5 Cambios en la dieta que me ayudaron a superar el Síndrome de Fatiga Crónica.


cafeDespués de haber tenido el Síndrome de Fatiga Crónica (CFS) desde que tenía 18 años, he incursionado en muchos caprichos nutricionales y dietas especiales en mi vida. Ahora, habiendome recuperado, puedo decir que hay un par de consejos en la dieta alimenticia que yo siempre recomiendo a la gente considerar si tienen esta enfermedad frustrante.

1. Aceite de linaza, que preciosidad!

Comencé a tomar linaza aceite años atrás, y ahora realmente siento la diferencia cuando no la tomo. Puedo tomar 1.000 mg de aceite de linaza al día, y todos los ácidos grasos omega-3 y 6s-son fabulosos para hacer que la sangre fluya y alivie las articulaciones. También se puede comprar en botella y usarlo en las recetas, lo uso en gachas de avena, en batidos, sopas, lo que sea. Es una criatura versátil.

2. Quita el café.

Por amor de Dios, yo sé que huele bien, pero sabes que estarías mejor sin él. Sydney, donde vivo, tiene una floreciente cultura del café y es tan difícil de resistir, pero incluso el descafeinado me hace sentir nerviosa y me da un bajón enorme después. No seas tan rigurosa sin embargo, házlo gradualmente y no seas demasiado dura contigo misma. El SFC (Síndrome de Fatiga Crónica) es suficientemente malo. El té de manzanilla y el chai de diente de león son sustitutos increíbles.

3. No busques la comida chatarra.

 Lo sé, es una tontería. He estado allí. Si no tienes la energía para comer bien en absoluto, es probable que vayas a la comida chatarra fácil, la que no tienes ni siquiera qué cocinar: papas fritas, chocolate, pan y queso. Tu cuerpo sabe que estás fuera de lugar, tu mente te está diciendo constantemente que estás enferma, así que se lo merece, ¿no? Pero tal vez trates de sustituir el chocolate con una pieza de fruta de vez en cuando. Algunos podrían argumentar que la fruta es todavía bastante dulce, pero está llena de nutrientes y tiene que ser mejor que lo que tienes en tu mano ahora mismo.

4. Limita el consumo de lácteos.


Nunca he tenido grandes problemas con los productos lácteos, pero mi energía se ha disparado desde que renuncié a ellos. Mi piel es más clara y soy capaz de moverme más durante el día. No está nada mal para una ex enferma de SFC! Trata de sustituir la leche de vaca con leche de arroz o leche de almendras, por ejemplo (no las comerciales, haz las tuyas tu misma). El Yogur de coco es totalmente libre de productos lácteos y es lo más cercano que tenemos al cielo en la tierra a través de los alimentos. Confía en mí- te sentirás mejor.

5. Cóme tus verduras.

Sí, es trillado pero bueno, y no tiene por qué ser aburrido. Hay trucos para incluír más más verduras en tu dieta. En mi peor momento con el SFC, estaba durmiendo durante aproximadamente 22 horas al día y comía poco. Incluso la idea de sentarme a comer era insondable, no me importaba comer alimentos sólidos. Hay algunas recetas deliciosas con vegetales para sopas, jugos y licuados. Esta era más o menos la única forma en que podía soportar la comida, y siguen siendo mi base energética cada día.

Estos son sólo cinco trucos que funcionan para mí, pero tienes que ser paciente y encontrar lo que funciona mejor para ti. Si estás sufriendo de síndrome de fatiga crónica, la inversión en una buena nutrición es una de las cosas más amables que puedes hacer por ti mismo. Me encantaría escuchar de ti acerca de tus experiencias mientras estés en el proceso.

Sindrome de Fatiga Cronica: Remedios Naturales


La fatiga crónica es un trastorno definido recientemente que describe diferentes combinaciones de síntomas, como dolores de garganta recurrentes, fiebre moderada, inflamación de los ganglios linfáticos, cefalea, dolores musculares y de las articulaciones, molestias intestinales, tensión emocional o depresión e incapacidad para concentrarse.

Remedios Naturales o caseros:

Es muy importante depurar el organismo de toxinas para ello puedes hacer una infusión con abedul (Betula alba L.), diente de león (Taraxacum officinale W.) y cola de caballo (Equisetum arvense L.), mezcle las 3 hierbas a partes iguales, y tome una cucharadita de la mezcla por cada taza de agua, déjelo reposar y tome 3 infusiones diarias. Es una mezcla muy adecuada para depurar el organismo, ya que tiene propiedades diuréticas y depurativas muy potentes.

Para el tratamiento de las posibles infecciones relacionadas con el síndrome de la fatiga crónica es muy adecuada la mezcla de hidrastis (Hydrastis candensis L.), echinácea (Equinacea angustifolia D.C) y milenrrama (Achillea millefolium L.), ponga una cucharadita de café de cada una de estas plantas por cada taza de agua, y déjela reposar durante 5 minutos en infusión, cuele y beba 3 tazas diarias. Son plantas muy indicadas para el tratamiento de los trastornos infecciosos pues potencian la destrucción de los virus y las bacterias.

Tome infusiones preparadas con una cucharadita de romero (Rosmarinus officinalis L.) por taza. Beba siempre una taza de esta infusión en ayunas y verá como su ánimo se eleva. Se sentirá mejor y mucho más dinámico, no en vano llaman al romero el “ginseng mediterráneo”.
Recomendamos infusiones de corteza de tilo (Tilia platyphyllos S.), ulmaria (Filipendula ulmaria L.) y corteza de sauce (Salix alba L.) para aliviar las cefaleas y bajar las décimas de fiebre. Mezcle las 3 plantas a partes iguales, y ponga una cucharadita de la mixtura en una taza de agua hirviendo, deje reposar durante 10 minutos y tome un par de tazas al día.

Remedios más comunes:

Para aliviar la fatiga recomendaban desde muy antiguo las fricciones con alcohol de romero por todo el cuerpo que tonifican y revitalizan.

La raíz de regaliz se ha utilizado desde hace mucho tiempo en la medicina China y tradicional occidental, en especial para el tratamiento de las infecciones de las vías respiratorias altas y de las alteraciones digestivas. Se ha demostrado que el regaliz y algunos de sus compuestos naturales poseen actividad antivírica contra muchos virus. Prepare una infusión poniendo 50 g de raíz de regaliz (Glycyrrhiza glabra L.) y 1 litro de agua en un recipiente, deje hervir 5 minutos y tome 500 cc al día. Precauciones: Si se toma de forma muy continuada se debe aumentar el consumo de alimentos ricos en potasio. Hay que evitar su uso si se padece hipertensión, diabetes y durante el embarazo.

Se ha descubierto que la Maca contiene mas proteínas que cualquier otro tubérculo. También es abundante su contenido de fósforo, hierro, yodo y calcio. El yodo, como es sabido, constituye un gran reconstituyente de las glándulas endocrinas, especialmente de las tiroides. El calcio y el fósforo ayudan al crecimiento del cuerpo humano y la formación ósea; también posee abundantes carbohidratos que el ser humano utiliza para el mantenimiento y la reposición de energía.

El uso del Hypericum perforatum tiene gran tradición popular, que sin duda ha quedado más que demostrada últimamente en los estudios realizados con esta planta que han puesto de manifiesto que es un excelente antidepresivo, hasta tal punto que ha desbancado al “Prozac” en número de ventas en Europa. En los textos antiguos se habla ya de esta hierba que crece por San Juan (junio), y a la que se le atribuían propiedades mágicas. Tome 3 infusiones diarias preparadas con 15-30 g de flores de hipérico (Hypericum perforatum L.), en 1 litro de agua hirviendo. Precauciones: No tomar hipérico en caso de ser seropositivo sometido a tratamiento antiviral, si ha sufrido transplantes de órganos o si está tomando antidepresivos sintéticos, anticoagulantes orales (warfarina) y glucósidos cardiotónicos (digital); en cualquiera de las situaciones debes consultar a su médico. Tampoco debe tomar el sol.
Remedios con aromaterapia:

Llene la bañera y ponga 10 gotas de uno de los aceites esenciales enumerados a continuación: romero, tomillo, ylang-ylang, naranja amarga, limón, lila, lemongrass, melisa, lavanda o salvia. Todos ellos tienen acción revitalizante sobre las funciones del organismo.
Remedios con homeopatía:
.
Otros remedios:

Jalea real fresca, una cucharadita todos los días en ayunas, manteniéndola bajo la lengua unos minutos, tiene muchas propiedades nutritivas y revitalizantes.
Cápsulas de Ginseng: 2 cápsulas diarias. Las propiedades de esta raíz son innumerables pero aquí lo destacaremos por su acción adaptógena y estimulante, ayuda a enfrentar el estrés cotidiano y a realizar .

Betacarotenos: 25.000 UI diarias. Tiene acción antiviral.
Vitamina C: 1.000-1.500 mg diarios. Es antiviral, alivia los síntomas y evita el cansancio.
Zinc: 15 mg diarios (en forma de policolinato). Favorece la inmunidad celular.
Complejo Vitamínico B-100: 100 mg diarios. Refuerza y protege el sistema nervioso, y además quita el cansancio.

Alimentos recomendados:

Cereales integrales, Frutas frescas,Verduras, Hortalizas, Caldos vegetales, Zumos, Coles, Zanahorias, Fibra, Pescados y Aves de corral

Alimentos prohibidos:

Alimentos procesados, Carbohidratos refinados, Grasa animales, Carnes rojas, Embutidos, Alcohol, Café, Té, Azúcar y Dulces

http://www.supernatural.cl/

Recomendaciones básicas

Acudir al doctor para poder identificar, con claridad, si se sufre del síndrome de fatiga crónica de forma tal que se pueda descartar otras dolencias que cursan con síntomas similares como hipotiroidismo, depresión, cardiopatías, etc

Una vez diagnosticado:

Tratar de dividir el día en sesiones de trabajo y descanso.

Realizar ejercicio de forma gradual y luego aumentar la actividad progresivamente semana a semana.

Evitar el consumo de alcohol y de bebidas que contienen cafeína.

Tratar de bajar el estrés. Puede ser con ejercicios de respiración profunda, yoga, meditación y masajes.

Unirse a un grupo de apoyo para no sentirse solo.

Efectuar terapia cognitiva y la terapia del comportamiento.

Recomendaciones alimentarias

A continuación algunos alimentos que contienen las vitaminas y minerales que pueden ayudar a elevar el nivel de energía.

Alimentos con calcio como el bróculi (brócoli), salmón enlatado, queso, jugo de naranja fortificado, leche, productos a base de soya y yogur. Consumir de1,000 mg a 1,500 mg al día.

Alimentos con cobre como cebada, legumbres, langosta, nueces, interiores de animales y ciruelas pasas. Consumir de 1,5 a 3 mg al día.

Alimentos con magnesio como arvejas, panes y cereales fortificados, verduras de hoja verde, nueces, ostras y vieiras. Consumir de 310 mg a 700 mg al día.

Alimentos con hierro como aguacate, carne de res, damascos secos, panes y cereales fortificados, legumbres y crustáceos. Consumir de 15 mg a 65 mg al día

Alimentos con selenio como pollo, hongos, nueces, cebollas, mariscos, semillas, ajo, germen de trigo y pan integral. Consumir de 55 mcg a 200 mcg al día.

Alimentos con cinc como carne de res, cereales fortificados, legumbres, hígado, crustáceos, germen de trigo y yogur Consumir de 12 mga 30 mg al día.

Alimentos con hidratos de carbono como pasta cocida, copos de maíz, arroz, rodajas de pan integral , papa, etc. En este sentido, se recomienda consumir 5 g de hidratos de carbono por kg de peso corporal al día. Por ejemplo, un hombre de 70 kg puede consumir un mínimo de 350 g de carbohidratos al día, y para una mujer de 55 kg, 275g.

Igualmente, se aconseja elaborar una comida con hidratos de carbono entre 2 y 4 horas antes de realizar un esfuerzo físico.

  http://www.remediospopulares.com/

Algunos consejos relacionados con la dieta para el alivio del dolor de la fibromialgia


Ciertamente, no existe ninguna comida mágica que puede curar la fibromialgia por completo o que le haga sentir bien inmediatamente, pero también es cierto que algunos cambios en dieta pueden mejorar los síntomas de la fibromialgia.

Una de las cosas mas importantes a tener en cuenta en relación a la fibromialgia es que debemos buscar formas de mejorar nuestra salud y bienestar en general, y disminuir el dolor y la inflamación en todas las articulaciones del cuerpo.

Aquí les dejo algunos consejos relacionados con la alimentación que pueden ayudarle a controlar o aliviar los síntomas de la fibromialgia, con solo modificar la dieta y cambiar los hábitos alimenticios.

Incremente el consumo de Omega-3 en su dieta: los ácidos grasos Omega-3 están llenos de propiedades anti-inflamatorias, ya que ayudan a incrementar la producción de químicos en el cuerpo que controlan la inflamación en las articulaciones y en los tejidos.  Los pescados como el salmón, las sardinas y el arenque están llenos de Omega-3 y ayudan a aumentar los niveles del colesterol bueno en un 4%, además de reducir la inflamación. Las fuentes vegetales de Omega-3 incluyen la soya, canola, semillas de lino, nueces y sus aceites. Los ácidos grasos Omega-3 también ayudan con la rigidez matinal, el dolor en las articulaciones sensibles, los síntomas de la depresión, hipertensión, problemas reumatoides y refuerzan el sistema inmunológico; además de que contienen propiedades saludables para el corazón.  Así es que considérelo, porque ya sea absorbido directamente de los alimentos que consumimos o en suplementos alimenticios, Omega-3 es una buena adición a su dieta.

Mas Vitamina D puede significar menos dolor: es una vitamina esencial para los pacientes fibromiálgicos y se encuentra en abundancia en la luz del sol. Según los expertos, la corrección de cualquier deficiencia de vitamina D puede ayudar a aliviar los síntomas de la fibromialgia. Todos los pacientes deben ser evaluados para determinar si tienen deficiencia de vitamina D, ya que la falta de vitamina D en el cuerpo puede producir dolor musculo-esquelético, lo que incrementa el dolor de las articulaciones. Sobre todo en la época de invierno, la ingesta de vitamina D debiera ser obligatoria para las personas con fibromialgia.

Manténgase alejado de los aditivos y preservativos: los aditivos alimentarios, que usualmente se encuentran en los alimentos azucarados y la comida chatarra, pueden actuar como una molécula excitotoxina, lo que da rienda suelta a la sensibilidad al dolor. Mantenerse alejado de estos aditivos puede ayudar a reducir los síntomas de la fibromialgia. De igual forma, se ha demostrado que los edulcorantes artificiales pueden provocar severos dolores en el cuerpo y las articulaciones, disfunción cognitiva, mareos y dolores de cabeza, por lo cual también deben ser evitados.

Evite el consumo de grasas: las investigaciones han demostrado que el consumo de grasas trans pueden contribuir al dolor musculo-esquelético y agravar la fibromialgia, por lo que deben evitarse tanto como sea posible.  Reemplace las comidas fritas por alimentos asados al horno o a la parrilla, elimine la grasa y la piel de las carnes y el pollo, evite los embutidos y las salchichas, y cámbiese a productos lite o non fat, cuando se trate de lácteos, como yogurt, margarina, leche, quesos, etc.  Si desea darse un gustito de vez en cuando, un embutido que podría comer es la pechuga de pavo cocida 97% o 98% baja en grasa.

Disfrute de las proteínas magras: al reducir la ingesta de carbohidratos e incrementar las proteína en su dieta puede ayudar a mantener estables los niveles de glucosa en la sangre, ya que la fluctuación de glucosa puede desencadenar crisis de fibromialgia. De igual forma, reemplazar la carne roja con proteínas magras puede ser beneficioso para usted, ya que según la Asociación Nacional de Fibromialgia, eliminar la carne roja puede ayudar a aliviar los síntomas. Reemplace las carnes rojas por proteínas magras como pollo, frijoles, productos de soja y pescado.

Haga a un lado los carbohidratos simples: alimentos como el azúcar, la harina blanca y la cafeína pueden conducir a un aumento temporal de la energía seguido de un bajón. Los pacientes con fibromialgia por lo general tienden a ser hipersensibles, por lo tanto debe evitar esas repentinas subidas y bajadas en sus niveles de azúcar en la sangre.  Con frecuencia se observa que las personas con fibromialgia pueden sufrir de hipoglucemia, una condición en la que se tiene un nivel de azúcar en sangre extremadamente bajo.  Después de consumir carbohidratos simples su cuerpo puede sentir antojo por alimentos azucarados y con almidón, o usted puede sufrir depresión, fatiga, dolores de cabeza y cambios de humor; es por esto que debe evitarlos por completo.

Lleve un control sobre el impacto de su consumo de cafeína: usualmente, los pacientes con fibromialgia sufren de insomnio, por lo que el café es una tentación fácil, pero contraproducente. Esto puede conducir a un círculo vicioso, provocando la falta de sueño cuando se toma por la noche, ya que la cafeína en general tiende a proporcionar un chorro de energía y puede interrumpir sus horarios de sueño. Si necesita o quiere tomar café, trate de hacerlo en las mañanas, y evitarlo después del mediodía, e incluso puede considerar pasarse a café descafeinado. O tal vez pueda optar por una alternativa más saludable que pueda ayudarle a dormir, como té de hierbas sin cafeína.

Mantenga un diario de alimentos para la  fibromialgia: el añadir o eliminar alimentos de su dieta podría hacerle mucho bien. Por lo tanto, es importante llevar un diario de alimentos para la fibromialgia. Aunque definitivamente se trata de un proceso de ensayo y error, y no será una solución rápida ni una cura para la fibromialgia, sin duda le ayudará a trabajar por una mejor calidad de vida y mas saludable en general.  Conforme vaya avanzando en sus notas en este diario, se dará cuenta de lo que debe evitar y lo que le conviene incluir para sentirse mejor.

http://fibromialgico.blogspot.com.es