¿Qué son las ENFERMEDADES DE SENSIBILIZACIÓN CENTRAL?


sscEn el seno de la comunidad médica existe una corriente para englobar la fibromialgia y otros síndromes relacionados dentro de una categoría más amplia llamada Síndrome de Sensibilización Central, también conocido por sus siglas en inglés CSS, en las que se da una hiperexcitación de ciertos grupos de neuronas, especialmente aquellas relacionadas con la sensación de dolor.
Los defensores de esta tesis, abogan por la utilización del concepto de CSS como un nuevo paradigma que sería de utilidad para enfocar la explicación y el diagnóstico tanto de la Fibromialgia, Encefalomielitis Miálgica o Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, Electrohipersensibilidad y otras enfermedades emergentes que se presentan con cierta frecuencia en pacientes de forma simultánea.
Estas patologías participan de una serie de características comunes:
  1. Se trata de enfermedades de sensibilización central de carácter crónico.
  2. Están relacionadas con factores ambientales.
  3. Siguen registrando dificultades de diversa índole para su diagnóstico a pesar de que los criterios de dicho diagnóstico hayan sido establecidos en el ámbito internacional.
  4. Traen consigo una alteración de las capacidades laborales, de la autonomía personal y de la vida social.
  5. Carecen de tratamiento curativo, por lo que demandan una atención basada en tratamientos paliativos o cuidados centrados en una perspectiva sociosanitaria que garantice la calidad de vida de la persona enferma, mediante el fomento de su autonomía y cuidado, la prevención del deterioro y la igualdad de trato y de oportunidades.
Todas ellas acarrean gran dolor y sufrimiento y quienes las padecen se enfrentan, por lo general, a una tremenda incomprensión por parte de la sociedad y las distintas instancias sanitarias, sociales, educativas, etc. A menudo, la persona enferma padece dos, tres de ellas o, incluso, las cuatro dolencias. Parece existir un nexo evidente entre la proliferación de estas enfermedades y la liberación de sustancias tóxicas a la atmósfera y las aguas, el uso de productos químicos de inocuidad no testada en alimentos, productos de limpieza e higiene, edificios, etc.
Se hace preciso que las administraciones concernidas ofrezcan a estas personas una atención integral en los ámbitos sanitario y social; garanticen la formación de las y los profesionales de la salud, tribunales de justicia y, en general, servicios públicos de atención directa; incorporen la prevención en el currículo educativo; investiguen sobre su etiología y tratamiento; favorezcan la protección y mejora del medio ambiente y contemplen en sus actuaciones los principios de precaución, transparencia e información ambiental, entre otras medidas. Es nuestra responsabilidad como ciudadanos y ciudadanas comprender, reconocer e integrar a estas personas, así como contribuir, mediante un consumo responsable y prácticas respetuosas con el medio ambiente, a la mejora de su calidad de vida, en definitiva, la nuestra.
Anuncios

¿Sabes lo que tengo? Videoclip elaborado por Consuelo Cañada


Hay que destacar y apoyar las iniciativas mediante las cuales se expresan de un modo claro. Quienes conocemos las limitaciones y los conflictos somos conscientes que se merecen un reconocimiento, aquellas iniciativas que van mas allá del puro lamento para publicitar un conflicto grave de salud y que se pretende ocultar.

El videoclip lo describe del siguiente modo:

¿Sabes lo que tengo?

Después de mucho esfuerzo físico y mental durante meses, sin saber de programas, de música y, sin disponer de medios (muy a mi pesar, no ha salido perfecto….), he compuesto esta canción por y para todos los enfermos de Sensibilización Central, familia y amigos.

A la vez, para que todas las personas que la escuchen, mediten en la clase de vida que nos rodea. Por nuestra salud, la de nuestros hijos y, la de nuestro planeta.
Son enfermedades Ambientales, emergentes. Somos miles los enfermos.

http://robertcabre.com/

Como afrontar el estrés patológico (distrés), en las enfermedades de SSC


estres3El estrés como tal no es negativo, puesto que nos prepara para afrontar un problema o huir del mismo, hecho que en el pasado nos salvó la vida como especie.

Las sociedades modernas han generado un modelo de vida que supera el estrés, es el distrés, el cual aparece cuando de un modo constante estamos sumergidos a situaciones desagradables, situación que mina nuestra salud, calidad de vida y felicidad.

Manejarse ante estas situaciones resulta muy difícil y requiere de determinadas estrategias, no obstante los afectados por patologías medioambientales, como entre otras son las SSC, están más sensibles ante las situaciones de estrés constante, por lo que el umbral entre estrés y distrés, para este colectivo, es mucho mas lábil y requieren de estrategias aún más específicas para su control.

Son mucho los autores que han estudiado la relación entre la FM y la EM/SFC. El Dr. F.J. Hidalgo Tallón, en su trabajo Fibromialgia. Un trastorno de estrés oxidativo (2012), concluye que el estrés causa un aumento de radicales libre, por lo que mediante una dieta antioxidante adecuada, un plan de suplementos alimenticios y ozonoterapia, pueden ser opciones seguras y subsidiarias, para ser ensayadas en estas patologías.

Existen metodologías naturopáticas que aplicadas adecuadamente, ayudan a recuperar el estado de bienestar, si están están bien dirigidas y aplicadas en el momento adecuado.

a) La meditación y la relajación, por las mañanas y antes de acostarse, ayuda a aliviar la tensión muscular, para ello hay que entrenar a muestro cerebro a concentrarse en situaciones positivas y abandonar las que nos generan tensión al percibirlas como negativas.

b) Aprender a respirar, normalmente respiramos mediante la respiración pulmonar, para mejorar ante situaciones de estrés es necesario aprender a realizar respiraciones abdominales, este tipo de respiración actúa más sobre el cerebro generando una sensación de control sobre uno mismo.

c) Establecerse unos horarios que permitan realizar algunas actividades que aporten sentimientos positivos los cuales relajan el organismo y estimulan el cerebro, como puede ser caminar, actividades deportivas, actividades recreativas, actividades culturales, etc.

d) No excusarse por el diagnóstico establecido, estableciéndolo como excusa. Una persona que se excusa en un diagnóstico, genera una dinámica negativa que le impide la estimulación y la motivación, hay que salir de este círculo cerrado cuando antes.

e) No justificarse con un diagnóstico, para dejar de hacer ejercicio. La actividad física organizada dentro de los límites orgánicos individuales, es imprescindible tanto a nivel físico, como psíquico. Dependiendo del estado, este ejercicio, puede hacerse sin carga de gravedad, como es el aquagym.

f) Realizar actividades que comporten un contacto con la naturaleza y permitan un contacto físico con los árboles, tierra, agua etc. ello nos ayudara a equilibrar nuestro organismo y nuestra mente.

g) Establecer una dieta equilibrada y con tendencia a la alcalinidad, eliminando los alimentos ácidos y estimuladores, como son, entre otros, los nutrientes refinados, precocinados y cocinados industriales, enlatados, lácteos, etc.

h) Existen determinadas terapias naturopáticas antiestrés, como son determinados tipos de masajes, gemoterápia, acupuntura, etc.. Es conveniente un estudio determinado, para definir la que se requiere en cada momento, puesto que no todas las manipulaciones y procedimientos actúan del mismo modo y en el mismo nivel.

http://robertcabre.com

“¿Nadie va a hacer nada para paliar este dolor que comparten muchos cientos de miles de personas en este país?”


ARTICULOGran articulo de Victor Claudin, en el que describe las enfermedadesd e SSC, desde el punto de vista del conyuge, otro afectado silente e invisible que tambien la sufre.

Veo a mi mujer cómo, echada en el sofá o sentada en la mesa, de repente se calla, y en silencio respira hondo mientras se empapa de sudor; yo sé que le ha vuelto a dar un latigazo.

En ocasiones resulta complicado hablar con ella porque no puede atender dos cosas a la vez, porque tiene que terminar con un razonamiento para centrarse en otro. Ella apenas puede salir de casa.

Ir en un coche para ella se ha convertido en un verdadero martirio, incluso andando tiene aprietos, por esos vértigos extraños y poderosos que experimenta.

Cuando duerme también la veo sufrir, se retuerce de dolor, me despierta quejándose, o llorando, eso cuando consigue conciliar el sueño, que jamás es reparador del todo. Sufre igualmente porque ya no puede atender a su familia y la casa como antes, tiene un rato al día, más o menos largo según las temporadas, en que consigue desarrollar una actividad aceptable.

Le angustia la posibilidad de regresar a su trabajo como productora de televisión, cuando le encantaba. Pero desde que este veneno le ha inundado, se siente absolutamente incapaz de responsabilizarse de algo, un par de encargos caseros le agobian.

Mi mujer y yo hace unos cuantos meses que no hacemos el amor, y desde hace tres o cuatro años las pausas entre una entrega y otra se han ido distanciando progresivamente en el tiempo, porque su dolor permanente y su agotamiento, incluso antes de cualquier actividad, se ha interpuesto entre nosotros como un muro ya prácticamente infranqueable.

Apenas puedo acariciarla, porque le duele, como le duelen los abrazos. Y ¿que más? Tantos y tantos detalles: ya no tiene fuerza en las manos, además del dolor de un túnel del carpo muy intenso en ambas manos, y se le caen las cosas; se va tropezando con los muebles, en las rodillas tiene condropatía rotuliana.

En las temporadas más duras la tengo que llevar de la cama al sofá y viceversa, ayudándola a incorporase porque no tiene fuerzas ni para eso.

Por supuesto no nos acompaña al cine a nuestro hijo y a mí desde hace años, porque si lo hace tiene que salir fuera de la sala cinco o seis veces, ya que le cuesta un infierno mantener una postura durante un poco de tiempo. Hay días que llora, que su estado depresivo se agudiza y asegura, de verdad, que si no se quita la vida es por su familia, por su hijo, que ante la perspectiva que tiene, es preferible, etc. Ella sólo pide ya un par de días sin dolor, porfa… o uno”, pero una pausa que le permita recordar lo que era no tener dolor.

Porque ya son nueve larguísimos años así. Sin embargo, ha pasado por tres tribunales médicos de la Seguridad Social y los tres le han dado el alta, y hemos perdido los recursos presentados (estamos a la espera de que se resuelva el tercero), dicen que porque los médicos no establecen tablas específicas para la valoración de la incapacidad. Y dos juicios perdidos con la Seguridad Social, y mientras esperamos la sentencia al recurso del segundo, ya hemos iniciado los trámites para un tercer juicio. Y el actual médico de cabecera lo que sabe de fibromialgia lo ha aprendido desde que la conoce, como todos los demás, y cuando Marta va a los distintos especialistas, recorrido que no termina nunca, se encuentra aún con alguno que la sigue tratando con un desprecio que le suena demasiado. Porque muchos piensan “aquí tengo otra vaga, otra loca de ésas, a mi me va a venir ésta, como si yo no supiera que la fibromialgia no existe”. Y la ayuda psicológica no le sirve de nada.

Ha perdido muchos amigos, incluso los más próximos, porque no los llama, porque a veces no está en condiciones de verlos si son ellos los que se acuerdan de alguien con quien apenas se puede compartir un rato de charla… y las relaciones se terminan rompiendo si no se cuidan, y ella no las puede cuidar. Y hasta la familia, sus seres más cercanos, yo mismo, nos comportamos en ocasiones olvidándonos de que es una enferma sometida a un dolor y una fatiga crónicos, permanentes. “¿Nadie va a hacer nada para paliar todo este dolor que comparten muchos cientos de miles de personas en este país, sobre todo mujeres?”

http://robertcabre.com

¡¡ ESTA ES LA NOTICIA QUE QUEREMOS LEER!!


SEperiodico RECONOCE EN ESPAÑA LA INCAPACIDAD DE PERSONAS ENFERMAS DE SSC, FIBROMIALGIA, ENCEFALOMILITIS MIALGICA, SENSIBILIDAD QUIMICA MULTIPLE Y ELECTROHIPERSENSIBILIDAD

¡¡ ESTA ES LA NOTICIA QUE QUEREMOS LEER!!

Reconocimiento de la SQM en clasificación de enfermedades… El   CIE-11 que esta por salir,  supongo.

Los gobiernos de este país, han utilizado los CIE de la OMS a su antojo.

Para la gripe A, el protocolo fue inmediato.

Para el Síndrome de Fatiga Crónica y Fibromialgia… siguen usando del CIE-9 o alguna vez el CIE-10 si conviene.

Ya esta bien de promesas!!!   VEAMOS LA VERDAD:

Lo que llevamos sufriendo los enfermos de SSC, Fibromialgia, Encefalomielitis Miálgica, Sensibilidad Química Múltiple  y Electrohipersensibilidad es una TORTURA.

Los mismos que  usaron el Documento de Consenso de Sensibilidad Química Múltiple como “logro”  son los que nos han seguido manteniendo en el olvido en cada una de las CCAA, incluso quitando las  pocas áreas que funcionaban; eje. El Clinic.

Ahora nos venden su preocupación con palabras en el Congreso todos los grupos políticos,  pero a la hora de la verdad que hacen en  sus Comunidades o Ciudades ???  NADA!

Tristemente en este país éramos invisibles, locas y vagas que no querían trabajar…( lo seguimos siendo para los Inspectores del  INSS)

Ahora los recortes dejan en la misma situación al resto de enfermos en este país:

–       fuera ayudas de dependencia, fuera ayudas al desempleo, fuera concesión de incapacidades  por estar enfermos, fuera medicamentos  para  las enfermedades que lo necesitan:  ejem. el cáncer.

–       ¿ que será lo próximo? Ofrecer tratamiento multidisciplinar  para enfermos de SSC en clínicas privadas?? Los ricos vivirán, y los pobres que se mueran antes.  No se preocupen Sres. Los enfermos de SSC tenemos una esperanza de vida de 25 años menos que la población, no seremos una carga mucho tiempo!

–       Las personas que somos “parásitos” para los gobiernos… HEMOS MANTENIDO EL SISTEMA DE LA SEGURIDAD SOCIAL DURANTE AÑOS

–       PAGAMOS LOS SUELDOS VITALICIOS DE LOS PRESIDENTES DE GOBIERNOS ( que no han hecho nada)

–       PAGAMOS SUELDO Y PENSIONES DE LOS MINISTROS, MIENTRAS ELLOS NOS RECORTAN LAS NUESTRAS …

¿¿¿ VAMOS A SEGUIR CALLANDO Y ESCUCHANDO MENTIRAS???

¡ BASTA YA DE PROMESAS!

QUEREMOS HECHOS NO  TITULARES NI PALABRAS ESCRITAS

http://luciagonzalezgomez11.blogspot.com.es/

Cuando alguien en tu vida tiene una enfermedad de Sensibilidad Sentral


fibro dayEste artículo no es para quienes están enfermos.  Mas bien está dirigido a quienes tienen en su vida a alguien que está padeciendo algún síndrome de sensibilidad central, como Fibromialgia, Encefalomielitis Miálgica o  comúnmente conocido como Síndrome de Fatiga Crónica, o Sensibilidad Química Múltiple.

Como una forma de homenaje y reconocimiento por el 12 de mayo, día en el cual se conmemoran estos síndromes a nivel mundial, les dejo este resumen sobre lo que significa estar enfermo con algún síndromes a fin de que puedan ser entendidos por personas relativamente sanas.

Los síndromes de sensibilidad central involucran un sinnúmero de síntomas, mas de 60 en realidad, con algunas variaciones entre ellos, pero entre los mas frecuentes se encuentra el dolor crónico, la fatiga extrema y los problemas cognitivos.  Si quienes se encuentran sanos lo analizan con absoluta consciencia y de una forma objetiva, pueden llegar fácilmente a la conclusión de que vivir de esta forma constantemente, no puede ser sencillo para nadie y eventualmente, con justa razón, puede volverse intolerable e inmanejable.

Una de las cosas que mas ayuda a quienes sufren alguno de estos síndromes, es la comprensión de sus seres queridos. Sin embargo, el  principal inconveniente para comprender estas condiciones de salud, es la percepción, ya que no son en lo absoluto visibles.  Nadie puede ver el dolor, el cansancio o la falta de concentración de otra persona.  Entonces podríamos decir que se trata de una cuestión de fe.   Lamentablemente, quienes sufren de esto no siempre cuentan con personas a su alrededor que puedan creer lo que realmente sienten, y mas allá de brindarles compasión, manifiestan incredulidad por sus síntomas e incluso llegan a tacharles de flojos, perezosos y hasta hipocondríacos.

Otra de las cosas que afecta a quienes sufren alguno de estos síndromes y en ocasiones exacerba sus síntomas, es el estrés.  El tipo de vida que llevamos en la actualidad está compuesto principalmente por grandes dosis de estrés (como si estuviéramos corriendo una carrera constante).  El trabajo, la familia, los compromisos financieros, los problemas maritales, el manejo tan estrecho del tiempo, el tráfico, etc., son algunos de los mas simples factores que contribuyen a producir la cantidad de estrés que experimentamos, el cual también se ve incrementado por la falta de tiempo para realizar actividades que nos ayuden a relajarnos o des-estresarnos.  Así que podríamos decir que el estrés es prácticamente inevitable, y no nos queda mas remedio que vivir con él.

Si tú tienes en tu vida alguna persona que sufre de Fibromialgia, Encefalomielitis Miálgica o Sensibilidad Química Múltiple, o posiblemente de mas de uno de estos síndromes a la misma vez, es importante que conozcas algunas cosas al respecto:

  • Se conocen como síndromes de sensibilidad central porque se afecta realmente el sistema nervioso central y ciertos químicos en el cerebro, lo que impacta la percepción del dolor en el cerebro.  Es decir, que aquellos estímulos que pueden producir un leve dolor o incomodidad en una persona sana, producen una gran cantidad de dolor en una persona enferma con alguno de estos síndromes, ocasionando malestar general o dolor localizado en ciertas áreas del cuerpo, mayormente músculos, tendones o tejidos blandos (como los que se encuentran en las articulaciones).
  • Las personas con fibromialgia experimentamos bajos niveles de serotonina, uno de los neurotransmisores que ayuda a mantener un buen estado de ánimo y también afecta la forma como el cerebro percibe el dolor.  Los bajos niveles de serotonina también están presentes en la depresión, por lo cual, quienes sufrimos de fibromialgia estamos propensos a sufrir de depresión o a manifestar cambios de ánimos con facilidad.
  • Estos síndromes producen entumecimiento al levantarse por la mañana, y luego de haber permanecido en posición de descanso por un rato (ya sea sentado o recostado), por lo cual necesitamos ayuda para poder levantarnos, y si debemos hacerlo por nosotros mismos, necesitamos algo de tiempo y apoyarnos hasta poder sostenernos solos.
  • Con mucha frecuencia, si no es que todo el tiempo, se experimentan severos dolores de cabeza, dolores de espalda, cintura y cadera, contracturas musculares, sobre todo en cuello, espalda y hombros, dolores en las piernas y los brazos como si hubieras estado realizando ejercicios.  Algunas veces, ocasionados por el estrés o esfuerzos inusuales, y otras veces, sin causa aparente.
  • Un día podemos estar de maravilla, realizar muchas actividades, convivir socialmente, ser el alma de la fiesta… y el día siguiente (o quizás el anterior), nos encontramos postrados de dolor y sin una gota de fuerza en el cuerpo.
  • Debido a diferentes circunstancias, podemos sufrir problemas cognitivos, que pueden ir desde olvidos ocasionales y dificultad para recordar palabras hasta serios problemas para concentrarnos en las cosas mas sencillas, o perder la capacidad de atender una tarea de forma continua.  Tenemos problemas con la memoria de corto plazo, y podríamos olvidar, por ejemplo, que en la mañana nos tomamos un medicamento, y volver a tomarlo nuevamente o dejar de hacerlo, por no estar seguros.
  • Siempre se tiene dolor, incluso aunque se tomen analgésicos.  Generalmente es mas fuerte apenas nos despertamos, y su intensidad va disminuyendo conforme avanza el día, para repuntar al caer la noche a la par de un cansancio extremo.  Otras veces realizamos alguna acción durante el día que detona el dolor de forma sostenida.  Algunos días, el dolor no mejora ni disminuye,  ni con los medicamentos mas fuertes, cualquier estímulo de sonido y luz nos molesta terriblemente, nos sentimos exhaustos y solo deseamos quedarnos en cama; entonces decimos que estamos teniendo una crisis, y no hay mucho que hacer al respecto, mas que descansar.
  • Se tienen otros problemas secundarios de salud derivados del cuadro de síntomas, como síndrome de intestino irritable, menstruaciones sumamente dolorosas, síndrome de la articulación temporo-mandibular (ATM), resequedad de la piel y mucosas, calambres, etc.

Menciono todo esto, porque lamentablemente ninguno de estos síntomas son perceptibles a simple vista, y muchas veces nos cuesta trabajo explicar como nos sentimos, sin que parezca exageración.  Para explicar mi malestar y vivencia diaria, yo le diría a quienes me rodean, lo siguiente:

  • Mi dolor es invisible, pero siempre está presente; solo varía la intensidad y los diferentes lugares del cuerpo, donde lo siento.   Mis músculos han perdido fuerza y me cuesta trabajo hacer muchas cosas sencillas, que antes hacía, por lo que necesito ayuda.   Me siento cansada la mayor parte del día, aunque lucho por disimularlo, y solo desearía permanecer acostada todo el tiempo, aunque no lo haga.   Parece que necesito dormir muchas mas horas de lo normal, porque en realidad mi sueño no restaura mi cansancio, es ligero y me despierto con facilidad, y varias veces durante la noche.  Se me olvidan las cosas, lo que me hace sentir como si tuviera muchos años mas de los que tengo, o como si tuviera algún problema serio con mi mente.  Aunque muchas veces cumplo con mis deberes, hago cosas que me gustan, y atiendo a mi familia, también me deprime el hecho de tener que depender tanto de otras personas en muchas ocasiones.

Nuestra vida se compone de pequeñas cosas e importantes momentos, en los que podemos sentirnos como éramos antes de enfermarnos, y esto solo se logra teniendo una fuerte estructura social a nuestro alrededor.  Lo que necesitamos de nuestros seres queridos, familiares y amigos es comprensión, apoyo emocional, ayuda y atención.

No hemos dejado de ser personas productivas, por el hecho de estar enfermos, pero definitivamente necesitamos ayuda para llevar a cabo nuestras tareas diarias, y a los ojos de los demás, quizás recibimos mas ayuda de la que damos; lo cual puede ser muy cierto, por lo que es importante considerar el hecho de que cada cosa que yo hago me cuesta el doble o el tripe de lo que le cuesta a otro.

Por otro lado, la comprensión de quienes amamos es sumamente valiosa para sobrellevar esta carga.  El saber que te creen, te entienden y comprenden lo que necesitas, nos ayuda a mantener un buen estado de ánimo, lo que a su vez nos ayuda superar cada día y esforzarnos por mejorar y aportar nuestro granito de arena.  Una voz de aliento, acompañar a una cita médica,  informarse sobre tu problema de salud, son sin duda alguna, señales de comprensión.

El apoyo emocional es fundamental, sobre todo en épocas en las que estamos sufriendo crisis, porque vamos de la depresión a la rabia y luego a la frustración, muy rápidamente.  Nuestro nivel de tolerancia para con los demás, disminuye mucho o a veces desaparece, haciéndonos personas intransigentes y difíciles de tratar; esto puede crear un círculo vicioso muy negativo, ya que se generan desacuerdos y situaciones desagradables que nos crean mas estrés y empeoran nuestro malestar físico y emocional, cayendo en una espiral de la cual se hace difícil salir y que debido a las circunstancias, nadie quiera ayudarnos a superar.

Por último, una de las cosas mas complejas para entender es el hecho de que algunas veces necesitamos atención (casi como niños pequeños).  Que nos ayuden a bañar o a salir del baño, nos preparen la comida, nos ayuden a bajar escaleras empinadas o caminos pedregosos, nos froten con linimento,  y nos permitan descansar, aunque no parezca el momento adecuado, porque así lo requiere nuestro cuerpo.  Si tenemos una reunión social podríamos necesitar que alguien nos traiga la comida o bebida a nuestro asiento, en vez de esperar que seamos nosotros quien atendamos a los demás.  Lo importante es entender que aunque podamos hacer cosas, no debemos extralimitarnos; por ejemplo, si yo cocino, no hago mas nada; los demás se encargan de poner la mesa, servir las bebidas, lavar los platos y limpiar la cocina.

Espero que este artículo haya aportado algo de información clara y concisa con respecto a los síndromes de sensibilidad central y qué debes hacer cuando alguien en tu vida está sufriendo alguna de estas enfermedades.  Habrá muchos días difíciles, pero igual que habrá días muy buenos.  Es esencial entender lo fundamental que resulta el papel que la familia y los amigos desempeñan en nuestra capacidad para lidiar con estos síndromes y su variedad de síntomas.

Bendiciones para todos y en este día tan especial, recuerden a esa persona enferma que forma parte de sus vidas, lo mucho que la aman.

Mylene.

http://fibromialgico.blogspot.com.es/

SÍNDROMES DE SENSIBILIDAD CENTRAL Y OMEGA-3


SINDEl Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple, el Síndrome de Fatiga Crónica, la Fibromialgia y el Síndrome de Electrohipersensibilidad, son enfermedades emergentes cada vez más frecuentes. Se relacionan, en menor o mayor medida, con el medio ambiente, considerándoselas por consiguiente, enfermedades ambientales. Afectan a distintos aparatos y sistemas del cuerpo humano, generando una gran variedad de síntomas y erigiéndose como enfermedades multisistémicas.

Aunque cada una de estas enfermedades tiene una sintomatología que le es propia, muchos de estos síntomas son compartidos entre ellas, incluso se dan casos en que se padece más de una de estas enfermedades al mismo tiempo. Esto hace que a veces no exista una frontera nítida entre ellas, lo cual dificulta su diagnóstico. Por otro lado, tampoco existe una única causa o proceso de generación de estas patologías, sino que tiene carácter multifactorial. Es decir, la constitución genética de cada persona, su estilo de vida y hábitos de salud, costumbres alimentarias, su tipo de trabajo, y especialmente el tipo de exposición a los diferentes tóxicos ambientales, químicos o electromagnéticos, así como su duración y zona de impacto, incluso su carga emocional, son distintas variables que configurarán los síntomas y la gravedad en cada caso. No obstante esta variabilidad, se han observado mecanismos fisiopatogénicos comunes que muchos autores han venido a llamar Síndrome de Sensibilización Central (SSC), con una base mayormente neurológica y endocrina, razón por la que también se les considera síndromes neuroendocrinos, aunque para ser más rigurosos, deberíamos hablar de síndromes psiconeuroinmunoendocrinos.

 Esta base fisiopatogénica común es hacia dónde deberían dirigirse el grueso de los recursos terapéuticos, porque de no hacerlo así, y tratar –tapando- solamente los numerosos síntomas que pueden aparecer mediante la acción de varios fármacos con distintos e importantes efectos secundarios, puede provocar el empeoramiento de un terreno ya de por sí suficientemente deteriorado. Debe tenerse muy presente que al tratarse de enfermedades multistémicas, cualquier alteración en una parte del organismo, incide en menor o mayor medida en otros sistemas o en el estado general. Por ello se hace imprescindible que cualquier remedio que se utilice, aporte beneficios netos sin añadir más alteraciones.

 El investigador norteamericano Martin Pall ha estudiado largamente estas enfermedades. Afirma que tienen unos mecanismos bioquímicos comunes que pueden explicar la complejidad de sus síntomas, aparición y desarrollo, basándose sobre todo en el llamado ciclo óxido nítrico y peroxinitrito. Asegura también, que estas enfermedades comienzan con el impacto biológico y emocional de diferentes factores estresantes –desde el estrés psicológico a la inhalación de tóxicos ambientales, pasando por el exceso de radiación electromagnética o infecciones virales-, que directa o indirectamente acaban incidiendo en algunos de los procesos bioquímicos que explican que la interferencia en uno de sus procesos incide sobre otro, que a su vez incide sobre otro, y así sucesivamente, iniciándose un ciclo patológico que puede manifestarse de múltiples formas y evidenciando una alta hipersensibilidad. Añade Martin Pall, que en el inicio de este ciclo patológico se encuentra el aumento de la presencia de citoquinas proinflamatorias, unas proteínas mediadoras de nuestro sistema inmunitario, y la aparición del estrés oxidativo, como factores iniciales de este ciclo nocivo.

 Pues bien, aunque apenas se han realizado investigaciones específicas en relación a este tipo de enfermedades, existen indicios claros de que los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 pueden aportar un beneficio significativo, dadas las propiedades que ha demostrado tener este nutriente esencial en innumerables investigaciones científicas, ya que se acercan muchísimo a las requeridas por las premisas antes mencionadas, como poseer carácter multisistémico, capacidad para actuar a nivel psiconeuroimnunoendocrino, inhibir el aumento de citoquinas proinflamatorias, tener capacidad antioxidante, y por último, carecer prácticamente de efectos secundarios, evitando empeorar el maltratado terreno orgánico del enfermo.

 En la Sensibilidad Química Múltiple se observa entre otros aspectos, la existencia de procesos inflamatorios, tanto locales como neurogénicos, así como la liberación de citoquinas inflamatorias en las mucosas, ejerciendo una acción sobre la actividad del sistema nervioso central. Pero los niveles elevados de citoquinas inflamatorias se han observado también en numerosas y distintas enfermedades, como la enfermedad coronaria, la depresión mayor, la artritis o el cáncer, según se demostró entre otras investigaciones, en un estudio llevado a cabo en Washington en el año 2002, en el que se demostró además, que los Omega-3 tienen una potente capacidad aniinflamatoria e inmunomoduladora capaz de mejorar estas enfermedades. Hay que precisar no obstante, que suele darse una situación proinflamatoria permanente en este tipo de enfermos, promovida por un exceso de Omega-6 combinado con un déficit de Omega-3, típico de las dietas occidentales, lo que evidencia la necesidad de modificar la dieta de estos enfermos, con la finalidad de corregir este desequilibrio fundamental.

 Dentro de la complejidad etiológica y controversias que comporta una enfermedad como la fibromialgia, está la de considerar su carácter reumático, lo que nos lleva a compartir algunos elementos con otras patologías afines como la artritis reumatoide. Pues bien, se ha comprobado mediante diferentes investigaciones y prestigiosos doctores de todo el mundo, el beneficio de los Omega-3 en la artritis reumatoide, recomendando su utilización combinada con medicamentos. En este contexto, dentro de un estudio realizado en Toronto con pacientes con dolor neuropático, en los que se incluía una persona con fibromialgia, se les administró Omega-3. El resultado fue que todos los participantes obtuvieron una reducción del dolor clínicamente significativa que les duró un año y medio después del tratamiento, no observándose efectos adversos.

 En cuanto a la Fatiga Crónica, se realizó un estudio con 22 personas que sufrían esta enfermedad, a las que se les analizó los niveles de omega-3 en su plasma sanguíneo. Comprobaron que sus niveles eran más bajos que las personas no enfermas. También observaron que el balance entre omega-3 y omega-6 era deficitario, con exceso de ácido araquidónico, que es inflamatorio, y de ácidos grasos saturados. Comprobaron que estos niveles se correlacionaban con la severidad de la fatiga crónica, y con una insuficiente activación de las células T del sistema inmunitario, que son las responsables de coordinar la respuesta inmune celular, de tal forma, que los investigadores sugirieron que estos enfermos pueden responder favorablemente al tratamiento con Omega-3.

 Muchos paciente diagnosticados con alguna de estas enfermedades, refieren antes o durante la aparición de éstas, problemas como estrés, ansiedad o depresión. Esto hace que muchas veces, y especialmente en la Fibromialgia o la Fatiga Crónica, los médicos piensen que se trata de problemas puramente psicosomáticos, pero lo cierto es que estos trastornos emocionales muchas veces forman parte de un estado prepatológico de la persona, que puede tanto favorecer la aparición gradual de los demás síntomas físicos, como agravarlos. Pues bien, los Omega-3 tienen un efecto directo sobre el sistema nervioso, ya que forman parte de la estructura cerebral y de las membranas de las neuronas, modulando la permeabilidad de las mismas y permitiendo un buen funcionamiento de los neurotransmisores. Por ello, no es de extrañar que el consumo diario de Omega-3 esté recomendado por la Asociación Psiquiátrica Americana para prevenir y tratar, especialmente, la depresión, compañera muchas veces inseparable de las personas con enfermedades de sensibilidad central.

 José María Guillén Lladó (Licenciado en Psicología, postgraduado en Psicopatología Clínica y diplomado en Naturopatía)

http://www.onsalus.com

El peligro de subestimar a las enfermedades de sensibilización central, en España, va siendo cada día más real.


peligro-02Bajo la excusa de la crisis y el paro, se comete la imprudencia de subestimar a las enfermedades de SSC.

Un mal ejemplo para la sanidad española es la actitud de la comunidad Andaluza, la cual mediante su escuela de salud pública no solo se pretende infravalorar la gravedad y complejidad de las enfermedades de SSC, si no que se ha iniciado el intento de distraer a la sociedad y a los afectados de los problemas que ellas presentan, llevándolas a la simplicidad.

Esta España profunda, que aún no ha soltado la pandereta, pretende ser puntera menospreciando y entreteniendo a los afectados bajo un nombre tan serio y riguroso, como pueda ser “escuela de pacientes” e intentar diluir los problemas del paro bajo actividades empresariales ineficaces e imprudentes.

Personal y profesionalmente, soy defensor de la formación tanto del profesional como del enfermo y de su entorno. Por lo que el hecho de fomentar “escuelas” Talleres” y otras actividades formativas tanto para enfermos como para profesionales, es una empresa que apoyo incondicionalmente, de hecho esta es la voluntad que expreso tanto en mi vida profesional como en este blog.

Del mismo modo, y de aquí viene la disconformidad, con el proyecto establecido, considero que su forma y contenido una injerencia a la actividad y competencias de los profesionales sanitarios colegiados, con consecuencias extremadamente graves.

La formación a los enfermos deben ser gestionadas, dirigidas y realizadas por quienes tengan las competencias formativas, jurídicas y profesionales para ello, y más aún en estas patologías de sensibilización central, altamente complejas y conflictivas desde la propia base de comprensión de las mismas.

A la complejidad de las enfermedades de sensibilización central, ya de por si, se le debe añadir las oscilantes complicaciones multiorgánicas, hecho que requieren de profesionales formados y adiestrados en el tema para su orientación y tratamiento. No puede suplantar las bases de la formación e información sanitaria, un colectivo enfermo. Esta decisión en sí misma es una muestra más de la ignorancia en el tema y de la desinformación de unos organismos oficiales mal orientados.

Últimamente están apareciendo múltiples ofertas formativas para enfermos crónicos, estructuradas desde ámbitos institucionales. La universidad de los pacientes, escuelas de pacientes. Así como blogs dirigidos por empresas farmacéuticas camufladas, en los que se difunden productos “milagrosos”.

Desgraciadamente, muchas escuelas de pacientes, que están subvencionadas de un modo u otro, por empresas comerciales del ámbito farmacéutico y su objetivo es más bien adiestrar que formar a los enfermos y familias.

De aquí viene el concepto de imprudencia al que me refería anteriormente, la subestimación de las enfermedades de SSC, como si fueran enfermedades banales y sin complicaciones graves. De hecho, lo que se tendría que valorar antes que nada es que los diagnósticos y sus metodologías sean correctos y no un cajón de sastre, para justificar otras situaciones mas perversas.

España, encubriendo los recortes, o no, está retrocediendo en su calidad asistencial de un modo acelerado, sobretodo en estas enfermedades, poniéndose en la altura de los países en vías de desarrollo, denominados tercermundistas. Todo ello se debe al supuesto interés político-mercantil de la industria farmaceútica y a sus agentes colaboradores, institucionalizados en la sanidad.

Se desprende esta afirmación, por el ciclo viciado que muestras algunos profesionales nacionales, apalancados como especialistas en el tema y protegidos desde el propio poder político. Orientadores anclados en la década del CDC de los 90, manteniendo actualmente unos criterios altamente discutidos y surgidos de situaciones fraudulentas, de las que el propio CDC ha ido enmendando de un modo progresivo y silente para evitar escándalos mayores y multimillonarios. Profesionales que son consultores del poder político y que apartan a codazos, a quienes pueden hacerles sombra si les contravienen con propuestas más avanzadas y realistas.

La escandalosa la noticia, para los afectados y asociaciones, que aporta el periódico digital HuelvaYa.es “Personas con fibromialgia se forman para ayudar a pacientes recién diagnosticados” es la constatación de una mentalidad de gestión administrativa tan española como arcaica, el “don erre que erre”. El prototipo involucionista del caciquismo español, afectado entre el analfabetismo ilustrado y el tertuliano de “café”.

No puede ni debe dejarse en manos, ni a cargo de pacientes enfermos-expertos, la formación e información de las enfermedades, si no es que ellos fueran profesionales de la salud, va contra los propios intereses de los enfermos.

No solo es un intrusismo, al que los colegios profesionales deberían denunciar. Este hecho puede perpetuar, sin base ni sentido, unas prácticas terapéutica ya de por si discutidas e ineficaces. Pero esta decisión, no solo favorece el hecho de subestimar aún más la propia enfermedad, sino que evitara cualquier proceso de recogidas de datos y experiencias profesionales, Informaciones básicas para investigar, valorar y mejorar la efectividad de las terapias empleadas.

Es un fraude asistencial al enfermo y un despropósito institucional, que entra en conflictividad con los derechos de los enfermos y posiblemente en el derecho constitucional de ser atendidos adecuadamente como se atiende a otros enfermos.

Nada tiene que ver el material docente que se aporta con los criterios canadienses sobre la FM, en los que se ofrecen la definición clínica y recomendaciones para médicos o los nuevos criterios de consenso internacional, publicados el 20 de julio de 2011 en el Journal of internal medicine.

Poco más puedo decir sobre el tema, desde este blog, que ya no haya descrito en múltiples artículos sobre las bases científicas y bioquímicas de la FM y otras enfermedades del grupo SSC. No hay más sordo que el que no quiere oír y hoy día, quien profesionalmente no se ha enterado de las mismas, no es por dificultad en encontrar la correspondiente información avalada por evidencias científicas, es simplemente por interés personal, económico y voluntad en mantener las cosas como están.

La tendencia internacional, en los países desarrollados, en base a los conocimientos científicos existentes sobre estas enfermedades de SSC que los vinculan a causas inmunológicas y/o tóxicas como vectores precipitantes, es denominarlas NEIDs, ya no SSC.

Poner un nombre a algo, no es sutil, conlleva toda una identificación, información y simbología. Como bien lo describió J. Carbonell en su vídeo “El nombre de la cosa

Las asociaciones de enfermos de SSC, americanas, han alzado la voz y llevan a cabo desde el año 2011 una campaña de concienciación sobre estas enfermedades, para que se les denomine NEIDs; coalición4mecfs.org

Las enfermedades Neuro-Endocrine-Inmunes NEIDs, son enfermedades que ocasionan situaciones dramáticas tanto a los individuos que las padecen como a sus familias y a la sociedad.

Los avances científicos de los últimos años han aportado una mayor comprensión de las alteraciones biológicas que pueden explicar las sintomatologías altamente debilitantes de estas enfermedades, (entre otras, la EM/SFC; FM; SQM; Enfermedad de Lyme crónica, Gulf War, … etc.), por causas inmunológicas.

En los estados unidos de américa, están trabajando las asociaciones de afectados con profesionales de la sanidad y con letrados, con la intencionalidad de obtener un aumento de las inversiones estatales para las investigaciones y la formación que aporten avances en el tratamiento y en la calidad de vida de los afectados.

Es preciso que las asociaciones de afectados de nuestro país, quienes realmente sufren, padecen la frialdad y prepotencia del sistema actual, empiecen a plantearse la situación tan altamente compleja en la que estamos inmersos. Bajo la excusa de los recortes y de la crisis, estas enfermedades cada vez se valoraran más como cuadros psicosomáticos y vánales.

Es necesario que nos planteemos y reitero una vez más la necesidad de un nuevo modelo asistencial, con nuevos profesionales en múltiples disciplinas de la ciencia de la salud y sin vinculación viciada.

http://robertcabre.com

¿Qué tienen de común los síndromesde sensibilidad central? (y II)


sin-tc3adtulo-1Las conclusiones que se derivan del estudio son:

  1. Las enfermedades CSS están basadas tanto en factores biológicos como enpsicológicos, con implicaciones para el paciente y requiere de la formación demédico y de un cuidado apropiado del paciente. Así el interrogatorio de laveracidad de un paciente con CSS es injustificado.
  2. El concepto de SSC promoverá investigaciones más complejas que lasimplicadas en el SNC
  3. El reconocimiento de la existencia de asociaciones mutuas entre lasenfermedades SSC es provechoso para su diagnóstico y evitan tantoinvestigaciones costosas como cirugías innecesarias.
  4. Las patologías asociadas en el SSC, tienen una Fisiopatología con ciertosmecanismos similares (pero no los mismos).
  5. La existencia de SC en un individuo asintomático puede predecir en un futuro eldesarrollo sintomático de una enfermedad asociada al CSS6
  6. La presencia de SC en una enfermedad con patología estructural, por ejemploartritis reumatoide AR, osteoartritis, y Lupus Eritematosus Sistémico LES ,podrían alertar al médico para la evaluación de un fenómeno concomitante alSSC . Por ejemplo en el síndrome de fibromialgia mediante la historia y unanálisis simple de TP (trastorno de personalidad se evaluaría CS).
  7. La co-presencia de una condición de SSC con una enfermedad que tiene lapatología estructural necesitaría, requiere de un tratamiento diferente con lafinalidad de evitar medicaciones innecesarias y dañosas siendo acertado untratamiento más holística del paciente.
  8. El conjunto de síntomas que contempla el SSC es probablemente la causamédico más común para el cual los pacientes consultan a un médico, de modoque el mayor interés del médico, la investigación académica, y el financiamientoadecuado para la investigación sean una necesidad imperativa.
  9. La presencia de múltiples desórdenes (trastornos) en el mismo paciente quepadece el SSC probablemente aumenta la carga del SC y la carga de angustia(28). Por lo que un médico debería ayudar a centrar no sólo los síntomas quesiente, si no también aquellos asociados y que le condiciona, como pueden seren un paciente afecto de FM, la presencia de un síndrome de colon irritable, unsíndrome de piernas inquietas.
  10. Los efectos de determinadas medicinas sobre el SC y los síntomas que presentael paciente puedes ser evaluados en el laboratorio de la unidad de dolor medianteexploraciones del SC, clasificación de los síntomas de fondo manifestados yposteriormente a los ensayos clínicos y pruebas más extensas. También se puederecurrir a terapias no farmacológicas como son la higiene del sueño, terapia delejercicio, cognitivas conductuales, relajación y meditación.
Otro estudio2,metacéntrico, realizado en el año 2007 que buscaron el aspecton Psico-Neuro-Inmuno-Endocrinología asociado a estas enfermedades concluyeron:
Desde un punto de vista PNIE, se evidencia una clara alteración del eje CLHHA,con una hipocortisolemia, con pérdida o inversión del ritmo circadiano delcortisol y con disminución muy marcada de Cortisol urinario, al igual queDHEA-S y SOMATOMEDINA C.
  • Se evidencia en muchos de los pacientes estudiados la presencia decomorbilidad con depresión mayor, que se revela en una disfunción de la víaserotoninérgica, con niveles elevados del precursor de la serotonina, eltryptofano, y niveles disminuidos de serotonina plaquetaria, y de 5-OH-Indolacético plasmático, como indicando un freno en esta vía de síntesis.
  • Fueron coincidentes los valores de FEA urinaria disminuidos sobre todo en lospacientes más melancólicos y más depresivos.
  • Encontramos un elevado porcentaje de pacientes que presentó MOPEG urinarioelevado, pacientes con características ansiosas.
  • Sistema inmune: Il 6 elevada, como marcador de cronicidad, con disminución depoblación linfocitaria de Células Natural Killer, y aumento de CD 5, CD 28, CD26 coincidente con la bibliografía internacional.
  • Fue relevante el hallazgo de la presencia en seis pacientes de elevados valores delos Anticuerpos a-Citrulina, marcador precoz de Artritis Reumatoidea (AR), sinpresentar alteraciones en la prueba del látex ni elevación del factor reumatoideo
  • Constituyen un grupo de pacientes hartos de deambular de especialista enespecialista, quienes terminan por utilizar los términos “psicológico, emocionalo funcional” como sinónimo de exageración somática
Muchos colegas han aducido durante décadas que estas patologías (hoy englobadas bajoel nombre de Síndrome de Sensibilidad Central o Síndrome Sensitivo Disfuncional) noexisten sino en la imaginación de quienes se quejan.
No solo existen, sino que de no acordarse un diagnóstico temprano son progresivas yllevan a un deterioro físico tal que producen severas dificultades para poder desplazarsee incapacidad de movimiento generalizado.
Recalcamos nuevamente que es imperativo descartar otras enfermedades que presentansíntomas parecidos como enfermedades autoinmunes, enfermedades infecciosas, neoplasias, hepatopatías o neuropatías, enfermedades neuromusculares, endocrinopatías, obesidad, dependencia o abuso de alcohol, desórdenes idiopáticos de sueño, efectoscolaterales de terapéuticas sistémicas.
La depresión endógena y la distímia suelen ser comórbidas a la Fibromialgia y alSíndrome de Fatiga Crónica pero estas últimas exceden el concepto de equivalentedepresivo.

Concluye el trabajo con:

“Escuchar, diagnosticar y tratar a estos pacientes es demostrar que la medicina esinterdisciplinaria y que el mundo “psi” indudablemente repercute en la formación yperpetuación de síndromes orgánicos más o menos específicos.

Tratamiento médico genérico como atenuantes de la sintomatología:

Las medicinas (drogas) que pueden atenuar el SNC son los antagonistas de losreceptores NMDA, esto es entre otras, la Ketamina (es un agente anestésico no volátil), la amitriptilina (Elavil, Tryptizol, Laroxyl) es un antidepresivo tricíclico (TCA), y la Gabapentina(nombre comercial Neurontin®) es un medicamento que originalmente fue desarrollado para el tratamiento de epilepsia. No obstante las medicinas (drogas) máseficaces y más seguras probablemente serán desarrolladas en un futuro.
Los estudios mediante imágenes funcionales del cerebro también pueden ser usadospara visualizar los cambios relacionados con SNC después del tratamiento tantomediante medicinas como con terapias no farmacológicas.
Cabe destacar que la Buprenorfina (un semi-opiaceo sintético con acciones agonistas parciales de los receptores opioides), no sólo tiene un efecto analgésico, también posee unefecto anti-hiperalgésico al dolor eléctricamente evocado, Simonet comentó que lasmedicinas que inhiben el SNC pueden ser un modo nuevo y beneficioso para tratar el dolor crónico.
Es necesario realizar muchos trabajos para explorar otros aspectos del SNC y suimportante relación con el SSC y otras enfermedades.
Sobre la terapia conductual cognitiva TCC, no existen estudios con evidencia científicaque demuestren su eficacia, en este grupo de enfermos.
Finalmente hay que destacar que existe una gran desavenencia entre los profesionales dela medicina, justificada por la falta de biomarcadores, por lo que sigue prevaleciendo, enestas enfermedades, el falso concepto de histeria colectiva, formulada ya en el año 1955cuando se produjo la afectación masiva de manifestaciones de SSC en el hospital RoyalFree, tema que se está elaborando.
Las notas bibliograficas estan en la dirección que se adjunta

¿Qué tienen de común los síndromesde sensibilidad central? (I)


varios sindromes 1         Pese al desconocimiento de las causas y motivos por las que una persona está enferma,y de un modo independientemente subjetivo, mediante la sintomatología podremosestructurar una serie de valoraciones objetivas de los problemas y las necesidades queeste manifiesta. Muhammad B. Yunus, MD1, en el año 1994 englobo bajo el nombre de “Síndrome disfuncionales” con las  siguientes manifestaciones:
  • Una fatiga que no se resuelve con el reposo y resultante a niveles de ejercicio muy bajos.
  •  Problemas por alteraciones cognitivas importantes, como puede ser la falta de concentración,memoria, lentitud de la actividad mental, que no se relacionan por causas de edad, patologíasconocidas, etc.
  • Infecciones de repetición
  •  Alteraciones gastro-intestinales sin causas aparentes que las justifiquen.
  •  Hipersensibilidad a multitud de substancias sin que existan justificaciones alérgicas.
  • Manifestaciones inflamatorias
  •  Sueño no reparador.
El conjunto de enfermedades que, actualmente, se corresponden con dicho síndrome con: sus relacionesque se superponen y forman un eslabón de pato-fisiología común de sensibilización central.
  • IBS síndrome de colon irritable
  • Dolor de cabeza ” t de t “, dolor de cabeza de tipo de tensional
  • TMD trastornos temporomandibular
  • MPS Síndrome de dolor miofascial
  • RSTPS Síndrome de dolor en los tejidos blandos
  • PLMS Síndrome de piernas inquietas
  • MCS Síndrome de Sensibilidad química múltiple.
  • FUS Síndrome femenino uretral
  • IC cistitis intersticial
  • PTSD Desorden,(trastorno), de tensión postraumático, ladepresión también puede ser estar contemplado
  • FM Fibromialgia
  • SFC/EM Síndrome de Fatiga Crónica
Sus relaciones se superponen y forman un eslabón de pato-fisiología común de sensibilización central.
En 1999, Simon Wessely y colaboradores incluirían a estas patologías en el términogenérico desíndromes somáticos funcionales, insistiendo en la fuerte asociación quepresentan los síntomas somáticos y su despertar por el distrés emocional, teniendo todasellas una serie de elementos comunes.En la actualidad se considera más oportuno eltérminoSíndrome de Sensibilidad Central.
Todas las patologías mencionadas comparten las mismas manifestaciones narradasanteriormente con una prevalencia femenina.
Las últimas publicaciones comprueban la hipótesis de que todos estos desórdenescomparten un mecanismo biofisiológico de disregulación neurohormonal. Así losproblemas neurológicos provocan una sensibilización central, lo que implica cambios a nivel molecular, químico y funcional en el sistema nervioso central (SNC) provocandouna amplificación y generalización de dolor y una intensificación de otras sensaciones.

Existe entonces una sensibilización central, definida como la “hiperemocionabilidad” delas neuronas del SNC en respuesta a los noci-estímulos periféricos, de manera que segenera una respuesta exagerada a un estímulo doloroso normal o hiperalgesia, duraciónsuperior de la respuesta a un estímulo corto (dolor persistente), y una respuesta de dolordespués de un estímulo normalmente no-nociceptivo, como tocar o frotar: alodinia.
Los efectos de este bombardeo sensorial después del estimulo primario que se desplazapor los tejidos, o bien por substancias estimulativas que se desplazan por la vía de losvasos sanguíneos:
  • La lesión tisular activa por un lado la cascada del acido araquidonico, siendo susproductos finales las prostaglandinas y los leucotrienos; (2) por otro lado, provoca laconversión enzimatica del quininógeno en bradicinina.
  • Las prostaglandinas sensibilizan a los receptores a la acción de la bradicinina
  • La activación de los receptores provocara, como resultado de un reflejo antidrómico(3), liberaciónde SP y CGRP (base de la “inflamación neurógena”) en las terminalesnerviosas periféricas.
  •  Estos neuropeptidos, principalmente la SP, en acción sinérgica con la bradicinina (4),actúa sobre los vasos sanguíneos y provocan extravasación de plasma, estaextravasación contribuye al edema. (5)
  • También estimulan la liberación de histamina y serotonina al actuar sobre losmastocítos, y liberación de serotonina al actuar sobre las plaquetas. La histamina a suvez, provoca extravasación de plasma y excita directamente las terminales nerviosas perifericas.
A las sinapsis del asta dorsal medular provocan una información errada o distorsionadaa las estructuras supraespinales que hace que el estímulo se interprete con diferentemodulación perceptiva, cognitiva y afectiva. Las neuronas de la médula dorsal sufrencambios a nivel celular, molecular, químico e incluso anatómico. Esta neuroplasticidaddorsal y central da como resultado final un estado de hiperemocionabilidad ehipersensibilidad de las neuronas del SNC.
De un modosimplificado, podríamos expresar que por causa de los mecanismos bio-psico-sociales, se provoca una disfunción inmune-endocrina, esta genera una hiperexcitabilidadneuronal en el SNC, dicha excitabilidad, genera una sensibilización central y bien por estemotivo o bien por otros factores desconocidos, se genera finalmente una acentuación de lasensibilidad central
Existen múltiples factores que pueden generar una disfuncióninmuno-endocrina:

                    Acción directa: varios sindromes 2

*La predisposición genética
*Trauma físico/dolores externos
*Procesos infecciosos/inflamatorios
*Traumas infantiles/neonatales
*Ruido ambiental, substancias químicas etc.
*Otros factores

                     Acción bidireccional:

*Sueño deficiente
*Tensiones y factores psicológicos/estress
*Disfunción del sistema nervioso autónomo

Robert Cabré i Guixé. http://robertcabre.com

Porqué la palabra animo duele tanto?


serias capaz de soportarloSí hay algo que duele más que el dolor es la indiferencia…esa indiferencia que nace del NO querer comprender..
Animo es una palabra tabú en la enfermedad de fibromialgia y todas las de SSC, cinco letras que dan a entender que ni has comprendido y que no quieres comprender…una palabra que juzga mi día a día…
El dolor se justifica, se comprende en centenares de enfermedades, se dignifica…se dá el espacio al enfermo para que descanse, repose y vuelva a su rutina…
Entendemos el dolor como algo que pasará…afortunadamente para la mayoria…
Mientras yo he aprendido que mi realidad es muy diferente…
Una realidad que es inimaginable y que es necesaria la empatia para poder asomarte a mi mundo, abrir la puerta de la caida al vacio en la que lucho todos los días…y que afortunadamente mis fuerzas hacen que pueda sortear ese peligro diario.
Aceptar la palabra dolor, significa perder….perder y mucho…dejar atrás lo que nos hacia felices, a nuestros seres queridos, nuestro pan de cada día….y no porque queramos sino porque nos obligan….ya no encajamos en esa realidad.
Sin embargo esa lucha diaria contra el dolor, nos hace redescubrirnos, nos hace fuertes…nos hace eternos porque quien vence al dolor tiene al mundo en sus manos….
Quien se enfrenta a un futuro en el que le ponen una fecha de caducidad si tiene fuerzas y se va con una sonrisa será un heroe…será recordado….
Quien se enfrenta a un futuro lleno de dolor y sin fecha de caducidad y se sobrepone, se agarra a la vida con todas sus fuerzas…Cómo será recordado?
Así vivimos una gran parte de personas, agarradas a la vida con todas sus fuerzas, luchando contra lo que nadie puede imaginar día a día sin tregua y para esto nosostros es lo más normal…lo que debemos hacer, lo que tenemos que hacer mientras llegue una solución a esa puerta que tuvimos que atravesar forzados…la enfermedad.
Mientras tu disfrutas de tus sentidos, de la libertad que te proporciona cada movimiento de tu cuerpo, yo estoy con cada uno de ellos recordando que este cuerpo el mio…me obliga a parar…y sigo adelante…
Sin duda…si superas esta enfermedad…alcanzas la cumbre de la fortaleza…
Para mí..cada dia es único, especial y diferente…y para tí??
¿ Entiendes porque a pesar de todo soy capaz de reir??
Carmen Martín

Un mal diagnóstico de los trastornos somatomorfos puede llevar a la confusión a los profesionales en los diagnósticos de SSC (y II)


imagesCAPQAW06Porque existe un error en el concepto y diagnóstico de las enfermedades de SSC
El hecho de justificar los diagnósticos de las enfermedades de SSC como de origen psicógeno,por la falta de biomarcadores, es un concepto no solo desfasado si no falso.
Hoy día existen múltiples pruebas analíticas y fisiológicas para determinar la mayoría de loscasos. Otro motivo es que se realicen o no por causas economicistas y de política de estado.
De hecho, se ha dado en los últimos años un paso atrás en las unidades especializadas, pese aque dichas unidades han sido más bien justificativas ante la presión de los afectados que pordecisión e interés de los propios profesionales a los que se les asigno. Al menos es esta larealidad de muchos países que pretenden autodenominarse desarrollados y dicen que velanpor una sanidad de atención integral.
Existen dos líneas muy bien determinadas, los profesionales que con escasos recursos y muchapresión política investigan nuevas áreas para el diagnóstico y tratamiento centrándose en losconocimientos de genética, enfermedades infecciosas, toxicologia e inmunología, y unasegunda línea que se basa en conceptualizaciones obsoletas, , resultantes de una épocaobscura del CDC sin base justificativa, demostradamente tendenciosas y que abogan porperpetuar los conceptos “burlescos” de una infancia infeliz, ser simulaciones o padecerafectaciones psicopatológicas por parte de los afectados de estas patologías de SSC.
Revisando las publicaciones científicas, encontramos que sobre la segunda opción, no solo noexiste constatación de resultados definitivos que justifiquen las hipótesis o los tratamientos.Precisamente, los afectados de un modo casi unánime no solo los abandonan, si no quedescriben serios empeoramientos y desatenciones. Hecho que no ocurre con cualquier otrapatología, pese al grado de incapacitación y dependencia que presentan.
En cambio si aparecen estudios que abren puertas que justificarían estas enfermedades comoenfermedades causadas por situaciones de desestabilización bioquímica del afectado. Estudiosque si bien no se han podido ampliar suficientemente, no ha sido por falta de interés de losinvestigadores y de los afectados, sino más bien por falta de soporte político-económico y de supuestos intereses competenciales entre distintas disciplinas médicas que pudieran superarincluso la frontera de la deontología y de los derechos del enfermo.
Dentro de las muchas publicaciones que manifiestan las evidencias de las enfermedades deSSC como causadas por motivos biológicos, pueden mostrarse unas referencias a modoilustrativo que, sin entrar a valorar las causas biofísicas y medioambientales, podrían favoreceruna ilustración sobre posibles causas de errores diagnósticos por parte de muchosprofesionales al no considerar que:
Pueden existir causas genéticas
Tenemos claros ejemplos, en los estudios realizados sobre el cromosomahumano y sus alelos que apuntarían a justificar en esta dirección parte dedichas patologías, como el estudio de Loreto Martorell y col. (entre otros)La detección de la presencia de alelos premutación FMR1 en la poblaciónespañola con fibromialgia,publicado este año 2012 en CLINICALRHEUMATOLOGY 2012, doi: 10.1007/s10067-012-2052; dicho estudio justificaría las causa del porqué existe mayor número de mujeres que dehombres afectados.
La ignorancia injustificable por parte de la mayoría de los profesionales de la salud que tratanel tema sobre los recientes estudios genéticos demostró deterioros en los genes relacionadoscon la producción de energía en las mitocondrias, el sistema de defensa y la producción deproteínas. Estos estudios señalan, además, la presencia de infecciones virales alteracionesinmunológicas con dos sistemas enzimáticos importantes afectados – RNase-L9 y PKR–que juegan un papel clave en las reacciones de defensa naturales corporales, que claramente estánalterados y al ser activados ya no paran. Aparte de estos se han encontrado alteraciones en,entre otros, las concentraciones del óxido nítrico, la función de la elastasa, la cantidad y laactividad de las células Natural-Killer y las concentraciones de la actina.
Pueden existir causas inmunológicas
La alteración de la inmunidad natural en los pacientes afectos de EM/SFC, es una realidad quedesde hace años se está demostrando mediante investigaciones con evidencia científica, pesea las limitaciones a que se ven impuestas.
Deficiencia de RNase-L para diferenciar la EM/SFC de la depresión mayorHay investigaciones que han demostrado que en algunos pacientes está muy aumentada lacantidad de 2’-5’A sintetasa y de RNase-L. A veces se encuentra hasta 45 x más RNase-L que lonormal. Entonces se habla de un “mecanismo antiviral” sobreactivado.
Los estudios también mostraron que en los pacientes con SFC/EM la enzima RNase-L esdividida en unos cuantos trozos. Uno de estos –una forma de peso bajo–causa mucho dañoen el cuerpo y causa que el ARN, material genético, es destruido de manera no controlada: nosolamente el material genético de la célula infectada por un virus, pero también el materialgenético de las células normales (las proteínas humanas). Esto causa que gran parte de las células responsables de la inmunidad quede tan dañada, que se“suicidan”. Este proceso,llamado apoptosis, causa que el sistema inmune se debilite.
Asimismo una disregulación de las células inmunes, causada por un proceso infeccioso pudieraser la causa de la respuesta anormal ante el ejercicio, tal y como apuntan los trabajosexistentes, como el de Jo Nijs y col Chronicfatiguesyndrome: intracellular immunederegulations as a possible etiology for abnormal exercise response
Existen múltiples biomarcadores para el diagnóstico
Actualmente existen numerosos biomarcadores distribuidos en diversas zonas reguladora delcuerpo y recopilados mediante revisión bibliográfica por la Dra. Nancy CKlimas y col. En lapublicacióne Biomarkers for chronic fatigue y en la publicación de María A. Fletcher y col. Biomarkers in Chronic Fatigue Syndrome: Evaluation of Natural Killer Cell Function andDipeptidyl Peptidase IV/CD26.
Por causas de estés oxidativo e inflamación crónica Michael Maes y Frank NM Twisk en el estudio Chronic fatigue syndrome: Harvey andWessely’s (bio)psychosocial model versus a bio(psychosocial) model based on inflammatoryand oxidative and nitrosative stress pathways publicado en BMC Medicine 2010, 8 : 35 doi:10.1186/1741-7015-8-35 concluye entre otros temas una serie de pruebas específicas parainvestigar anormalidades IO&NS en EM/SFC, pruebas tales como:
Inflamación
  • Pruebas de citoquinas proinflamatorias: interleucina 1β (IL-1β), IL-6, factor denecrosis tumoral α (TNF).
  • Activación de células T marcador de medición por medio de citometría de flujo(por ejemplo, CD38 + células T).
  • Antinucleares pruebas de anticuerpos de factor.
  • La serotonina y las pruebas de anticuerpos gangliósidos.
  • Electroforesis de proteínas.
El estrés oxidativo y nitrosativo
  • Pruebas de respuesta de IgM contra neoepítopos formado por O & NS daño alípidos y proteínas.
  • Plasma carnitina pruebas (libre, total y así sucesivamente).
  • Malondealdehyde Plasma (tiobarbitúrico sustancias reactivas al ácido (TBARS))prueba.
Gut derivado de la inflamación
  • Las pruebas para detectar aumento de la permeabilidad intestinal.
Los factores predisponentes
  • IgG pruebas de deficiencia de subclase IgG3 (y así sucesivamente).
La depresión como causa comórbida ante procesos inflamatorios y de estrés oxidativoMichael Maes y col. en el trabajo Depression’s multiple comorbidities explained by(neuro)inflammatory and oxidative & nitrosative stress pathways publicado enNeuroendocrinology Letters Volume 32 No. 1 2011 nos argumenta como la depresión puede agudizar patologías preexistentes y disminuir la calidad de vida de los afectados al aumentar laprogresión inflamatoria y degenerativa.
Todo ello sin entrar en las afectaciones demostradas por los productos químicos domésticos yútiles electromagnéticos de los que precisamente, esta población afectada, suelen ser mássensibles. Sensibilidad no contemplada en los parámetros de seguridad al ser negadas dichasenfermedades como reales.
El hecho de que existen suficientes argumentos en la bibliografía científica basados en lametodología de la evidencia, abre las suficientes dudas razonables para replantearse la visiónde estas enfermedades. Un cambio de modelo de abordaje y atención hacia los afectados esactualmente imprescindible para el desarrollo y soporte de las líneas de investigación yaexistentes y que han mostrado resultados constatables, para afrontar estas patologías de SSCde un modo más efectivo y coherente.
No es socialmente correcto y profesionalmente ético, perpetuar una serie de errores en losdiagnósticos y tratamientos, ni por ignorancia ni por arrogancia.
Reconocer la evolución en la ciencia de la medicina y la superación de estadíos diagnósticos noes un error, al contrario forma parte de la historia evolutiva de la humanidad y de la propiamedicina. Son muchos los axiomas que se han tenido que replantear en la historia de lamedicina y por ello no hay que rasgarse las vestiduras como si estuviéramos en los tiempos dela inquisición.
Hay mucho de juego en ello, no solo de presente sino también de futuro, por lo que no es deextrañar y más ante el número creciente de afectados, adultos y niños, que pueden estar maldiagnosticados.
Es imprescindible revisar los criterios del modelo asistencial, replantearse los protocolos deactuación y estructurar un abordaje multidisciplinario ante estas enfermedades de SSC.Scribd:

Artículo de opinión sobre las posibles causas de un error diagnósticoen las enfermedades de SSC.Robert Cabré Guixé

Un mal diagnóstico de los trastornos somatomorfos puede llevar a la confusión a los profesionales en los diagnósticos de SSC (I)


SOMATIZACIONSegún el diccionario de psicología, se entiende comotrastornos somatomorfosy somatomorfesun grupo de trastornos caracterizados por molestias diversas,en mayor o menor grado difusas, que aquejan al paciente pero que no puedenser explicadas por la existencia de una enfermedad orgánica, o al menos no demanera suficiente y concluyente.
Los pacientes suelen referir de un modo insistente la percepción y presencia de una serie desíntomas físicos tales como dolor, inflamación, náuseas, vértigo, debilidad o lesiones, pese anegarse a aceptar la existencia de que sus problemas sean causados por problemaspsiquiátricos y/o psicosomáticos. La confirmación de la negación de causas bioquímicasnormalmente se realiza mediante una serie de estudios persistentes acompañado de deexámenes y pruebas diagnósticas a pesar de que los hallazgos continuamente resultennegativos y que garanticen que los que perciben tales síntomas no sean por causas orgánicas,pese que independientemente sea orgánico o psicógeno, no debe desprestigiarse al afectadocomo enfermos, puesto que la percepción de sensaciones físicas percibidas por los pacientescon trastornos somatomorfos no es ficticia o inventada, para ellos es una
sintomatología realpese a que no tenga explicación de causa física.
Según se reconoce en el manual de diagnósticos de los trastornosmentales de la Asociación Americana de Psiquiatría, estos trastornos sepueden clasificar del siguiente modo:
  • Trastorno de somatización
  • Trastorno de conversión
  • Hipocondría
  • Trastorno dismórfico corporal
  • Trastorno por dolor
  • Trastorno somatomorfo indiferenciado
El diagnóstico de un trastorno somatomorfo implica que los factores psicológicos son un grancontribuyente a la aparición, gravedad y duración de los síntomas referidos. Los trastornossomatomorfos no son el resultado de simulación consciente o de trastornos ficticios. Formanparte de los «Trastornos neuróticos, secundarios a situaciones estresantes y somatomorfos»(CIE-10:F40-49) en las clasificaciones psiquiátricas internacionales (CIE-10 y DSM-IV)
.No obstante, como enfermedades reconocidas por la OMS, tienen sus correspondientesepígrafes de clasificación, en la lista de códigos CIE-10.
  • Trastorno somatomorfo indiferenciado (F45.1).
  • Trastorno hipocondríaco (F45.2).
  • Disfunción vegetativa somatomorfa(F45.3)
  • .Trastorno de dolor somatomorfo (F45.4).
  • Otros trastornos somatomorfos (F45.8).
  • Trastorno somatomorfo sin especificación (F45.9).
Los trastornos somatomorfos pueden presentarse bajo una variedad de síntomas, porejemplo:
  • Respiratorios:el paciente puede referir un sentimiento de asfixia o dificultadrespiratoria, sensación de presión cardiovascular y sensación de ansiedad en el pecho
  • Tracto gastrointestinal:estómago irritable y síndrome de intestino irritable, connáuseas, hinchazón, dolor abdominal, heces irregulares, etc.
  • Ginecológicos:dolor pélvico crónico, dolor abdominal bajo incluyendo el sacro
  • Urológicos:vejiga, próstata y/o uretra irritable, aumento en la frecuencia de lasmicciones, dolor al orinar, sensación de dificultad para orinar
  • Dolor persistente, sin correlacionar con los hallazgos de la exploración física
Los pacientes a menudo refieren síntomas que indican una fuerte excitación del sistemanervioso autónomo, temblores o trastornos endocrinos. Adicionalmente, hay pacientes conotros trastornos psiquiátricos añadidos, en particular los trastornos depresivos, trastornos deansiedad y trastorno de personalidad.
La influencia del trastorno somatomorfo en la calidad de vida delpaciente es enorme: estos pacientes indican que pasan de 5 a 7días al mes en cama, comparado con otros pacientes conproblemas médicos importantes que pasan 1 día o menos al mesen cama.4 Los pacientes con trastornos somatomorfos suelenpermanecer más días en el hospital que el promedio de hospitalización.
El término es relativamente nuevo y se aplica a lo que con frecuencia se denomina trastornopsicosomático. El diagnóstico de un trastorno somatomorfo implica que los factorespsicológicos son un gran contribuyente a la aparición, gravedad y duración de los síntomasreferidos. Los trastornos somatomorfos no son el resultado de simulación consciente o detrastornos ficticios. Forman parte de los «Trastornos neuróticos, secundarios a situacionesestresantes y somatomorfos» (CIE-10:F40-49) en las clasificaciones psiquiátricasinternacionales (CIE-10 y DSM-IV).
Sobre estas bases se han estructurado férreamente los diagnósticos y las afirmaciones de quelas mayorías de las enfermedades de SSC son irreales como afectaciones bioquímicas y realescomo enfermedades de origen psicosomático, pese al fracaso permanente de los tratamientosaportados para tales enfermedades.
El uso de la Pregabalina y de los antidepresivos tan rechazados por los afectados no es casual,losafectados alegan que la causa es por su ineficacia y complicaciones percibidas,no debeentenderse como una reacción comunitaria caprichosa de los afectados y/o teledirigida porinterés obscuros, es decir ya no es suficiente otorgar una vez más el fracaso de lostratamientos al fenómeno de “Enfermos ilustrados”y de las asociaciones de afectados.Prácticamente este grado de Caos y de desprestigio colegial no se ha visto en ninguna
Posiblemente este cuadro diagnóstico sea real, como patología existente, pero no justifica talvez que se valore la incapacidad de realizarse diagnósticos correctos ante una población afectada cada vez más numerosa a escala mundial. La razón indica que aquello más fácil puedeser la respuesta correcta y lo más fácil es que no hay capacidad o suficientes conocimientospara diagnosticar y afrontar el problema, por lo que la “salida de emergencia”ante talignorancia o impotencia es otorgar el comodín de la psicopatología al afectado.

La base de tales afirmaciones, están otorgadas a la pura evolución científica observada en losúltimos veinte años, en que la evidencia científica de trabajos aceptados en publicacionesreconocidas de interés científico que apuntan, pese a las dificultades en las que se veninmersos los investigadores, hacia las causas biológicas, biofísicas y bioquímicas como orígenesde dichas patologías, por encima de las psicosomáticas y de los resultados tan pocoalentadores de sus tratamientos.
El descontento, la desconfianza y la impotencia son una realidad unánime de los enfermosafectados frente al sistema actual de atención, que lo ven más como un enemigo prepotenteque como un recurso que atiende y soluciona aunque sea en parte sus conflictos de salud.
Artículo de opinión sobre las posibles causas de un error diagnósticoen las enfermedades de SSC.Robert Cabré Guixé

La teoría del ensuciamiento, se apunta como posible causa de las SSC, como enfermedades medioambientales


membrana_celular2La teoría del intoxicamiento y acumulación de basura celular, por ensuciamiento, no es tan descabellada como parece.

El Dr.Paul Joseph Edmond Carton (1875-1947), médico interno del hospital de Paris y del hospicio de Brévannes, elaboro una teoría con el objetivo de prevenir las enfermedades, basadas en el modelo hipocrático – carteniense, el cual valoraba la alimentación como medicamento y el medicamento como alimentación, con la finalidad de mantener el equilibrio homeostático celular y de su medio.

Para Paul Carton, la causa real de la mayoría de las enfermedades, era la respuesta al desequilibrio celular y del sistema inmunológico. El medio celular se desestabiliza al acumular “venenos” tanto por causas de radicales no eliminados como importados del exterior. La célula debe buscar recursos para no morir y adaptarse al nuevo medio, este recurso que adopta la célula en un estado inicial, da su advertencia mediante retenciones de líquidos y/o manifestaciones inflamatorias. Si no se repara dicha situación la célula intenta mutar o muere.

Esta forma de entender la salud y su desequilibrio, reivindica una visión holística (global) del ser vivo, la cual entiende que reorientando las situaciones de desequilibrio, el organismo posee suficientes recursos para recuperar el estado de salud inicial.

Bajo esta tendencia sanatoria, encontramos en la actualidad, entre otros, al Dr. Alberto Martí Bosch, el cual es un especialista en medicina biológica, homeopatía y nutrición ortomolecular. Este oncólogo pediátrico, reconocido profesional formado en diversas disciplinas naturistas, ha desarrollado proyectos asistenciales muy resolutivos en pro de un nuevo modo de lucha contra el cáncer, mediante terapias sanadoras que buscan el equilibrio homeostático global del afectado.

El Dr. Alberto Martí Bosch subraya la importancia de mantener una nutrición ortomolecular, la cual se basa, esencialmente, en proporcionar al organismo una adecuada dieta natural, cero artificial, con los nutrientes y las vitaminas importantes para las células, las cuales se encuentran en un total desequilibrio debido a los diferentes productos de absurdos orígenes que consumimos todos los días y el medio que habitamos.

En el presente Posted, que no es original mio, pretendo aportar la conferencia realizada por el Dr. Alberto Martí Bosch, para que su voz y sus conceptos puedan ser conocidos valorados. Es el siguiente:

http://robertcabre.com

SENSIBILIZACIÓN CENTRAL (SSC)


La sensibilidad del SNC (o bien intrínseco o bien por la neuroplasticidad) se manifieste de la siguiente manera: cuando se produce un estímulo periférico corto, resulta en una respuesta exagerada (dolor aumentado, generalizado y persistente).

Se puede definir como la “hiper-emocionabilidad” de las neuronas del SNC y parece ser la más importante anomalía entre las disfunciones neuroendocrinas.

Dr. Mohamad Yunus considera que hay varios síndromes que pertenecen este mismo grupo y que comparten condiciones y un mecanismo biofisiológico de una disfunción neuroendocrinainmunológica. (ver la tabla al final de este artículo)

Pertenecen a esta familia: FM, FC, síndrome de dolor miofascial, síndrome del colon irritable, cefaleas tensionales, migrañas y síndrome de piernas inquietas.

Comparten muchas características como la prevalencia femenina, dolor, cansancio, problemas de sueño, hiperalgesia generalizada y una falta de pruebas macro- o microscópicas en los tejidos periféricos.

Parece que los problemas neurológicos provocan una sensibilización central, implicando cambios a nivel molecular, químico y funcional del SNC y causando una amplificación y generalización del dolor y la intensificación de otras sensaciones.

Un subgrupo minoritario (30-40%) tiene problemas psicológicos, incl depresión, ansiedad y estrés mental. Se ha constatado, sin embargo, que la prevalencia de tales problemas en pacientes con SSC, es similar a otras enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide.

Las investigaciones recientes han dado pistas útiles sobre la etiología y los mecanismos de los síntomas. Se reconoce ahora que la FM está causada por muchos factores, el más importante es la disfunción neuroendocrina y los datos sugieren que la hiperalgesia global se explica con una aberración del mecanismo central del dolor, incl. un procesamiento sensorial anormal.

No se puede explicar la FM (ni los otros miembros del SSC) con los modelos tradicionales de patología (daño tisular) o de psiquiatría, pero sí con un tercer modelo de desregulación central neuroendocrina-sensitiva.

Factores genéticos, traumas, inflamación, estrés mental u infecciones pueden modular o desencadenar la disfunción neuroendocrinológica.

Otros factores que pueden amplificar más el dolor son : el sueño no reparador, sufrimiento psicológico, descondicionamiento muscular, uso repetitivo de los brazos y muchos estímulos del entorno (p.ej. frío y ruido). La contribución de estos factores varía de un paciente al otro.

Existen tanto la sensibilidad central, como la hipersensibilidad central. Estos conceptos tienen importantes implicaciones en el tratamiento, porque se supone que los agentes que trabajan sobre los mecanismos centrales son más efectivos en FM.

En la tabla a continuación se ven las enfermedades que, según dr. Yunus, se pueden confundir la FM. En caso de fatiga severa y persistente, pueden ser útiles pruebas de suero de tiroxina y de la tiroides.

Según dr. Yunus el tratamiento debería ser como una pirámide, según la efectividad en cada paciente individual.