FIBROMIALGIA – S.F.C.: TRIBUNAL MEDICO


TRIBEn mi último post comentaba sobre la dificultad a la hora de conseguir una incapacidad permanente, ya sea total o absoluta. Después de lo sucedido en el último mes me doy cuenta que nada ha cambiado o puede que la crisis actual haya contribuido a poner el tema aun más difícil para nosotros, los que padecemos estas enfermedades invisibles.

Quería haber escrito esta entrada hace unas semanas,cuando sucedió,  pero últimamente me cuesta bastante ordenar mis ideas y pensamientos para después trasladarlos a un escrito medianamente entendible.  Intentaré empezar por el principio.

He estado 6 meses de baja laboral por diferentes temas médicos que se habían recrudecido o por presentarse nuevos problemas de salud. El caso es que sin esperar siquiera a finalizar las pruebas cardiológicas que tenía pendientes me dieron cita para pasar el tribunal médico, sinceramente estaba convencida de que esperarían a tener los resultados e iba medianamente tranquila, no estaba bien, ni física ni anímicamente (Pero eso a ellos que más les da). Total que preparé mis informes como siempre y me acompañó mi hija, también como siempre. El médico que me atendió ni siquiera  miro la documentación que llevaba, aun menos se la quedó, alegando que ya disponía de toda la información necesaria. Me dieron el alta  médica en ese preciso instante para reincorporarme a mi trabajo el día siguiente.

Me pregunto ¿De qué sirven todos los informes en contra de esa vuelta a tu puesto de  trabajo?  Sobre todo si tu doctora de la mutua -en la que confiabas- resulta que te miente y es ella misma la que te propone para el alta inmediata sin ni siquiera avisarte, muy al contrario, me da hora para la siguiente visita cuando sabe perfectamente que no se va a producir (Es una de las cosas que más me indignó, ese engaño innecesario).

 El evaluador simplemente me dijo (como las otras dos veces anteriores) que las patologías padecidas no son suficientes para solicitar una incapacidad permanente y que podía realizar mi trabajo sin ninguna dificultad.

No pude aguantarme más e hice un comentario:

-Vaya, que hasta que uno no venga con los pies por delante no piensan hacernos caso, no?

Mi hija, me pidió que callara para no empeorar la situación, pero yo estaba tan crispada con lo sucedido, que no pude callar, sobre todo viendo aquella persona impasible que casi no se atrevía  a mirarme a la cara, acompañado de  una indiferencia total.

¿Cómo puede alguien que hace dos minutos que te conoce y sabe de ti, decidir si estás o no capacitada para seguir con tu trabajo de una manera optima?. A mí me gusta hacer bien mi labor  y sé que en este momento no puedo hacerlo.  Tengo grandes dificultades para caminar (debido a varias lesiones en tobillos y rodillas) o para ir en coche porque vivo fuera de la ciudad donde trabajo (por problemas de concentración, alerta y reacción) y concentrarme debido a los grandes dificultades cognitivas, que cada día son más evidentes. Entonces…

Definitivamente el tema de la incapacidad está muy difícil, lo único que espera la S.S es que nos demos por vencidos y dejemos voluntariamente el trabajo o sea que nos quitemos de en medio y dejemos de molestar. ¿De qué nos ha servido entonces a los enfermos el tremendo esfuerzo por llegar hasta aquí, si después tenemos que abandonar cuando no podemos más? !Me parece tan injusto!

Afortunadamente he vuelto en el mes de Julio, mes en el que sólo trabajo por las mañanas y después la empresa cierra por vacaciones,  pero en dos semanas tengo que reincorporarme al trabajo de nuevo y ahora en jornada de mañana y tarde. Soy totalmente consciente de que no podre hacerlo…YA NO.

Publicado por Angeles PM

DIARIO DE UNA ENFERMA SFC. http://sdefatigacronica.blogspot.com.es

Anuncios