Los efectos de los masajes de Shiatsu en el manejo de los síntomas de la fibromialgia


siasuSOBRE QUÉ HABLAMOS:

Un estudio piloto, publicado en la revista Journal of Manipulative and Physiological Therapeutics, tuvo como objetivos evaluar los efectos potenciales del masaje Shiatsu en los síntomas de los pacientes adultos con fibromialgia primaria, proponer un protocolo de tratamiento Shiatsu, verificar la aceptabilidad del paciente, y evaluar la viabilidad de un estudio más amplio.

¿Conocéis en qué consiste el Shiatsu?, ¿habéis recibido algún masaje con esta técnica japonesa?, ¿notásteis mejoría?, ¿os interesan estas técnicas de tratamiento complementarias al tratamiento tradicional? Podéis dejarnos vuestros comentarios y si aún no formas parte del grupo de fibromialgia ¡únete!

El shiatsu es un terapia manual originaria de Japón. En los tratamientos de shiatsu, el terapeuta aplica presión localizada sobre distintos puntos del cuerpo del paciente, utilizando principalmente sus manos, especialmente sus pulgares y palmas, pero también sus codos y rodillas

CARACTERÍSTICAS DEL ESTUDIO:

Treinta y cuatro pacientes de 33 a 62 años fueron divididos en dos grupos, un grupo de shiatsu (GS) de 17 pacientes a los que se les aplicó masajes con esta técnica por todo el cuerpo dos veces a la semana durante 8 semanas, y un grupo control (GC) con 17 pacientes que recibieron un folleto educativo.

Los pacientes fueron evaluados al inicio del estudio y después de 8 semanas. La intensidad del dolor se evaluó mediante la escala analógica visual, el umbral de dolor a la presión se midió por dolorimetría, la ansiedad por el Inventario de Ansiedad Estado-Rasgo, dormir por el Índice de Calidad del Sueño de Pittsburgh, y el impacto de los síntomas sobre la salud del paciente mediante el Cuestionario de Impacto de Fibromialgia. El grupo de shiatsu también fue interrogado sobre los efectos adversos y el nivel de satisfacción.

RESULTADOS:

Después del tratamiento, elgrupo de shiatsu presentó diferencias estadísticamente significativas para las puntuaciones de todas las variables, excepto el estado de ansiedad, en comparación con el grupo de control.

Los cambios relativos porcentuales se consideraron clínicamente relevantes para la escala visual analógica (40,6%), el umbral de dolor a la presión (76,4%), Pittsburgh Sleep Quality Index (34,4%), y el Cuestionario de Impacto de Fibromialgia (22,30%).

No se observaron efectos clínicamente relevantes para la ansiedad después del tratamiento. No se informaron efectos adversos durante el tratamiento, y aproximadamente el 94% de los pacientes demostraron satisfacción con Shiatsu.

CONCLUSIÓN:

Este estudio piloto demostró el potencial de Shiatsu en la mejora de la intensidad del dolor, el umbral de dolor a la presión, la calidad del sueño, los síntomas y el impacto sobre la salud de los pacientes con fibromialgia.

El protocolo de tratamiento de Shiatsu propuesto era factible y bien aceptado por los pacientes.

http://redpacientes.com/social/posts/view/70611/114

 

Anuncios

TERAPIA COMPLEMENTARIA EN LA FIBROMIALGIA (VII)


Shiatsu

Normalmente se piensa que una enfermedad como la depresión no tiene relación con el dolor físico, pero nosotros los orientales, en cambio opinamos, que sifísicamente tiene algún problema ello deriva de algún problema mental.

En la medicina occidental cada vez tiene más importancia lo que llamamos microtratamiento, que se refiere a tratar una zona localizada, pero los orientales siemprepensamos que el mismo tipo de sangre recorre todo el cuerpo. Si los órganos de la digestión no funcionan bien, tarde o temprano los órganos del sistema circulatorio, tampoco funcionarán, es como un círculo vicioso que se extiende.

La base es el tratamiento global (macrotratamiento). Lo que se suele hacer en la medicina oriental es equilibrar el cuerpo para lograr la curación natural, esa forma de curación que todos llevamos dentro y que solo hay que saber despertar. La característica principal de esta enfermedad crónica, es que el sistema inmunológico está bajo, por lo que, al equilibrarlo, la fibromialgia tiene que mejorar. El tratamiento de nuestra terapia de Shiatsu, siempre llega a la conclusión de que si aparece algún síntoma significa el aviso o la alarma del cuerpo porque ya no está equilibrado.

Para recuperar la energía mental y física, el cuerpo necesita ayuda. A lo mejor, el sistema nervioso autónomo, (parasimpático, simpático), no está completamente equilibrado.

Por ello en el Shiatsu utilizamos la teoría de Kyo, (vacío) Jitsu, (plenitud).

El cuerpo humano posee un 50% de Kyo y un 50% de Jitsu: esto es la normalidad, y significa que el cuerpo está más cerca de la enfermedad o empiezan a aparecer los primeros síntomas. El tratamiento se basa en quitar energía de Jitsu si sobra y añadir energía de Kyo si falta, a través de distintos tipos de presión.

Los síntomas de la fibromialgia aparecen a través de zonas dolorosas o puntos gatillo. Este aviso de cada punto coincide con lo que nosotros llamamos Tsubo. (punto reflejo); cada punto, con muchos años de experiencia, sirve para distintos tipos de enfermedad. Para eso en los puntos dolorosos de la fibromialgia y a través de tratamiento del Shiatsu, se puede decir que es bastante eficaz el resultado. Teoría del Kyo Jitsu: Hay distintas tipologías pero la mayoría de estos tipos de enfermedad coincide en ser superficial (Jitsu), pero los tamaños de cada contractura dependen de la antigüedad del síntoma, que puede ir entrando más profundo (Kyo).

Para que la zona no empeore o no sufrir Menken, (reacción del cuerpo), nunca utilizaremos técnicas de arrastre, frotamiento o amasamientos. Solo presión con los dedos que desarrollamos a través de la técnica de las tres formas de presión, concentración, mantenimiento, perpendicularidad.

La forma de presionar sería entrar lento, mantener cierto tiempo. ¿Cuando tiene que salir? Hasta que cambie la respiración, o hasta que aumente la resitencia, o bien, hasta que desaparece la resistencia. Salir más lento. Para realizar este tipo de presión se precisan muchos años de experiencia, lo que se llama “Shindan Soku Chiryo”, que quiere decir diagnóstico a la vez que tratamiento.

Otra característica del Shiatsu es que aunque duela una parte, se trabaja todo el cuerpo, ya que después de trabajar todo el cuerpo es más fácil de encontrar puntos gatillo que están localizados y son muy dolorosos. Según la medicina oriental, hay dos tipos de tratamiento, uno trabaja o busca puntos, y trabaja en línea de los 14 meridianos, el otro se llama teoría de Aze. No se guía por los meridianos sino que solo busca la zona donde le duele, se busca el punto de Aze y se trabaja. Luego, se presionan los puntos más eficaces, los llamados Triger point, (puntos gatillo). A nivel de la terapia tenemos que darnos cuenta que la persona que tiene fibromialgia tiene algún exceso o carencia, por este motivo trabajamos primero todo el cuerpo y luego incidimos en cada punto.

Tratamiento con shiatsu: El Shiatsu es una técnica manual que pretende, mediante el trabajo sobre los meridianos energéticos que recorren nuestro cuerpo, y el trabajo sobre los músculos, articulaciones y órganos, hacer que la persona que lo recibe entre en un estado de conciencia que le ayude a reconocer sus bloqueos para a partir de ahí, y a su
ritmo e intensidad, ir desenredando y movilizando aquello que se desee cambiar.

Revisando esta técnica desde el punto de vista de la FM, ya de entrada evita el estrés añadido que puede suponer para un enfermo al ponerse a hacer ejercicio, que pueda incrementar el dolor que siente y agrave su sensación de cansancio. El shiatsu es, de alguna manera, un masaje, pero no es un masaje “duro”, en ningún caso debe serlo. Se trata más bien de escuchar, a través del contacto, la necesidad de la persona que lo recibe, y encontrar el tipo de presión óptima. Esta siempre será suave al inicio, para después, si es necesario, ir aumentando de forma gradual y continuada. La presión, esencialmente liberadora, será vivida por parte del receptor como una herramienta de toma de conciencia corporal. Evitaremos así que se establezca una lucha entre la musculatura del paciente y las manos y la intención del terapeuta.

Se trata por tanto de un tipo de masaje sumamente respetuoso con el dolor. Se evita, sin más, no es necesario; se intenta movilizar la musculatura y las articulaciones desde esa perspectiva de no-dureza, de no-exigencia, buscando que el receptor disfrute del contacto, que en ningún caso es superficial, sino profundo y satisfactorio, y pierda el miedo, gran enemigo de los enfermos de fibromialgia, el miedo al dolor.

Pero posiblemente la causa de la fibromialgia no se encuentre en los músculos. La idea de “soporte” en la medicina oriental abarca también la idea de soporte interior. En “Shiatsu en movimiento”, esto se trabaja a partir del contacto con los órganos, en la zona abdominal, y que se considera en medicina oriental el centro energético del cuerpo humano.

En caso de fibromialgia la zona a tratar con shiatsu es la zona lumbar y sacra, aunque no se localice dolor. En medicina oriental esta zona tiene que ver con al “energía del riñón”, base energética de todo el cuerpo, y que en estados de decaimiento y agotamiento físico conviene tonificar. Según la medicina tradicional China, de la que el  hiatsu no deja de ser un afluente, cuando una persona ha perdido el impulso vital y muestra cansancio crónico, el diagnóstico consecuente tiene que ver con toda seguridad con deficiencias en su energía Agua, y debe tratarse trabajando los meridianos de riñón y de vejiga, con el fin de tonificarlos, en especial los puntos correspondientes.