Fibromialgia y Síndrome del Intestino Irritable ¿Cuál es la conexión?


intestino¿Sabías que hasta el 70% de las personas con Fibromialgia reportan síntomas del Síndrome del Intestino Irritable?

El Síndrome del Intestino Irritable (SII) es uno de los problemas gastrointestinales más frecuentes en la población  general. Afecta a los intestinos y se caracteriza por una extrema sensibilidad a las contracciones musculares en el intestino grueso.

Nuestro cuerpo debe eliminar el exceso de residuos, por lo que nuestros intestinos se contraen para empujar las heces del cuerpo. Las personas que tienen SII parecen tener un intestino hiperactivo, que se contrae de forma continua; estas contracciones provocan varios de los siguientes síntomas:

-Dolor y malestar abdominal aliviado por las deposiciones

-Cambio en la frecuencia de las deposiciones

-Cambio en la apariencia de las deposiciones (sueltas y acuosas o muy duras)

-Distensión abdominal (el vientre se siente lleno y apretado)

-Alteración el hábito intestinal (se alternan periodos de estreñimiento y diarrea)

-Calambres dolorosos del intestino delgado después de las comidas, que se alivian con la defecación

-Flatulencias

-Moco en las heces

-Pérdida del apetito

-Cólicos

-Náuseas

-Extrema urgencia o incontinencia fecal

A pesar de que esta condición es relativamente común, en la actualidad se desconoce mucho sobre qué es lo que la causa y en cómo se puede manejar con eficacia.

¿CUÁL ES LA RELACIÓN ENTRE EL SÍNDROME DEL INTESTINO IRRITABLE (SII) Y LA FIBROMIALGIA?

La investigación ha demostrado que hasta un 60% de los pacientes con Síndrome de Intestino Irritable también tiene Fibromialgia, y que hasta el 70% de las personas con Fibromialgia experimentan síntomas de SII.

Otros estudios han revelado que los familiares de las personas con Fibromialgia tienden a ser más sensibles al dolor y a ser más propensos a tener otros trastornos de dolor, como el SII, el trastorno temporomandibular y los dolores de cabeza.

Estudios recientes han encontrado que las personas con los dos problemas sufren de síntomas 38% más severos que los que tienen sólo una de estas enfermedades. El SII tiende a exacerbar el dolor y la fatiga de la Fibromialgia.

Está claro que el SII y la Fibromialgia coexisten frecuentemente, la pregunta es ¿Existe una relación entre ambas afecciones?

En la actualidad no se han encontrado las razones por las que estas dos enfermedades se presentan de manera simultánea, sin embargo, a continuación presentamos las características que comparten la Fibromialgia y el Síndrome de Intestino Irritable, que nos podrían ayudar a acercarnos a la respuesta:

  • El SII, al igual que la Fibromialgia, afecta más a las mujeres que a los hombres. Las mujeres son 3 veces más propensas a desarrollar SII.
  • Como la Fibromialgia, el SII se considera un trastorno funcional pues a la fecha no se han encontrado las causas específicas para desarrollarlo.
  • Los dos problemas tienden ocurrir después de un evento de la vida particularmente traumático o estresante.
  • El estrés es una de las causas más importantes del empeoramiento de los síntomas de ambas enfermedades. En la Fibromialgia se agrava el dolor y la fatiga, en el Síndrome de Intestino Irritable se agravan las contracciones, diarrea, estreñimiento y/o flatulencias.
  • Investigaciones recientes han encontrado que el SII puede ser causado por un problema con los neurotransmisores en el cerebro, igual como pasa con la Fibromialgia.
  • La investigación sugiere que las personas co SII o Fibromialgia responden al dolor de manera diferente que otras personas. Los pacientes con SII tienen una alteración de la respuesta al dolor intestinal, mientras que las personas con Fibromialgia tienen una respuesta alterada somática al dolor en la piel y los músculos.
  • Se ha encontrado que las personas con SII severo son más propensas a tener Fibromialgia que aquellas que tienen síntomas menos agudos.
  • Los investigadores subieren un mecanismo común para ambos trastornos, sin embargo, a la fecha sus orígenes son desconocidos; de hecho, la investigación sobre cualquiera de estas condiciones se encuentra todavía en la infancia y son muy escasos los estudios que conectan a ambas condiciones.
  • La mayoría de los pacientes con que padecen alguno de los dos problemas se quejan de trastornos del sueño y fatiga.
  • La psicoterapia y las terapias de comportamientos son eficaces en el tratamiento de los síntomas de ambos problemas.
  • Estudios de imágenes cerebrales han sugerido que las alteraciones en el procesamiento de sensaciones en el cerebro desempeñan un papel muy importante en Síndrome de Intestino Irritable y Fibromialgia.
  • Las personas con SII tienen una producción excesiva de citoquinas inflamatorias, al igual que las personas con Fibromialgia.
  • Parece que tener Fibromialgia aumenta el riesgo de desarrollar Síndrome del Intestino Irritable y viceversa.
  • Se ha teorizado que los dos trastornos son causados por problemas con la capacidad del sueño para procesar las señales de dolor. El cerebro interpreta las señales de dolor mucho más intensas de lo que son.

Sería excelente hacer frente a las dos condiciones a la vez, sin embargo, es más eficiente comenzar con un tratamiento del dolor de Fibromialgia y después ser tratado por un especialista en problemas digestivos.

http://artricenterfibromialgia.wordpress.com/

FIBROMIALGIA: ¿Sabíais que pueden influir tantos aspectos en el desarrollo del síndrome del intestino irritable?


sindrome intestino irritableEl síndrome del intestino irritable (SII) es una afectación crónica que cursa con episodios de dolor o molestia abdominal y alteraciones en el hábito intestinal sin causa orgánica que lo justifique.

Posibles factores hallados en diferentes estudios:

Genéticos: en el 33-42% de los pacientes existen antecedentes de primer grado de SII, sin embargo los estudios no han podido determinar si se debe a los factores genéticos o ambientales del entorno familiar.

Alteraciones en la secreción o motilidad intestinal en respuesta a diferentes estímulos: comidas, distensión, estrés emocional o inflamación.
Hipersensibilidad intestinal con una percepción visceral de dolor aumentada.

Alteración en la función inmune del tracto gastrointestinal. Algunos estudios han demostrado en estos pacientes la presencia de un aumento de células y de mediadores inflamatorios como los mastocitos en la mucosa del colon.

Alteración en la inervación extrínseca autonómica que podría asociarse con predominio de estreñimiento cuando la disfunción es vagal, o con diarrea si es adrenérgica.

Alteración en la regulación del eje cerebral-intestinal. Puede ocasionar una mayor reactivación ante situaciones estresantes y modificar la percepción de los estímulos viscerales aferentes en el intestino.

Los factores psicosociales juegan un papel importante. Cerca del 50% de los afectados de SII padecen depresión, ansiedad, hipocondría o somatización y algunos tienen antecedentes de haber sufrido abusos en la infancia.

Alteración de la microflora fecal. Algunos estudios demuestran una colonización bacteriana en las heces de pacientes con SII diferente a los que no la padecen.

Se ha podido demostrar, entre un 10- 30% de los pacientes, el antecedente de infección bacteriana gastrointestinal que han cursado con diarrea previa a los síntomas del SII. Son factores de riesgo el haberla padecido en edad temprana (más frecuente entre los 19-44 años que a partir de los 45), las mujeres, mayor duración y síntomas de más gravedad de la infección y en los que presentan trastornos de ansiedad o depresión.

Se requieren estudios de más calidad para determinar si la alergia alimentaria puede estar involucrada en su fisiopatología.

http://redpacientes.com/