FIBROMIALGIA Y FATIGA CRÓNICA POR SENSIBILIDAD AL GLUTEN


sensible-gluten-allergychefLos criterios que  definen el síndrome fibromiálgico fueron establecidos en 1990 por el Colegio Americano de Reumatología. Se establecieron con fines epidemiológicos y de investigación, para seleccionar de forma homogénea al grupo creciente de pacientes con dolor musculo esquelético crónico de causa no identificada. La denominación que se daba anteriormente a la patología de estos pacientes era neurastenia, reumatismo psicógeno o fibrositis.

Los extensos estudios realizados en los pacientes con síndrome fibromiálgico  no han aclarado el origen de esta enfermedad, y el tratamiento sigue siendo sintomático y de escasa utilidad. Sin embargo, la fibromialgia ha pasado de ser el concepto descriptivo de un síndrome a ser considerada una enfermedad.

Los pacientes con fibromialgia tienen dolor musculo-esquelético crónico generalizado y astenia severa, habitualmente junto con otros síntomas: digestivos (intestino irritable),  neurológicos (migraña, problemas de concentración y de memoria) y psiquiátricos (depresión).

Es un problema muy frecuente y muy relevante. Según el estudio EPISER y el Documento Consenso sobre Fibromialgia de la Sociedad Española de Reumatología, tiene una prevalencia en España del 2,4% de la población general mayor de 20 años, siendo más frecuente entre los 40 y 49 años de edad. En números absolutos, supone unos 700.000 pacientes afectados en nuestro país, en una proporción de 21 mujeres por cada varón afectado.

A pesar de no existir ninguna prueba diagnóstica, se calcula que entre el 10% y el 20% de los pacientes que acuden a la consulta de reumatología son diagnosticados de fibromialgia, Este diagnóstico se basa en el cuadro clínico de dolor crónico generalizado no explicado tras realizar una exploración física y otras pruebas complementarias. A pesar de que la presencia de los puntos dolorosos forma parte de los criterios de 1990, en la actualidad no se considera necesaria en la práctica clínica su presencia para realizar el diagnóstico, ni están presentes en los nuevos criterios propuestos por el Colegio Americano de Reumatología en 2010.

Estos nuevos criterios, todavía preliminares, se basan en cuestionarios de extensión del dolor y de severidad sintomática e incluyen ítems sobre fatiga, sueño no reparador y síntomas cognitivos.

En 2008, el Dr. Carlos Isasi, médico reumatólogo del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid), inició un estudio prospectivo para evaluar el efecto terapéutico de la dieta sin gluten en pacientes afectados por fatiga crónica, fibromialgia y, en general, dolor músculo-esquelético crónico generalizado en los que tratamientos previos no tuvieron efecto favorable.

En 2008, el Dr. Carlos Isasi, médico reumatólogo del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid), inició un estudio prospectivo para evaluar el efecto terapéutico de la dieta sin gluten en pacientes afectados por fatiga crónica, fibromialgia y, en general, dolor músculo-esquelético crónico generalizado en los que tratamientos previos no tuvieron efecto favorable.

La Asociación de Celíacos y Sensibles al Gluten – Comunidad de Madrid participa en el asesoramiento dietético de los pacientes seleccionados para esta intervención terapéutica, que requiere una dieta sin gluten mucho más estricta que la que siguen las personas celíacas.

Hasta la fecha, más de 300 pacientes han sido incluidos en el estudio, habiéndose observado una clara mejoría en una proporción importante de ellos. No obstante, el diagnóstico definitivo de fibromialgia sensible al gluten requiere:

  1. Descartar la enfermedad celíaca mediante las pruebas correspondientes: análisis genético HLA, análisis de anticuerpos específicos en sangre y biopsia duodenal.
  2. Comprobar la mejoría de los pacientes al hacer dieta sin gluten durante un mínimo de 4 meses.
  3. Realizar una prueba de provocación con gluten para verificar que el paciente recae y poder concluir, por tanto, que su patología es efectivamente causada por el gluten.

Para más información, contactar con la Asociación de Celíacos y Sensibles al Gluten – Comunidad de Madrid.

https://www.celiacosmadrid.org

Fibromialgia y sensibilidad no celiaca al gluten: parientes cercanas


celiacosLa fibromialgia es un síndrome crónico que afecta a casi el 3% de la población, siendo unas 10 veces más frecuente en el sexo femenino.

Se caracteriza fundamentalmente por la presencia de dolor muscular generalizado, destacando la presencia de hipersensibilidad a la presión en determinados puntos del cuello, hombros, glúteos, caderas y rodillas. Además se asocia siempre a fatiga y cansancio fácil, problemas con la memoria y alteraciones del estado de ánimo como ansiedad y depresión, coexistiendo en estos pacientes con mucha frecuencia el síndrome de intestino irritable, la cefalea crónica y el insomnio.

Su origen es desconocido y su diagnóstico es sobre todo clínico, ya que todas las pruebas serán normales.

Aunque no es una enfermedad que comprometa la vida ni produzca un daño muscular o articular irreversible, si es una enfermedad crónica que produce en ocasiones un grave daño de la calidad de vida, con deterioro de la relaciones sociales, familiares y laborales.

No existe un tratamiento específico ni curativo, aunque los analgésicos, antidepresivos, el ejercicio físico y la fisioterapia, entre otros, mejora los síntomas en la mayoría de los casos.

La sensibilidad no celiaca al gluten es un síndrome recientemente reconocido por la medicina oficial y es una entidad claramente diferenciada de la enfermedad celíaca y de la alergia al trigo.

Aunque no existen aún estadísticas fiables, se cree que es una 5 veces más común que la celiaquía, afectando a aproximadamente un 5% de la población.

Se caracteriza por síntomas similares a los del intestino irritable como son el dolor abdominal por aumento de la sensibilidad visceral, diarrea y meteorismo, a los que se asocia otros síntomas propios de la celiaquía como son cansancio y fatiga fácil, insomnio, dolores osteomusculares, depresión, etc.

Característicamente todas las pruebas complementarias serán normales, incluidos los anticuerpos de la celiaquía que en estos pacientes siempre serán negativos. Las biopsias duodenales tampoco mostraran aplanamiento de las vellosidades intestinales, aunque en estos pacientes si se ha descrito como dato significativo un marcado aumento de los linfocitos intraepiteliales CD3.

Una dieta sin gluten mejorará los síntomas y la reintroducción de éste agravará la enfermedad aunque nunca desarrollarán los pacientes las compliaciones que aparecen en la celiaquía no tratada.

¿Existe un nexo común entre fibromialgia y sensibilidad no celiaca al gluten?.

Un grupo multidisciplinar de reumatólogos, gastroenterólogos, patólogos e inmunologos españoles, liderados por el Dr. Carlos Isasi del Servicio de Reumatología del Hospital Puerta de Hierro, en colaboración con la Asociación de Celíacos de Madrid, publican este mes en la revista científica Rheumatology International un interesante estudio preliminar de lo que será un complejo trabajo de investigación con un total de 246 pacientes ya diagnosticados de fibromialgia y sensibilidad celiaca al gluten (te aconsejamos consultarlo a texto completo sobre este enlace). Los autores refieren que en 20 pacientes ya se ha concluido el estudio y los resultados son muy alentadores, motivo por el que han decidido publicar este trabajo descriptivo inicial con tan pocos casos.

Así en 15 de los pacientes descritos (75% del total) existe una clara remisión clínica de la fibromialgia asociada a una normalización histológica de la linfocitosis intraepitelial, habiendo vuelto a su trabajo aún cuando muchos de ellos estuvieron durante un tiempo, dada la gravedad de su cuadro, en tratamiento por la Unidades de Dolor. En los 5 pacientes restantes (25% del total) aunque no existe una ausencia completa de enfermedad si se aprecia una clara mejoría clínica.

En algunos pacientes la mejoría fue espectacular en pocos meses y en otros se apreció una mejoría más lenta, sin que se sepa muy bien cual fue el motivo de este hallazgo. En casi la mitad de los casos la reintroducción de una dieta con gluten empeoró o hizo que reaparecieran los síntomas de fibromialgia, desapareciendo de nuevo con su retirada.

A pesar de que estos resultados iniciales son muy esperanzadores, habrá que concluir el estudio para que los datos sean más concluyentes desde el punto de vista científico. De momento, el Dr Isasi, según hemos podido recoger de varios artículos de prensa publicados en los últimos meses, no aconseja aún de forma sistemática una dieta sin gluten a todos los pacientes con fibromialgia, aunque en esta podría estar la curación o mejoría de muchos de los pacientes afectados por este síndrome.

http://funcionales.es