¿Las pulseras magnéticas realmente ayudan con el dolor?


¿Pueden los imanes ayudar con el dolor?

Con la industria de la medicina alternativa tan popular como siempre, no debería sorprender que algunas afirmaciones de productos sean más que dudosas, si no completamente falsas.

Popular incluso en la época de Cleopatra, la creencia en las pulseras magnéticas como una cura para todos sigue siendo un tema muy debatido. Los científicos, los empresarios y las personas que buscan alivio del dolor y la enfermedad tienen sus propias opiniones.

Hoy en día, puede encontrar imanes en calcetines, mangas de compresión, colchones, brazaletes e incluso ropa deportiva. Las personas los usan para tratar el dolor causado por la  artritis  , así como el dolor en el talón, el pie, la muñeca, la cadera, la rodilla y la espalda, e incluso los mareos. Pero, ¿realmente funcionan?

De donde viene la teoría

La teoría detrás del uso de imanes para fines medicinales proviene del Renacimiento. Los creyentes pensaban que los imanes poseían una energía viva y que llevaban una pulsera o pieza de material metálico con la esperanza de combatir enfermedades e infecciones o para aliviar el dolor crónico. Pero con los avances en medicina hasta la década de 1800, no pasó mucho tiempo antes de que los imanes fueran vistos como dispositivos terapéuticos sin valor, incluso peligrosos.

La terapia magnética tuvo un resurgimiento en la década de 1970 con Albert Roy Davis, PhD, quien estudió los diferentes efectos que las cargas positivas y negativas tienen en la biología humana. Davis afirmó que la energía magnética podría matar las células malignas, aliviar el dolor de artritis e incluso tratar la infertilidad.

Hoy en día, la venta de productos magnéticos para el tratamiento del dolor es una  industria multimillonaria en  todo el mundo. Pero a pesar de otra etapa en el centro de atención,  estudios recientes  han determinado que la evidencia no es concluyente.

Entonces, ¿realmente funcionan?

Según la gran mayoría de las investigaciones, la respuesta es no. Las afirmaciones de Davis y un  estudio de 1976 han sido ampliamente refutados, y hay poca o ninguna evidencia de que las pulseras magnéticas tengan algún futuro en el manejo del dolor.

Una  revisión  de la investigación realizada en 2007 concluyó que las pulseras magnéticas no son eficaces para tratar el dolor causado por la osteoartritis, la artritis reumatoide o la fibromialgia. Otro , a partir de 2013, estuvo de acuerdo en que tanto las pulseras magnéticas como las de cobre no tienen más efecto en el manejo del dolor que los placebos. Las pulseras fueron probadas por sus efectos sobre el dolor, la inflamación y la función física.

Según el  Centro Nacional para la Salud Complementaria e Integrativa (NCCIH) , los imanes estáticos, como los de un brazalete, no funcionan. Advierten a las personas que no utilicen ningún tipo de imán para reemplazar la atención médica y el tratamiento.

¿Los imanes son peligrosos?

La mayoría de los imanes comercializados para aliviar el dolor están hechos de metal puro, como hierro o cobre, o aleaciones (mezclas de metales o de metales con no metales). Vienen en potencias entre 300 y 5,000 gauss, que no son tan fuertes como la fuerza magnética de los imanes que se encuentran en cosas como las máquinas de MRI.

Aunque generalmente son seguros, el NCCIH advierte que los dispositivos magnéticos pueden ser peligrosos para ciertas personas. Advierten contra su uso si usted también usa un marcapasos o una bomba de insulina, ya que podrían causar interferencias.

La comida para llevar

A pesar de la popularidad de las pulseras magnéticas, la ciencia ha refutado en gran medida la efectividad de estos imanes para tratar el dolor crónico, la inflamación, las enfermedades y las deficiencias generales de salud.

No use los imanes para reemplazar la atención médica adecuada, y evítelos si tiene un marcapasos o usa una bomba de insulina.

https://healthizfitness.com/

Anuncios

¿Pueden trabajar las personas con fibromialgia?


¿Pueden Trabajar Las Personas Con Fibromialgia?

Entre un 15 y un 20% de pacientes con fibromialgia se ve obligado a dejar su puesto de trabajo. Aunque existe un significativo número de pacientes que realizan una vida normal con poca discapacidad, si el problema no se diagnostica, la causa persiste o no se realiza la intervención adecuada, la calidad de vida del paciente se resiente progresivamente, apareciendo una discapacidad de grado considerable.

Leer mas: https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-pueden-trabajar-personas-fibromialgia-20190512075951.html?_ga=2.28696895.228861045.1558013224-1888905542.1538644353

(c) 2015 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.

MANIFIESTO DIA INTERNACIONAL DE LA FIBROMIALGIA 2019


Lo que más nos duele es el dolor de la incomprensión. Esta frase definía en 2003 el contenido del Primer Manifiesto de conmemoración del Día Mundial de la Fibromialgia y el Síndrome de fatiga crónica. Hoy, en este Manifiesto, continuamos culpando, como causa principal de nuestra condición de enfermos de segunda, la incomprensión que sufren nuestras enfermedades. Y nos rebelamos ante ello.

Porque, aunque este dolor y este cansancio que no cesan nunca, nos ha endurecido personalmente para poder afrontarlos, no nos hacen olvidar que somos personas que tenemos familias, sueños y aspiraciones legítimas, y un sentido de la dignidad y de nuestros derechos que nos obliga a reivindicarlos.

Hace años que depositamos nuestra confianza, nuestros anhelos y dignidad en asociaciones de enfermos que se fueron creando a lo largo y a lo ancho de España para luchar por nuestros derechos. Entidades que han ido evolucionando, reivindicando y supliendo deficiencias. Uniendo esfuerzos, compartiendo experiencias, luchando codo con codo entre ellas.

Entidades que han ido buscando nuevos caminos en esta lucha desde la sociedad civil. Unas, desde la reivindicación directa y frontal de derechos de los enfermos; otras, apostando decididamente por fomentar la investigación para ir a la raíz del problema, que no es otra que buscar la curación de la enfermedad. TODAS, desde la generosidad del servicio social para el bien común.

Para conseguirlo, queremos que todas las personas que nos escuchan hoy, sientan y celebren nuestra esperanza y reconocimiento de los logros conseguidos y nos acompañen en la denuncia de las desigualdades e injusticias que perduran, para vislumbrar un futuro de plena normalización de los enfermos y sus familias en la sociedad y en el Sistema Público Sanitario y Social.

Los enfermos de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica consideramos que para mejorar nuestra calidad de vida y la de nuestras familias son prioritarios:

➢ El reconocimiento de la enfermedad por parte de profesionales, instituciones, agentes sociales y sociedad en general
➢ La investigación para lograr un mejor diagnóstico, tratamientos y detección precoz
➢ La mejora de la atención sanitaria y el establecimiento de protocolos unificados que garanticen la igualdad en la calidad y la accesibilidad a los recursos y servicios del Sistema Público de Salud
➢ El acceso al trabajo, sea mediante la adaptación de los puestos de trabajo, sea mediante nuevas fórmulas de inserción laboral
➢ Las justas prestaciones sociales cuando la gravedad de la enfermedad no permita trabajar.
En este Día Internacional de la Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica, los enfermos y las entidades que nos defienden levantemos nuestra voz, proclamamos nuestras reivindicaciones y aceptamos el reto de ser corresponsables en el manejo y mejora de nuestras enfermedades.

Como hemos dicho, los enfermos de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica queremos una mejor calidad de vida para nosotros y nuestras familias. Es responsabilidad de todos que la tengamos. Ya ha pasado el tiempo de las excusas, es la hora del RESPETO, de la SOLIDARIDAD y del CUMPLIMIENTO de la ley para que todos los enfermos seamos tratados como ciudadanos de pleno derecho, TODOS sin distinción.
12 de Mayo

10 “banderas rojas” que podrían significar que es hora de buscar un nuevo médico para tu fibromialgia


Encontrar un médico que te escuche, se preocupe por ti y tenga conocimientos sobre la fibromialgia puede ser complicado, y para algunos, la búsqueda puede verse limitada por factores como la ubicación, la economía, etc. Por eso, si estás en el proceso de buscar un buen profesional para tratar tu fibromialgia, debes tener en cuenta algunas señales de advertencia que podrían ayudarte a determinar si este médico será realmente una buena opción.

Continuar leyendo el artículo en:

https://fibropositivas.wordpress.com/2019/01/17/10-banderas-rojas-que-podrian-significar-que-es-hora-de-buscar-un-nuevo-medico-para-tu-fibromialgia/

 

 

La balneoterapia es eficaz para tratar la fibromialgia


Un estudio prueba que los baños con aguas medicinales sulfatadas alivian los síntomas –dolor y falta de movilidad– de las personas con fibromialgia.

por Claudina Navarro

La medicina convencional no tiene un tratamiento curativo. Normalmente los pacientes salen de las consultas con fármacos analgésicos, antiinflamatorios, relajantes musculares e incluso ansiolíticos y antidepresivos.

Los efectos secundarios de un exceso de medicación pueden empeorar la situación del paciente a largo plazo.

Investigadores de la Universidad de Siena han estudiado si los baños con aguas mineromedicinales pueden ayudar a mitigar esos dolores incapacitantes.

Los baños con agua sulfatada son beneficiosos en la fibromialgia

El estudio, publicado en la revista Clinical Rheumatology, se realizó con 100 pacientes afectados de fibromialgia. Se separaron en dos grupos de 50 personas. Una mitad fue tratada con baños casi diarios de 15 minutos en agua sulfatada, altamente mineralizada, durante dos semanas.

La otra mitad recibió baños de la misma duración, pero con agua normal del grifo. Ninguno de los dos grupos sabía el tipo de agua en la que se bañaba.

Disminuye el dolor y mejora la movilidad

Los resultados tras finalizar esas dos semanas fueron sorprendentes. El grupo de los participantes que se bañaron en agua mineralizada había experimentado una disminución de sus dolores, así como una mejora de su movilidad. Lo mejor de todo es que los efectos duraron hasta seis meses.

En cambio, las personas que se bañaron en agua normal no presentaron una mejoría significativa.

El magnesio produce un efecto positivo sobre los músculos

Una posible explicación para los efectos positivos del agua mineralizada es que es capaz de reducir la producción de las sustancias mensajeras del dolor y la inflamación.

Además, los pacientes de fibromialgia suelen sufrir una deficiencia de magnesio, un mineral esencial para el buen estado de los músculos. Un agua con una concentración elevada de magnesio puede desempeñar un papel muy positivo.

Además de la balneoterapia, la medicina natural puede ofrecer más abordajes terapéuticos: cambios en la alimentación, plantas medicinales, acupuntura, masaje y ejercicio físico suave (taichí, yoga y chikung) y técnicas de relajación son algunas de las posibilidades.

https://www.cuerpomente.com/

 

La oxigenoterapia de hipoxia e hiperoxia (HHO) mejora más del 70% la calidad de vida en Fatiga Crónica


Entrevista al Dr. Manuel Blanco, internista de la Unidad SHC Medical del Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz de Sevilla.

  • ¿Qué es el Síndrome de Fatiga Crónica? 

El síndrome de la fatiga crónica o encefalomielitis mialgica (SFC) es una enfermedad sistémica que se caracteriza por la presencia de fatiga intensa, tanto física como mental, que no remite de manera significativa con el reposo y que empeora con el esfuerzo. Esta enfermedad crónica y debilitante afecta de manera directa y negativa la calidad de vida de la persona que la padece. Su causa es desconocida aunque en su etiología se han implicado múltiples factores: genéticos, ambientales e infecciosos, el estrés, disfunciones inmunoneuroendocrinas, entre otros, por lo que forma parte de Síndrome de Sensibilidad Central SSC junto a la fibromialgia, la sensibilidad química múltiple y la sensibilidad electromagnética. Generalmente, con el paso del tiempo, personas que padecen de SFC desarrollan el resto de patologías del SSC.

Las manifestaciones clínicas relacionadas con el SFC son muy amplias, dentro de las que se pueden destacar la fatiga cognitiva, el malestar post-esfuerzo y el trastorno del sueño, desordenes digestivos, dolores intensos y generalizados.

  • ¿Guarda relación con la Fibromialgia?

No son lo mismo. La fibromialgia se caracteriza por la presencia de dolor crónico en distintas áreas del organismo, sin existencia de inflamación ni procesos degenerativos. Se puede decir que un mal procesamiento de los estímulos dolorosos es capaz de ocasionar la sensibilización central y la disminución en el umbral del dolor, generando una hipersensibilidad generalizada. Esto va a producir la aparición de sintomatología variopinta como los trastornos del sueño, ausencia de energía, trastornos cognitivos y a nivel del sistema nervioso central, síntomas digestivos, entre otros, que afectan la calidad de vida de las personas que lo padecen. Aunque no son los mismo, las razones fisiopatológicas que las provocan sí están en la misma línea, tal y como hemos mencionado anteriormente, se trata de una disfunción inmunoneuroendocrina.

  • ¿Cuáles son los tratamientos para combatirla?

Existen distintas líneas de acción para este tipo de pacientes. En nuestra Unidad estamos teniendo un alto porcentaje de éxito en mejorar la calidad de vida de paciente con SFC con tratamientos multifuncionales, como dietas terapéuticas de desensibilización alimentaria, así como tratamientos de oxigenoterapia de hipoxia e hiperoxia. Esta técnica la presentamos en el II Simposio de SSC que se celebró el pasado mes de Octubre en Sevilla, donde mostramos que más del 70% de los pacientes que siguen este tratamiento mejoran en más de un 70% su calidad de vida. Así mismo, estamos llegando a cabo protocolos de sueroterapia que están dando resultados muy positivos y alentadores.

  • ¿Cómo influye el estilo de vida y la alimentación en esta enfermedad?

Influye de manera directa puesto que en los pacientes con SFC existe una disfunción inmunoneuroendocrina que se ve afecta por los estilos de vida y alimentación. Es importante aclarar que no existe ni un estilo de vida ni de alimentación tipo para estos pacientes, ya que las sensibilidades inmunológicas que pueden tener son tan distintas que pretender seguir un protocolo único seria dejar muchos cabos sueltos con cada paciente. Lo que, sin duda, favorece a todos los pacientes es tener un estilo de vida y alimentación saludable, sostenible en el tiempo y regido de acuerdo a sus necesidades.

  • ¿Influye la genética? 

Sí puede influir, aunque no hay estudios que demuestren que el SFC está ocasionado por alteraciones o mutaciones genéticas. Sí que existen estudios que correlacionan este tipo de alteraciones con los síntomas del SFC. Como se ha comentado anteriormente, aún no se conoce la causa que produce el SFC, pero cada día vamos descubriendo las múltiples razones fisiopatológicas que lo pueden generar, esto nos da mucha información y nos abre caminos para tomar vías de acción y ofrecer un mejor cuidado a estos pacientes.

https://www.shcmedical.es

Sexualidad y fibromialgia


De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la sexualidad humana se define como “un aspecto central del ser humano, presente a lo largo de toda la vida. Abarca el sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vivencia y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales” (OMS, 2006).

Por otra parte, la fibromialgia se caracteriza por un dolor muscular constante en todo el cuerpo, acompañado de fatiga crónica, cambio en el ciclo del sueño (más insomnio), problemas cognitivos (falta de concentración, etc.), depresión y ansiedad.

Una vez definidos ambos conceptos, vamos a establecer las causas y la relación que los une y a la vez los separa; es decir, vamos a ver la problemática existente entre tener fibromialgia y mantener una buena salud sexual.

Para que una persona pueda participar en un encuentro sexual, es importante que las dos dimensiones de la persona, la física y la psicológica, estén libres y dispuestas. Sin embargo, si la persona tiene en su cuerpo algún problema o dolor físico (dolor de cabeza, dolor en la pierna, malestar en el estómago, etc.), puede ser que no se sienta motivada a mantener relaciones sexuales, puesto que su prioridad es otra. De la misma manera, si tiene algún problema mental o un pensamiento recurrente, puede que no se pueda concentrar y tener dichas relaciones. Por lo tanto, es importante que la persona pueda estar preparada física y psicológicamente.

Cuando un miembro de la pareja está afectado de fibromialgia, la forma de relacionarse entre ellos y la forma de relacionarse con la sociedad puede cambiar. Es entonces cuando la persona afectada y su compañero o compañera pueden empezar a encontrarse con problemas sexuales que antes no tenían: problemas de disfunción eréctil, problemas de dolor (dispareunia), problemas de deseo bajo (deseo sexual hipo-activo) u otros problemas que pueden interferir en la dinámica de pareja. Así mismo, hay tantos tipos de fibromialgias como personas que la padecen; la sintomatología cambia mucho de una persona a otra y según épocas.

Considerando lo dicho anteriormente, existen tres puntos importantes que la persona adulta afectada por fibromialgia debería de considerar para poder mejorar su vida:

  1. El tratamiento: es importante que la persona siga un tratamiento para reducir los síntomas y molestias derivados de la enfermedad, y es también necesario para aumentar su autoestima.
  2. Comunicación con la pareja: es importante que la pareja de la persona con fibromialgia sepa escuchar, empatizar y que ambas puedan compartir inquietudes e intereses respecto a la sexualidad.
  3. Terapia de pareja: es importante tener una persona de confianza especialista en temas sexuales y de pareja, porque siempre van a poder contar con él o ella para futuras dudas, cuestiones, información, terapias puntuales, etc.

Hay que tener en cuenta que la sexualidad no es la misma, que cambia constantemente. Cuando las personas nos vamos haciendo mayores, puede ser que las relaciones sexuales se vuelvan más difíciles, por lo tanto, poder contar con un o una profesional sobre la sexualidad es importante.

Consejos para disfrutar de una buena sexualidad:

  • Da un lugar a la enfermedad en tu vida, pero que ella no sea el centro de tu vida.
  • Comparte el proceso de la enfermedad con el otro (miedos, inseguridades).
  • Comunícate constantemente. Utiliza espacios para hablar semanalmente con tu pareja, potenciando un ambiente para estar solos y hablar.
  • Haz que la pareja participe en tu manera de llevar la fibromialgia.
  • Busca un momento para la tranquilidad y la relajación, lee un libro, escucha música.
  • Practica ejercicio en la medida que puedas (caminar, natación, yoga, etc.).
  • Consulta con un o una profesional de la sexología, que sea una persona sanitaria más en tu vida. Es importante la rutina de ir al sexólogo, como lo es ir al médico o al dentista. Siempre habrá momentos de incertidumbre, y saber que tenemos un profesional cerca para poder consultarle puede ayudarnos a relajarnos un poco y trabajar estos aspectos.
  • Reeduca a tu pareja con la búsqueda de información sobre temas sexuales, que la sexualidad no sea un tema tabú en vuestras vidas.
  • Mentalízate del cambio de las relaciones sexuales a lo largo de la vida.
  • Prioriza la relación de pareja y las relaciones sexuales. Que sea algo importante en tu vida.

Respecto a tu persona:

  • Expresa tus necesidades.
  • Potencia la sensibilidad.
  • Escucha a tu propio cuerpo.
  • Dale lugar a las emociones, reconócelas y valídalas.
  • No estamos obligados u obligadas a llegar al final, el final lo pones tú.

Tanto si la persona tiene pareja como si no, para sus posibles aventuras sexuales tendrá también que hablar del tema y comunicarle a la nueva pareja lo que necesite para disfrutar de la relación sexual.

Y, ya finalizando, resumimos que la fibromialgia no es equivalente a no disfrutar del sexo. Existe un cambio real de la sexualidad y de las relaciones, pero con los apoyos necesarios se puede seguir funcionando y, sobre todo, disfrutando.

Maite Gargallo Alemany
Psicóloga Clínica, Sanitaria y Social. Especialista en Sexualidad y Discapacidades.
Benifaió (Valencia), septiembre de 2017
www.psicologiaiterapia.com

En los pacientes con Fibromialgia, el termostato interno está roto, lo cual vuelve a los pacientes más sensibles al clima


El clima y la fibromialgia: cómo ajustar el termostato interno?
Es frecuente que las personas con fibromialgia cuenten que cierto tipo de clima, o los cambios de temperatura empeoran sus síntomas.
Muchos se quejan de tener frío todo el tiempo, o calor todo el tiempo, o de manera alternada.
Y es cierto, varios estudios lo confirman: este síntoma se llama sensibilidad a la temperatura.

En los pacientes con fibromialgia, explican los expertos, el termostato interno está roto, una “desregulación” que vuelve a los pacientes más sensibles a ciertas condiciones.
Es decir: si hace mucho calor, es probable que la persona lo sienta aún más extremo. Su cuerpo lo sufrirá de manera exagerada, con más sudor, más sed, más intolerancia.
Eso puede generar que el dolor disminuya, pero también que el cansancio aumente.
Algunas investigaciones muestran una incapacidad por parte del cuerpo para adaptarse a los cambios de temperatura, junto con un bajo umbral de tolerancia al dolor asociada a estímulos por calor y frío.
Es que las personas que sufren fibromialgia tienen un impacto diferente de los estímulos externos: muchos tienen una sensibilidad física extrema a algunas situaciones. Y el clima no es excepción.
El dolor, el agotamiento y otros síntomas típicos están muy asociados al clima. Varía según haga frío o calor, y también según la humedad.
En invierno, por el contrario, el dolor se vuelve protagonista. Las personas con fibromialgia pueden sentir mucho el frío, y demorarán más en entrar el calor.
A su vez, el frío dispara el dolor.
La humedad, por su lado, también puede aumentar el dolor en las articulaciones, incidiendo en el estado general del paciente.
Es importante ajustar la vestimenta y la calefacción para prevenir estos cuadros, y también tenerlos en cuenta cuando se planean vacaciones, y sentirse bien se vuelve clave para la persona y su familia.
El frío difícilmente sea un buen aliado.
Recomendaciones para días de calor:
Consumir los alimentos y bebidas frías
Usar un paraguas para dar sombra
Usar una visera en lugar de un sombrero
Usar ropa holgada y ligera, hecha de un material transpirable
Evitar los baños o duchas calientes
Darse un enjuague con agua fría antes de salir y antes de dormir
Prender el auto y el aire acondicionado un rato antes de salir, lo suficiente para refrescar el auto
Si utilizas un ventilador o aire acondicionado, evitar que soplen directamente hacia vos. Las personas sensibles al frío se sienten congeladas hasta los huesos, y les cuesta mucho poder calentarse
Recomendaciones para días de frío
Es importante tener en cuenta que en las personas con fibromialgia, el cuerpo no es capaz de adaptarse adecuadamente, por lo que los pies se mantienen fríos, e incluso ponerse calcetines gruesos puede no ayudar a calentar los pies; por lo tanto, el ambiente tiene un mayor impacto en el cuerpo.
Algunas ideas para evitar que esto ocurra son:
Mantener los pies cubiertos durante el tiempo frío
Vestirse abrigado (sin embargo, vestirse demasiado puede desencadenar los síntomas de la sensibilidad al calor)
Tomar bebidas calientes
Comer alimentos calientes como sopa y avena
Calentar el auto antes de salir de casa
Mantener el ambiente cálido y agradable
Tener cosas como mantas y zapatillas abrigadas a mano

¡Gracias por leernos!

https://healthizfitness.com/

¿Fatiga crónica o fibromialgia? Diferencias y síntomas


Muchas personas se preguntan por la diferencia entre la fatiga crónica y la fibromialgia. ¿Qué puntos tienen en común estas dos afectaciones, y qué diferencias existen entre ambas?

Estos trastornos son muy reales pero muy poco comprendidos, a pesar de que muchas personas las sufren. Un enfoque holístico ayuda a quienes los sufren a mejorar su calidad de vida.

Fibromialgia y fatiga crónica, dos trastornos parecidos pero no iguales

Hoy ya podemos hablar de fibromialgia y fatiga crónica sin colgarles la etiqueta de pacientes hipocondríacas o «vagas», y hablo en femenino porque la predominancia de estas patologías, a menudo confundidas, es de 10 a 1 y de 3 a 1 en relación al hombre, respectivamente. Pero para abordarlas hay que saber distinguirlas. Aunque comparten síntomas, a menudo se entremezclan.

Dos síndromes diferentes… pero unidos por el cansancio

El dolor crónico articular y la rigidez de piernas de la fatiga crónica no es como el de puntos específicos y simétricos de la fibromialgia. Y trastornos digestivos, endocrinos y hormonales apuntan más a una fatiga crónica.

Fibromialgia

Su nombre viene del latín fibra, por tejido conjuntivo, del griego mio, músculo, y algia, dolor.

Se clasifica como afección reumática, aunque no haya inflamación articular, y es un síndrome con trastornos músculo-esqueléticos, dolor persistente, rigidez variable en músculos, tendones y tejido blando circundante, y trastornos emocionales como ansiedad, depresión, irritabilidad o estrés.

Algunos rasgos la distinguen:

  • El ejercicio aeróbico es aconsejable y sienta bien: nadar, caminar, yoga…
  • No hay dolor articular.
  • Hay una sensación de cansancio generalizado, pero no intenso.
  • Su aparición es paulatina y de síntomas muy estables.

Fatiga crónica

Se clasifica como enfermedad neurológica, y se caracteriza por una fatiga física y mental muy intensa y debilitante con efectos demoledores en la vida personal.

Es diferente de la fibromialgia en que:

  • El ejercicio aeróbico puede empeorarla. Solo los estiramientos graduales y de muy baja intensidad pueden evitar el anquilosamiento corporal.
  • Hay dolor articular.
  • Hay síntomas de amígdalas edematosas o hiperplásicas, o de adenopatías o inflamación de ganglios linfáticos.
  • La fatiga impide realizar o mantener actividades, aun poniéndole ganas.
  • Puede haber fiebre a menudo, y también sensación de gripe constante.
  • Su aparición es brusca y fluctuante.
  • Se agarrotan mucho las piernas.
  • Hay deterioro cognitivo: de la comprensión, memoria, concentración…
  • Puede haber hipersensibilidad, incluso con alteraciones inmunitarias, a fármacos, alimentos, ruidos, luz…

Cómo tratar estas enfermedades más allá de los fármacos

Los analgésicos y otros medicamentos no curan estas enfermedades. Si bien es cierto que alivian algunas de las molestias asociadas a ellas, la forma de abordarlas deberá ser desde un punto de vista holístico.

El cuerpo tiene una poderosa capacidad de autosanación, pero debemos ayudarle con las herramientas necesarias para que llegue a un funcionamiento óptimo. Además es importante recordar que nutrirse y comer no es lo mismo, y que se ha de perseguir un estilo de vida consciente, sencillo, ético y saludable.

Suplementos, consejos nutricionales y otros remedios

Buenos suplementos contra el dolor:

  • Triptófano: una dosis de 500 mg de este aminoácido al día aumenta la actividad de las endorfinas y ayuda a crear serotonina, una sustancia que mitiga la percepción del dolor.
  • Semillas de comino negro: se toman en polvo, a razón de un cuarto de cucharadita al día, añadida, por ejemplo, a una sopa o puré de verduras. Tiene un potente efecto calmante.
  • Levadura nutricional: no debe confundirse con la de cerveza. Una cucharada al día, espolvoreada en tus platos. Sus vitaminas B potencian la inmunidad y relajan a nivel hipotalámico. cerveza
  • En sinergia: coenzima Q10, L-carnitina y NADH se usan conjuntamente para mejorar el cuadro de síntomas. Las dosis no son estándar. Debe establecerlas un terapeuta en cada caso.

Muy recomendables:

  • El comino negro (Nigella sativa) es analgésico, antiinflamatorio e inmunomodulador.
  • Potenciar el equilibrio global del organismo es esencial en ambas

La dieta que ayuda a tu organismo

Vegetales crudos

La dieta debe ser fresca y cruda en al menos un 70%, con mucha hoja verde, y siempre ecológica. Incluye licuados, batidos verdes, brotes y germinados.

Muchos minerales

Potasio, silicio, selenio, zinc y magnesio son esenciales en estas patologías. Consume semillas y raíces.

Grasas de calidad

Elige aceites vegetales de primera presión en frío como los de oliva o sésamo, y los ricos en omega-3, los de lino o cáñamo.

Antioxidantes

Procura que tu dieta sea rica en vitaminas A, C y E incluyendo, por ejemplo, zanahorias, cítricos o aguacate. Un antioxidante muy útil es el cacao puro.

Evita el gluten y los lácteos

Evita el trigo y opta por mijo, arroz, amaranto, teff, sorgo, quinoa, trigo sarraceno… Busca alternativas vegetales a los lácteos.

¿Qué más evitar?

Se desaconsejan la soja, los alimentos ricos en oxalatos (espinacas, acelgas, remolacha), las solanáceas (patatas, pimientos, tomates, berenjenas), sal, azúcar, alcohol, grasas hidrogenadas y la carne.

https://www.cuerpomente.com

¿Por qué tantas mujeres sufren fibromialgia?


Manuel Núñez

La fibromialgia no distingue entre nacionalidades ni clases sociales, pero sí entre géneros: 9 de cada 10 personas afectadas son mujeres.

En España pueden estar afectadas por la enfermedad unas 900.000 mujeres y 100.000 hombres, según la Sociedad Española de Reumatología (SER). Pero muchas todavía no han sido diagnosticadas o tienen que sufrir la incomprensión del entorno, debido al desconocimiento que todavía reina sobre el trastorno.

Los síntomas de la fibromialgia

La enfermedad se caracteriza por el dolor músculo-esquelético, localizado en una parte del cuerpo o generalizado y a menudo incapacitante. También provoca rigidez en músculos, tendones y ligamentos, sobre todo al levantarse por las mañanas.

Otros síntomas posibles son fatiga, alteraciones del sueño, molestias intestinales, dolores de cabeza e hipersensibilidad al ruido, las luces, los medicamentos y las sustancias químicas.

¿Cuál es su causa?

No existe un consenso entre los expertos sobre el origen de las molestias y a menudo las pacientes no son diagnosticadas hasta después de ir de una consulta médica a otra durante años.

No faltan los médicos que no la consideran una enfermedad física porque no se ha desarrollado la prueba –como una radiografía o un análisis de sangre– capaz de descubrir la alteración fisiológica.

Para diagnosticarla, el médico comprueba si existe una sensibilidad aumentada al dolor en la mayoría de una serie de 18 puntos repartidos por el cuerpo, llamados puntos miofasciales.

Las últimas investigaciones han comprobado que las personas afectadas poseen niveles elevados del neuropéptido P, que participa en la transmisión de la señal dolorosa, y muestran también una producción por debajo de lo normal de hormonas que mitigan el dolor, como la serotonina y la noradrenalina.

Los especialistas aseguran que en ocasiones la enfermedad se desarrolla después de un trauma físico o emocional que causa un dolor intenso y que, al parecer, sensibiliza al sistema nervioso.

También se han sugerido como posibles desencadenantes la exposición a sustancias tóxicas o infecciones víricas.

¿Por qué afecta más a las mujeres?

La doctora Carme Valls, endocrinóloga y experta en salud femenina, explica que la acumulación en el cuerpo de las mujeres de contaminantes ambientales con efecto estrogénico –se comportan como hormonas femeninas– podría ser un factor desencadenante de la fibromialgia y otras enfermedades emergentes como la fatiga crónica y la sensibilidad química múltiple.

Estos contaminantes se encuentran en los plásticos, los pesticidas agrícolas, los productos de limpieza o los cosméticos, entre otros productos.

Según la doctora Valls, los tóxicos ambientales podrían estar alterando el funcionamiento de las mitocondrias (el orgánulo de la célula donde se produce la energía) y se acabarían produciendo daños sobre los sistemas nervioso central y endocrino.

Por otra parte, explica que las mujeres presentan menos receptores para las endorfinas (hormonas que atenúan el dolor) en los músculos que los hombres. Esto las hace más vulnerables al dolor.

Valls señala el estrés como otro factor que puede intervenir en la fibromialgia. Muchas mujeres van sobradas de ansiedad porque, además de trabajar fuera de casa, asumen la mayor parte de las tareas invisibles y poco valoradas relacionadas con el cuidado de la familia y del hogar.

Cambios para mejorar las condiciones de vida

Para evitar la sobrecarga de tareas y responsabilidades, recomienda algunas medidas que se pueden tomar en la vida personal y el entorno familiar:

  • Cuidar el descanso. Conviene que las horas previas al inicio del sueño sean un camino hacia la relajación: no hay que revisar el correo electrónico ni dedicarse a trabajos que requieran tensión física o emocional.
  • Marcar las condiciones de trabajo. Es necesario que dejen un tiempo para la vida personal.
  • Repartir las tareas. La corresponsabilidad de toda la familia beneficia a todos sus miembros. Realizar todas las tareas de subsistencia es una carga injusta y dolorosa para las mujeres.
  • Disponer de tiempo personal. Las personas que cuidan de enfermos o ancianos necesitan tener unas horas de tiempo libre al día y a la semana. En vacaciones, sería ideal combinar esa responsabilidad con otros familiares para que el cuidador principal pueda disponer de un período de desconexión real.

La medicina convencional recurre a fármacos anticonvulsivos, antiinflamatorios, analgésicos y antidepresivos que no están libres de efectos secundarios.

Muchos pacientes recurren a tratamientos naturales, como la propia Lady Gaga, que recomienda la sauna para beneficiarse de los efectos analgésicos del calor. El doctor Christoph Gutenbrunner aconseja la sauna frecuente (12 sesiones en 6 semanas), y el doctor Mehri Yurkuran, baños de 20 minutos a 37 ºC.

También han demostrado alguna eficacia los baños en agua sulfurosa con sales. No obstante, las aplicaciones demasiado calientes o prolongadas a veces agravan los síntomas, por lo que conviene consultar a un experto.

Otras terapias naturales son:

  • Taichí y yoga. Las investigaciones sugieren que el taichí –con sus movimientos precisos, lentos y sinuosos que actúan sobre los meridianos energéticos– puede beneficiar a los pacientes con fibromialgia.

    Un estudio realizado en 2010 por el equipo del doctor Chenchen Wang en la Universidad Tufts (Estados Unidos) concluyó que practicar taichí 12 semanas reducía el dolor y mejoraba el sueño y el estado de ánimo. La contundencia de los resultados llevó al New Journal of Medicine a recomendar que se alentara la curiosidad de los pacientes por el taichí y disciplinas similares, como el yoga.

  • Masaje del tejido conectivo. Puede incrementar el umbral del dolor y la calidad de vida en la fibromialgia al mejorar la eliminación de toxinas y la llegada de nutrientes a los tejidos. A esto se suman los beneficios psíquicos debidos al contacto físico y la relajación.
  • Acupuntura. Es eficaz reduciendo las molestias, aunque la respuesta de cada persona varía mucho: unas sienten un gran alivio y otras apenas notan la diferencia.

Además de las terapias físicas existen suplementos nutricionales y plantas medicinales para tratar cada uno de los síntomas de la fibromialgia. Las técnicas de relajación y meditación completan el tratamiento natural e integral de la enfermedad.

https://www.cuerpomente.com/

7 maneras para aliviar el dolor y la fatiga de la fibromialgia


Si tienes fibromialgia, sabes que la vida es 10 veces más difícil. El trastorno del dolor crónico afecta cada parte de tu día. Estás cansado, dolorido y no puedes pensar con claridad. Entonces, ¿cómo puedes hacerle frente? Aliviar el dolor y la fatiga en la fibromialgia es posible, y vamos a intentar darte unos consejos para que puedas llevar mejor los síntomas.

Lo malo es que cada síntoma, desde la niebla cerebral hasta el dolor, la fatiga y la depresión, no sólo te daña a ti, sino que también afecta a tus relaciones, vida laboral y tu salud física, emocional y mental.

¿Tiene la fibromialgia una cura definitiva?

Por ahora la fibromialgia no tiene una cura definitiva y que sirva para todas las personas, aunque hay esperanzas. Esto significa que tienes que aprender a vivir con el dolor de la fibromialgia y tomar medidas para aliviar sus síntomas. Por eso, el tratamiento efectivo de la fibromialgia requiere una combinación de medicamentos y habilidades para el estilo de vida.

 

Consejos para aliviar el dolor y la fatiga de la fibromialgia

1. Comienza a hacer ejercicio

El ejercicio está recomendado para la mayoría de las personas, pero puede ayudar especialmente a quienes padecen fibromialgia, que a menudo sienten rigidez (especialmente después de despertarse por la mañana) y síndrome de piernas inquietas. Hacer ejercicio con regularidad puede mejorar el estado de ánimo y  el sueño, aliviar el dolor, reducir la fatiga o mejorar la circulación y fortalecer el corazón.

Te mostramos cuáles son las actividades recomendadas para los pacientes con fibromialgia:

  • Estiramientos
  • Caminar
  • Yoga
  • Ciclismo
  • Natación
  • Aeróbic acuático
  • Entrenamiento de fuerza.

Al hacer ejercicio, los pacientes con fibromialgia debemos tener precaución ya que a veces el ejercicio puede ser contraproducente. Por eso es tan importante conocer tu límite y consultar a tu médico antes de comenzar o cambiar un programa de ejercicios.

2. Probar varias terapias

Los pacientes con fibromialgia sufren el dolor más intensamente que otras personas. Pueden sentirlo por todo el cuerpo o en múltiples puntos sensibles. La terapia con agua, los ejercicios aeróbicos ligeros, la aplicación de calor o frío, la acupuntura y la manipulación osteopática o quiropráctica ayudan a los pacientes con fibromialgia.

Al emplear diferentes terapias puede hacer aumentar la movilidad, mejorar la función física y aliviar el dolor. Los expertos creen que la fisioterapia puede ayudar a las personas a recuperar su tono muscular y flexibilidad. El masaje puede ayudar a algunas personas, pero no siempre funciona para todos porque incluso una presión leve podría empeorar el dolor.

Como el ejercicio, todas las terapias deben implementarse gradualmente.

3. Comer una dieta saludable

Llevar una dieta saludable es muy importante para cualquier persona, más si cabe para quien padece fibromialgia. Comer muchos vegetales, frutas, granos enteros, carnes magras y productos lácteos te dará energía, reducirá el peso y mejorará la salud general mientras luchas contra la fibromialgia. Hay algunos alimentos que sí que tendrías que eliminar, porque parece que son los que más molestan a las personas con fibromialgia. Son estos:

  • Aditivos alimentarios como MSG y nitratos (el conservante en perros calientes y tocino)
  • Azúcar

4. Duerme lo suficiente

El dolor, el estrés y la ansiedad pueden robarle la capacidad de dormir a una persona con fibromialgia. El problema radica en que eso es exactamente el principal síntoma de la fibromialgia: la fatiga. Muchos pacientes además tienen apnea del sueño, y por esta razón hay situaciones en las que es conveniente ir a un estudio del sueño para realizar un control.

En el caso de que decidas ir al médico, consulta a ver si está indicado algún medicamento para dormir para tu caso. Pero, por encima de todo, trata de implementar buenos hábitos de sueño. Aquí te dejamos algunas sugerencias:

  • Haz de tu habitación un lugar cómodo reduciendo los ruidos y las temperaturas extremas.
  • Usa ropa de cama y prendas ligeras y cómodas.
  • Comienza los rituales para ayudarte a relajar a la hora de acostarte, como tomar un baño relajante o leer un libro.
  • Acuéstate y levántate a la misma hora todos los días, incluidos los fines de semana y días festivos.
  • Si tomas una siesta, que no sea de más de una hora y tómala antes de las 15:00.
  • Evita la cafeína, el alcohol y el tabaco.
  • Mantente alejado de los alimentos grasos y picantes que pueden alterar o causar acidez estomacal.
  • Dedica un tiempo durante el día para eliminar todas tus preocupaciones.
  • Vete a la cama solo cuando tengas sueño y reserva la cama solo para dormir.

5. Presta atención a tu vida sexual

Las mujeres con fibromialgia comúnmente experimentan dolor con sus ciclos menstruales y durante el coito. El dolor o la rigidez articular muscular pueden interferir con su capacidad para disfrutar de la intimidad. Además de los desafíos físicos, los cambios negativos en la autopercepción, como sentirse poco atractivo, incómodo o simplemente no sentirse sexy, pueden llevar a una pérdida de deseo. Si a este hecho se le suma el estrés y la ansiedad, pueden acabar interfiriendo en nuestro día a día.

Si por algún motivo has adquirido el hábito de evitar el sexo por estas u otras razones, es bueno que sepas que puedes buscar ayuda en el médico. Tu salud sexual es tan importante como tu salud física, mental y emocional. Un médico no solo te ayudará a solucionar el problema, sino que también te recomendará formas de aumentar tu libido, autoestima y te ayudará a controlar el dolor o la incomodidad.

6. Reducir el estrés

La fibromialgia puede afectar a la memoria y causar la denominada niebla fibro o fibroniebla, una incapacidad para pensar con claridad. Esto puede ser particularmente frustrante cuando se intenta realizar tareas simples. El estrés puede ser una causa de la fibromialgia, ya que un estrés constante puede drenar el sistema endocrino y alterar los niveles hormonales.

Para vencer los síntomas de la fibroniebla te queremos dar unos consejos, de modo que puedas manejar tu carga de estés:

  • Continúa tus actividades diarias. Los pacientes de fibromialgia a veces, y sin saberlo, exacerban el dolor y la fatiga al exagerar cuando se sienten bien.
  • Prueba técnicas de relajación. Los métodos que ayudan a reducir el estrés y el dolor incluyen ejercicios de respiración y relajación, meditación, aromaterapia y biorretroalimentación. Este último usa una máquina para ayudar a los pacientes a leer las señales de su cuerpo para reducir la ansiedad y el dolor.
  • Establece límites. Es posible que debas hablar en el trabajo con tu supervisor para modificar tu horario, reducir tu carga de trabajo o simplemente identificar y comunicar las necesidades que tienes. Es bueno también que tus compañeros de trabajo estén al corriente.
  • Consulta a un terapeuta cognitivo conductual. Esta forma de psicoterapia examina cómo nuestro pensamiento influye en cómo nos sentimos y qué lo que hacemos. Los enfermos de fibromialgia pueden tener muchos trastornos emocionales, y la terapia puede ayudar a controlarla.

7. Probar hierbas y suplementos

El magnesio y la acetil-L-carnitina pueden ayudar a aliviar los síntomas de la fibromialgia. El magnesio reduce el dolor nervioso y  muscular, por lo que cuando este mineral se agota, el cuerpo experimenta más dolor. Por otra parte, el cuerpo usa acetil-L-carnitina para producir otra hormona, la acetilcolina, que se usa en el cerebro para mejorar el estado de ánimo, la memoria y las dificultades de concentración, que a menudo coinciden con la fibromialgia.

Si te decides a usar estos complementos, hierbas u otras terapias que estés considerando, te recomendamos que lo consultes con tu médico, ya que te podrá guiar y determinar qué es lo mejor para tu caso.

Sabemos que la fibromialgia es una enfermedad silenciosa, que no se ve y que tanto cuesta entenderla a quien no la padece. Por eso nos gustaría leer tu opinión y experiencia sobre ella, para que entre todos podamos apoyar a este sector de la población con aliento y consejos. Y tú, sufres o conoces a algún familiar o amigo cercano con fibromialgia?

https://familiados.com

Mareos, equilibrio y caídas durante brotes de fibromialgia


En la fibromialgia, mareos, falta de equilibrio y caídas son las quejas comunes. Para algunas personas, son una molestia menor que surge en alguna ocasión. En otros, pueden ser severamente debilitantes y provocar lesiones regulares.

La caída, y especialmente la caída frecuente, es un problema grave. Lo último que necesita cuando ya tiene un dolor constante es lastimarse todo el tiempo. Las caídas frecuentes o los problemas de equilibrio también pueden llevar al miedo a caerse.

Ese miedo puede, a su vez, hacer que tengas miedo de permanecer activo, incluso dentro de tus límites. Según un estudio en  Reumatología Clínica, el  73 por ciento de las personas con fibromialgia tienen miedo a la actividad física, y casi el 75 por ciento tiene problemas con el equilibrio.

La caída es menos un síntoma y más una consecuencia de los síntomas de mareos y falta de equilibrio. En esta condición, las caídas y los problemas de equilibrio también pueden estar relacionados con cambios en la forma en que caminamos.

Entonces, ¿por qué la fibromialgia involucra estos problemas? ¿Y qué podemos hacer al respecto?

Fibromialgia y mareos

En la fibromialgia, el mareo aparece con mayor frecuencia cuando se levanta por primera vez. Es similar a la sensación de “apresuramiento de la cabeza” cuando te levantas demasiado rápido, solo puede suceder cada vez que te acuestes o te sientes de pie. La aparición repentina de mareos puede hacer que se balancee sobre sus pies, tambalee, o incluso puede hacer que se caiga o se desmaye.

El mareo y el desmayo en esta condición pueden estar relacionados con un subgrupo en particular, según un estudio de 2017 publicado en el  European Journal of Pain .

Además de mareos y desmayos, este subgrupo también tenía los niveles más altos de dolor, así como una variedad de síntomas y condiciones que se superponen, incluida la disfunción cognitiva (“fibro niebla”), vejiga irritable, vulvodinia y síndrome de piernas inquietas.

La investigación sugiere que este síntoma se debe a una disfunción del sistema nervioso autónomo (SNA), que se llama disautonomía.

El SNA está involucrado con muchas funciones críticas en su cuerpo, incluyendo frecuencia cardíaca, presión arterial, frecuencia respiratoria, temperatura corporal, metabolismo y digestión.

El mareo provocado por la disautonomía puede denominarse intolerancia ortostática, hipotensión mediada neural o síndrome de taquicardia ortostática postural (POTS). Esencialmente, estas cosas significan que el corazón y el cerebro no se comunican adecuadamente entre sí.

Lo que debería suceder es que cuando se levanta de una posición recostada o sentada, el SNA aumenta su presión arterial para combatir la gravedad y mantener un suministro suficiente de sangre en su cerebro. Con la disautonomía, esto no sucede como debería. En cambio, la presión arterial en realidad puede bajar cuando está de pie, y el resultado es mareo o aturdimiento. En POTS, la frecuencia cardíaca se acelera a medida que baja la presión arterial.

El mareo puede estar asociado con palpitaciones del corazón, visión borrosa, aumento de la frecuencia del pulso, dolor en el pecho y un tipo de desmayo llamado síncope vasovagal.

Sin embargo, no todos los que tienen mareos relacionados con la fibromialgia se desmayan. En un estudio de 2008, los investigadores dicen que los mareos y las palpitaciones eran más comunes que los desmayos. También dicen que el POTS fue uno de los síntomas de fibromialgia más comunes que observaron durante las pruebas de mesa inclinada, que miden su respuesta a los cambios en la posición.

Equilibrio y problemas de la marcha en la fibromialgia

Además de la posibilidad de caídas, las investigaciones sugieren que las personas con fibromialgia caminan de manera diferente a las personas sanas. Un estudio de 2009 encontró que aproximadamente el 28 por ciento de las personas con esta enfermedad tienen un modo de andar anormal (forma de caminar).

En un estudio de desempeño funcional de 2017, los investigadores dijeron que la marcha y el equilibrio estaban severamente dañados en esta condición. Las diferencias incluyen:

  • longitud de zancada significativamente más corta
  • Paso lento
  • la forma en que el cuerpo se balancea al caminar

Los investigadores observaron que las diferencias en la marcha y el equilibrio eran peores en las personas que tenían más dolor, rigidez, fatiga, ansiedad y depresión.

Recomendaron que los médicos evalúen la marcha y la postura de sus pacientes con fibromialgia para encontrar el mejor tipo de rehabilitación y prevención de caídas para ellos.

Este estudio forma parte de un creciente cuerpo de literatura científica que demuestra problemas de equilibrio y de marcha en esta condición que pueden provocar caídas. Sin embargo, evaluar y tratar estos síntomas puede no ser una alta prioridad para su médico. Si le preocupan, asegúrese de mencionarlos en su próxima cita.

Aliviar el mareo y el riesgo de caídas en la fibromialgia

Cuanto más éxito tenga usted en el tratamiento de su fibromialgia, menos estos síntomas deberían ser un problema. Sin embargo, si necesitan más atención o si no ha podido encontrar tratamientos efectivos para la fibromialgia, tiene varias opciones.

Para el mareo por POTS, hipotensión ortostática o hipotensión mediada por el cerebro, su médico puede recomendar medicamentos que ayuden. Estos pueden incluir SSRI / SNRI, benzodiacepinas y bloqueadores beta. Algunos de estos medicamentos también pueden ayudar a aliviar otros síntomas de la fibromialgia: los ISRS y los IRSN se prescriben comúnmente para esta enfermedad. Su médico también puede recomendar cambios en el estilo de vida.

Si fuma, una investigación publicada en la revista reumatológica  Joint, Bone, Spine sugiere que dejar de fumar puede ayudar a aliviar los desmayos y otros síntomas de la fibromialgia.

Cuando se trata del equilibrio y la marcha, la terapia física es un tratamiento común. También puede preguntarle a su médico si es seguro para usted algo como yoga, tai chi o qigong.

Hasta que encuentre formas de mejorar estos síntomas, vale la pena tener cuidado. Los dispositivos de asistencia, como un bastón o un andador, pueden ayudarlo a mantenerse en pie. Los ejercicios sentados pueden ser la opción más segura, y ciertamente son una mejor opción que ser menos activos de lo que puedes ser.

https://healthizfitness.com

Fibromialgia y síndrome de dolor regional complejo: la conexión de inflamación neurogénica


A primera vista, la fibromialgia (FM) y el síndrome de dolor regional complejo (SDRC) parecen ser trastornos muy diferentes. Ambos pueden causar dolor severo, pero en la fibromialgia, el dolor generalmente es generalizado y menos intenso y  en el SDRC más intenso y localizado.

(El síndrome de dolor regional complejo es un trastorno de dolor crónico. Provoca dolor intenso, por lo general en los brazos, las manos, las piernas y los pies. Puede ocurrir después de una lesión en un nervio o en el tejido de un área afectada. Es posible que el reposo y el tiempo solamente lo empeoren.

Los síntomas en el área afectada son:

  • Cambios extremos en la temperatura, textura y color de la piel
  • Dolor candente
  • Mayor sensibilidad de la piel
  • Inflamación y rigidez en las articulaciones afectadas
  • Disminución de la capacidad para mover la parte del cuerpo afectada

La causa del síndrome de dolor regional complejo se desconoce. No hay un examen de diagnóstico específico. Su doctor diagnosticará el síndrome basándose en sus síntomas.

No existe una cura. Puede empeorar con el tiempo y diseminarse a otras partes del cuerpo. A veces, desaparece temporal o definitivamente. El tratamiento se enfoca en el alivio del dolor y puede incluir medicinas, fisioterapia y bloqueos nerviosos.)

Ambos pueden desencadenarse por lesiones, pero en el SDRC el área que rodea el lugar de la lesión a menudo cambia de color, comienza a sudar, hincharse, perder vello y se vuelve intensamente dolorosa, tan dolorosa que en los casos más severos se ha realizado una amputación. Ese tipo de respuesta vívida, localizada e intensa no ocurre en la fibromialgia.

SDRC no siempre está localizado, sin embargo. La inflamación y / o el dolor presente pueden diseminarse a otras partes del cuerpo. Tampoco faltan signos visibles de inflamación en la FM. Las personas con FM pueden experimentar hinchazón, enrojecimiento de la piel y síntomas similares.

¿Podrían estas dos enfermedades formar los extremos opuestos de un espectro de dolor inflamatorio crónico? Un investigador australiano, Geoffrey Littlejohn, cree que sí. (Littlejohn, G. Inflamación neurogénica en la fibromialgia y síndrome de dolor regional complejo. Nat. Rev. Rheumatol, 4 de agosto de 2015)

Littlejohn cree que uno de los lazos que une las dos enfermedades es la sensibilización central. Las vías del dolor en el cerebro y la médula espinal en ambos trastornos claramente interpretan los estímulos inocuos como el tacto o el movimiento como dolor. Partes similares del cerebro – el cíngulo, la ínsula, la corteza prefrontal y el lóbulo parietal – se ven afectadas en cada una de ellas. También hay niveles crecientes de glutamato, un neurotransmisor excitador, y tipos similares de disfunción del sistema nervioso autónomo en cada uno de ellos.

La alodinia (una sensibilidad extrema al tacto) a menudo se asocia con la fibromialgia, pero Littlejohn descubrió que también ocurre comúnmente en el SDRC.

Inflamación Neurogénica

SDRC

La clave de su hipótesis, sin embargo, es un tipo particular de inflamación llamada inflamación neurogénica o inducida por nervios. La inflamación neurogénica se identificó ya en 1910 cuando los investigadores descubrieron que la eliminación de los nervios sensoriales podía bloquear los efectos inflamatorios del aceite de mostaza. Impulsada por la activación de los nervios sensoriales, la inflamación neurogénica puede producir una amplia variedad de síntomas perturbadores. (Uno de los cuales es la sensación de ácido que se coloca debajo de la piel).

La inflamación neurogénica comienza cuando las fibras nerviosas C amielínicas comienzan a producir neuropéptidos proinflamatorios tales como la sustancia P, VIP y CGRP. En un intento de acelerar los factores inmunes al sitio de la lesión, estos péptidos aumentan los flujos sanguíneos de la piel y la permeabilidad vascular. Los mastocitos, los queratinocitos, las células dendríticas y los linfocitos T convergen en la escena. Los mastocitos liberan una gran cantidad de sustancias, algunas de las cuales sensibilizan las terminaciones nerviosas de la zona y hacen que aumente aún más la inflamación y el dolor presentes.

Eso está muy bien en el corto plazo. Los factores inmunes comienzan a curar la lesión y el dolor producido por la sustancia P y otras sustancias nos impide usar el área lesionada. Sin embargo, en el SDRC y quizás en la fibromialgia, el proceso inflamatorio se acelera en lugar de apisonarse.

En el SDRC, el resultado inflamatorio de la activación de la fibra nerviosa C (los cambios de color, la sudoración, la hinchazón y la caída del cabello) son increíblemente visuales. Si se produce SDRC, pueden producirse pérdida ósea, deformidad, problemas en las articulaciones y ulceración de la piel. El aspecto visual de SDRC lo convierte en el síndrome de dolor más fácil de diagnosticar.

Fibromialgia

La fibromialgia a menudo se describe como una “enfermedad invisible”, pero Littlejohn afirma que muchos pacientes con FM también experimentan manifestaciones visuales de inflamación neurogénica. Al igual que el dolor en FM, la inflamación neurogénica presente se produce de una manera más difusa. Littlejohn cree que aparece en la hinchazón, decoloración de la piel (livedo reticularis), dermatografía, eritema (piel enrojecida), disestesia cutánea, alodinia, vasoespasmo inducido por frío y fenómeno de Raynaud.

La disestesia cutánea produce sensaciones tales como ardor, humedad, picazón, descargas eléctricas y hormigueos. A veces se describe como una sensación de ácido debajo de la piel. Las sensaciones pueden ser tan severas que son incapacitantes.

La dermatografía ocurre cuando el cepillado de la piel deja una marca enrojecida. Livedo reticularis se presenta como una decoloración purpúrea similar a un encaje de la piel que a menudo se encuentra en las extremidades inferiores. El fenómeno de Raynaud se refiere a una decoloración – un blanqueamiento – de los dedos de las manos y los pies.

Si bien estas características no se han explorado tan profundamente en la fibromialgia como en el SDRC, el aumento en el número de mastocitos en la piel de pacientes con FM sugiere que hay inflamación neurogénica. La neuropatía de fibra pequeña encontrada también puede estar involucrada.

Origen del Sistema Nervioso Central?

Los signos de inflamación neurogénica en SDRC y FM pueden ocurrir en el cuerpo, pero Littlejohn afirma que los astrocitos activados y microgliales en el cerebro podrían traducirse tanto en el sistema nervioso central como en la inflamación periférica.

Disparadores de neuropéptidos

Dos neuropéptidos, sustancia P y B

DNF, están marcadamente elevados en el cerebro de pacientes con FM y / o SDRC. (La sustancia P no está elevada en el síndrome de fatiga crónica, pero puede ser BDNF) .Littlejohn propone que los niveles elevados de estos neuropéptidos en las regiones del cerebro responsables de la regulación de la emoción podrían explicar por qué el estrés es un factor exacerbador tan común en FM.Cytokine PatternsThe Las fibras nerviosas C, los astrocitos y las células microgliales que amplifican el dolor también producen citocinas que pueden sensibilizar a las neuronas y afectar el eje HPA y el funcionamiento del sistema nervioso simpático. La imagen de las citoquinas en la fibromialgia no está clara, pero está claro que los niveles de citocinas se incrementan temprano en el área afectada en el SDRC pero luego desaparecen más tarde. Littlejohn cree que este período inicial de activación inmunitaria aumentada produce alteraciones del sistema nervioso central (sensibilización central) que se vuelven dominantes característica de la enfermedad más tarde, y finalmente conducen los problemas en la periferia. Los equipos Lipkin / Hornig y Dubbo en ME / CFS han encontrado un patrón similar de activación inmunitaria aumentada seguido de una regulación negativa. En los estudios de Dubbo, Lloyd sugirió que la activación inmunitaria temprana restablecía el sistema nervioso central en personas que contrajeron EM / SFC después de una infección.

http://healthplannings.com

¿Qué es el síndrome de guillain-barre? ¿Cómo se relaciona con la fibromialgia?


Mucha gente se pregunta si el síndrome de Guillain-barre y la fibromialgia están relacionados. Ambos producen síntomas bastante similares en las personas que los padecen, lo que hace que sea fácil ver por qué las personas piensan que puede haber una conexión entre el síndrome de Guillain-Barré y la fibromialgia. Pero echemos un vistazo a qué son exactamente estas enfermedades y cómo se relacionan.

¿Qué es el síndrome de guillain-barre?

El síndrome de Guillain-barre (que en realidad se pronuncia gee-yay buh-ray en caso de que se lo pregunte) es una enfermedad que hace que el sistema inmunitario de su cuerpo comience a atacar sus nervios. Nadie sabe exactamente qué lo causa, pero el hecho de que a menudo comience después de una enfermedad grave implica que su cuerpo puede reaccionar de forma exagerada a la exposición a un virus.

Verás, en una persona sana, el sistema inmunológico funciona al enviar glóbulos blancos para atacar células extrañas como virus o bacterias. Pero con enfermedades autoinmunes como el síndrome de Guillain-Barré, esos glóbulos blancos se vuelven demasiado sensibles y comienzan a confundir sus propias células con invasores extranjeros. Por lo tanto, para las personas con una enfermedad autoinmune, el cuerpo se está atacando a sí mismo.

  • Como resultado, las personas con Guillain-barre tienen una serie de síntomas. Éstos incluyen:
  • Dolores musculares y fatiga
  • Una sensación de hormigueo en las extremidades que conduce al entumecimiento
  • Dolor severo en la parte inferior de la espalda
  • Normalmente, la enfermedad comienza con una sensación de picazón u hormigueo en los dedos y se propaga al resto de su cuerpo. Poco a poco se vuelve más difícil mover los músculos a medida que la enfermedad se propaga.
  • En los casos graves, el síndrome de Guillain-barre puede llevar a una parálisis total en unos pocos minutos. Puede ser fatal si la parálisis se extiende a los pulmones, lo que hace que la respiración sea imposible.

Pero para la mayoría de las personas, la afección generalmente se resuelve sola, aunque la recuperación puede tomar semanas o incluso meses. Obviamente, la condición requiere tratamiento por profesionales médicos, sin embargo.

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia es otra condición que produce muchos síntomas similares. Causa dolores musculares y fatiga y causa dolor en la espalda baja. Nadie está seguro de qué causa la fibromialgia, pero hay muchas personas que creen que también podría ser una enfermedad autoinmune.

Es posible que tanto el síndrome de Guillain-barre como la fibromialgia sean causados ​​por la misma cosa, osea, el sistema inmunológico que ataca los nervios. En este momento, sin embargo, nadie está seguro de cómo la fibromialgia causa exactamente los síntomas que causa.

Pero es definitivamente diferente del síndrome de Guillain-barre en algunas formas cruciales. Primero, el dolor se manifiesta en 18 puntos específicos del cuerpo, en lugar del dolor generalizado del SGB. En segundo lugar, las personas con fibromialgia no se paralizan gradualmente como las personas con GBS. Finalmente, aunque el síndrome de Guillain-barre generalmente se cura después de unas pocas semanas o meses, la fibromialgia no mejora con el tiempo y no existe una cura efectiva para ella.

Y nadie está seguro de cuál es exactamente el vínculo entre el síndrome de Guillain-barre y la fibromialgia, pero parece que puede haber uno.

¿Cómo se relacionan el síndrome de Guillain-barre y la fibromialgia?

Bueno, aquí es donde las cosas se ponen difíciles. Sabemos que la Guillain-barre y la fibromialgia producen síntomas similares. Y sabemos que ambos atacan los músculos. Pero no está claro si ambos son el mismo tipo de enfermedad.

Pero parece que hay una conexión en el sentido de que Guillain-barre realmente puede llevarlo a desarrollar fibromialgia. Una pelea con el síndrome de Guillain-barre es a menudo extremadamente traumática en el cuerpo. Y se ha establecido que ese tipo de trauma puede desencadenar la fibromialgia.

De hecho, las personas con Guillain-barre han informado que se les diagnosticó fibromialgia después de recuperarse del GBS. Por lo tanto, es posible que la sobre-sensibilización de su sistema inmunológico que viene con el GBS también provoque fibromialgia después. Por otra parte, esa conexión podría ser una total coincidencia.

Desafortunadamente, aunque existe evidencia anecdótica de personas que padecen fibromialgia que sugiere que existe un vínculo entre la fibromialgia y el síndrome de Guillain-Barre, hasta ahora, los médicos no lo han demostrado de manera concluyente. Pero aún así, parece que deben tener alguna relación, ¿verdad? Después de todo, parecen afectar el cuerpo de una manera similar. Por lo tanto, parece probable que desarrollar una mejor comprensión de las funciones básicas que desencadenan ambas afecciones podría ayudar a lograr avances en el estudio de cómo los nervios producen síndromes de dolor crónico.

Y eso da esperanza de que algún día podamos entender la relación entre el síndrome de Guillain-barre y la fibromialgia. Y eso puede dar una mejor oportunidad de curar ambas enfermedades.

Pero déjanos saber, ¿tienes el síndrome de Guillain-barre? ¿Son sus síntomas similares a la fibromialgia? ¿Recibió fibromialgia después de ser diagnosticado con Guillan-barre? Dinos en los comentarios.

https://healthizfitness.com

Problema de conducción asociado a la fibromialgia y sus soluciones.


Las personas con fibromialgia no pueden caminar, conducir o andar en bicicleta muy lejos sin dolor. Obtener transporte no es una tarea fácil para la comunidad de Fibro. Conducir requiere que la persona se siente en una posición fija y se mueva de una manera específica que puede empeorar el dolor.

Cuando sufres de fibromialgia, los viajes también son desalentadores y los desencadenantes comunes de un ataque de fibro. Es bueno saber qué hace que la conducción y los viajes sean un disparador tan común para la Fibro.

Los expertos descubren que la falta de sueño, la mala calidad del sueño y las quejas frecuentes de insomnio están asociadas con la fibromialgia. Bueno, esto explica los accidentes automovilísticos porque los problemas de sueño pueden ser peligrosos para los conductores.

En una entrevista con un paciente de fibromialgia, dijeron que a veces olvidaban dónde estaban o hacia dónde iban. Y eso es terrible, como puedes imaginarte. Algunos también han dicho que no pueden permanecer sentados durante mucho tiempo, ya que la espalda, la rodilla o el trasero comienzan a doler. Si padece fibromialgia, también puede relacionarlo. Y conducir con fibromialgia se vuelve peor si le duelen la mano y los dedos.

Conducir con fibromialgia

El estrés es un desencadenante de muchas afecciones y la fibromialgia es una de ellas. El estrés es un desencadenante común de los brotes, y la conducción es un factor estresante que puede provocar síntomas de fibromialgia, especialmente si se queda atascado en el tráfico, lo que dificulta llegar a casa o llegar a tiempo al trabajo. Además de ser estresante, conducir requiere que te sientes en una posición y te muevas de una manera que pueda empeorar tu dolor. Los trenes, autobuses y taxis son opciones en muchas ciudades, pero el transporte público viene con su propio estrés y no está disponible en todas partes.

Muchas personas con fibromialgia no pueden caminar o andar en bicicleta muy lejos sin dolor y conseguir un viaje no siempre es una tarea fácil. Como resultado de todo esto, es posible que no se pueda evitar conducir, especialmente si se trabaja. Afortunadamente, hay algunas cosas que puedes hacer para sobrellevar mejor las situaciones de manejo estresante. Una de las principales causas de problemas de conducción es la disfunción cognitiva, también conocida como niebla cerebral o fibro niebla. Además, algunas personas se preocupan por los ataques de pánico, mientras que otras tienen problemas con el equilibrio y el mareo.

Disfunción cognitiva  y conducción.

Es bastante común escuchar a alguien con estas enfermedades hablar de un lugar en el que ha estado cientos de veces, solo para olvidar repentinamente dónde están, adónde van y por qué. O, a veces, podemos olvidar una ruta familiar, perdernos y no tener la capacidad de orientarnos. La disfunción cognitiva es en realidad un término general para varios síntomas que afectan negativamente la forma en que funciona nuestro cerebro. Los síntomas específicos que pueden disminuir nuestra capacidad para conducir incluyen:

  • >> confusión
  • >> desorientación direccional
  • >> problemas para concentrarse
  • >> dificultades multitarea
  • >> problemas de memoria a corto plazo

También es común escuchar acerca de la supresión repentina de cosas más pequeñas, por ejemplo, cómo cambiar de carril correctamente, cómo navegar en un área difícil o incluso cómo correr en el limpiaparabrisas. Estos eventos pueden ser comunes si se distrae, gracias a los problemas que podemos tener de multitarea. Los pasajeros, el teléfono o una canción favorita en la radio pueden alejar su atención de la conducción y dejarlo luchando para orientarse.

Los riesgos de conducir con fibromialgia.

> Mayor dolor : sentarse en la misma posición durante períodos prolongados de tiempo puede causar dolor e incomodidad. No permite la circulación sanguínea adecuada, y sentarse en un lugar puede dañar los nervios de las piernas y causar más dolor.

> Sobreestimulación: cualquier tipo de sobreestimulación que se produce por exceso de velocidad en los automóviles, el ruido, el tráfico intenso y otras señales  visuales y auditivas sensoriales puede agregarse estrés al paciente con fibromialgia.

> Niebla fibrosa: la niebla fibrosa o los problemas cognitivos asociados con la fibromialgia pueden dificultar que preste atención al camino. Esto puede hacer que estar detrás del volante sea peligroso no solo para usted, sino también para otros conductores.

Algunos factores que desempeñan un papel en la conducción y los viajes son problemáticos:

Sensibilidad al ruido Los  pacientes con fibromialgia son sensibles al ruido y tienen un gran impacto en muchos pacientes. Experimentamos una alta sensibilidad al ruido, la luz, el tacto, el olfato y la temperatura. Todos estos factores juegan un papel en el aumento de nuestro dolor, náuseas, mareos, temblores, ataques de pánico que se avecinan y causan dolores de cabeza y nos hacen sentir agotados.

Distracción al  conducir La distracción es un arma letal que puede quitarle la vida y provocar un grave tipo de accidente. Al ser paciente con fibromialgia, no soy bueno para concentrarme, por lo que el ruido más pequeño desviará mis atenciones y perderé mi enfoque, eso puede ser porque también estoy sufriendo de ansiedad y un ruido repentino como cuernos me hacen estremecerme. Se volvió realmente frustrante al conducir, ya que está tratando de controlar su condición en lugar de enfocarse en la carretera.

La niebla cerebral o la niebla fibrosa La niebla  cerebral o los problemas cognitivos relacionados con la fibromialgia pueden dificultar que los conductores afectados por el fibro presten atención al camino. La persona entra en algún estado abstracto. Perdieron su enfoque y se fue a otro mundo. Esto puede hacer que la situación sea peor y peligrosa no solo para usted, sino también para otros conductores.

La persona entra en la memoria a corto plazo pierde el estado y olvida las rutas o el destino. Muchas veces, cuando se les olvida a dónde iban o qué están haciendo actualmente, paran repentinamente el auto en medio de la carretera o hacen cosas raras.

Otras cosas que enfrentaron en este estado que no pudieron captar la nueva información, no estaban en ese estado mental en el que pueden manejar información múltiple al mismo tiempo. Como si se dieran múltiples direcciones en el camino, no se pudo obtener eso. Se distraen fácilmente.

Problemas de la visión: La  fibromialgia afecta el sistema nervioso humano y la NS también puede afectar la visión. En otras palabras, el problema de los ojos con los pacientes con fibro está relacionado con el sistema nervioso. Los ojos de la persona pueden volverse borrosos o experimentar una visión deficiente. En su mayoría, estos problemas se activan en la noche mientras se conduce en la oscuridad. La persona afectada siente que le duelen los ojos al ver señales de tránsito, tablas o iones de gato.

Dolor en las piernas: Estar  sentado durante largos períodos en la conducción, viajar o realizar actividades de limpieza puede exacerbar y desencadenar el dolor de las piernas por fibromialgia. El hecho interesante sobre el dolor de la pierna del fibro es que no importa si está sentado, acostado o parado en algún lugar, todavía le duele mucho la pierna. Por lo tanto, al conducir o al viajar, el paciente suele informar sobre el dolor en las piernas. Muchas veces el dolor es tan difícil de jurar que no puedes mover la pierna. En Conducción, si no pudo mover las piernas alrededor del acelerador, el engranaje o los frenos, entonces mejor sabe cuál será la conciencia.

Mareos y problemas de equilibrio: Los  mareos y la pérdida del equilibrio son problemas comunes en nosotros, especialmente en aquellos con síndrome de fatiga crónica. A menudo, se relaciona con las posiciones cambiantes, como sentarse o acostarse a estar de pie, eso rara vez es un problema mientras se conduce. Otras personas, sin embargo, tienen episodios de mareo más regulares. Al igual que con la disfunción cognitiva y los ataques de pánico, un hechizo mareado mientras conduce puede asustar y dificultar sus habilidades. Si tiene tendencia a desmayarse, es más importante considerar si conducir es una buena idea para usted.

Dormir bien durante la noche:  Es imperativo dormir bien la noche antes de conducir para que no se agote al día siguiente. Esto ayudará a prevenir el aturdimiento, lo que puede causar un problema de seguridad para usted y otras personas en la carretera. Si descubre que está extremadamente fatigado, vea si puede conseguir que otra persona maneje por usted. Consulte con su médico acerca de cómo obtener medicamentos para ayudarlo a dormir o pruebe el suplemento de melatonina para un mejor descanso nocturno.

Ataques de pánico:  Para aquellos que son propensos a los ataques de pánico, un episodio de niebla cerebral mientras se conduce puede ciertamente ser suficiente para desencadenar uno. Sin embargo, otros factores también pueden conducir a la ansiedad, como atrasarse, golpear el tráfico intenso o al bebé llorar en el asiento trasero. Cuando está temblando, mareado, se siente fuera de control y puede recuperar el aliento, apenas está en condiciones de conducir con seguridad. Las personas que han tenido ataques de pánico mientras conducen pueden temer que vuelva a suceder, lo que lleva a una respuesta de miedo que hace que la situación sea más probable.

Tomar descansos:  Si está manejando por un período prolongado de tiempo, tome descansos regulares para salir y estirarse y descansar sus ojos y cerebro por un tiempo.

Considerar alternativas:  Si está descubriendo que conducir le causa mucho dolor, o si está demasiado desorientado mientras se encuentra detrás del volante, busque opciones de transporte alternativas. Es posible que desee organizar el uso compartido del automóvil para trabajar, averiguar con qué frecuencia puede tomar un taxi o, si no tiene demasiado para ir, considere un scooter de movilidad. Si no tiene ganas de conducir, no su seguridad y la de todos los demás en la carretera es mucho más importante que llegar a su destino.

Soluciones propuestas

Para una conducción segura con fibromialgia, debe tener en cuenta estos consejos y hacer algunos ajustes en su conducción. Obtenga una buena noche de sueño para una mejor conducción y evitar la somnolencia al conducir.

1. Descansa y conduce en intervalos. Si estaba en un viaje largo, tome descansos regulares para salir, haga estiramientos y relaje su cuerpo, ojos y cerebro por un tiempo.

2.Antes de conducir, asegúrese de estar cómodo con su asiento.

3.Ajuste la postura de sentado correctamente (siéntese derecho cuando se sienta frente al escritorio).

4. Obtener algunos cojines o soporte de espalda para el ajuste.

5. Descubrí que la meditación era su solución, ya que aprendimos a mantener el enfoque y bloquear los ruidos externos.

6. Lleve gafas de sol mientras conduce.

7. Los tapones y la música que se escucha mientras se conduce ayuda a combatir el ruido.

8. La respiración profunda constante durante la conducción le ayuda a superar la sobrecarga sensorial causada por la luz y el ruido.

9. Mientras estira la pierna, levante los pies hacia el pecho

10. Camina sobre tus talones hasta que el calambre se alivia.

11. Mantén tus ojos limpios con agua, no dejes que se sequen.

12.Use gotas para los ojos secos.

Por último, no conduzca, si no tiene ganas de conducir. El público y su seguridad son más importantes que llegar a su destino.

https://healthizfitness.com/

El Ejercicio aeróbico en Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica


Es un tipo de ejercicio físico en el cual se necesita implícitamente el papel de la respiración para poder realizarse.

Para obtener la energía necesaria que supone realizar este tipo de ejercicio, es preciso quemar hidratos y grasas con ayuda de oxígeno. Por lo que su práctica habitual, dota al cuerpo de mayor resistencia y previene la obesidad.

Los ejercicios aeróbicos incluyen cualquier tipo de ejercicio que se practique a niveles moderados de intensidad durante períodos de tiempo extensos, lo que hace mantener una frecuencia cardíaca más elevada. En tal tipo de ejercicios se usa el oxígeno para “quemar” grasas y azúcar.

Uno de los beneficios del ejercicio aeróbico además de mejorar la capacic¡dad pulmonar y el sistema cardiovascular, es mejorar la resistencia muscular.

En los casos de FM y SFC estos beneficios contribuirían en la reducción de la fatiga y la mejoría de los síntomas, además de generar endorfinas y mejorar a su vez el estado de ánimo.

El ejercicio aeróbico que se decida a realizar, debe hacerse de una manera gradual, intensificando la duración y frecuencia del ejercicio progresivamente.

El tipo de ejercicio que se decida realizar es muy personalizable. Todo ejercicio que suponga un aumento de la resistencia muscular y se realice con respiración, aumentando la capacidad pulmonar, lo és.

Por ejemplo: caminar, nadar, correr, ciclismo, clases colectivas de ejercicio aeróbico, baile, etc. Son muchas las modalidades, pero lo aconsejable es practicar una al menos dos días por semana.

Para que un paciente con FM o SFC note la diferencia, debe hacer un seguimiento durante al menos de 2 a 6 semanas seguidas, de manera gradual y controlada.

Lo más fácil suele ser controlarse el tiempo durante la actividad. Es aconsejable ir de menor a mayor intensidad sin llegar a fatigarse de un modo extremo.

Empezar con 10 minutos de ejercicio y ver como nos encontramos, si nuestro cuerpo nos permite seguir, ir avanzando gradualmente y muy importante, estirar un poco   al finalizar el ejercicio.

Los últimos estudios revelan en sus resultados que para lograr beneficios deberían realizarse al menos 20 minutos por semana, en 2 días separados.

Hay que tener en cuenta que este debe ser realizado fuera de nuestra rutina habitual. No valen ejemplos como:

  • “Yo salgo todos los días a comprar y camino 20/30 minutos”.

Es mejor eso que nada, pero los beneficios de este tipo de ejercicio se notan cuando uno lo adapta a su vida diaria de una manera constante y consigue incluirlo en su rutina, ya que le aportará beneficios en su calidad de vida.

Es muy aconsejable y les invito a que lo prueben. Si lo hacen y se encuentran peor, al principio será lo normal. Deben darse tiempo, es un proceso de adaptación que tiene una merecida recompensa.

Autora: María Martí Puertes, Diplomada en Fisioterapia. Especialista en suelo pélvico y posturología. Es fisioterapeuta de Avafi desde 2011.

http://www.avafi.es/

Las personas con fibromialgia toman mejores decisiones tras el consumo de bacterias saludables, según la UAL


Científicos de la Universidad de Almería han demostrado que el consumo de determinadas bacterias en pacientes con fibromialgia mejora la toma de decisiones hacia las actividades que realizan, de modo que la ingesta de estos microorganismos aumenta la predisposición para cambiar de una actividad a otra.

Según ha trasladado la Fundación Descubre en una nota, los investigadores de los grupos ‘Psicofarmacología, Neurotoxicología y Neuropsicología’, ‘Neuropsicología experimental y aplicada’ e ‘Investigación neurociencia cognitiva’ han probado por primera vez los efectos de cuatro microorganismos a nivel intestinal en pacientes con esta enfermedad.

Los resultados de este estudio piloto revelan que la ingesta de estos compuestos fomenta una actitud proactiva para realizar cualquier actividad y reduce la impulsividad en la toma de decisiones, según se desprende en sus conclusiones tras comparar resultados de diversas pruebas físicas, emocionales y cognitivas de memoria, atención e ímpetu, así como muestras biológicas indicadoras de los niveles de estrés.

Las personas que sufren fibromialgia presentan síntomas cognitivos como pérdida o dificultad de concentración, olvido, disminución de vocabulario y lentitud mental. Junto a estos síntomas, la fibromialgia está asociada a disfunciones emocionales y cambios repentinos del estado de ánimo, así como a signos de fatiga y cansancio continuados.

Para llegar a estas conclusiones, los expertos solicitaron a los pacientes que completaran diversos cuestionarios y tareas experimentales con los que determinar sus habilidades cognitivas antes y después del estudio.

Al mismo tiempo, este trabajo relaciona por primera vez los efectos que provocan cuatro cepas probióticas -bacterias vivas que aportan beneficios al organismo, como el equilibrio de la flora intestinal, la defensa del sistema inmunológico y favorecen la digestión- en individuos que padecen esta patología. En este sentido, tras los ensayos clínicos realizados in vivo, los científicos han constatado que dichos compuestos, suministrados en cantidades adecuadas, actúan directamente en la mejora de funciones cognitivas complejas, alteradas habitualmente en estos pacientes.

El diseño de esta prueba piloto, recogido en el artículo ‘Probiotics for fibromyalgia: study design for a pilot double-blind, randomized controlled trial’ y publicado en la revista ‘Nutrición Hospitalaria’, subrayan los beneficios de estas bacterias a nivel cognitivo a la vez que descartan cualquier avance relacionado directamente con el progreso físico o emocional.

Asimismo, el consumo de esta bacterias influye positivamente en funciones cognitivas de impulsividad y mejora en la toma de decisiones. Sin embargo, los científicos no han detectado progresos en aspectos relacionados con la memoria y la atención, así como tampoco en la dimensión física y emocional, donde apenas se aprecian avances significativos.

VENTAJAS EN LAS FUNCIONES DE LA MENTE

Concretamente, los expertos trabajaban con la hipótesis inicial de adjudicar a estos tipos de probióticos una serie de ventajas relacionadas con las funciones de la mente y los planos físico y emocional. “Cuando iniciamos el estudio, queríamos comprobar si estas bacterias contribuyen a disminuir tanto la intensidad de dolor como la ansiedad y depresión que adolecen los pacientes con fibromialgia, así como una mejora a nivel cognitivo”, ha señalado el investigador de la Universidad de Almería Pablo Román, responsable de este trabajo.

Tras más de dos meses de evaluación continua a los pacientes, los científicos obtuvieron que sólo mejoran algunas funciones cognitivas. “Con el tiempo, quienes padecen esta enfermedad suelen ir perdiendo riqueza léxica y memoria. Por ello, queríamos verificar si con los probióticos se frena esta tendencia”, ha apuntado Román.

Para ello, los expertos emplearon cuestionarios y tareas experimentales que los pacientes debían cumplimentar para autoevaluarse. De este modo, ofrecían información útil mediante indicadores como el grado de dolor padecido, la calidad de vida y del sueño, la incidencia y gravedad de los síntomas de la fibromialgia, así como un inventario de depresión para identificar los síntomas emocionales y la ansiedad que padecen.

Los resultados obtenidos señalan que la ingesta de microorganismos no afecta al área del cerebro responsable de las funciones motoras. En cambio, si atañe a la parte encargada de controlar la capacidad de adaptación ante una determinada tarea sin, a su vez, mostrar indicios de cansancio. “Observamos que a la hora de tomar decisiones, el grupo de pacientes a los que se les suministró probióticos actuaba de manera menos impulsiva y requerían más tiempo para ejecutar acciones”, ha detallado el autor del estudio.

PROBIÓTICOS Y PLACEBO

Hasta obtener estas conclusiones, los expertos realizan ensayos clínicos con unos 60 pacientes de fibromialgia, principalmente mujeres, ya que esta enfermedad afecta mayoritariamente al sexo femenino.En primer lugar, los expertos realizaron a cada individuo una evaluación previa al tratamiento donde registraban mediante diferentes cuestionarios y tareas su capacidad cognitiva y otros factores relacionados con sus estados físico y emocional.

Durante dos días, midieron la intensidad y el tipo de dolencia que padecían, así como la presencia de ansiedad u otros síntomas depresivos. Por otro lado, recogieron muestras de heces y orina con el objetivo de determinar la influencia directa de los microorganismos en la flora intestinal o microbiota y ésta a su vez como mediadora de las funciones cerebrales.

“Con estos indicadores teníamos especial interés en comprobar si los probióticos afectan al nivel de estrés. Medimos este valor a través del cortisol, la hormona que se libera como respuesta a situaciones nerviosas”, ha indicado Román.

Posteriormente y divididos en dos grupos, el primero tomó probióticos orales durante ocho semanas, mientras que el segundo ingería placebo en el mismo intervalo de tiempo. Las dosis eran cuatro pastillas cada día y tanto las cápsulas con las bacterias como las que contenían una sustancia inocua, eran idénticas en apariencia, sabor y olor.

Durante el proceso de investigación, los expertos telefonearon a los pacientes para descartar efectos secundarios del medicamento y cualquier otro tipo de problema. “En el ecuador del tratamiento entrevistamos de nuevo a todos los pacientes para evaluar cómo se estaba desarrollando la prueba y saber si se estaba tolerando adecuadamente, así como la adherencia al tratamiento”, ha insistido Román.

Una vez concluido el tratamiento, los investigadores volvieron a entrevistar a los pacientes para evaluar y comparar los resultados obtenidos en la fase previa y posterior al tratamiento. “A quienes se les administró placebo, no registraron avances de ningún tipo. En cambio, aquellos que tomaron probióticos evidenciaron en diversos test de impulsividad que su flexibilidad cognitiva era algo mayor a la demostrada antes del ensayo”, ha asegurado este experto.

Tras esta primera fase, con parte de financiación procedente de la Universidad de Almería, este equipo multidisciplinar formado por enfermeros, fisioterapeutas, psicólogos y expertos en neurociencia, seguirán trabajando en nuevas líneas de investigación con probióticos que puedan aportar beneficios a otras enfermedades.

https://www.20minutos.es

Los enfermos de Fibromialgia demandan una mejor atención sanitaria


Los pacientes afectados por las enfermedades sistémicas como Fibromialgia, Encefalomielitis miálgica  (antes conocida como síndrome de fatiga crónica ó SFC), Síndrome químico múltiple (SQM)  y Síndrome Electro sensibilidad (HSE), se consideran abandonados por la sanidad española.

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica (SFC) son patologías cada vez más frecuentes. La medicina ha tardado mucho tiempo en definirlas y en diagnosticarlas, y hoy son consideradas enfermedades emergentes. Las personas que las padecen han recorrido un gran número de especialistas y les han realizado múltiples pruebas diagnósticas normalmente sin obtener resultados claros.

Son procesos que deterioran gravemente la calidad de vida del que lo padece. Les cuesta mucho seguir las actividades cotidianas diarias y cuando padecen crisis les es imposible ducharse, salir a la calle … Son procesos muy invalidantes. Estas enfermedades suelen instaurarse de forma progresiva, comenzando con problemas locales; dolores lumbares, dorsales, de una cadera …. para ir incrementándose hasta hacerse generalizados y se acompañan de otros síntomas como cefaleas, problemas de concentración, sueño irregular y no reparador, adenopatías del cuello, malestar profundo post-esfuerzo. Los síntomas intestinales son una constante, con alteraciones del ritmo intestinal, estreñimiento o crisis diarreicas.

Con el objetivo de dar visibilidad a estas enfermedades y conseguir el reconocimiento de los derechos de los afectados, la Asociación Nacional Fibro Protesta Ya realizará una campaña en todo el territorio nacional, con una semana informativa durante los días 5 al 9 de noviembre.

¿Cuáles son los objetivos de esta campaña?

  • Dar visibilidad a los afectados de las enfermedades sistémicas (FM, EM/SFC, SQM, HSE) Dar información sobre estas enfermedades. Sensibilizar a la gente de la calle, para cambiar la opinión pública sobre esta temática.
  • Pedir una atención sanitaria acorde las necesidades de los afectados. Solicitar o dar formación al personal sanitario (ni necesitamos humillación, ni tenemos un trastorno mental). Conseguir el acceso a terapias: fisioterapeutas, unidades especializadas en cada provincia…en atención Primaria, en Sanidad.
  • En el ámbito laboral: Conseguir inclusión de estas patologías entre las enfermedades incapacitantes. Solicitar la incapacidad laboral, sin amenazas ni ofensas del Tribunal Médico.
  • Investigación: Pedir inversiones, para conseguir avances que mejoren nuestra calidad de vida.
  • Legislación: En Argentina consiguieron una ley de Fibromialgia. También en una comunidad autónoma ¿porqué tanta desigual en sanidad en un mismo país?.

https://fuenlabradanoticias.com

Jugo de Cereza Para Aliviar el Dolor


Hay varias razones por las que el jugo de cereza agria puede ser una buena solución para el dolor, todo tiene que ver con los radicales libres, los antioxidantes e la inflamación. Una vez que comprenda estas cosas, verá cómo el concentrado de jugo de cereza es realmente una buena opción para aliviar el dolor.

Radicales libres

Si bien la mayoría de la gente ya tiene una comprensión básica de cómo funcionan los radicales libres, sigue siendo importante revisar el hecho de que se trata de toxinas de su entorno, medicamentos o subproductos de la digestión. Robarán electrones de tus células sanas convirtiéndolas en células débiles y no saludables. Una vez que esto sucede, te sentirás débil o enfermo.

Para evitar que los radicales libres causen más daño a sus células, debe asegurarse de incluir muchos antioxidantes en su dieta. Los científicos creen que estos reducirán su riesgo de desarrollar las enfermedades degenerativas que causan los radicales libres.

Inflamación

La comunidad médica define la inflamación como la forma en que su cuerpo reacciona ante una infección, irritación o lesión. Esto provoca enrojecimiento, calor, hinchazón, dolor y posiblemente la pérdida de movimiento y función dentro de sus articulaciones. Algunos de estos síntomas son los mismos síntomas que afectan a las personas con fibromialgia.

Formas de aumentar los antioxidantes en su dieta

Ahora que comprende por qué los antioxidantes son tan importantes, es hora de buscar formas de incluirlos en su dieta.

Una de las mejores maneras de hacerlo es incluir de cinco a ocho porciones de frutas y verduras en su dieta diaria.

Su otra opción es beber una onza de jugo de cereza al día porque contiene 17 antioxidantes, incluidas antocianinas (que son capaces de inhibir el crecimiento tumoral, retrasar las enfermedades cardíacas y retrasar el proceso de envejecimiento) y melatonina (esto puede ayudarlo a dormir y destruir radicales).

El jugo de cereza le ayudará a:

  • Controlar el dolor
  • Prevenir algunas enfermedades crónicas
  • Mejora las condiciones inflamatorias como artritis, gota, fibromialgia
  • Ayuda a reducir la inflamación y la inflamación de las articulaciones
  • Ayuda a proteger contra las enfermedades del corazón
  • Ayuda a prevenir las venas varicosas
  • Mejora la movilidad
  • Reducir dolores de cabeza
  • Disminuir el desarrollo de cataratas

Lo que dice la investigación

La investigación ha demostrado que los antioxidantes realmente producen las mejoras antes mencionadas en la salud de una persona. También ha demostrado que el jugo de cereza negra tiene un puntaje antioxidante muy alto. De hecho, es uno de los más altos entre todas las diferentes frutas y verduras.

Ayúdanos a difundir el mensaje, comparte este artículo en las redes sociales para ayudar a otros!

https://deldoloralalibertad.com/