LA TERAPIA CON LASER PUEDE DISMINUIR LOS EFECTOS DE FIBROMIALGIA


afibro1 Según un estudio reciente, la terapia con láser podría reducir los síntomas de la fibromialgia.

Se denomina terapia con láser al uso de rayos de luz amplificados, llamados láseres, para diagnosticar o tratar enfermedades. Hay dos tipos principales de láseres que se utilizan en la medicina, láseres de contacto y láseres sin contacto. Los de contacto funcionan mediante el envío de un láser de luz a través de una punta de fibra o de zafiro. La punta absorbe energía de la luz y se calienta. Cuando la punta caliente toca cualquier tejido vivo en el cuerpo, las células dañadas son vaporizadas, o sea, son extraídas al ser convertidas de un sólido a un gas. Los láseres sin contacto no tocan el tejido. Operan mediante la transferencia de la luz láser en forma de energía radiante concentrada en un solo rayo sobre el tejido. El calor se produce cuando la célula absorbe esta energía. En ambos casos, la luz de láser no es caliente. Se crea calor únicamente después de que la energía radiante del láser sea absorbida por el tejido objetivo.

En un estudio reciente, los investigadores asignaron al azar a 38 mujeres con fibromialgia para recibir tratamientos de terapia de calor por láser o tratamientos simulados de la terapia dos veces por semana durante cuatro semanas. Cada tratamiento duró siete minutos, y se administró en el cuello, los hombros y la espalda. Se administraron cuestionarios sobre el dolor y la fibromialgia y se evaluaron puntos de sensibilidad antes y después del tratamiento.

Los investigadores encontraron que las mujeres en el grupo de terapia térmica con láser experimentaron mejorías significativas en el dolor y la flexibilidad del cuerpo superior en comparación con las que recibieron el tratamiento simulado. Los autores del estudio señalaron que se observaron mejoras significativas en las puntuaciones de la fibromialgia inmediatamente después de los tratamientos con láser terapia de calor, mientras no era aparente ningún cambio en las mismas puntuaciones en el grupo de tratamiento simulado.

Los autores concluyeron que la terapia con láser de calor podría reducir el dolor y los efectos de la fibromialgia en las mujeres. Aunque es prometedor, se necesitan estudios más grandes para evaluar mejor estos resultados.

Además de la terapia con láser, existe evidencia de varios estudios que sugieren que la acupuntura puede ayudar a aliviar el dolor en la fibromialgia. Algunas investigaciones sugieren que la acupuntura también podría mejorar los síntomas de la fatiga y la ansiedad.

Para obtener más información acerca de la terapia con láser y de otras terapias integrales para la fibromialgia, por favor visita nuestro Diccionario de Remedios y Tratamientos Naturales, elaborado en colaboración con Natural Standard, o utiliza la casilla de búsqueda arriba a la derecha.

Referencias

1. Natural Standard: La Autoridad en Medicina Integral. http://www.naturalstandard.com

2. Panton L, Simonavice E, Williams K, et al. Effects of Class IV Laser Therapy on Fibromyalgia Impact and Function in Women with Fibromyalgia. J Altern Complement Med. 2012 Nov 23.

Este breve informe es solo para propósitos informativos. Su propósito es ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes sobre la salud. Esta información no debe interpretarse como un consejo médico específico. Antes de tomar decisiones terapéuticas, los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para recibir contestaciones específicas a sus preguntas sobre terapias, diagnósticos y / o enfermedades.

http://www.afibro.org

Llega a España un innovador dispositivo de láser frío contra el dolor.


Existen dos tipos de láser médicos, los de alta y los de baja potencia. Los primeros se utilizan para cortar tejido. El láser de baja potencia o Láser Frio, por su parte, se emplea para estimular la recuperación del tejido a través de un proceso llamado Photo Bio Estimulación.

Diversas investigaciones han demostrado que las células emiten luz infrarroja de bajo nivel a través de los biofotones. Éstos a su vez permiten la comunicación entre las células estimulando el proceso de curación al ayudar a restablecer la natural composición del ADN.

En consecuencia, cuando nuestro cuerpo absorbe un rayo láser frío, se estimula la actividad de las células, se intensifica la comunicación intercelular y se mejora la circulación sanguínea. La terapia de láser frío se ha utilizado clínicamente para diferentes enfermedades en Europa hace más de treinta años y ha sido objeto de más de 2.500 artículos científicos, publicados en todo el mundo. Su aplicación ha sido hasta el momento efectiva pero costosa en inversión y desplazamientos puesto que se trata de equipos grandes instalados en centros médicos.

La novedad de este dispositivo es que reúne la efectividad de un equipo de láser hospitalario pero con las ventajas de la reducción en el tamaño, el coste y la manejabilidad. Sus pequeñas dimensiones así como la baja intensidad del láser con el que opera permiten que cualquier paciente pueda utilizarlo de forma autónoma en su propio domicilio evitando con ello terapias que precisan desplazamientos. Del mismo modo, el sector profesional consigue mejorar y optimizar los tratamientos con sus pacientes ayudándoles a acelerar el proceso de curación como avalan distintos informes. Es igualmente útil en veterinaria. Además, puede usarse sin gafas de protección.

B‐Cure procede de Israel, estado puntero en alta tecnología y lo emplean centros como la Asociación Israelí contra el Dolor, Sheba Medical Center Tel Hashomer, Hadassah nversity Hospital o The Rambam Medical Center. Es utilizado también en clínicas de fisioterapia de las Fuerzas de Defensa de Israel, clubs deportivos de primer nivel y deportistas profesionales además de particulares. La demanda en Israel ha permitido su distribución en farmacias llegando a 10.000 unidades de venta el pasado año. Está aprobado por la CE0120 europea, y la FDA norteamericana y por las autoridades canadienses y australianas.

Indicaciones

Dolores del esqueleto, tejidos y lesiones Bursitis, distensiones musculares, dolores (muscular, articular, post operatorio), artritis, fisuras, dodo del tenista, distensiones musculares, trastorno temporomandibular, fracturas, latigazo cervical, lumbalgia, tendinitis, síndrome del túnel carpiano.

Dermatología

Acné, impurezas de la piel, arrugas, cicatrices, eccemas, estrías, psoriasis, quemaduras, abscesos, celulitis, heridas en la piel, herpes simple, hematomas.

Estética y Rejuvenecimiento

Fibromialgia, gingivitis, gotas, migrañas, sinusitis.

Especialidades

– Traumatología

– Dermatología (herpes simple, herpes zoster, acné inflamatorio, acné rosáceo, micosis superficial, dermatitis o eczemas, pio dermitis, psoriasis

http://www.noticiasmedicas.es