Imagen

Fibromialgia: Concepto de Punto Gatillo


puncin-seca-en-el-tratamiento-de-los-puntos-gatillo-rehabilitacin-3-638

Anuncios

Técnicas de Punción Seca (PS) y Puntos Gatillos Miofasciales (PGM)


FMDLos PG. Puntos Gatillo, también llamados PM. Puntos Miálgicos o Puntos dolorosos.
Los puntos gatillo pueden considerarse las placas motoras de inervación (suministro de energía y de estímulos nerviosos enviados a una zona, órgano o región corporal), muscular sometidas a sobrecarga de inervación, de ahí que reciban el nombre de zonas de hiperactividad neurológica, manteniendo al músculo en contracción mantenida, y por consiguiente produciendo las patologías derivadas de la misma.
Podemos por tanto definir el PGM. Punto Gatillo Miofascial como:
  • Punto: Describe una posición en el espacio.
  • Gatillo: Recibe el nombre de gatillo por generar dolor reflejo a distancia del punto de presión.
  • Miofascial: Mio: Músculo. Fascial: Membrana que recubre los músculos.
La forma más común de clasificar los PGM. Punto Gatillo Miofascial son el PG. Punto Gatillo activos y PG latentes. Un PG. Punto Gatillo activo provoca dolor, restricción de la movilidad y debilidad de forma espontánea.
El PG. Punto Gatillo latente no ocasiona dolor, salvo se realice presión sobre el mismo, pero puede ocasionar limitación de la movilidad y debilidad del músculo afectado.
Dependiendo de la agudeza de la lesión, podemos hallar tres niveles de respuesta:
  • Dolor intenso que tiende a aumentar y a agravar el proceso.
  • Dolor intenso durante todo el tiempo de la presión mantenida sin manifestar disminución.
  • Dolor en oleada que aumenta pero que al cabo de unos segundos decrece generando alivio y relajación del músculo afecto.
Dependiendo de la situación que nos encontremos, debemos insistir o no en el tratamiento. En el primer caso estará contraindicado. En el segundo nos daremos cuenta de que con la técnica conseguiremos poco. El tercero será el más adecuado he indicado, ofreciendo buenos resultados. (Típico de los procesos crónicos). La localización más frecuente de los PG. Puntos Gatillo es en la musculatura de la cabeza, el cuello, los hombros, los brazos, las piernas y la parte baja de la espalda.
Técnica de Punción Seca
Los tratamientos con aguja seca no son acupuntura. El resultado positivo no se debe a los meridianos, al Yin y al Yang o a las fuerzas Chi. El beneficio de la técnica de aguja seca tiene un impacto más directo sobre los músculos tensos.
Los procedimientos invasivos en el ámbito de la práctica de la terapia física en todo momento deben realizarse por personal profesional cualificado, adecuado y certificado. Ser conocedor de los patrones de dolor de cada punto, Entre ellos se encuentra el Fisioterapeuta el cual tiene la capacitación adecuada para realizar este tipo de tratamiento, llevará en muchos casos a solucionar problemas crónicos para los que no se encontraba solución.
La técnica de PS. Punción Seca o “dry needling” se define como la técnica invasiva por la cual se introduce una aguja de acupuntura en el cuerpo sin introducir sustancia alguna. Al no emplear ningún agente químico, se considera que este estímulo mecánico constituye un agente físico que permite clasificar la técnica como fisioterapia invasiva.
  • Fisioterapia. La fisioterapia es el método curativo por medios naturales (como el agua, el aire o la luz, por ejemplo) o medios mecánicos (gimnasia, masaje, etc.). La palabra nace a partir de la unión de dos vocablos griegos: physis “naturaleza” y therapeia “tratamiento”. Por lo tanto, la etimología señala que fisioterapia es el “tratamiento por la naturaleza”. La fisioterapia interviene en procesos de la ginecología, la pediatría, la neurología, la reumatología, la cardiología y la oncología, por ejemplo.
  • Invasiva. Procedimiento invasivo es aquel en el cual el cuerpo es “invadido” o penetrado con una aguja, una sonda, un dispositivo o un endoscopio.
Dentro de la punción seca podemos diferenciar varias técnicas según la profundidad de aplicación:
1. Punción superficial o Técnica de Baldry. Desarrollada por Meter Baldry, Consiste en introducir agujas de acupuntura en la piel y en tejido celular subcutáneo que recubre el PGM. Punto Gatillo Miofacial. La aguja se puede introducir con una profundidad máxima de 1cm y mantener puesta durante unos 15 minutos, durante los cuales se puede manipular con el fin de provocar algún estímulo doloroso en el paciente. Se establece una pauta de 9 sesiones a días alternos. Si tras la 3ª sesión el paciente no encuentra mejoría, se recomienda pasar al tratamiento con punción profunda.
2. Punción profunda: Se distinguen varias técnicas dentro de la punción profunda:
o Técnica de entrada-salida rápida de Hong: Consiste en la entrada y salida rápida al Punto Gatillo Miofascial, produciendo una Respuesta de Espasmo Local (REL) y evitando la aguja no esté en la fibra muscular sino en el tejido celular subcutáneo cuando se produce el espasmo. Esta maniobra se repite hasta que se elimina el REL. Respuesta de Espasmo Local. La respuesta de espasmo local, es una contracción involuntaria de un músculo, suele considerarse indicativa de haber pinchado en una zona con punto gatillo, y por lo tanto, es de esperar que asegure el éxito en la punción.
 
o Técnica de estimulación intramuscular de Gunn: Consiste en la punción de los músculos paravertebrales profundos de los segmentos relacionados con las zonas de dolor del paciente y la punción de músculos periféricos en los que se puede evidenciar acortamiento.
 
En la punción profunda se suele establecer una pauta de una sesión semanal durante un máximo de 6 sesiones. Si tras la 3ª sesión el paciente no muestra ninguna mejoría se interrumpirá el tratamiento.
Es de interés saber que los PG. Puntos Gatillo coinciden con los puntos motores de mejor respuesta eléctrica. Se detectan a la palpación como zonas hipertensas, hipersensibles al dolor, inflamadas y fibrosadas cuando el proceso se ha cronificado.
  • Es fundamental orientar el tratamiento a resolver la causa de la neuropatía
  • Es necesario tratar todos los músculos comprometidos del miotoma (grupo de músculos inervados por un solo segmento raquídeo.) incluyendo los pararraquideos.
  • La aguja de acupuntura también es un instrumento de diagnóstico, porque permite conocer el estado de los músculos sean estos superficiales o profundos.
Las técnicas de PS. Punción Seca, las formas de insertar las agujas y los tipos de agujas son variadas, quedando a elección del profesional después de un diagnóstico adecuado, la utilización más apropiada.
El objetivo de la punción seca es “desactivar” los síntomas que el punto gatillo está generando a ese nivel o a distancia, para conseguir así, la relajación refleja de dicho músculo. Es una técnica levemente dolorosa en el momento y puede persistir dolor post-punción. La punción no suele durar más de unos 5 minutos aproximadamente. En ocasiones se pude realizar un tratamiento post-punción para disminuir la sensación producida por la punción que incluye masaje de la zona y estiramientos suaves de la musculatura implicada.
La idea es tratar esta zona de contractura máxima PGM. Punto Gatillo Miofascial, mediante la introducción de una aguja, en ese punto gatillo. Como hemos visto existen distintas formas de hacerlo.
Esto hace que el sistema nervioso central comience un proceso de regeneración de este músculo dañado de forma que llegan más nutrientes, y si la punción ha sido acertada, el músculo se relaja en su totalidad y desaparecen síntomas como el dolor local y el dolor irradiado.
El tratamiento con PS. Punción Seca, se realizara para cualquier patología que curse con dolor miofascial tanto a nivel local como a distancia.
  • Cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias.
  • Lesiones musculares: contracturas, elongación muscular, etc.
  • Tendinopatías.
  • Artrosis. En cada articulación afectada se activan distintos PGM. Puntos Gatillo Miofascial que desencadenan un dolor independiente al propio daño intraarticular puede mejorarse con la aplicación de punción seca en dichos PGM. Puntos Gatillo Miofasciales.
  • Lesiones de hombro: impigement, etc.
  • Dolores de cabeza y cráneo.
Contraindicaciones de la Punción Seca
Aunque no tiene efectos secundarios negativos, no puede aplicarse en personas con diabetes ni con afecciones de la piel, ni en aquellas que reciben anticoagulantes. Las contraindicaciones son escasas, a mayoría de las contraindicaciones son relativas, aunque en algunos casos puntuales, éstas pueden ser absolutas.
  • Contraindicaciones absolutas: Belonefobia (miedo insuperable a las agujas). Punción profunda en personas con alteraciones de la coagulación.
  • Contraindicaciones relativas:
  • Miedo relativo a las agujas, Coagulopatías o tratamiento con anticoagulantes.
  • Inmunodepresión o inmunosupresión, linfadenectomías, hipotiroidismo.
  • Punción sobre zonas de la piel que presenten algún tipo de herida o cicatriz, enfermedades dérmicas como psoriasis o infecciónes, máculas, o tatuajes.
  • Alergia a los metales (especialmente al níquel). Se pueden emplear agujas de otros materiales (de oro o revestidas de teflón).
  • Punción profunda en mujeres embarazadas, especialmente durante los primeros 3 meses del embarazo, y después de este periodo, siempre y cuando la zona a tratar pueda afectar al feto.
Aunque todavía son necesarios más estudios, si parece cierto el beneficio terapéutico del uso de la PS. Punción Seca para el tratamiento del dolor miofacial.
La punción seca sería, por tanto, una opción a barajar para tratar cualquier síntoma de dolor local o referido que creamos que tiene relación con la existencia de un punto gatillo

Una técnica que usa agujas de acupuntura consigue eliminar los dolorosos puntos gatillo


La Unidad de Fisioterapia de la Clínica La Luz ha incorporado a su oferta de técnicas de tratamiento la denominada punción seca. Se trata de una técnica que, utilizando una aguja de acupuntura, consigue la eliminación de los dolorosos puntos gatillo miofasciales (trigger points) en muy breve plazo de tiempo y sin apenas molestias para el paciente.

“Los puntos gatillo, que pueden resultar muy dolorosos, son zonas de pequeñas contracturas musculares causadas por placas motoras disfuncionales; estas contracturas dan lugar a su vez a la aparición de bandas musculares tensas identificables por palpación”, explica el jefe de la Unidad, J. Mariano Velázquez. La técnica de la punción seca consiste en introducir una aguja en la localización del punto gatillo y moverla en su interior de una determinada forma hasta lograr desactivarlo.

La fisioterapeuta Tamara Larroca, que utiliza esta técnica en La Luz, destaca por su parte que la punción seca “busca reproducir una respuesta denominada respuesta de espasmo local (REL), que es una contracción involuntaria del músculo”. “Los estudios realizados hasta ahora han demostrado que cuantas más REL aparezcan, mejores resultados se obtendrán”. Hay que tener en cuenta que una de las particularidades de los puntos gatillo es que “provocan dolor a distancia”. Así por ejemplo, en el caso de la fascitis plantar un punto gatillo activo de gemelos y soleo puede ser el responsable del dolor en la planta del pie.

Si la punción es la adecuada, lo que requiere un personal perfectamente adiestrado en el manejo de esta técnica, las fibras musculares afectadas por el punto gatillo se relajan y desaparece el dolor. La aplicación de la técnica no suele durar más de cinco minutos, si bien debe realizarse un tratamiento posterior que incluye un masaje y estiramientos suaves de la musculatura afectada por el punto gatillo. La punción seca puede complementarse con la aplicación de electroestimulación in situ a través de las propias agujas.

Los puntos gatillos son la causa principal del Síndrome de Dolor Miofascial, un trastorno que es una de las principales causas de dolor crónico y, por tanto, una patología causante de numerosas bajas laborales. Esta disfunción puede afectar prácticamente a cualquier músculo del cuerpo.

http://www.noticiasmedicas.es

EL DOLOR MIOFASCIAL Y LOS PUNTOS GATILLO


Los Puntos Gatillos (TrPs) pueden causar dolor generalizado.

Este es un ejemplo de cómo los TrPs se pueden propagar: Trabajas en un escritorio al lado de una salida de aire acondicionado, el aire frío choca directamente en el lado derecho de tu cuello. El enfriamiento constante tensa los músculos escálenos del lado derecho del cuello. Los TrPs en el escaleno causan que inclines la cabeza, tensando el lado izquierdo del cuello mientras éste compensa la desigual distribución de peso. Esto genera TrPs secundarios en el lado izquierdo de tu cuello, y puede provocar mas TrPs en el derecho, mientras otros músculos tratan de absorber la carga dejada por los escálenos debilitados.

Las tensiones causadas por dolor en el patrón referido de los escálenos derechos causa el desarrollo de TrPs en el elevador escapular, provocando un “cuello tieso”. Tu hombro derecho se levanta, porque te duele estirar esos músculos. Los músculos en el área abdominal izquierda por debajo de las costillas se comprimen, y desarrollas TrPs secundarios en los dorsales (latissimus dorsi) de ése lado. Estos TrPs provocan respiración corta, causando TrPs en los otros músculos respiratorios. Tu columna vertebral desarrolla una pequeña torsión para proteger esos músculos dolorosos porque la columna baja se tuerce en una dirección y la columna superior se tuerce en la otra. Este proceso puede continuar hasta que tu cuerpo entero está cubierto de TrPs.

Los Trigger Points Miofasciales (TrPs)

Los Puntos Gatillo miofasciales pueden causar síntomas del sistema nervioso autónomo. Estos incluyen sudoración anormal, ojos llorosos, moqueo nasal, salivación excesiva y “bolas de ganso” en tu piel. Los TrPs también pueden tener alteraciones propioceptivos con ellos. Los propioceptores son los receptores que están relacionados con tu percepción espacial. Esto tu posición en relación con los objetos a tu alrededor, así como las relaciones entre una parte de tu cuerpo y otra. Las disfunciones de los propioceptores pueden incluir desequilibrio, mareo y zumbido en los oídos.

No hay tal cosa como un Punto Gatillo (TrP) de Fibromialgia. Los TrPs forman parte del Dolor Miofascial. Puede ser que tengas ambas condiciones, o que tengas TrPs mal diagnosticados. A diferencia de los Puntos Sensibles de la fibromialgia, los TrPs pueden y frecuentemente refieren el dolor a otras partes del cuerpo. La mayor parte de la gente ha oído hablar de dolor irradiado por el brazo durante un ataque al corazón. Muchas mujeres experimentan dolor en sus muslos durante la menstruación.

Una vez que los médicos y terapeutas aprendan a reconocer el dolor miofascial, se sorprenderán de ver lo común que es. Esa es una razón por lo que es tan común que los TrPs aislados a menudo queden ¡sin reconocer y sin tratar! El tratamiento temprano y agresivo le da una oportunidad al paciente de mejorarse (McClafin, 1994). Una vez que se han identificados, eliminados o modificados los factores perpetuantes, los TrPs responderán mejor al tratamiento, incluso sufriendo el Dolor Miofascial Crónico (CMP por sus siglas en inglés).

Los TrPs miofasciales son puntos extremadamente dolorosos que pueden presentarse en todo el cuerpo. Se pueden sentir como bolas o nódulos dolorosos. Los TrPs causan dolor el final del rango del movimiento cuando te estiras, por lo tanto evitas estirarte porque te duele. Cerca de un TrP, la circulación en los pequeños vasos capilares se ve obstruida. Es difícil para los nutrientes y el oxígeno llegar allí, y los deshechos metabólicos musculares no son fácilmente eliminados. Otros músculos se reparten el trabajo del músculo debilitado, y estos músculos sobre-trabajados comienzan a su vez a desarrollar TrPs.
Los TrPs no son lo mismo que los Puntos Sensibles de la Fibromialgia.

Muchas veces los TrPs se sienten como bolas dolorosas de fascia endurecida. Los TrPs latentes no duelen, a menos que se les presione. Causan tensión muscular aumentada y usan extra energía. Restringen el movimiento y debilitan y evitan el estiramiento total del músculo. Los TrPs activos causan dolor referido y otros síntomas en patrones de dolor pre-establecidos cuando mueves el músculo. Si continúas utilizando el músculo y lo fuerzas a trabajar más duro, el dolor puede permanecer cuando el músculo está en reposo.

Algunos de los TrPs existen dentro un patrón de dolor y algunos refieren el dolor a otras partes del cuerpo. Otros hacen ambas cosas. El dolor de los TrPs es profundo, intenso y continuo (similar al dolor de muelas). La intensidad puede variar de una incomodidad ligera, hasta la tortura discapacitante. Si algún nervio es atrapado y apretado por la miofascia inflexible, el dolor se puede sentir como ardiente, agudo y lacerante. . A menos que el dolor miofascial se vuelva crónico, el dolor de TrPs raramente se distribuye de forma igual por ambos lados del cuerpo, a diferencia del dolor de los Puntos Sensibles de la FM.

Los TrPs “satélites” se desarrollan en un músculo porque dicho músculo se encuentra en el área de dolor referido del TrP primario. Los TrPs “secundarios” se desarrollan en el músculo que está sobrecargado porque está compensando o sustituyendo a un músculo que contiene TrPs primarios. Esto explica como se propaga el dolor miofascial. Ahí esta la diferencia entre una condición que empeora y una enfermedad progresiva. Una verdadera condición progresiva no puede ser invertida. Las terapias comúnmente aplicadas para el dolor miofascial, pueden provocar una sustancial y abrupta reducción de la intensidad del dolor (Skootsky, Jaeger and Oye, 1989). Si tus síntomas empeoran progresivamente con el tiempo, es el signo de que hay por lo menos un factor perpetuante y/o una condición coexistente que no han sido tratados.

Durante muchos años, el énfasis ha estado en el dolor causado por los TrPs miofasciales, porque ese dolor puede ser muy importante. Más significativo todavía es que los TrPs causan debilidad muscular y un rango reducido de movimiento. Los terapeutas físicos y ocupacionales, así como los médicos, a menudo recomiendan ejercicios de fortalecimiento sin entender que el TrP está inhibiendo al músculo. No se puede fortalecer un músculo con un TrP. Los TrPs empeorarán y desarrollarán TrPs Satélites y Secundarios. La terapia física errónea puede ser un factor perpetuante primario en estos casos.

Tus músculos pueden ponerse tan tensos que ya no notas las bolas, ni las tensas y correosas bandas en tus músculos. Eso no significa que los TrPs ya no están ahí. Puede significar que tus músculos se han vuelto fribóticos. Esto es bastante difícil de invertir. A medido que vas progresando con una terapia exitosa, los TrPs más antiguos van apareciendo, capa por capa.

Esto a veces puede ser frustrante porque, mientras te deshaces de un TrP, al liberarse los tejidos musculares, aparece otro. Para esto, recuerda cuanto tiempo le llevó a tu cuerpo llegar a esta condición, y ten paciencia.

Traducido de “Fibromyalgia and Chronic Myofascial Pain: A Survival Manual edition 2, by Devin J. Starlanyl and Mary Ellen Copeland  Traducido por Cathy van Riel para la Asociación Coruñesa de Fibromialgia y Fatiga Crónica.”