Hoy no he dormido nada: Mitos en torno al insomnio ocasional


somnolenciaPara disfrutar de una noche plena de sueño, también hay que corregir conceptos erróneos que anidan en nuestra mente. A continuación exponemos algunos de los mitos clásicos que hay que desmontar.

Si el sueño no aparece pronto hay que seguir intentándolo No es cierto en lo que se refiere al sueño. De hecho, cuánto más se piensa en conciliarlo, más aumentan las posibilidades de permanacer despiertos. Pasar la noche en blanco.

Cuando te dices “esta noche no he dormido nada”, casi siempre es falso o muy poco probable. Hasta en las hoches más duras de insomnio, se duerme al menos unas horas. Es frecuente exagerar el tiempo que no hemos dormido e infravalorar las horas de reposo que hemos tenido.

No dormirse cuanto antes supone encontrarse mal al día siguiente. Pasar una noche sin dormir o con pocas horas de sueño no es un impedimento para llevar una vida normal en la mayoría de los casos y poder hacer frente a la rutina diaria sin dificultades. Lo mejor es no preocuparse, empezar el día como otro día normal sin pensar en la noche transcurrida. Si la mente no se obceca, se puede funcionar con perfecta normalidad.

Falta de sueño no es sinónimo de mal humor Ten en cuenta que hay otras ocasiones en que interrumpes el sueño de forma voluntaria, por ejemplo un viaje, una fiesta… y tu ánimo es otro bien distinto. El mal humor se debe más a la forma de pensar que a la falta de sueño, que sin duda recuperarás.

Recuerda que el sueño de una noche cualquiera no es tan importante. No dejes que el miedo al insomnio te venza.

La Melatonina una opción natural para mejorar el sueño La Melatonina es una hormona que controla los tiempos de sueño y vigilia. Nuestro cuerpo la produce de forma natural y, además de su importante papel en la regulación del sueño es antioxidante, ayuda a combatir la acción de los radicales libres, causantes del envejecimiento y del desarrollo de enfermedades degenerativas.

La producción de melatonina se ve afectada por la edad, el estrés, la estación del año o la temperatura. El principal factor desencadenante de su secreción es la oscuridad. En muchas ocasiones el insomnio puede estar estrechamente ligada a la falta de melatonina.

Los suplementos de melatonina sirven como refuerzo y hacen la función de la hormona que debería existir de manera natural. La falta de melatonina puede ser la causante de los trastornos del sueño que ocurren durante la vejez, asociados a los bajos niveles hormonales. Del mismo modo, al producirse con la oscuridad, cuando realizamos un largo viaje en avión (enlazando demasiadas horas de sol), también puede disminuir la concentración de esta hormona en el organismo.

En los tratamientos contra el cáncer se emplea la melatonina a dosis bajas. También puede ser útil en el tratamiento del Alzheimer y forma parte de algunos tratamientos para afecciones como los zumbidos del oído, la depresión, la fatiga crónica, la menopausia, la fibromialgia o la osteoporosis.

http://es.globedia.com/

 

El Insomnio y la hipersomnia en la fibromialgia


SleepAlgunos de los síntomas mas frecuentes de la Fibromialgia y SFC están relacionados con trastornos del sueño, ya sea insomnio, pobre calidad de sueño, despertarnos constantemente, tener pesadillas, dificultad para volver a dormirnos si nos paramos en la noche, y en algunos casos, la sensación de que se requiere dormir mas horas de las que se consideran normalmente necesarias, o hipersomnia.
Creo que todos los que sufren de fibromialgia o síndrome de fatiga crónica han experimentado algunos de estos trastornos de sueño, sino todos, y mucho se ha escrito sobre toda clase de recomendaciones para contrarrestar el insomnio o mejorar la calidad del sueño.
Pues, yo al igual que ustedes también experimenté toda mi vida, esa dificultad para quedarme dormida, y mantenerme dormida por largos periodos de tiempo; y para desempeñarme adecuadamente durante el día, requería mis 8 horas de sueño reglamentarias, aunque en la práctica, uno siempre duerme menos (aproximadamente unas 6 o 7 horas). Sin embargo, desde hace unos meses, estoy experimentando, mas bien, una hipersomnia. Es decir, que pasadas las 8 horas que usualmente debemos dormir, aún sigo teniendo mucho sueño (como si me hubiese tomado una pastilla para dormir o un relajante muscular), y como afortunadamente tengo la posibilidad de hacerlo (sin ánimo de sonar antipática, porque estoy pensionada y no tengo que pararme temprano para ir a trabajar), entonces me quedo en cama y resulta que estoy durmiendo alrededor de 9 a 10 horas.
Quizás no le había dado mucha importancia a esto, porque no me parecía que tenía ningún impacto negativo en mi; mas bien por el contrario, me parece que tengo un poco mas de energía y una reducción en la severidad del dolor diario. Pero aún así, estaba empezando a preocuparme, porque sentía que perdía mucho tiempo durmiendo; sin embargo, precisamente hoy he estado leyendo algunos artículos respecto al incremento en el tiempo de sueño, y su impacto en el dolor crónico.
Resulta que un pequeño estudio publicado en este mes en la revista Sleep, ha demostrado que el tiempo de sueño adicional puede desempeñar un papel en la reducción del dolor y proporcionar algo de alivio para quienes sufren de dolor crónico. Aunque este estudio fue realizado con personas sanas, se pudo concluir que su agudeza mental mejoró durante el día y disminuyó su sensibilidad al dolor, de acuerdo a las pruebas realizadas. Este hallazgo sugiere que la disminución de la sensibilidad al dolor es similar a tomar una dosis de 60 mg de un analgésico con codeína dos veces al día.
¿Cómo ayuda el sueño a reducir el dolor?
“Creemos que tanto la pérdida de sueño como el dolor aumentan los niveles de marcadores inflamatorios, pero dormir más puede ayudar a disminuir esta inflamación”, dijo el Dr. Thomas Roth
Aunque esta evaluación no fue realizada precisamente para pacientes con fibromialgia, yo pienso, por experiencia propia, que sí puede tener algo de impacto en el grado de dolor que experimentamos diariamente. Lamentablemente, sé que no todos pueden dormir demasiado, pero vale la pena tener conocimiento de esto, ya que en la medida de nuestras posibilidades, pudiéramos tratar de quedarnos en cama durmiendo algo de tiempo extra, cuando tengamos la oportunidad, para ver si nos proporciona algún alivio.
Bendiciones y Abrazos para todos, Mylene