INVESTIGADORES ESPAÑOLES REALIZAN UN ESTUDIO PARA REFLEJAR LOS EFECTOS DEL OXÍGENO HIPERBÁRICO EN PACIENTES DE FIBROMIALGIA


 La Universidad de Valencia y Biobárica España, junto con la Universidad de Valencia y la Fundación Fivan, están realizando el primer estudio clínico en España para reflejar los efectos del oxígeno hiperbárico en pacientes con fibromialgia, una enfermedad que afecta a más de un 1,5 millones de personas en España

El tratamiento tradicional de la fibromialgia se centra en aliviar la sintomatología: el dolor, mediante antiinflamatorios y analgésicos y los problemas de sueño con reguladores del mismo, y ambos actos siempre acompañados de ejercicio para mantener la condición física de los afectados.

Para realizar el ensayo clínico se ha elegido la terapia cámara hiperbárica, ya que es un tratamiento no invasivo y que no tiene ningún tipo de efecto secundario para los pacientes.

“La cámara hiperbárica es muy útil para tratar pacientes con fibromialgia porque, al aumentar la oxigenación intracelular al nivel de la mitocondria se produce mejor energía y, por el efecto antiinflamatorio de reducción de edema y congestión y se alivian mucho los dolores. La cámara hiperbárica en un buen complemento para esta patología ya que mejora sustancialmente la calidad de vida del paciente”, ha explicado la doctora Delfina Romero Ferris, directora médico de BioBarica España.

Por su parte, la investigadora principal del ensayo clínico, Ruth Izquierdo, ha explicado que “el objetivo general es estudiar el efecto sobre el dolor que tiene el uso de diferentes herramientas terapéuticas, diferentes a las tradicionales, cuyo fundamento fisiológico difiere entre sí”.

Por un lado, ha continuado, “el ejercicio físico como elemento de mantenimiento y mejora de la condición física”, por otro lado, “la medicina hiperbárica que busca cambios en la bioquímica y finalmente la estimulación magnética transcraneal, como herramienta para producir cambios a nivel del sistema nervioso central”.

Para la realización del ensayo clínico se ha escogido de forma aleatoria a 54 mujeres con fibromialgia y poder recoger los efectos beneficiosos que tanto la terapia con oxígeno hiperbárico como la estimulación magnética transcraneal tienen sobre los síntomas de la enfermedad.

Según explican, el tratamiento de oxigenación hiperbárica provoca un aumento de la oxigenación intracelular, que se produce a nivel de la mitocondria, haciendo que los pacientes con esta patología tengan una mayor energía, compensando el cansancio propio de la enfermedad.

Por otro lado, tiene una acción antiinflamatoria y de reparación de tejidos: las articulaciones son también las grandes perjudicadas en este tipo de enfermos. Sufren inflamación y rigidez. La acción de la TOHB disminuye el edema y la congestión a la vez que consigue reparar los tejidos, consiguiendo disminuir e, incluso, hacer desaparecer el dolor propio de la fibromialgia.

Y, finalmente, un aumento del flujo sanguíneo de los sistemas nerviosos y central: consiguiendo un efecto beneficioso sobre los neurotrasmisores. Entre ellos se encuentran la dopamina, responsable de las sensaciones placenteras, y la serotonina, conocida como la hormona de la felicidad ya que bajos niveles están asociados a la ansiedad y la depresión, además de tener entre sus funciones regular el ciclo de sueño-vigilia. Este efecto es muy beneficioso para las personas con fibromialgia, ya que entre los síntomas más frecuentes están tanto los trastornos del sueño como los problemas de ansiedad y depresión.

https://www.bolsamania.com/

Anuncios