Sociedad Española de Neurologia sobre la FIBROMIALGIA


Logo_SEN El 90 por ciento de los pacientes con cuadros de fibromialgia permanecen sin diagnóstico, pese a que el 48 por ciento de quienes sufren esta patología tienen una incapacidad moderada o severa, ha subrayado hoy la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Según datos de la SEN, entre un 3 y un 6 por ciento de las mujeres jóvenes españolas padecen fibromialgia, una enfermedad que se presenta entre los 20 y los 50 años y para la que no hay tratamiento.

A pesar de que la fibromialgia se consideraba un trastorno musculoesquelético o neuropsiquiátrico, las investigaciones neurofisiológicas y, sobre todo, de imagen cerebral realizadas en los últimos años, han puesto de manifiesto cambios funcionales en el sistema nervioso central en estos pacientes, por lo que cada vez es más común que los pacientes sean derivados a los servicios de Neurología.

Con motivo de la celebración el próximo 12 de mayo del Día Internacional de la Fibromialgia y de la Fatiga Crónica, la SEN ha explicado que esta dolencia hace referencia a un grupo de síntomas y signos, dentro de los cuales el más reconocido es la presencia de dolor diseminado y/o dolor a la presión en determinadas zonas del cuerpo.

Así, por medio de un comunicado, ha detallado que la fibromialgia se caracteriza fundamentalmente por dolor persistente, fatiga extrema, rigidez muscular, así como por otros síntomas como dificultad para dormir, rigidez matutina, dolor de cabeza, mareos, calambres o problemas de memoria que impiden el funcionamiento normal de las personas que lo sufren.

Debido al desconocimiento de estas patologías y el hecho de que muchos de los síntomas sean comunes de otros trastornos, se estima que el 90 por ciento de los pacientes están sin diagnóstico.

“Ello a pesar de que dos de cada diez de las consultas de reumatología lo son por fibromialgia y que para su diagnóstico sólo es necesario tener una historia de dolor generalizado de más de tres meses y experimentar dolor a la presión en 11 de 18 puntos específicos”, ha precisado el coordinador del Comité ad-hoc para el Estudio de la Fibromialgia de la SEN, José María Gómez.

“Aunque se haya determinado que el sistema nervioso central está relacionado con gran parte de los síntomas de la fibromialgia, su diagnóstico sigue siendo un tema controvertido, ya que actualmente no existe ninguna prueba de laboratorio ni hallazgo radiológico específico para esta enfermedad”, ha explicado.

Las causas por las que se desarrolla la fibromialgia tampoco están claras.

Algunas investigaciones apuntan como desencadenantes el estrés, la ansiedad, depresión, traumatismos, poca calidad del sueño, infecciones, a cierta predisposición genética o a padecer una enfermedad reumática o neurológica previa; aunque también puede aparecer sin ningún factor claramente identificable.

“Lo que sí está claro es que los pacientes con fibromialgia, tienen una peor función de sus capacidades físicas, pasan más días en la cama, pierden más días de trabajo -un 20% afirma no poder ir a trabajar nunca o sólo algunos días-, lo que supone un gran impacto familiar, social y laboral”, ha señalado Gómez.

Este experto ha planteado que actualmente no existe ningún tratamiento que permita curar la fibromialgia, pero sí aliviar el dolor y mejorar los problemas asociados, que son múltiples y variados.

“Debido a que cada paciente puede experimentar esta dolencia de muchas maneras y en distintos grados, el tratamiento tiene que ser muy individualizado y multidisciplinar”, ha dicho.

http://www.plataformafibromialgia.org/