Se acabo la saga XMRV


El estudio Lipkin finaliza la saga XMRV: Lipkin promete avances en EM/SFC


El XMRV simplemente no está ahí Ya es hora de seguir adelante” dice la doctora Judy Mikovits.

Por fin se ha acabado. Pocos esperaban otra cosa de lo que encontró el estudio – ni XMRV, ni pMLV en pacientes con EM/SFC, pero se trata del estudio Lipkin, el más rigoroso de todos y siempre quedó un poco de esperanza que algo aparecería, pero no ocurrió; la saga XMRV/pMLV se ha terminado oficialmente…

El estudio

El desorden incapacitante conocido como Síndrome de Fatiga Crónica o Encefalomielitis Miálgica (SFC/EM)…

La lista de co-autores; Mikovits, Alter, Ruscetti, Peterson, Klimas, Komaroff, Coffin, Hornig y Lipkin y más, era larga e impresionante.

El estudio comenzó destacando, para los que no lo tienen claro – y todavía hay muchos – que el síndrome de fatiga crónica es un trastorno incapacitante, y también se llama encefalomielitis miálgica y ‘CFS / ME’.

Implicó seis centros (Incline Village, Boston, New York, Palo Alto, Salt Lake City y Miami) llevados por famosos médicos físicos en EM/SFC.

Todos los participantes cumplían tanto los criterios de Fukuda, como los Canadienses y habían tenido un comienzo viral.

La Dra. Mikovits supervisó los ensayos en los laboratorios Ruscetti y Hanson y los laboratorios de los CDC y de la FDA dirigían sus propias pruebas.

Cuando abrió la conferencia de prensa con un resumen de la saga XMRV, el doctor Lipkin – pálido, con gafas y pelo alborotado – ciertamente parecía una rata de laboratorio.

Hizo hincapié en que intentaron de cubrir el estudio a favor de un proceso infeccioso, centrándose en síntomas de gripe (fiebre, agrandamiento de los ganglios linfáticos, etc), inscribiendo a personas con un inicio similar a una gripe aguda y recogiendo muestras de pacientes y controles con pocas semanas de diferencia para capturar un evento infeccioso.

En lo que describió como uno de los estudios más rigurosos en los que jamás haya estado involucrado, señaló que las 300 personas que participaron en el estudio procedían de seis centros geográficos (“zonas de influencia”) y que se tomaron medidas extraordinarias para asegurar que no hubiese contaminación presente.

Cada equipo tuvo permiso de utilizar los métodos de su elección.

 Resultados

Todos los equipos fueron capaces de identificar que las muestras habían sido inoculadas con XMRV, pero ningún equipo encontró el XMRV o pMLV en ninguna muestra de pacientes o de controles, una clara indicación de que los resultados iniciales en el artículo de Science de octubre 2009 fueron el resultado de contaminación, ya sea en el instituto WPI o en las muestras introducidas en el WPI o en ambas.

El Dr. Ruscetti indicó que había pocas posibilidades de averiguar definitivamente donde ha ocurrido la contaminación.

La Dra. Mikovits dejó muy claro que la saga XMRV había terminado diciendo que, aunque estaba decepcionada con el resultado, “el XMRV simplemente no está allí… Estamos 100% positivos en nuestros resultados ….Ha llegado la hora de seguir adelante.”

A la pregunta de si el XMRV podría estar todavía presente en los tejidos, el Dr. Alter dijo que era muy poco probable que una infección sistémica no apareciera en el torrente sanguíneo y él imploró la comunidad de pacientes de resistir la tentación de mantener viva la historia MRV/pMLV. Este estudio, dijo “ha sido el definitivo”.

El Dr. Lipkin alabó a la Dra. Mikovits, al Dr. Ruscetti y al Dr. Alter, afirmando que su participación en el estudio demostró un valor extraordinario y que nunca había visto a investigadores pasar semejante proceso desgarrador para reexaminar sus propias conclusiones.

Claramente protector de los tres investigadores de la mesa, el Dr. Lipkin cortó con una pregunta a los Dres. Mikovits y Rucscetti preguntando por qué necesitaron tanto tiempo entender que el XMRV no iba a funcionar.

No hay una causa sola para el Síndrome de Fatiga Crónica

Ni Lipkin, ni Alter creen que haya una sola causa o patógeno para EM / SFC.

Sosteniendo la encefalopatía como ejemplo, Lipkin observó que puede ser causada por un virus, toxicidad, cáncer y muchos otros factores (incluyendo problemas nutricionales, bacterias, trastornos autoinmunes, problemas metabólicos, etc.) Él claramente cree que lo mismo será verdad para EM / SFC.

En lugar de una sola causa Lipkin señaló “la teoría de los tres avisos», la cual sugiere que genes, medio ambiente y el momento conspiran para crear EM/SFC y se refirió a estudios en animales que demuestran que eventos tempranos puede sentar las bases para los problemas de años más tarde.

Dejando abierta la cuestión viral, Lipkin sugirió que la respuesta del cuerpo a los virus puede

desempeñar un papel más importante que los propios virus.

Las personas con EM/SFC podrían reaccionó de manera anormal a los niveles normales de un virus o un virus podría poner en marcha una respuesta crónica y luego desaparecer completamente – dejando detrás un sistema desregulado.

Uno de los objetivos en el futuro será el de analizar proteínas en la sangre para encontrar vías aberrantes que pueden ser objetivo de tratamientos farmacológicos.

En este escenario, que puede ser el más rápido para producir resultados, se deja a un lado la causa final de la enfermedad, al menos al principio, en un esfuerzo para descubrir problemas que pueden ser atacados por tratamientos farmacológicos.

El hilo de plata

“Habrá progreso….”

Dr. Ian Lipkin

Hablando ante lo que se imaginaba era una desanimada audiencia con EM/SFC, el Dr. Lipkin habló sobre el hilo de plata que produjo el descubrimiento del XMRV al impulsar EM/SFC a la parte frontal del escenario científico.

Dijo que le preguntaron una y otra vez si esto era el final de la investigación en EM/SFC… pero opinaba que “Nada podía estar más lejos de la verdad” y que el XMRV encendió los reflectores sobre el síndrome de fatiga crónica y que pensaba que iban a brillar ‘durante décadas”.

Había personas trabajando juntas en EM/SFC, señaló, que nunca han trabajado juntos antes y hizo una declaración enfática: “Habrá progreso”…

Mirando hacia atrás a su estudio negativo de 1990 en el Borna Virus y EM/SFC, el Dr. Lipkin hizo hincapié en la enorme cantidad de activación inmune que había descubierto en 2/3 a 3/4 de los pacientes que presentan activación policlonal de células B.

Dijo que EM/SFC “no es un desorden psicosomático’

(El XMRV se vino abajo como una gran ola, pero a su paso despiertan regularmente nuevos esfuerzos e iniciativas.

Desde que el XMRV entró en las noticias de la Iniciativa de Fatiga Crónica, el Instituto Simmaron, el programa de Enfermedades Infecciosas Crónicas del Dr. Montoya, el Instituto Neuro-inmune de la Dra. KIimas, el esfuerzo del Monte Sinai del Dr. Enlander, el Instituto Open Medicina y el PHANU o bien han formado o han dado grandes pasos hacia adelante.)

El impresionante Biobanco del NIH formado por 300 personas no es el menor de ellos, porque contiene muestras de EM/SFC de comienzo agudo muy rigurosamente caracterizadas.

Una posible mina de oro para los investigadores, parece que podrían estar ya en marcha estudios en biomarcadores inmunes, epigenéticos y de expresión génica.

Animando a los defensores

Algo inusual para un investigador, el Dr. Lipkin señaló que habían significado una “gran diferencia” los defensores y los líderes políticos desempeñado en conseguir importante financiación para el autismo, y animó a los pacientes a ser activos en el terreno político.

Si el NIH libera dinero para EM/SFC, los investigadores vendrán …

Punto de vuelta para los virólogos?

Los autores, virólogos muchos de ellos, hicieron el extraordinario apunte en el abstracto muy visible, que los métodos actuales de detección de patógenos no funcionan y necesitan refigurarse antes de perder más preciosos fondos en otro patógeno que no funciona.

Esbozando lo que ha quedado muy claro con el tiempo para los pacientes con EM/SFC, señalaron que comunidades de investigación que carecen de abordaje «coherente» o “estratégico” para descubrimientos como el XMRV les ha costado mucho en términos de tiempo y dinero.

Es imperativo desarrollar estrategias para hacer descubrimientos con rapidez y de manera coherente para que puedan ser aplicadas en la medicina clínica o abandonadas para enfocar de manera más productiva la inversión de los recursos.

Uno siente que la saga XMRV puede haberse hecha lo suficientemente grande y cara para convertirse en un momento decisivo para los biólogos moleculares.

 Publicado por Cort Johnson el 18 de Septiembre 2012 – Fuente original: http://bit.ly/OgTz9s

Traducido por Plataforma Nacionalpara FM, SFC, SSQM

 

 

 

Anuncios