Detectados altos niveles de perfluorados en el agua de España y Alemania


Estos compuestos son muy habituales en objetos de uso cotidiano como sartenes antiadherentes con teflón y en tejidos que repelen agua, aceite o manchas
Barcelona. (Efe).- El Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA), del CSIC, ha detectado en el agua de España y Alemania altos niveles de compuestos perfluorados (PFCs o PFASs), en un estudio presentado en unas jornadas sobre detección de contaminantes orgánicos en alimentación y medio ambiente.
Los perfluorados son muy habituales en objetos de uso cotidiano como sartenes antiadherentes con teflón, tejidos que repelen agua, aceite o manchas, y en algún tipo de envoltorios y envases, y sus principales vías de entrada en el organismo humano son la inhalación, la ingesta de alimentos y el consumo de agua.
El trabajo, según ha informado el IDEAE, se ha realizado con muestras de distintas redes hídricas europeas, y aunque el uso de algunos de los compuestos ha sido limitados en la industria, los resultados revelan que las sustancias perfluoroalquílicas (PFASs o PFCs) están presentes en todas las aguas estudiadas.
También se ha puesto de manifiesto que en algunas muestras procedentes del área metropolitana de Barcelona se superan los niveles máximos de seguridad establecidos recientemente por la EPA, para una ingesta puntual.
Según los expertos, la presencia de estos compuestos podría estar relacionada con los contenedores de agua o con los tubos de conducción del agua utilizados en esta población.
A nivel toxicológico, hay una carencia referente a los efectos que pueden causar en una exposición prolongada (toxicidad crónica), como es el caso de su presencia en aguas de bebida, así como la combinación de diferentes sustancias perfluoroalquíliques (PFASs) .
Para el estudio se han analizado más de 90 muestras de agua y sedimentos, 36 muestras de diferentes especies de peces de agua dulce, 25 de leche humana y 40 de diferentes tipos de carne tomadas durante el período entre 2010 y 2012.
Los datos revelan que en las muestras de río los niveles más elevados de estos componentes se han encontrados en las aguas superficiales y de salida de las depuradora, y que todas las muestras de aguas para beber presentaban niveles cuantificables de PFASs.
Se da la circunstancia de que la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de EE.UU. ha decretado el control de seis perfluorados en las aguas de bebida por riesgo sanitario, pero Europa no cuenta con ninguna legislación específica sobre PFCs en el agua para beber.
Las jornadas han reunido a más de un centenar de científicos de agencias gubernamentales y de la industria de todo el mundo, para evaluar las técnicas de investigación en la detección de contaminantes orgánicos en muestras ambientales y alimentarias.
Anuncios