba U de Mann-Whitney, y el análisis multivariado de regresión logística.

Resultados: Treinta y tres pacientes (9,8%) de un total de 336 participantes eran fumadores actuales. El número de puntos sensibles (P = 0,037), BFI (P = 0,026), salud general del SF-36 (P = 0,028), BDI (P = 0,014), síncope (P = 0,024), y la distrofia simpática refleja (P = 0,003) mostraron significancia entre los fumadores actuales y los no fumadores no se asociaron con los hábitos de fumar después del ajuste. La significancia del número de puntos sensibles (P = 0,009), las puntuaciones de los puntos sensibles totales (P = 0,032), BDI (P = 0,038), debilidad general (P = 0,047), y la distrofia simpática refleja (P = 0,011) fue observada entre los no fumadores aleatorios (n = 55) y los fumadores (n = 33). Además, el número de los puntos sensibles (P = 0,027, OR = 1,379) se asoció al consumo de tabaco después del ajuste. El análisis entre los no fumadores aleatorios (n = 45) y los fumadores (n = 22) en las pacientes con FMS mostró que el BDI en FMS se asoció con el consumo de tabaco (P = 0,023, OR = 1,077) tras el análisis de regresión logística.

Conclusiones: Este estudio reveló que el hábito de fumar puede, en parte, influir en el dolor y en las características funcionales o psiquiátricas en pacientes con FMS. El impacto del tabaquismo en las características clínicas en FMS debería ser evaluado en un estudio más amplio de la población.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original: www.sciencedirect.com/science/journal/1297319X

http://www.psiquiatria.com

12 cosas que debes saber si fumas y tienes fibromialgia


Es de más sabido que fumar es un hábito que no nos trae ningún beneficio, sino todo lo contrario, sin embargo, si tienes fibromialgia los daños son mucho peores.

Aquí te mostramos las razones principales por las que deberías considerar seriamente dejar el tabaco:

  1. Fumar es un factor de riesgo para contraer la fibromialgia.
  2. El tabaco aumenta la intensidad del dolor.
  3. Hay menos días buenos.
  4. Empeora el sueño no reparador.
  5. Agrava la parestesia, que es una sensación de hormigueo y entumecimiento de las extremidades.
  6. Intensifica la ansiedad y la depresión.
  7. Los fumadores tienen dolor en más puntos sensibles “tender points”
  8. La tos provocada fumar aumenta la presión abdominal y el dolor de espalda.
  9. Fumar reduce el contenido de oxígeno en la sangre y esto impide la oxigenación de los músculos, lo cuál hace más grave el daño.
  10. La nicotina es un estimulante y aumenta la presión mental, lo que intensifica la tensión muscular.
  11. Los síntomas premenstruales son significativamente más severos.
  12. La exposición al tabaco puede desencadenar la producción del factor reumatoide, lo que puede originar el desarrollo de Artritis Reumatoide y Lupus Eritematoso Sistémico.

Debes saber que hay muchas maneras para dejar de fumar, pero lo más importante es que te decidas y persistas hasta conseguirlo. Te dejamos algunos consejos para que de deshagas de este hábito:

  • Reduce el número de cigarrillos que consumes por día.
  • Fuma tus cigarrillos sólo hasta la mitad.
  • Elije una marca de cigarrillo con un bajo contenido de nicotina.
  • Procura no inhalar el humo.
  • Fija una fecha para dejar de fumar.
  • Realiza una actividad que te entretenga cuando te den ganas de fumar.
  • Deshazte de los objetos que se relacionen con tu hábito, como los ceniceros.

Hoy es el día en que puedes empezar a dejar de fumar, decídete ¡tú puedes!

*Este artículo está basado en una investigación realizada en 2009 por la Clínica Mayo en Estados Unidos y una realizada por investigadores de Salud Pública de la Universidad de Kentucky.

http://artricenter.org/