EL DOLOR CRONICO EN ADOLESCENTES NO ES TRATABLE CON MARIHUANA MEDICINAL


images_22099770699Los adolescentes también sufren de dolor crónico, igual que los adultos, y eso puede interferir con su desarrollo normal; además, posiblemente les dificulte la asistencia a clases, la socialización y la actividad física. Descubrir la causa de este padecimiento puede ser difícil y, a veces, los medicamentos no surten efecto. A medida que los pacientes, sus padres y sus médicos buscan una solución, cada vez parece más claro que se debe evitar la alternativa de la marihuana medicinal, dicen los científicos de Mayo Clinic.

El comentario aparece en la edición de julio de la revista médica Mayo Clinic Proceedngs. Existen pocos estudios sobre los riesgos y ventajas de la marihuana para el tratamiento del dolor crónico en los adultos, pero los datos sobre el alivio del dolor crónico en los adolescentes son todavía más escasos, señalan los científicos. Por lo tanto, recomiendan a los médicos descubrir cuáles adolescentes con dolor crónico pueden beneficiarse con la marihuana, porque si bien ésta puede ayudar en ciertas afecciones específicas, sus efectos adversos pueden ser, entre otros, de cansancio, alteración de la concentración y menor velocidad de reacción, aunque se utilice durante corto tiempo. “Las consecuencias pueden ser sumamente graves, especialmente para los adolescentes que podrían o no liberarse del dolor, pero a expensas del resto de su vida”, acota el coautor del trabajo, Dr. J. Michael Bostwich, psiquiatra de Mayo Clinic.

Los científicos describen los casos de tres pacientes en edad escolar de la Clínica para el dolor crónico de Mayo Clinic, quienes informaron que el dolor empeoró pese a consumir marihuana regularmente. No se podía considerar a ninguno de estos pacientes como estudiante a tiempo completo, pero en todos se observó alteración en la funcionalidad y dificultad para ser más activos socialmente. Las dosis excesivas de marihuana pueden inducir los síntomas que los pacientes con dolor crónico ya padecen, tales como mareo, ansiedad, sedación, fatiga, reflejos disminuidos, confusión, dificultad para concentrarse y falta de motivación, anotan los científicos.

Además, se ha vinculado el consumo de marihuana antes de los 16 años con el desarrollo precoz de psicosis en pacientes susceptibles, y se ha asociado el fumar marihuana más de una vez por semana con daños cognitivos continuos en los adolescentes, dicen los autores del trabajo. Se calcula que 1 de cada 10 consumidores de marihuana desarrolla adicción y los menores de 25 años son más susceptibles, comenta el Dr. Bostwick. “Cuando uno padece dolor crónico y recurre a este u otros fármacos que también son narcóticos, uno de los efectos secundarios es andar desconectado, en tanto que el objetivo real del programa de rehabilitación es conectar a la persona”, explica el Dr. Bostwick. “Se trata de restablecer la funcionalidad, no de disminuirla”.

Es preciso estudiar más el asunto para entender mejor el porcentaje de adolescentes cuyo régimen de medicamentos antes de acudir al programa de rehabilitación del dolor ya incluye marihuana y el efecto que ese fármaco ejerce sobre su funcionalidad, añade el Dr. Bostwick. Los científicos recomiendan que, aparte de seleccionar a los adolescentes con dolor crónico antes de utilizar la marihuana, los equipos de atención médica se enfoquen en mejorarles la capacidad de funcionamiento, pese al dolor continuo.

A los pacientes identificados como consumidores de marihuana se les debe ofrecer otros tratamientos alternos, como la bioretroalimentación, la acupuntura y la fisioterapia, aparte de impartirles instrucción sobre los riesgos del consumo de marihuana, apostillan los autores. “Si uno no se esfuerza por seguir viviendo sin esperar a que desaparezca el dolor, entonces posiblemente se quede empantanado durante mucho tiempo porque los tipos de dolor crónico que se presentan en las clínicas para el dolor no suelen desaparecer por completo.El dolor crónico tiende a controlarse y la gente necesita aprender a continuar viviendo pese al dolor”, concluye el Dr. Bostwick

 

http://www.fibromialgia.nom.es

Anuncios

Cannabis (marihuana) podría llevar a una mejor condición de vida a quienes padecen fibromialgia


Una de cada ocho personas con fibromialgia, síndrome común en el cual una persona tiene dolor prolongado en todo el cuerpo y sensibilidad en las articulaciones, los músculos, los tendones y otros tejidos blandos y se desconoce su origen o cura, los pacientes en condición dolorosa suelen automedicarse con marihuana y otros productos de cannabis, según un nuevo estudio canadiense.

“Eso no es un comportamiento inusual, en general, para las personas con enfermedades médicas crónicas de este tipo no tenemos grandes tratamientos”, dijo el doctor Igor Grant, director del Centro de Investigación del Cannabis Medicinal de la Universidad de California quién no se vio involucrado en el estudio.

La pregunta es, si la automedicación con cannabis es realmente útil para las personas que padecen la enfermedad, si ayuda a los enfermos de fibromialgia a recuperar algunas de sus funciones diarias, como limpieza o de trabajo, se mantiene en el aire desde un punto científico, pero eficiente para quién si utiliza la planta.

“La gente empieza a mirar a su alrededor, miran otro tipo de recursos, ya que necesitan la ayuda”, dijo a Reuters Health.

La marihuana ha demostrado efectividad para aliviar ciertos tipos de dolor en pacientes con VIH y otras condiciones crónicas. Pero Grant explica que no tiene conocimiento de ninguna investigación que demuestra que el fármaco puede aliviar el dolor asociado a la fibromialgia.

“Nosotros no queremos ver sólo la reducción del dolor, sino una mejora en la función”, afirmó Peter Ste-Marie, investigador del dolor de McGill University en Montreal, quien trabajó en el estudio. “Si no les está ayudando a volver a un patrón de la vida diaria, se les está ayudando?

Las personas con fibromialgia suelen experimentar dolor en las articulaciones y músculos y también pueden sufrir de dolores de cabeza frecuentes, fatiga, depresión y los problemas con el sueño se ven en casi todos los pacientes con fibromialgia. Muchos dicen que no pueden conciliar el sueño o permanecer dormidos y se sienten cansados cuando despiertan

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, alrededor de un dos por ciento de los adultos padecen de fibromialgia,

que sigue siendo un misterio para los científicos. La condición puede ser tratada con terapia física, antidepresivos, medicamentos para el dolor y otros enfoques, aunque ninguno de ellos es una cura.

Al ver cómo muchas personas recurren a la marihuana, Ste-Marie y sus colegas recopilaron información de las historias clínicas de 457 pacientes que acudieron a la Unidad del Dolor de la Universidad McGill Centro de Salud. Sus hallazgos se publicarón en la revista Arthritis Care & Research.

“Es conocimiento popular que la marihuana está disponible para el dolor y tiende a demostrar por qué el 10 por ciento de los pacientes le da una oportunidad”, dijo Ste-Marie.

Todos los pacientes habían sido remitidos a la clínica para los síntomas de la fibromialgia, aunque sólo 302 de los pacientes se confirmó la dolencia como diagnóstico primario. Aproximadamente el 10 por ciento aseveró haber fumado marihuana para fines médicos y otro tres por ciento tenía una receta para una forma sintética de la sustancia química activa en la planta de cannabis.

“Realmente no hay medicamento milagroso para la fibromialgia. Definitivamente entiendo que los pacientes traten de encontrar algo más“, dijo a Reuters Health.

Los investigadores no pudieron esclarecer a partir del estudio la efectividad en los pacientes, debido a que habían fumado marihuana antes de empezar su fibromialgia. Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, el 40 por ciento de los adultos estadounidenses han probado la marihuana en algún momento.

El estudio mostró que los fumadores de marihuana y no usuarios tenían las mismas tasas de invalidez y desempleo debido a la fibromialgia. Sin embargo, los pacientes con enfermedad mental inestable o con uso preocupante de analgésicos opiáceos eran más propensos a reportar el uso de cannabis, cómo automedicación para mantener una vida activa, hallazgo que inquietó a Ste-Marie y sus colegas.

“Antes de decir la hierba de cannabis tiene un futuro en la fibromialgia, hay varias cosas que necesitan ser analizadas” aclaró Ste- Marie y su equipo.

Las personas con fibromialgia tienden a despertarse con dolores y rigidez en el cuerpo. Para algunos pacientes, el dolor mejora durante el día y empeora durante la noche, otros presentan dolor todo el día. El que puede empeorar con la actividad, el clima húmedo o frío, la ansiedad y el estrés.

Es a raíz de estos mismos síntomas que muchos que no encuentran solución en los remedios tradicionales acuden al cannabis para atenuar las molestias físicas y poder llevar una vida medianamente normal y con energía.

http://www.diarioantofagasta.cl/