Cómo se puede diagnosticar la fibromialgia


pupaLa fibromialgia no sólo es controvertida por la amplitud de sus síntomas y la complejidad de su tratamiento, ambos aspectos todavía sujetos a un gran debate científico. Además, se trata de un síndrome con un diagnóstico muy difícil, sin pruebas concretas que ayuden a determinar que un sujeto lo padece o no.

Estudios de todo tipo, llevados a cabo por instituciones tan prestigiosas como la Arthritis Foundation o presentados en revistas de impacto como European Psychiatr, coinciden en la dificultad de hacer un diagnóstico correcto y fiable del síndrome. Si a un paciente que sufre fibromialgia se le realizan radiografías, análisis de sangre o, incluso, una bipsia muscular, todos los valores serán perfectamente normales. Para hacer un diagnóstico clínico de la FM es necesario excluir otras patologías, y una vez descartadas estas tomar en cuenta los síntomas más frecuentes del síndrome.

Una de las pocas técnicas desarrolladas para el diagnóstico de la fibromialgia fue elaborada por el Colegio Estadounidense de Rematología (American College of Rheumatology), y se basa en la posible existencia de tender points. Esta forma de diagnóstico aplica una presión de cuatro kilogramos en 18 puntos del cuerpo: si el paciente afirma sentir dolor en once de ellos se considera una prueba con resultado positivo.

Estos criterios fueron establecidos en 1990 y, aunque parten de un enfoque clásico de la fibromialgia, siguen siendo considerados plenamente vigentes. La presión se haría en trapecos, supraespinosos, cervicales bajos, la segunda costilla, epicondíleos, glúteos, trocantéreos y rodillas. La palpación digital, realizada -tal y como se ha dicho- con una fuerza de 4 kilos, debe concluir en un reporte doloroso por parte del paciente, no únicamente sensible.

No obstante, el mismo Colegio Estadounidense de Reumatología describió en 2010 nuevos criterios para detectar el síndrome, mucho más acordes a la visión que en la actualidad se tiene de la fibromialgia. En ese nuevo estudio se presentaron dos nuevas escalas: el Índice de Dolor Generalizado, conocido por las siglas en inglés WPI; y el Índice de Gravedad de Síntomas, también llamado SS Score.

Mediante este criterio ampliado se tienen en cuenta nuevos aspectos que hasta ahora no eran considerados relevantes. Es un diagnóstico mucho más completo y que, con el tiempo, está llamado a sustituir totalmente al establecido en 1990.

La complejidad de la detección de la fibromialgia hace que, con frecuencia, se haga un diagnóstico erróneo y que se informe al paciente de que padece una dolencia que comparte síntomas con la FM. Artrosis, artritis reumatoide e incluso depresión son algunos de los diagnósticos equivocados más frecuentes.

Obtenido de: http://fibromialgiablog.com/concienciacion-sobre-la-enfermedad/

SINDROME FATIGA CRÓNICA (SFC): PRUEBAS DIAGNÓSTICAS


proporcion_sfcEnfermedad clasificada en España con el código 780.71 Cie-9-mc

Los estándares para el diagnóstico del síndrome de fatiga crónica han sido definidos por el Centro para el Control de Enfermedades(CDC) y en los llamados “documentos de consenso de Canadá del año 2006”, donde se define un protocolo en las pautas para la detección, diagnóstico y seguimiento del SFC. Este síndrome fue identificado en los países anglosajones a mediados de los años 80.

La Organización Mundial de la Salud lo considera como una enfermedad neurológica grave y aparece en la lista americana de enfermedades infecciosas nuevas, recurrentes y resistentes a los medicamentos.

En España, en la CODIFICACION CLINICA CON LA CIE-9-MC (UNIDAD TECNICA DE LA CIE-9-MC PARA EL SISTEMA NACIONAL DE SALUD) Boletín nº 12 del año 1999, en el apartado nº 10 Síntomas y signos mal definidos, dice El síndrome de fatiga crónica, se caracteriza por fatiga severa y discapacitante…..”

Dichos estándares incluyen:

  •       Astenia (cansancio) intensa y fatigabilidad fácil, que no merma con el descanso nocturno, incluso sin haber realizado esfuerzo físico
  •       Inicio generalmente repentino, a veces después de un cuadro similar a una gripe. También puede aparecer tras una mononucleosis infecciosa u otras enfermedades víricas
  •       También cursa con desorientación, pérdidas de memoria a corto plazo, confusión e irritabilidad (afectación neuro-cognictiva)
  •       Pérdida de fuerza
  •       Falta de concentración. Con las habilidades matemáticas, pueden perder sus capacidades hasta presentar cifras en pruebas psicotécnicas y de coeficiente de inteligencia muy inferiores a las que tenían antes de enfermar.
  •       Falta de memoria
  •       Mialgias  dolores musculares que pueden afectar a uno o varios músculos del cuerpo y pueden estar producidos por causas muy diversas. Estos dolores musculares pueden acompañarse en ocasiones de debilidad o pérdida de la fuerza y dolor a la palpación. También se asocia en ocasiones con calambres y contracturas de los músculos afectados
  •       Ansiedad   incremento de las facultades perceptivas ante la necesidad fisiológica del organismo de incrementar el nivel de algún elemento que en esos momentos se encuentra por debajo del nivel adecuado, o -por el contrario- ante el temor de perder un bien preciado.
  • La ansiedad tiene una función muy importante relacionada con la supervivencia, junto con el miedo, la ira, la tristeza o la felicidad. En la actualidad se estima que un 20.6% o más de la población mundial sufre de algún trastorno de ansiedad, generalmente sin saberlo.
  •       Depresión es un trastorno del estado de ánimo que en términos coloquiales se presenta como un estado de abatimiento e infelicidad que puede ser transitorio o permanente.

    El término médico hace referencia a un síndrome o conjunto de síntomas que afectan principalmente a la esfera afectiva: la tristeza patológica, el decaimiento, la irritabilidad o un trastorno del humor que puede disminuir el rendimiento en el trabajo o limitar la actividad vital habitual, independientemente de que su causa sea conocida o desconocida. 

  • Cefalea dolores y molestias localizadas en cualquier parte de la cabeza, en los diferentes tejidos de la cavidad craneana, en las estructuras que lo unen a la base del cráneo, los músculos y vasos sanguíneos que rodean el cuero cabelludo, cara y cuello.

  •       Adenopatías Una adenopatía o linfadenopatía es el término que se usa en medicina para referirse a un trastorno inespecífico de los ganglios linfáticos. En la mayoría de los casos, el término se usa como sinónimo genéralizado de una tumefacción, aumento de volumen o inflamación de los ganglios linfáticos, acompañado o no de fiebre. Cuando el trastorno se debe a una infección, se habla de adenitis y cuando la infección ocupa los canales linfáticos, se usa el término de linfangitis.
  •       Síntomas digestivos  Las enfermedades de los órganos digestivos  ocupan el segundo lugar después de las enfermedades cardiovasculares.Los trastornos producidos por estas molestias afectan la piel, las membranas húmedas, los huesos, los músculos y las glándulas

                   Parestesias  sensación anormal de los sentidos o de la sensibilidad general que se traduce por una    sensación de hormigueo, adormecimiento, acorchamiento, etc., producido por una patología en cualquier sector de las estructuras del sistema nervioso central o periférico. El entumecimiento y hormigueo son sensaciones anormales que se pueden producir en cualquier parte del cuerpo, pero son más usuales en las manos, pies, brazos y piernas

  •       Palpitaciones El trastorno del ritmo cardíaco o arrítmia cardíaca, es una alteración de la frecuencia cardíaca, tanto porque se acelere, disminuya o se torne irregular, que ocurre cuando se presentan anomalías en el sistema de conducción eléctrica del corazón.
  •       Dolor torácico Es una molestia o dolor que se siente en algún punto a lo largo de la parte frontal del cuerpo entre el cuello y el abdomen superior.
  • Muchas personas que experimentan dolor torácico sienten temor de un ataque cardíaco. Sin embargo, el dolor torácico puede tener muchas causas, algunas de las cuales solo provocan un leve inconveniente, mientras que otras pueden ser serias e incluso potencialmente mortales. Cualquier órgano o tejido en el tórax puede ser el origen del dolor, incluyendo el corazón, los pulmones, el esófago, los músculos, las costillas, los tendones o los nervios.
  •       Manifestaciones cutáneas – el médico se debe plantear la pregunta de si el proceso cutáneo está limitado a la piel, y representa un puro acontecimiento dermatológico, o si es una manifestación de una enfermedad interna relacionada con la situación médica global del paciente.
  • La evaluación y el diagnóstico preciso de las lesiones cutáneas también son fundamentales debido al marcado aumento de cánceres cutáneos, melanomas y no melanomas. Las enfermedades dermatológicas pueden clasificarse y calificarse de muchas maneras diferentes de erupciones cutáneas inflamatorias y de procesos neoplásicos de la siguiente manera: A) enfermedades y lesiones cutáneas comunes, B) cáncer cutáneo distinto del melanoma, C) melanoma y lesiones pigmentadas, D) lesiones infecciosas y piel, E) enfermedad cutánea de origen inmunitario y…”
  •   Vértigo es una sensación de falta de estabilidad o de situación en el espacio. El paciente siente que las cosas dan vueltas a su alrededor o que es él quien gira alrededor de las cosas. Generalmente es de carácter rotatorio y se puede acompañar de manifestaciones vegetativas (náuseas, vómitos, sudoración). 
  • Trastornos del sueño: sueño no reparador e hipersomnia.
  • Corresponden a un amplio grupo de desórdenes que afectan el desarrollo normal del ciclo sueño-vigilia. Algunos trastornos del sueño pueden ser lo bastante serios como para interferir con el funcionamiento normal físico, mental y emocional.
  •       Dolor muscular.
  •       Faringitis mialgica (dolor de garganta).
  •       Dolor con la palpación de ganglios linfáticos de cuello o axilas.
  •       Fiebre leve (38,3º o menos).
  •       Dolores de cabeza. hace referencia a los dolores y molestias localizadas en cualquier parte de la cabeza, en los diferentes tejidos de la cavidad craneana, en las estructuras que lo unen a la base del cráneo, los músculos y vasos sanguíneos que rodean el cuero cabelludo, cara y cuello.
  •       Fotofobia (hipersensibilidad a la luz).Es frecuente en personas con albinismo o puede ser debida por enfermedades relacionadas con el ojo o el sistema nervioso
https://sites.google.com/site/fibromialgiafatigacronica/fibromialgia/sindrome-fatiga-cronica
  

DIAGNÓSTICO CLÍNICO DE LA FIBROMIALGIA


Protocolo seguido en el

Gabinete de Valoración del Daño Corporal del

Centro de Traumatología Teldense 

puntosAnamnesis Clínica:

1º-.  Astenia progresiva desde el inicio, de forma que actualmente ha causado un descenso de actividad respecto la premórbida a menos de 25%. Dicha astenia:

  1. a) Predomina a primera hora del día con sueño no reparador.
  2. b) Ha causado un descenso paulatino de su actividad física de forma que:

      ➔ Presenta una intolerancia a la deambulación de mas de 15 minutos lentamente por aparición de astenia, palpitaciones, inestabilidad cefálica y aumento del dolor, por eso se desplaza en coche siempre.

      ➔ Marcadísima intolerancia al esfuerzo físico con astenia post-esfuerzo desproporcionada al esfuerzo, de hasta dos días según el esfuerzo. Precisa incluso reposo en cama varias horas.

      ➔ Precisa descansos en cama como mínimo dos veces al día varias horas.

      ➔ Sueño de mala calidad con insomnio.

2º-. Sintomatología Neurovegetativa en forma de:

      ➔ Inestabilidad cefálica con sensación prelipotímica, a la marcha o al bajar escaleras. Ha presentado varias caídas.

      ➔ Clínica de hipotensión postural.

      ➔ Intolerancia a los cambios de temperatura y al calor.

      ➔ Palpitaciones esporádicas con ocasional dolor torácico, ha precisado varias asistencias en urgencias por esos episodios.

      ➔ Clínica de colon irritable (deposiciones hasta diez veces al día).

      ➔ Intolerancia marcada al alcohol.

3ª-. Sintomatología Neurocognitiva con:

      ➔ Desorientación temporo-espacial en lugares conocidos por el en varias ocasiones.

      ➔ Dificultad a la conducción por inseguridad y falta de reflejos.

      ➔ Obnubilación del pensamiento con conductas absurdas.

      ➔ Lentitud de pensamiento, e incapacidad de coordinar dos tareas a la vez. Alteración en la memoria de trabajo, la concentración y la planificación de tareas. Marcada confusión con olvidos frecuentes.

      ➔ Cefaleas opresivas fronto-occipitales.

      ➔ Alteraciones visuales en forma de fotofobia y sonofobia muy marcada.

      ➔ Imposibilidad de leer porque no entiende lo que lee, antes era un lector asiduo. Imposibilidad al cálculo.

      ➔ Cambia las palabras al hablar, con ocasionales episodios de afasia nominal o dice palabras cambiadas.

      ➔ Algún episodio de descoordinación motora con varias caídas.

4º-.  Clínica Álgida:

      ➔ Presenta dificultades para su autoaseo por dolor, con dificultad a los movimientos finos.

      ➔ Mialgias como agujetas con debilidad muscular y marcadas caídas de objetos, con fatiga muscular precoz.

      ➔ Contracturas musculares.

➔ Parestesias, disestesias e hipoestesia en cara y piernas.

➔ Intolera la bipedestación más de 10-15 minutos por pérdida de fuerza muscular (se ha hecho una silla portátil que lleva a todos sitios a los que va para poderse sentar).

➔ Marcados dolores en pie por talalgias que le obligan a cambiarse varias veces al día de zapatos (hasta 3 y 4 veces).

5º-.  Alteración en el patrón del sueño con insomnio y alteraciones en el ritmo del sueño.

6º-. Sintomatología Inmunológica en forma de:

      ➔ Aftas bucales recurrentes sin claros herpes.

      ➔ Sensación distérmica continua con frebícula continúa desde el inicio del cuadro.

      ➔ Síndrome seco clínico bucal no ocular. (No estudiado).

      ➔ Odinofagia de repetición.

      El diagnóstico se hace en base a las molestias que se han señalado previamente y a los datos que el Médico encuentra en la exploración. Se valoran: (Del Libro de Valoración de la Incapacidad Laboral, Dr. José A. Ojeda Gil, pág. 131, Editorial Díaz de Santos, 2005).

A – Cuadro doloroso de larga evolución (mas de 12 meses) y existencia de los puntos dolorosos específicos, “Tender Points” (18 en total, American College of Rheumatology; y según nuestra estadística, 22), comprobado con “busca puntos láser” y “algómetro”.

1- Occipital bilateral a nivel inserción músculo suboccipital.

2- Cervical bajo, bilateral en región anterior correspondientes a espacios intertransversos C5-Cc6.

      3- Trapecios, bilateral en mitad borde superior.

      4- Supraespinoso: bilateral en su origen en la región escapular, cerca

de la línea media.

      5- Costilla 2ª: bilateral en la unión condrocostal segunda, lateral a las uniones superficiales.

      6- Epicóndilo lateral: bilateral a 2 cm de los epicóndilos.

      7- Glúteos: bilateral, en los cuadrantes superoexternos en el pliego anterior del músculo.

      8- Trocánter mayor: bilateral, posterior a la eminencia trocantérea.

      9- Rodillas: bilateral, en eminencia grasa media, próxima ala línea media.

      10- Tendones Aquilianos bilateral, en su punto de inserción en el calcáneo.

      11- Calcáneo bilateral, a la maniobra de compresión mediante pinza digital del examinador, este dolor es muchas veces confundido en exámenes anteriores con espolón de calcáneo bilateral. Se ratifican con el buscador de puntos de dolor láser dina presión.        B – Pruebas para la valoración del dolor, como la de L.O.P. (López-Ojeda-Padrón):                 Según nuestra experiencia, se podría aceptar que el paciente está afecto de un Síndrome fibromiálgico cuando:

  • Contesta positivamente a más de 25 del total de las preguntas.
  • Presenta dolor en 12 de los puntos fibromiálgicos, (22 puntos, según nuestro criterio).
  • Valoración del Dolor sea de 26 a 36 puntos de la L.O.P.

Centro de Traumatología Teldense

http://www.peritajemedicoforense.com/

 

Médicos aconsejan realizar nuevas pruebas para detectar la fibromialgia


la-fibromialgia-1-728El Congreso de la Asociación Española de Facultativos Naturistas reúne a unos 150 expertos.

El médico general y especialista en medicina manual y biorreguladora José Rodríguez Moyano incidió ayer en la necesidad de efectuar pruebas no habituales de intolerancia a la lactosa, infecciones virales o intoxicación por pesticidas o metales para detectar precozmente la fibromialgia. Rodríguez Moyano, que pronunció la conferencia ¿Fibromialgia, o síndrome fibromialgico? ¿Tiene curación? en el XXXIV Congreso de la Asociación Española de Médicos Naturistas (AEMN) que se celebró en Córdoba, explicó que la fibromialgia (que afecta normalmente a músculos, tendones y ligamentos, pero también a órganos y vísceras) irá en aumento en los próximos años, de ahí que sea necesario un esfuerzo por detectarla.
Con mucha mayor prevalencia en las mujeres que en los hombres, la fibromialgia se produce, según este experto, por varias causas, entre las que se encuentran la intolerancia a la lactosa, infecciones virales y también por hongos, y las intoxicaciones por pesticidas o metales pesados (como puede ser, por ejemplo, un empaste de plata).
Sin embargo, su detección resulta muy difícil, dado que es muy complejo llegar al diagnóstico aplicando las pruebas habituales, como los análisis de sangre, por lo que consideró que lo ideal sería aplicar pruebas específicas para las patologías que la causan “cuanto antes mejor”, dado que la fibromialgia también suele llevar aparejada estados de “angustia y ansiedad”. “El problema está en que, como no se encuentra una explicación, se opta por tratamientos sintomáticos, pero estos no evitan que el problema persista”, especificó el doctor Rodríguez Moyano, que aconsejó como tratamiento la medicina integrativa, resultado de sumar tratamientos tradicionales con medicina biorreguladora, medicina manual (osteopatía), dieta o medicina ortomolecular. Este experto explicó también que, al igual que la fibromialgia puede ser producto de una o varias causas, el tratamiento también puede combinar una o varias disciplinas, pero no duda de que en los resultados a medio plazo, “su porcentaje de curación es muy alto”, tras haberlo aplicado durante más de 15 años. Anotó también que la prevalencia de esta enfermedad va a ser cada vez mayor, puesto que cada vez hay más contacto con agentes tóxicos.
La cita médica ha reunido en el Real Jardín Botánico a 150 profesionales procedentes de todo el país. El tema central del congreso ha sido la actividad y el descanso y su relación con la salud y la enfermedad, siendo ésta la primera cita de estas características en la que se ha tratado este asunto en el que los facultativos naturistas destacan por ser pioneros a la hora de aplicar una medicina integral.

http://www.eldiadecordoba.es/

 

Examen y Diagnóstico de la Fibromialgia


DADO EL GRAN NÚMERO DE AMIGOS QUE NOS CONSULTAN, CREYENDO QUE PADECEN FIBROMIALGIA, Y NOS PIDEN INFORMACIÓN SOBRE EL DIAGNÓSTICO DE LA MISMA, PUBLICAMOS ESTE ARTÍCULO.

la-fibromialgia-13-728Desafortunadamente, diagnosticar la fibromialgia puede ser complicado y toma su tiempo. A día de hoy, no existe ni un solo examen o prueba médica que permita a un especialista médico afirmar con absoluta certeza a su paciente: “Sí, usted sufre de fibromialgia”.

El proceso de diagnóstico de esta dolencia consiste básicamente en ir descartando otras posibilidades, ya que existen otras enfermedades que presentan síntomas similares, entre ellas, la artritis reumatoide, el síndrome de fatiga crónica y el lupus.

Se entiende por tanto la dificultad de definir cómo diagnosticar la Fibromialgia. Sin embargo, un médico experimentado, probablemente un reumatólogo, será capaz de considerar el conjunto de los síntomas y trabajar para lograr un diagnóstico.

Desde que se manifiestan los primeros síntomas hasta que se diagnostica el mal puede pasar un cierto tiempo. Este pasar de los días con dolor puede ser muy frustrante para los pacientes que padecen la enfermedad.

Si te encuentras en esta situación, trata de mantener la calma y recuerda que tu médico estará ocupándose a conciencia para establecer cuál es la verdadera causa del dolor y de los otros síntomas. Una vez que se ha realizado el diagnóstico el tratamiento será mucho mas efectivo.


El Proceso de Diagnóstico de la Fibromialgia

El médico analizará tu historial médico y preguntará por cualquier otra dolencia que tengas o por antecedentes de dolencias similares en tu familia. También te pedirá que detalles tus síntomas; dónde te duele, cómo te duele, y la duración del dolor.

El diagnóstico de la fibromialgia depende en gran medida de la precisión con que informes al especialista sobre tus síntomas. Por tanto, lo mejor es que seas tan detallista como te sea posible. En estos casos es recomendable que lleves un diario con un registro de todos tus síntomas, de manera tal que cuando te toque consulta, puedas comunicarte con tu médico con la mayor claridad y precisión posibles.

Dado que la Fibromialgia puede presentar muchos síntomas distintos y que existen varias enfermedades que coexisten co la Fibromialgia, es mejor tratar de ser lo mas preciso posible cuando hablas de lo que estás experimentando.

Comenta con el médico si tienes problemas al dormir, si te sientes cansado la mayor parte del tiempo, si sufres de dolores de cabeza, etc. Revisa los síntomas de la fibromialgia y reconoce si has sentido alguno o varios de ellos.

El médico también te auscultará aplicando una ligera presión con las manos en los 18 puntos sensibles. Si tu caso es de Fibromialgia es muy posible que sientas dolor en la mayoría de estos puntos cuando el doctor los toque.

Otros Exámenes Posibles

Como decíamos anteriormente, los síntomas de la fibromialgia pueden ser muy similares a los de otras enfermedades como la artritis reumatoide, el hipotiroidismo o la espondilitis anquilosante.

Para descartar estas u otras enfermedades, tu médico puede pedirte algunas pruebas de diagnóstico. Recuerda que estos pruebas no diagnostican directamente la fibromialgia, sino que ayudan a ir descartando la posibilidad de que existan otras enfermedades.

Tu especialista médico podría pedirte:

Prueba analítica de anticuerpos antinucleares. Los anticuerpos antinucleares son proteínas que se encuentran en la sangre si se tiene lupus, una enfermedad con síntomas similares a la fibromialgia. El médico puede querer ver si en tu sangre está presente este anticuerpo para descartar el lupus.

Conteo sanguíneo completo (CSC). A través del análisis de la sangre el médico puede establecer si existen otras causas par la fatiga extrema, como por ejemplo la anemia.

Prueba de Velocidad de Sedimentación Globular Media (VSG). En las personas con enfermedades reumáticas (como la artritis reumática) la VSG puede ser más alta de lo normal.

Prueba del factor reumatoide. Muchos pacientes con enfermedades inflamatorias (como la artritis reumatoide) presentan un nivel alto de factor reumatoide en la sangre. Un nivel alto de factor reumatoide no garantiza que el dolor sea causado por la artritis reumatoide. Sin embargo, la prueba le permite al médico explorar la posibilidad de que esta enfermedad sea la que esté provocando tus dolencias.

Test de la Tiroides. Es una prueba que ayudará al médico a descartar problemas de la tiroides.

Vale la pena repetirlo: el diagnóstico de la fibromialgia puede tomar su tiempo. Procura siempre ser proactiva durante el proceso de diagnóstico. Por ejemplo, si te piden una prueba, pregunta para qué sirve.

Asegúrate de entender el significado de los resultados y de qué manera la prueba contribuye a saber cuáles son las causas de tu dolor. Si no entiendes los resultados o el razonamiento detrás de ellos, sigue preguntando hasta que los comprendas.

http://www.tuespaldasana.com/dolencia/fibromialgia/tema/examen-y-diagnostico-de-la-fibromialgia/articulo/examen-y-diagnostico-de-la-fibromialgia

DIAGNÓSTICO DE LA FIBROMIALGIA


fibromialgia-prueba-clínicaActualmente no existe ninguna prueba específica que permita diagnosticar la fibromialgia. Este síndrome suele diagnosticarse a través de la historia médica del paciente, descartando enfermedades que puedan mimetizar o exacerbar la fibromialgia y utilizando los criterios establecidos por el American College of Rheumatology (ACR) en1990. Estos criterios incluyen:

1.Una historia de por lo menos tres meses de dolor crónico generalizado en los cuatro cuadrantes del organismo – cuadrante superior derecho e izquierdo y cuadrante inferior derecho e izquierdo; dolor en el esqueleto axial (cervical, en la columna, y/o en el pecho)

2.Dolor en 11 de los 18 puntos sensibles, medidos a la palpación utilizando un peso de 4 Kg. Esta prueba debe realizarla personal entrenado.

Los criterios del ACR se desarrollaron principalmente con finalidades de investigación y por ello existe ciertra controversia en cuanto a su uso clínico. Es posible que una persona no cumpla los criterios en el momento en que se la examina, ya que los síntomas pueden fluctuar y ser intermitentes. Por este motivo, se revisaron los criterios diagnósticos de la enfermedad en el año 2010 que fueron provisionalmente aceptados por el ACR. Los criterios diagnósticos propuestos evalúan la localización y la gravedad del dolor y no se centran tanto en la existencia de puntos especialmente sensibles al dolor. Así, se consideraría que una persona padece fibromialgia si se reúnen las siguientes condiciones:

  1. Empleando el índice WPI (índice de dolor diseminado o generalizado) y la escala SS (escala de severidad de los síntomas), el individuo presenta un WPI ≥ 7 y un SS ≥ 5, o bien un WPI entre 3 y 6 junto con un SS ≥ 9
  2. Presencia de síntomas sin que varíe su gravedad durante como mínimo 3 meses
  3. No existe ninguna otra enfermedad o trastorno que pueda justificar el dolor

Sin embargo, antes de que el ACR permita aceptar estos nuevos criterios diagnóticos en sustitución de los admitidos en el año 1999, es necesario recopilar más datos. Mientras tanto, los médicos suelen considerar los resultados de su evaluación junto con otros hallazgos.

Pruebas de laboratorio
Las pruebas de laboratorio son útiles para diagnosticar aquellas enfermedades que presentan síntomas similares a fibromialgia y para identificar enfermedades que pueden coexistir con la fibromialgia, como la artritis reumatoide, el síndrome de Sjögren, las enfermedades tiroideas y el lupus. Normalmente no es necesaria la realización de un cribado extensivo, que por otra parte tampoco ha demostrado ser coste-efectivo. Las pruebas generales que suelen solicitarse son:

  • Panel metabólico completo – para determinar electrolitos, proteínas, función hepática y renal, calcio y glucosa
  • Hemograma – para detectar si existe anemia o cualquier anormalidad de hematíes o glóbulos blancos (leucocitos)
  • TSH (hormona estimulante del tiroides) y/o diversas determinaciones tiroideas puesto que el hipotiroidismo puede tener síntomas similares a la fibriomialgia
  • ANA (anticuerpos antinucleares) para descartar otras enfermedades autoinmunes
  • CK (creatina quinasa) para descartar enfermedades que cursan con dolor o debilidad muscular

El médico tendrá en cuenta los resultados de estas pruebas y los interpretará junto con la historia médica (incluyendo antecedentes familiares y factores de riesgo de otras enfermedades) y la exploración física. En función de lo que observe, se pueden solicitar otras pruebas adicionales.

Existen algunas pruebas de laboratorio muy específicas como la determinación de la sustancia P (un neurotransmisor que indica la capacidad del cerebro para registrar dolor) que pueden utilizarse en investigación para intentar entender mejor la causa y el curso de la fibromialgia, pero no se consideran de utilidad clínica.

Otras pruebas diagnósticas (ajenas al laboratorio)
En la evaluación de una persona con síntomas asociados a fibromialgia puede realizarse un estudio electromiográfico (EMG), en el que se evalúa el estado de músculos y de los nervios que los controlan. Si desea mas información, acceda a este enlace.(http://www.mayoclinic.org/tests-procedures/electroconvulsive-therapy/basics/definition/prc-20014183)

En alguna ocasión pueden solicitarse pruebas de imagen (por ejemplo, una resonancia magnetica nuclear – RMN) para descartar alguna enfermedad que curse con síntomas similares a los de la fibromialgia, como la esclerosis múltiple.(http://www.labtestsonline.es/condition/Condition_MultipleSclerosis.HTML)

http://www.labtestsonline.es/

DIAGNÓSTICO CLÍNICO DE LA FIBROMIALGIA


Fibromialgia clínicaDIAGNÓSTICO CLÍNICO DE LA FIBROMIALGIA

Protocolo seguido en el Gabinete de Valoración del Daño Corporal del Centro de Traumatología Teldense

Anamnesis Clínica:

1º-.  Astenia progresiva desde el inicio, de forma que actualmente ha causado un descenso de actividad respecto la premórbida a menos de 25%. Dicha astenia:

  1. a) Predomina a primera hora del día con sueño no reparador.
  2. b) Ha causado un descenso paulatino de su actividad física de forma que:

      ➔ Presenta una intolerancia a la deambulación de mas de 15 minutos lentamente por aparición de astenia, palpitaciones, inestabilidad cefálica y aumento del dolor, por eso se desplaza en coche siempre.

      ➔ Marcadísima intolerancia al esfuerzo físico con astenia post-esfuerzo desproporcionada al esfuerzo, de hasta dos días según el esfuerzo. Precisa incluso reposo en cama varias horas.

      ➔ Precisa descansos en cama como mínimo dos veces al día varias horas.

      ➔ Sueño de mala calidad con insomnio.

2º-. Sintomatología Neurovegetativa en forma de:

      ➔ Inestabilidad cefálica con sensación prelipotímica, a la marcha o al bajar escaleras. Ha presentado varias caídas.

      ➔ Clínica de hipotensión postural.

      ➔ Intolerancia a los cambios de temperatura y al calor.

      ➔ Palpitaciones esporádicas con ocasional dolor torácico, ha precisado varias asistencias en urgencias por esos episodios.

      ➔ Clínica de colon irritable (deposiciones hasta diez veces al día).

      ➔ Intolerancia marcada al alcohol.

3ª-. Sintomatología Neurocognitiva con:

      ➔ Desorientación temporo-espacial en lugares conocidos por el en varias ocasiones.

      ➔ Dificultad a la conducción por inseguridad y falta de reflejos.

      ➔ Obnubilación del pensamiento con conductas absurdas.

      ➔ Lentitud de pensamiento, e incapacidad de coordinar dos tareas a la vez. Alteración en la memoria de trabajo, la concentración y la planificación de tareas. Marcada confusión con olvidos frecuentes.

      ➔ Cefaleas opresivas fronto-occipitales.

      ➔ Alteraciones visuales en forma de fotofobia y sonofobia muy marcada.

      ➔ Imposibilidad de leer porque no entiende lo que lee, antes era un lector asiduo. Imposibilidad al cálculo.

      ➔ Cambia las palabras al hablar, con ocasionales episodios de afasia nominal o dice palabras cambiadas.

      ➔ Algún episodio de descoordinación motora con varias caídas.

4º-.  Clínica Álgida:

      ➔ Presenta dificultades para su autoaseo por dolor, con dificultad a los movimientos finos.

      ➔ Mialgias como agujetas con debilidad muscular y marcadas caídas de objetos, con fatiga muscular precoz.

      ➔ Contracturas musculares.

      ➔ Parestesias, disestesias e hipoestesia en cara y piernas.

      ➔ Intolera la bipedestación más de 10-15 minutos por pérdida de fuerza muscular (se ha hecho una silla portátil que lleva a todos sitios a los que va para poderse sentar).

      ➔ Marcados dolores en pie por talalgias que le obligan a cambiarse varias veces al día de zapatos (hasta 3 y 4 veces).

5º-.  Alteración en el patrón del sueño con insomnio y alteraciones en el ritmo del sueño.

6º-. Sintomatología Inmunológica en forma de:

      ➔ Aftas bucales recurrentes sin claros herpes.

      ➔ Sensación distérmica continua con frebícula continúa desde el inicio del cuadro.

      ➔ Síndrome seco clínico bucal no ocular. (No estudiado).

      ➔ Odinofagia de repetición.

      El diagnóstico se hace en base a las molestias que se han señalado previamente y a los datos que el Médico encuentra en la exploración. Se valoran: (Del Libro de Valoración de la Incapacidad Laboral, Dr. José A. Ojeda Gil, pág. 131, Editorial Díaz de Santos, 2005).

A – Cuadro doloroso de larga evolución (mas de 12 meses) y existencia de los puntos dolorosos específicos, “Tender Points” (18 en total, American College of Rheumatology; y según nuestra estadística, 22), comprobado con “busca puntos láser” y “algómetro”.

      1- Occipital bilateral a nivel inserción músculo suboccipital.

      2- Cervical bajo, bilateral en región anterior correspondientes a espacios intertransversos C5-Cc6.

      3- Trapecios, bilateral en mitad borde superior.

      4- Supraespinoso: bilateral en su origen en la región escapular, cerca

de la línea media.

      5- Costilla 2ª: bilateral en la unión condrocostal segunda, lateral a las uniones superficiales.

      6- Epicóndilo lateral: bilateral a 2 cm de los epicóndilos.

      7- Glúteos: bilateral, en los cuadrantes superoexternos en el pliego anterior del músculo.

      8- Trocánter mayor: bilateral, posterior a la eminencia trocantérea.

      9- Rodillas: bilateral, en eminencia grasa media, próxima ala línea media.

      10- Tendones Aquilianos bilateral, en su punto de inserción en el calcáneo.

      11- Calcáneo bilateral, a la maniobra de compresión mediante pinza digital del examinador, este dolor es muchas veces confundido en exámenes anteriores con espolón de calcáneo bilateral. Se ratifican con el buscador de puntos de dolor láser dina presión.

B – Pruebas para la valoración del dolor, como la de L.O.P. (López-Ojeda-Padrón):

Según nuestra experiencia, se podría aceptar que el paciente está afecto de un Síndrome fibromiálgico cuando:

  • Contesta positivamente a más de 25 del total de las preguntas.
  • Presenta dolor en 12 de los puntos fibromiálgicos, (22 puntos, según nuestro criterio).
  • Valoración del Dolor sea de 26 a 36 puntos de la L.O.P.

http://www.peritajemedicoforense.com/

Nuevo diagnóstico para el Síndrome de Fatiga Crónica


fatiga_crónica_t670x470DR. MICHAEL ROIZEN y DR. MEHMET OZ | 8/8/2014

Esta dolencia difícil de controlar afecta a un millón de norteamericanos, principalmente a mujeres de entre 40 y 60 años, y hace que las víctimas se sientan fatigadas, con dolores, incapaces de pensar con claridad y de enfrentarse a las labores cotidianas de cada día. El síndrome de fatiga crónica parece desarrollarse después de una infección con un virus o una bacteria e incluso como el resultado de un desequilibrio de las bacterias que viven en los intestinos.

Hasta ahora, la única forma que tenían los médicos para detectar este trastorno era eliminando otras posibles causas y examinar si el cansancio, que no se alivia con el sueño, persiste por seis meses. Sin embargo, un estudio reciente indicó que una tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés) puede identificar de forma rápida y precisa a las personas que padecen el síndrome de fatiga crónica.

Resulta que la gente diagnosticada con este trastorno presenta una inflamación generalizada de las células nerviosas, sobre todo en las regiones cerebrales vinculadas a la fatiga, el dolor y los pensamientos. Ese tipo de inflamación no se ha percibido en las imágenes PET del cerebro de personas sanas.

Aunque aún la Agencia Federal de Fármacos y Alimentos no ha aprobado ningún medicamento para tratar el trastorno, hay ciertos cambios en la dieta que pueden aliviar la inflamación en el cerebro. Evita las grasas saturadas en las carnes, la piel de las aves y los aceites de coco y de palma. También debes eliminar los azúcares y siropes añadidos, y debes consumir ácidos grasos omega-3, presentes en pescados como el salmón y la trucha de mar. Toma un suplemento diario de 900 unidades de aceite de algas con DHA (siglas en inglés de ácido docosahexaenoico), además de ingerir apio, un supresor de las citoquinas; alcachofas y pimientos verdes.

El Dr. Mehmet Oz es anfitrión del espacio de televisión The Dr. Oz Show y el Dr. Mike Roizen es jefe de Bienestar y el presidente del Instituto de Bienestar de la Clínica Cleveland. Para vivir de forma más sana, sintoniza The Dr. Oz Show en TV o visita la página web http://www.sharecare.com.

http://labrujanocturna.blogspot.com.es/

¿Es fácil reconocer a la fibromialgia?


FM (21)Definitivamente no, por varias razones:

Muchos médicos desconocen la existencia de este padecimiento.

Las molestias que pueden llegar a ser dramáticas contrastan con la normalidad de los diversos análisisde laboratorio dando lugar a que estos pacientes sean tildados de hipocondríacos o histéricos, o lo que es peor, pueden ser sometidos a cirugías innecesarias por médicos que desconocen la existencia de este síndrome.

El dolor generalizado en músculos y articulaciones se puede confundir con otros padecimientos reumáticos como son la artritis reumatoidea, la espondilitis anquilosante, o la polimialgiareumática.

Los síntomas de FM llegan a ser tan abigarrados que en ocasiones pueden sugerir la posibilidad de lupus o síndrome de Sjögren. A diferencia de las otras entidades reumáticas, la FM no daña ningún órgano del cuerpo.

Varias otras enfermedades pueden producir fatiga extrema de maneraconstante,destacan las enfermedades endocrinológicas de las glándulas tiroides o suprarrenales. Es por esto importante que las personas que sufran de estas molestias sean evaluadas por médicos reumatólogos quienes podrán diferenciar estos padecimientos.

¿Qué es el sistema nervioso autónomo?

El sistema nervioso autónomo es una intrincada red nerviosa. Está encargada de mantener el equilibrio funcional de nuestro organismo sin que nos percatemos de ello. Mantiene la presión arterial, la frecuencia del pulso y de la respiración así como el funcionamiento normal de todos los órganos internos. Es el verdadero ying-yang de nuestro cuerpo. El sistema nervioso autónomo está también encargado de responder al estrés (entiéndase como estrés a cualquier estímulo ya sea físico o emocional que intente alterar el equilibrio de nuestro organismo). Trabaja en relación estrecha con el sistema endocrinológico encargado de la producción de hormonas. Hasta hace pocos años el funcionamiento del sistema nervioso autónomo era difícil de medir, la situación ha cambiado radicalmente con el advenimiento del análisis cibernético de la variabilidad de la frecuencia cardiaca.

¿Qué es elanálisis de la variabilidad de la frecuencia cardiaca?

Esta tecnología se basa en el hecho de que la frecuencia de los latidos cardiacos no es uniforme sino que varía continuamente por unos cuantos milisegundos. Los componentes periódicos de esta incesante variación de la frecuencia cardiaca están dictados por el influjode las dos ramas del sistema nervioso autónomo que tienen acciones antagónicas. Por un lado, la rama simpática que acelera las diversas funciones del organismo y por el otro, la parasimpática que las atempera. Los análisis matemáticos y espectrales de dicha variabilidad permiten medir los influjos de estas dos ramas sobre el corazón. La elegancia del método reside en el hecho de que todas las determinaciones se derivan del análisis del electrocardiograma, sin someter a los pacientes a ninguna clase de molestia.

¿Cuál es el tratamiento de la fibromialgia ?

El reconocimiento de la disfunción autonómica en la FM obliga a un abordaje integral en su tratamiento. Un diagnóstico correcto es de mucha ayuda, ya quelos pacientes sienten alivio al encontrar por fin una explicación lógica a sus múltiples molestias. El definir el diagnóstico adecuado evita también los constantes (y costosos) estudios diagnósticos. Es importante enfatizar que las respuestas a los tratamientos varían de paciente a paciente, por lo tanto el tratamiento debe de ser individualizado y supervisado por un médico.

El ejercicio aeróbico graduado ha probado ser efectivo en la mejoría del balance autonómico. Lo mismo se puede decir de las terapias de relajación mente-cuerpo. Es recomendable evitar substancias con efectos parecidos a la adrenalina como lo son la nicotina y la cafeína(incluyendo los refresco de cola). La ingesta de agua con alto contenido de minerales pudiese ayudar a los síntomas relacionados con presión arterial baja (fatiga, mareo, desmayos)

En un síndrome con manifestaciones tan abigarradas es importante evitar el uso excesivo de medicamentos. Los pacientes deben entender que no existe una “píldora mágica” para curar todas sus molestias. El utilización juicioso de los medicamentos que modulan de diferentes maneras al sistema nervioso autónomo y el sueño mejoran parcialmente las molestias. El síntoma cardinal de la FM, el dolor generalizado debe ser tratado con analgésicos de acción central. Los anti-inflamatorios tienen poco efecto benéfico. Es importante reiterar que las respuestas individuales a los tratamientos tienen gran variación y que una prescripción generalizada de algún remedio específico es claramente inadecuada.

La propuesta que la FM es un síndrome neuropático mantenido por el sistema simpático, abre nuevas perspectivas en su tratamiento. Están en período de estudio y desarrollo diversos fármacos “antineuropáticos”. Las investigaciones que se están llevando a cabo en diversaspartes del mundo sobre este tema seguramente tendrán como resultado tratamientos diferentes y más efectivos.

En conclusión; hay razón para el optimismo. El enigma de la fibromialgia está en proceso de resolución. El conocimiento científico finalmente se impondrá sobre paradigmas clínicos anquilosados. Pronto veremos tratamientos mas efectivos para este padecimiento tan desgastante para los pacientes y sus familiares.

Dr. Manuel Martínez-Lavín.  Medicina Interna / Reumatología

http://www.espondilitis.eu

Validan en Santiago una prueba para diagnosticar la Fibromialgia


galiciaEl tratamiento de la fibromialgia, un mal crónico que ocasiona dolor musculoesquelético y un gran agotamiento, entre otros síntomas, será más fácil desde este verano gracias a un trabajo realizado por especialistas de Santiago. María Teresa Carrillo, profesora de la Facultade de Psicoloxía de la USC, con Yolanda Triñanes y Alberto González Villar, investigadores de este centro; y Manuel Arias, neurólogo del complejo hospitalario y docente de Medicina, han validado en castellano la más reciente escala para diagnosticar este problema de salud, la FSQ, del Colegio Americano de Reumatología, del año 2010. En este trabajo también colaboraron Susana Romero-Yuste, reumatóloga del complejo hospitalario de Pontevedra; y Fred Wolfe, de la Universidad de Kansas y representante del citado colegio profesional de Estados Unidos.

En la adaptación del inglés al castellano también participaron expertos en traducción. El resultado se ha difundido recientemente en la revista Rheumatology International.

Teresa Carrillo, que desde hace años se dedica a investigar este mal, explica que esta nueva escala «simplifica los criterios para diagnosticar la fibromialgia. Había una prueba precedente, de 1990, que establecía 18 puntos del organismo en el que la persona con fibromialgia manifestase tener dolor más de tres meses en al menos once de ellos, con una serie de condiciones. Los nuevos criterios eliminan la evaluación de puntos sensibles y trata de facilitar el diagnóstico en los centros de atención primaria, que es donde se debe tratar la fibromialgia. Simplifica el diagnóstico, que es más sencillo», indica.

La prueba

La nueva prueba pregunta a la persona enferma si los últimos siete días ha notado de forma leve, moderada o severa problemas de cansancio/fatiga; de atención, concentración o memoria; o si se despierta por la mañana con la sensación de no haber descansado.

También interesa si ha sentido síntomas de dolor abdominal o retortijones; depresión; o dolor de cabeza en la última semana.

Un tercer apartado, igualmente sobre los últimos siete días, solicita que indique si ha tenido (o no) dolor o molestia en los hombros, caderas, brazos, piernas, mandíbula, pecho, abdomen, espalda o en el cuello. Y finalmente interroga para conocer si, en conjunto, esos síntomas han estado presentes al menos durante tres meses.

«En base a las respuestas, se da una puntuación y se consigue el diagnóstico. En nuestro trabajo también tratamos de evaluar hasta qué punto había acuerdo entre ambas escalas, y fue bastante alto», sostiene Teresa Carrillo.

«Con la escala de 1990, un 20 % de las personas no cumplían los criterios que se exigían para determinar que tenían problemas de fibromialgia; con la ahora validada casi los cumplen el 94 %. Eso se debe a que es más sensible y sus criterios son menos restrictivos», agrega.

Otros síntomas

Con los criterios de 1990 «el 100 % de los personas sanas que se utilizaron como control no cumplían los criterios de fibromialgia; mientras que con las exigencias de la nueva escala un pequeño grupo de un 3,4 % de personas sanas cumplen criterios de fibromialgia», manifiesta. Y sobre un 40 % de las personas diagnosticadas manifestaron otros síntomas que no aparecen recogidos en la prueba.

Con esta nueva escala «se evalúan el dolor, síntomas físicos, estado afectivo y calidad de vida, y los resultados permiten además conocer la evolución de la fibromialgia. Porque este mal no es solo dolor: supone además peor calidad de sueño y de vida, fatiga o falta de vitalidad», agrega esta experta.

«Este mal no es solo dolor: supone además peor calidad de sueño y de vida, fatiga, o falta de vitalidad»

María Teresa Carrillo

http://www.lavozdegalicia.es

Fibromialgia: Cómo enfrentar el diagnóstico.


fuertePor Anilein, paciente                    AFIBRO.ORG                  3.SET.2014

Artículo que expresa en forma concisa la forma de enfrentar un diagnóstico de fibromialgia. Y lo resume bien. Pero como fibro, estoy segura que un/una paciente que aún desconoce como lidiar con ella,  sentirá que no le ayuda a manejar una serie de sensaciones, frustaciones, miedo, inseguridad y muchos etcéteras. Luego de un diagnóstico nos sentimos agobiados. Sobretodo porque generalmente, los médicos dan el diagnóstico sin anestesia, y quienes aportan algo, nos dirán ‘incurable pero no  mortal” luego de dejar claro que los medicamentos  quitaran el dolor sólo parcialmente . Si lo pensamos bien, efectivamente, es una gran suerte poder seguir adelante. Pero para una persona diagnosticada con fibromialgia, y creo hablar por casi el 100pct de los casos, nuestro pensamiento es…….”cómo voy a soportar vivir con este dolor y cansancio día a día, las 24 horas, hasta el fin de mis días?  CÓMO ???   y es fácil entender porqué se cae en depresión y ansiedad marcada producto de esa desmoralización..  Tomemos en cuenta además que aprox. un 98pct tiene el agravante de no ser entendido por su entorno, quienes por meses observaron el cambio de la persona, que pasó de ser dinámica a estar siempre adolorida y cansada ”porque no pone de su parte”.  Entorno que, si pregunta a médicos de otras especialidades, le dirán que la enfermedad no existe, o está en su cabeza.  Es la gran problemática de un/una paciente fibro, que pasará una dura etapa inicial llamada por nosotras ”el duelo”, sin duda la peor etapa de la enfermedad, peor aún que una crisis de dolor.

Lo primero por hacer, es precisamente hacer corto ese duelo. Y lo primero es aceptar la enfermedad, a más demora, más sufrimiento y mayor dolor. Necesitas salir de la negatividad que te embarga, teniendo muy claro que todo lo negativo te trae empeorar tus síntomas. Luego caerás por largo tiempo (que necesitas recortar), en la frustación de creer que has perdido todas las posibilidades de salir adelante en su vida cotidiana. Y efectivamente será así en un principio, y es allí donde será necesario, luego del tiempo que te tome hacerlo, una actitud   a toda prueba. Pero como nada es fácil en esta enfermedad, requerirá de un proceso donde el primer paso primordial es CONOCER TU ENFERMEDAD. Considero erróneo la opini{on de algunos médicos (felizmente pocos) que piden  ”que no te enteres de nada para no ponerte ansios@”. Craso error. Al informarte, entenderás que no es una enfermedad psicologica como dirá tu entorno, y te hará estar más preparad@ a manejar la incomprensión. Además, al conocer todos los síntomas, cuando éstos vayan llegando, lo tomarás con calma y no con angustia de no saber que te pasa. Lo aprenderás con los artículos que leas, pero también  entrando a foros, grupos de apoyo, personas como tú que además te permitirán sentirte entendida, es el impulso para salir adelante. Quien se encierra en si misma y no quiere enterarse de nada tendrá un proceso largo y difícil de manejar que puede durarte décadas. Conocer tu enfermedad te dará la actitud que necesitas para enfrentarla decididamente. Además, tenemos un perfil que debemos corregir, deberás aprender a valorarte, a cuidarte, aprender a manejar tus emociones y tu equilibrio emocional. Y esa será la gran lucha, el dejar de hacer demasiado por los demás, el entender que tú eres la prioridad. El aprender a decir ”no”, manejar la incomprensión,  y mucho más que aprenderás en el camino. ”Fibro informad@, fibro mejorad@.

Finalmente y a pesar de todo, piensa en positivo, no debes rendirte nunca, algo que caracteriza a la gente fibro y que ten por seguro es parte de ti.  No importa lo que te digan, vas a salir adelante, vas a mejorar, vas a realizar tus sueños aprendiendo que tenemos otros tiempos,pausados pero seguros. No es el fin del mundo,  sólo lo parece, no hay nada que una persona fibro no pueda lograr. Eso creo, y por ello te deseo lo mejor.

Afibro.org está pensada para gente con fibromialgia, Te sugerimos empézar con todo lo referido a síntomas. En Anilein-mis artículos podrás encontrar información referida a cambios necesarios en nuestro perfil.

                                                                                                                                       ———————————————-

 http://www.news-medical.net/health/Coping-with-a-Fibromyalgia-Diagnosis.aspx Fuente: NEWS MEDICAL

Por el Dr. Ananya Mandal, MD

El síndrome de fibromialgia es una enfermedad crónica y de largo plazo que no tiene cura. La condición afecta a los músculos, tendones y ligamentos y los resultados en el dolor generalizado, fatiga, dolores de cabeza, síndrome del intestino irritable y miríadas de otros síntomas debilitantes que hacen la vida difícil para los pacientes.

Hay además extrema sensibilidad al dolor. Unos 10 millones de personas son diagnosticadas con este trastorno actualmente. Aunque 9 de cada 10 personas diagnosticadas son mujeres, los hombres también tienen este trastorno.

¿Por qué a la fibromialgia se le denomina “síndrome”?

La condición se denomina como un síndrome porque es un conjunto de síntomas en lugar de un síntoma específico solo.

Los síntomas varían de persona a persona y, además de dolor y de los síntomas de fatiga , es también  la incapacidad para obtener sueño, despertarse cansado y rígido y el desarrollo de los trastornos cognitivos como la falta de concentración y la torpeza, mareos, etc

Los pacientes tienden a ser sensibles a los cambios en el clima, a las luces brillantes, el ruido, etc Estos síntomas tienen diferentes transcurso de gravedad y aparecer y desaparecer con el tiempo.

Hay períodos de brotes seguidos por períodos en los que los síntomas son mínimos. Sin embargo, es poco probable que alguna vez desaparecerán por completo de forma permanente. Sin embargo, la fibromialgia no es potencialmente mortal y no reduce la esperanza de vida .

Diagnóstico de fibromialgia

El diagnóstico de fibromialgia a menudo causa temor e infelicidad en muchos pacientes. Tener esta  condición de por vida con dolor y debilidad es una de las razones por las cuales los pacientes con fibromialgia tienen más riesgo de trastornos de ansiedad y depresi{on .

El aplomo, calidez, el descanso, el ejercicio y la reducción de las tensiones, los enfoques,  pueden mejorar la calidad de vida y permitir que un paciente con fibromialgia  mantenga una vida productiva.

Las terapias alternativas, incluyendo la acupuntura y la biorretroalimentación se han demostrado proporcionan alivio en algunos pacientes.

Cuando se diagnostica, es importante que se ayude  al paciente  a transitar haciar una vida sana y activa a pesar de  vivir con una condición debilitante. Esto es porque la mayoría de los síntomas de la fibromialgia no aparecen físicamente y son experimentados por el paciente.

Esta transición debe ser suave y de tal manera que permite al  individuo y su familia a entender que su vida se ha cargado de forma permanente y significativa.

Los pasos clave para lidiar con el diagnóstico

  • Algunos de los pasos clave para afrontar el diagnóstico, incluyen: –
    • El paciente debe ser ayudado a darse cuenta de que su vida debe ser superada a pesar de la fibromialgia.
    • El paciente debe tener las bases, el  conocimiento de lo que empeora la enfermedad y  protege de ella. Esto incluye el estrés y los cambios ambientales.
    • Se debe explicar al paciente que el sistema  más afectado es el sistema muscular. Estiramientos, ejercicios y programas de ejercicios aeróbicos por lo tanto son las claves para minimizar los síntomas musculares.
    • El paciente debe ser ayudado a reconocer y lidiar con el hecho de que la fibromialgia cambia las relaciones. Cuanto más rápido  una persona se adapta a esta realidad, es menor  el riesgo de desarrollar depresión o trastornos de ansiedad como consecuencia. Es esencial que la familia y amigos de un paciente entiendan  las necesidades de una persona con fibromialgia.

    Comentado por abril Cashin-Garbutt , BA Hons (Cantab)

REFLEXION: ¿COMO VIVIMOS LOS ENFERMOS DE FIBROMIALGIA LA ENFERMEDAD?


fibromialgiaFibromialgia esta es la palabra que nos lleva hasta aquí, cuando oimos esta palabra por primera vez quizás en muchos casos nos suena como esperanzador porque en nuestras mentes durante un largo tiempo de peregrinar de especialista en especialista nos habiamos imaginado un sinfin de diagnosticos terribles al no encontrar explicación para nuestras dolencias.

 Quizás la siguiente consulta al cabo del tiempo de este diagnostico nos lleva a decir si me dijo FIBROMIALGIA, pero yo no me encuentro mejor seguimos con nuestra vida pero cada vez vamos dejando atrás nuestras responsabilidades por dolor, por no poder más, médicos de cabecera, especialistas….quitan, restan importancia a lo que nos pasa y el enfermo empieza una nueva etapa de aislamiento, de incomprensión porque quien más sabe y quien mejor le puede informar no trata su problema con el interés y la importancia que le debe.Se encuentra en una etapa (después de varios años) ya discapacitante que merma su día a día y el factor psicológico empieza a hacer mella, el sentido de culpabilidad de no estar a la altura de los demás, de ser incapaces de enfrentar el día a día se une a los continuos dolores y fatiga.Si el enfermo despues de pasar por esta experiencia angustiosa de aislamiento, de peregrinaje por especialistas sin ningun diagnostico claro fuera informado a lo que se enfrenta, a lo que puede pasar o no pasar a abordar con las médidas que hay al alcance de nuestra sanidad, quizás el costo emocional, psicológico y social se podría ahorrar y estar ante enfermos como cualquier otro tipo de enfermos informados y libres de decidir como afrontar nuestra enfermedad.

 La información nos ayuda a buscar medidas paliativas necesarias en nuestro día a día en los casos que la enfermedad se desarrolla hacía una continua espiral de dolor, desde aquí quiero ofrecer toda esa información que me ha ayudado no a solucionar la enfermedad, pero sí a comprenderla y enfrentarme a una dura realidad con un mínimo de cordura.

 Existe y somos muchos, que la medicina o los especialistas quieran creer en ella tratarla o no, esa es una responsabilidad personal de este colectivo y no del enfermo. El enfermo es enfermo de Fibromialgia y no culpable de padecerla, en muchos casos este diagnóstico se convierte en una losa que nos aisla de cualquier ayuda que podamos necesitar.

TRATAMIENTO FIBROMIALGIA

A pesar de la abundante información que se ha acumulado en los últimos años, los conocimientos científicos no han sido capaces de aportar soluciones terapéuticas definitivas para este síndrome. Las medidas que se aconsejan son paliativas y se dirigen a mejorar la calidad de vida, afrontar la enfermedad y a recuperar el estado psicofísico con la confianza de un futuro mejor. Las terapias que se proponen más adelante son ineficaces de forma aislada y su aplicación conjunta y coordinada constituyen la única oportunidad válida, por lo que el primer planteamiento asistencial debe asentarse sobre la base del tratamiento multidisciplinar.

 Sin embargo, no todos los enfermos se encuentran en la misma fase evolutiva y no todos presentan la misma complejidad. Estos matices se deberán considerar siempre para el enfoque adecuado del problema. Es posible que la fibromialgia (FM) en su inicio y en casos poco complejos pueda ser tratada por los profesionales de medicina primaria.

 En la mayoría de los casos la evolución del cuadro, la ausencia de respuesta a la terapia o la complejidad del proceso, desbordará pronto estos recursos y sera necesaria la intervención del especialista. Para que sea efectiva la asistencia en esta primera fase, es necesario que el médico de asistencia primaria posea el suficiente conocimiento del síndrome, una adecuada alerta diagnóstica, pericia en el manejo inicial y una prolija información sobre otras alternativas terapéuticas para orientar correctamente al paciente. Sobrepasado el periodo inicial, el tránsito del paciente debería ser hacia una estructura sanitaria capaz de aplicar un programa multidisciplinar, en el que deben intervenir psicólogos, rehabilitadores, fisioterapeutas y médicos especializados en el tratamiento farmacológico del dolor, ya sean reumatólogos, anestesiólogos u otros especialistas clínicos con avanzado conocimiento del manejo de estos pacientes. Algunos centros sanitarios disponen de estructuras similares y son el ámbito idóneo para el cuidado y seguimiento de estos pacientes.

La terapia multidisciplinar se sustenta en un conjunto de medidas que se potencian entre sí y que deberá aplicarse en cuatro áreas: educacional/social, analgésica, psicológica y rehabilitadora.

http://www.fibromialgia.nom.es/

LA FIBROMIALGIA AL COMPLETO (II)


FibromialgiaDIAGNOSTICO

La FM es una afección crónica de etiología desconocida, caracterizada por la presencia de dolor crónico musculoesquelético generalizado, con bajo umbral de dolor, hiperalgesia y alodinia (dolor producido por estímulos habitualmente no dolorosos)29. En estos pacientes, la presencia del dolor crónico suele coexistir con otros síntomas, fundamentalmente fatiga y pro­blemas de sueño, pero también pueden estar presentes parestesias, rigidez articular, cefaleas, sensación de tumefacción en manos, ansiedad y depre­sión20, 21, 22, problemas de concentración y memoria91. El curso natural de la FM es crónico, con fluctuaciones en la intensidad de los síntomas a lo largo del tiempo.

El diagnóstico de la FM es clínico, por la falta de una prueba objetiva y no se apoya, por tanto, en ninguna prueba analítica, de imagen o anatomo­patológica específica.

1. Anamnesis

El síntoma clave es el dolor generalizado, que se agrava con el estrés, la ac­tivación emocional, el frío o la actividad física mantenida. El dolor se acompaña frecuentemente de rigidez articular matutina, parestesias en manos y pies, fatigabilidad-astenia y alteraciones del sueño. Otros síntomas que con frecuencia acompañan a la FM son cefaleas, acúfenos, inestabilidad, altera­ciones de la concentración o de la memoria, disfunción temporomandibu­ miofascial y clínica compatible con colon irritable. Los pacientes con FM presentan frecuentemente intolerancia a estímulos, olfativos y au­ditivos, por lo que se deben recoger las condiciones del entorno que puedan ser perjudiciales.

Por todo ello tiene gran importancia una anamnesis detallada, que permita una valoración integral del dolor, la funcionalidad y el contexto psi­cosocial29.

Es conveniente realizar una anamnesis de los factores psicológicos y psiquiátricos: antecedentes personales y familiares de trastorno mental; sintomatología psicopatológica actual; nivel de apoyo social, incluyendo las relaciones familiares y la repercusión y/o condiciones en la esfera so­ciolaboral.

2. Exploración clínica

La exploración física detallada y exhaustiva es esencial, tanto para confir­mar la FM como para descartar otras enfermedades, en especial del sistema osteoarticular y neurológico. En la FM la movilidad y el aspecto articular deben ser normales, a menos que coexista con otra enfermedad osteoarticu­lar de cualquier tipo. Es frecuente encontrar la provocación de dolor a los estiramientos laterales tanto a nivel cervical como a nivel lumbar. Tam­bién en una parte de los pacientes se detecta alodinia dinámica al roce cutá­neo, generalmente en zona de trapecios, parte proximal de brazos y muslos,que estas personas definen como una sensación de ardor o escozor, al reali­zar la estimulación, entre otros signos neurológicos.

Hallazgos más relevante en pacientes con FM es la detección de unumbral para el dolor patológicamente descendido para diversas estimula­ciones, aunque en la práctica clínica se utiliza la estimulación mecánica, me­diante la comprobación y cuantificación de los puntos sensibles. Es necesa­rio que la exploración física se haga de forma sistematizada y con precisión,recomendándose seguir el Manual Tender Point Survey. Si la exploraciónde los puntos sensibles se realiza de forma correcta, la reproducibilidad in­ter o intra evaluación es buena95, .

3. Criterios diagnósticos

El diagnóstico de la FM se basa, exclusivamente, en la clínica que manifies­ta el paciente, que son existencia de dolor y dolor desencadenado mediante la presión de los puntos sensibles de la FM que fueron establecidos por la ACR en 19905, ya que, hasta ahora, se carece de datos objetivos analíticos,de imagen o anatomopatológicos específicos de la FM.

En realidad, la ACR5 estableció unos criterios de clasificación, que se han utilizado ampliamente para diagnosticar la FM. Estos criterios caracte­rizan la FM por la presencia conjunta de dos hechos:

1. Historia de dolor generalizado durante, al menos, tres meses y que está presente en todas las áreas siguientes: lado derecho e izquier­do del cuerpo, por encima y por debajo de la cintura y en el esque­leto axial (columna cervical, pared torácica anterior, columna dor­sal o columna lumbar).
Por tanto, se cumplen las condiciones de dolor generalizado si exis­te dolor en alguna región del esqueleto axial y en, al menos, tres de los cuatro cuadrantes corporales (dividiendo el cuerpo con una lí­nea vertical longitudinal que separe dos hemicuerpos derecho e iz­quierdo y una línea transversal que pase por la cintura y separedos mitades superior e inferior) o, excepcionalmente, sólo dos si se trata de cuadrantes opuestos respecto a los dos ejes de división cor­poral.

2. Dolor a la presión de, al menos, 11 de los 18 puntos (nueve pares)que corresponden a áreas muy sensibles para estímulos mecánicos,es decir, con bajo umbral para el dolor por estímulos mecánicos  (Figura 1):

puntos fibromialgia

• Occipucio: en las inserciones de los músculos suboccipita­les (entre apófisis mastoide y protuberancia occipital ex­terna).
• Cervical bajo: en la cara anterior de los espacios intertrans­versos a la altura de C5-C7.
• Trapecio: en el punto medio del borde posterior.
• Supraespinoso: en sus orígenes, por encima de la espina de la escápula, cerca de su borde medial.
• Segunda costilla: en la unión osteocondral.
• Epicóndilo: distal a 2 cm y lateralmente al epicóndilo.
• Glúteo: en el cuadrante supero-externo de la nalga.
• Trocánter mayor: en la parte posterior de la prominencia trocantérea.
• Rodilla: en la almohadilla grasa medial próxima a la línea articular

Los puntos dolorosos no deben presentar signos inflamatorios. Los pa­ cientes con FM pueden presentar dolor provocado a la presión en otras zo­nas distintas a las exigidas para el diagnóstico.
La presión digital debe realizarse con una fuerza aproximada de 4 kg que, de forma práctica, suele corresponder al momento en que cambia la coloración subungueal del dedo del explorador. Para que un punto se
considere «positivo» la persona explorada tiene que afirmar que la pal­ pación es dolorosa. No se considera positiva la palpación sensible. La presión sobre los «puntos dolorosos» debe efectuarse con los dedos pul­
gar o índice, presionando de forma gradual durante varios segundos, ya que si la presión es excesivamente breve se puede obtener un falso resul­tado negativo.
La presencia de dolor generalizado junto con el dolor moderado o in­tenso a la presión en, al menos, 11 de los 18 puntos valorados, presenta una sensibilidad diagnóstica del 88,4% y una especificidad del 81,1%5.
Ante la falta de estudios confirmatorios sobre la validez de unos crite­rios específicos para el diagnóstico de la FM infanto-juvenil, se pueden utili­zar los criterios ACR 19905 para adultos o los recomendados por Yunus en1985.

Sin negar alguno de sus méritos, los criterios ACR actualmente utilizados para el diagnóstico de FM plantean varias limitaciones:

1. se basan exclusivamente en datos subjetivos como son el dolor que refiere el paciente y el que se desencadena mediante la presión de una serie de puntos que, obviamente, también dependen de una percepción subjetiva. Ésta es una limitación inevitable que comparte con otros cuadros clínicos totalmente aceptados, como las cefaleas o las neuralgias.

2. el aspecto más criticado es haber seleccionado la presión en puntos predefinidos como criterio de clasificación. Este rasgo tiene el mérito de ser un marcador de alodinia, es mucho más frecuente en la mujer y ha demostrado tener una relación con el estrés psicológico.

3. los estudios epidemiológicos demuestran que el número de localizaciones de dolor y de puntos dolorosos a la presión son variables y se distribuyen de una forma continua dentro del espectro de dolor crónico idiopático. Encontramos personas que refieren dolor en una, dos, tres… o múltiples localizaciones y si realizamos un examen físico podemos encontrar también dolor en uno, dos, cuatro, siete… o en los 18 puntos de FM. Es decir, los criterios de FM lo que hacen es seleccionar al subconjunto de pacientes con síntomas más intensos: los que tienen más zonas de dolor y más puntos sensibles a la palpación.

4. el punto de corte para la clasificación es arbitrario. Cada vez se es menos estricto con este criterio.

5. cuando se publicaron los criterios del ACR se pensaba que las localizaciones específicas de los puntos dolorosos tenían un significado especial y se acuñó el término “puntos control” para describir áreas del cuerpo que no deberían ser dolorosas a la presión en FM. La sensibilidad dolorosa a la presión se puede extender a todo el cuerpo y los “puntos control” de umbral más elevado son con frecuencia también sensibles como los puntos lla­mados sensibles en la FM.

Parte de la comunidad científica que está dedicada a FM ha planteado la necesidad de una revisión de los criterios ACR102, al observar que mu­chos pacientes con dolor crónico extenso no llegan a cumplir los criterios diagnósticos actualmente utilizados y probablemente comparten con pa­cientes que sí los cumplen mecanismos fisiopatológicos y abordajes tera­péuticos comunes. Este hecho ha impulsado a un grupo de personas exper­tas a buscar otros criterios que puedan hacer compatible la práctica clínica con los procesos de investigación.

Recientemente un grupo de expertos de la ACR18, en respuesta a las limitaciones señaladas, ha propuesto unos nuevos criterios preliminares de diagnóstico de la FM. Estos criterios se han obtenido mediante un estudio comparativo entre un grupo amplio de pacientes diagnosticados de FM y un grupo control de pacientes con dolor osteoarticular no inflamatorio, de si­milar edad y sexo. Estos criterios abandonan el recuento de puntos doloro­sos como elemento fundamental del diagnóstico de FM y contemplan la va­loración cuantitativa del dolor generalizado y de otras manifestaciones de la FM como cansancio, sueño no reparador, síntomas cognitivos y síntomas orgánicos. También es importante señalar que aportan unas escalas de gra­vedad que facilitan al clínico la evaluación del dolor y el resto de manifesta­ciones clínicas en cada paciente concreto y el seguimiento de su evolución.

Se ha observado que con la aplicación de estos nuevos criterios au­menta el diagnóstico de FM entre pacientes con dolor crónico y que hasta un 14% de pacientes diagnosticados de FM con criterios ACR 1990 no cum­plen los nuevos criterios. Se desconoce cómo se comportan los nuevos crite­rios en otros grupos con dolor regional y psicopatología. Se necesitan, por tanto, estudios de validación de esta nueva propuesta De todas formas estos autores18 expresan que los criterios utilizados y definidos por la ACR en 1990 han sido hasta la actualidad el “patrón oro” y se deben seguir aplicando para los procesos de investigación y diagnóstico,por lo que cualquier criterio nuevo definido no debería alejarse de los mis­mos, al menos mientras no dispongamos de pruebas exploratorias más obje­tivas o patognomónicas.

El Síndrome de Fatiga Crónica (SFC): Diagnóstico


cocluDificultades en el diagnóstico

Para los médicos, diagnosticar el síndrome de fatiga crónica (SFC) puede ser difícil por varios factores:

  1. No existe una prueba de laboratorio ni un biomarcador para el SFC.
  2. La fatiga y otros síntomas del SFC son comunes en muchas otras enfermedades.
  3. En el caso de algunos pacientes con SFC, es posible que para los médicos no sea obvio que están enfermos.
  4. La enfermedad sigue un patrón de remisión y recaída.
  5. Los síntomas son distintos en cada persona en cuanto a tipo, cantidad e intensidad.

Estos factores han contribuido a una tasa de diagnósticos baja. Del millón a cuatro millones de estadounidenses que tienen SFC, menos del 20% ha recibido un diagnóstico.

Exámenes y pruebas de diagnóstico del SFC

Debido a que no existe una prueba de sangre, un estudio exploratorio del cerebro u otro tipo de análisis de laboratorio para diagnosticar el SFC, el médico debe descartar primero otras causas posibles.

Si un paciente ha tenido fatiga intensa durante 6 meses consecutivos o más e informa que no se alivia con un descanso suficiente en la cama y que está acompañada de síntomas no específicos, como síntomas parecidos a la influenza, dolor generalizado y problemas de la memoria, el médico debe investigar la posibilidad de que el paciente tenga SFC. Es necesario hacer más exámenes y pruebas antes de hacer un diagnóstico:

  • Será necesario obtener los antecedentes médicos detallados del paciente, que deben incluir una revisión de los medicamentos que podrían estar causando la fatiga y los síntomas.
  • También se necesitará hacer un examen físico y mental completo.
  • Será necesario realizar una serie de pruebas de laboratorio de detección para identificar o descartar otras causas posibles de los síntomas que se puedan tratar.
  • Puede que el médico también solicite pruebas complementarias para dar seguimiento a los resultados de las evaluaciones iniciales.

El diagnóstico del SFC requiere que el paciente haya tenido fatiga durante 6 meses o más y que presente 4 de los 8 síntomas de este síndrome durante 6 meses o más. Sin embargo, si el paciente ha tenido fatiga durante 6 meses o más, pero no tiene cuatro de los ocho síntomas, es posible que el diagnóstico sea fatiga idiopática.

El proceso completo para diagnosticar el SFC se encuentra en http://www.cdc.gov/cfs/diagnosis/diagnosis-process.html (en inglés).

Pruebas diagnósticas para SFC

Pruebas para el diagnóstico de rutina del SFC

Si bien el número y tipo de pruebas a realizar pueden variar de un médico a otro, las pruebas siguientes constituyen una batería estándar para excluir otras enfermedades que causan fatiga: alanina aminotransferasa (ALT), albúmina, fosfatasa alcalina (ALP), nitrógeno ureico en sangre (BUN), calcio, hemograma completo, creatinina, electrolitos, velocidad de sedimentación globular (VSG), globulina, glucosa, fósforo, hormona estimulante de la tiroides (TSH), proteínas totales, saturación de transferrina y análisis de orina. Pueden ser necesarias más pruebas para confirmar el diagnóstico de otra enfermedad que no sea SFC. Por ejemplo, si un paciente presenta niveles bajos de albúmina junto con un valor por encima de lo normal en el resultado de la prueba de nitrógeno ureico en la sangre, se podría suponer una enfermedad renal. El médico puede decidir si repite las pruebas relevantes y posiblemente agregar algunas nuevas dirigidas a diagnosticar enfermedad renal. Si se presume de una enfermedad autoinmune con base en las pruebas iniciales y el examen físico, el médico puede solicitar estudios complementarios, como el de anticuerpos antinucleares.

Pruebas psicológicas y neuropsicológicas

Para algunas personas puede ser aconsejable evaluar el efecto de los síntomas de fatiga en algunas destrezas cognitivas o de razonamiento, como la concentración, la memoria y la capacidad organizativa. Esto puede tener una relevancia particular para los niños y adolescentes, para los cuales se deben atender problemas de inasistencia a clases, rendimiento escolar y necesidades educativas específicas. Una evaluación de la personalidad puede ayudar a determinar las habilidades para enfrentar la enfermedad y si hay un trastorno afectivo coexistente que requiera de tratamiento.

Pruebas teóricas y experimentales

Varias pruebas, algunas de las cuales se ofrecen a nivel comercial, no representan un valor demostrado para el diagnóstico del SFC. Estas pruebas no deben realizarse a menos que se requieran para el diagnóstico de una presunta enfermedad excluyente (p. ej., MRI para descartar posible esclerosis múltiple) o que sean parte de un estudio científico. En este segundo caso, se requiere de un consentimiento informado por escrito del paciente. Ninguna de las pruebas diagnósticas para identificar microorganismos infecciosos, como virus de Epstein-Barr, enterovirus, retrovirus, virus del herpes humano 6, Candida albicans y Mycoplasma incognita, sirven como pruebas diagnósticas para el SFC, y por lo tanto no deben utilizarse para este fin (excepto para identificar una enfermedad que excluiría el diagnóstico de SFC, como la mononucleosis). Además, ningún tipo de pruebas inmunitarias, incluidas las pruebas de caracterización celular, como medición de las células asesinas naturales (NK), número o función, pruebas de citoquinas (p. ej, interleucina-1, interleucina-6 o interferón) o análisis de marcadores celulares (p. ej., CD25 o CD16), han demostrado un valor en el diagnóstico del SFC. Otras pruebas que se deben considerar experimentales en el diagnóstico del SFC son la prueba de la mesa inclinada para la HNM y técnicas de exploración como MRI, tomografía por emisión de positrones (PET-scan) o tomografía computarizada por emisión de fotones individuales (SPECT-scan). Se están realizando estudios adicionales sobre los informes de un marcador distintivo del SFC así como un marcador urinario; cabe destacar que a la fecha, ninguno es considerado útil para el diagnóstico.

Para las personas que crean tener SFC:

Le puede resultar difícil hablar con un médico u otro profesional de la salud sobre la posibilidad de tener SFC. Un equipo diverso de profesionales de la salud, que incluya médicos, enfermeras certificadas y auxiliares médicos, puede diagnosticar el SFC y ayudar a diseñar un plan de tratamiento individualizado.

El SFC puede parecerse a muchas otras enfermedades, como la mononucleosis, la enfermedad de Lyme, el lupus, la esclerosis múltiple, la fibromialgia, los trastornos primarios del sueño y los trastornos depresivos mayores. Los medicamentos también pueden causar efectos secundarios que se asemejen a los síntomas del SFC.

Dado que el SFC puede ser similar a muchos trastornos, es importante no hacerse un autodiagnóstico. No es inusual que una persona suponga de manera errónea que tiene síndrome de fatiga crónica cuando en realidad padece de otra enfermedad que puede ser tratada. Si usted tiene síntomas de SFC, consulte con un profesional de la salud para determinar si sus síntomas son causados por otras afecciones. El diagnóstico del SFC solo puede hacerse si se han excluido las otras afecciones.

También es importante no demorarse en buscar un diagnóstico y la atención médica adecuada. Las investigaciones de los CDC parecen indicar que el diagnóstico y tratamiento tempranos del SFC pueden aumentar la probabilidad de mejoría.

Para los médicos y otros profesionales de la salud: criterios para el diagnóstico del SFC

Considere un diagnóstico de SFC si se cumplen estos tres criterios:

  1. Que la persona tenga fatiga crónica intensa durante 6 meses consecutivos o más que no se deba a un esfuerzo actual u otras afecciones asociadas a la fatiga (estas otras afecciones tienen que ser descartadas por un médico luego de hacer las pruebas de diagnóstico).
  2. Que la fatiga interfiera de manera significativa con las actividades diarias y el trabajo.
  3. Que la persona tenga simultáneamente 4 o más de los 8 síntomas siguientes:
  • Malestar durante más de 24 horas después de un esfuerzo físico.
  • Sueño no reparador.
  • Deterioro significativo de la memoria a corto plazo o la concentración.
  • Dolor muscular.
  • Dolor en varias articulaciones sin inflamación ni enrojecimiento.
  • Dolores de cabeza de un tipo, patrón o intensidad no sufrido anteriormente.
  • Sensibilidad en los ganglios cervicales o axilares.
  • Dolor de garganta frecuente o recurrente.

 http://www.cdc.gov/

Un test para detectar mejor la fibromialgia


caminarEnfermedad sobre la que aún se sigue investigando, la fibromialgia se caracteriza por provocar manifestaciones muy diversas: dolores difusos, rigidez de músculos y tendones, fatiga, problemas cognitivos, del sueño, etc. Para acertar con el diagnóstico e individualizar el tratamiento, una empresa francesa propone realizar una prueba que consiste en evaluar la manera de andar del paciente.

Una enfermedad, múltiples síntomas

Dolores crónicos, fatiga permanente, problemas cognitivos, del sueño… Los síntomas de esta enfermedad, que afecta a entre un dos y un cuatro por ciento de la población, son muy diversos. Sin embargo, los dolores musculares son prácticamente comunes a todos los pacientes y por ello sirven como indicio para realizar el diagnóstico.

En cuanto al tratamiento, éste recae en cuatro pilares: la educación del paciente, que debe aprender a conocer su enfermedad y a aceptar los síntomas; el tratamiento cognitivo-conductual, que enseña a convivir mejor con los inconvenientes de la enfermedad, en particular el dolor crónico; la actividad física, que la persona debe practicar, siempre de manera adaptada, a pesar del cansancio, y la medicación para regular el dolor y el humor.

Establecer subgrupos de pacientes para tratarlos mejor

Hoy, Centaure Metrix, empressa etiquetada Genopole®, pone a disposición del cuerpo médico una prueba de la marcha, que permite caracterizar a los pacientes enfermos de fibromialgia. Diferentes parámetros de la marcha, medidos por el sistema Locometrix®, se correlacionan con las grandes características de la fibromialgia. Este sistema, en complemento con los exámenes clásicos, permite al médico cuantificar:

-La intensidad del dolor crónico, que se mide por la disminución de la potencia de los movimientos;

-El estado cognitivo del paciente, correlacionado con la irregularidad de los ciclos de la marcha;

-El estado de fatiga física, que se expresa por una reducción de la actividad física, evaluada por la disminución de la cadencia del paso.

 El estudio sobre esta prueba innovadora se ha publicado en la revista BMC Musculoskeletal Disorders y serviría como complemento a los exámenes clínicos clásicos, que permiten diferenciar subgrupos de pacientes, es decir, con síntomas distintos. El objetivo final es poder racionalizar mejor el tratamiento de la fibromialgia y adaptarlo a las categorías de pacientes.

D. Bême.Fuentes:Comunicado Genopole/Centaure Metrix -The interest of gait markers in the identification of subgroups among fibromyalgia patients – Bernard Auvinet, Denis Chaleil, Jean Cabane, Anne Dumolard, Pierre Hatron, Robert Juvin, Michel Lanteri-Minet, Yves Mainguy, Laurence Negre-Pages, Fabien Pillard, Daniel Riviere and Yves-Michel Maugars – BMC Musculoskeletal Disorders 

http://salud.doctissimo.es

Afectados por la fibromialgia lamentan que su diagnóstico tarde hasta siete años


formaLa Fundación de Afectados de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica ha presentado un estudio sobre el impacto que tiene la enfermedad en la vida familiar y laboral, en el que pone de relieve que el diagnóstico de esta dolencia llega hasta siete años tarde, tras consultar a más de cinco profesionales.

El trabajo, que han presentado este miércoles en el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB), se ha realizado en base al testimonio de más de 300 personas afectadas que han sido atendidas en 35 centros de salud de diferentes comunidades autónomas, y evidencia que también existe una repercusión económica en los enfermos, ya que hasta el 65% ve disminuir sus ingresos –708 euros de media– por perder el empleo.

La atención médica llega por parte de médicos de familia, reumatólogos, psquiatras, psicólogos y fisioterapeutas, cuya valoración aprecian insuficiente por el retraso diagnóstico.

El 93% sigue tratamientos prescritos por el médico, aunque los enfermos también valoran positivamente terapias complementarias como sesiones de agua, osteopatía y masajes, indica el estudio.

El 51% de los enfermos cree que los gobiernos de sus comunidades autónomas no reconocen la fibromialgia ni están concienciados con los problemas que comporta; el 38% ha pedido un reconocimiento de su minusvalía y solo el 23% ha obtenido algún grado de invalidez permanente, aunque en la mitad de los casos fue necesario recurrir a la vía judicial.

Por ello, consideran prioritaria avanzar en la línea científica, sanitaria y de pensiones, además de en el entorno laboral, educación, sensibilización y promoción de las asociaciones, lo que incluye subvenciones para investigar la enfermedad, crear unidades de atención médica multidisciplinares y facilitar la adaptación necesaria en los puestos laborales, entre otras.

La fundación cifra en 900.000 las personas que sufren esta enfermedad en España, de las un 96% son mujeres, con una edad media de 52 años y cuyos primeros síntomas aparecen con 37 años.

La insatisfacción provocada por la enfermedad alcanza en un 67% a las relaciones sexuales, un 70% al rendimiento en el trabajo –seis de cada diez ven difícil seguir trabajando–, y aunque la mayoría asegura que su familia comprende su estado, también notifican problemas con la realización de las tareas domésticas.

http://www.telecinco.es/

CRITERIOS DIAGNOSTICOS DE CONSENSO SFC/EM


Aprovechando que el 9 de noviembre de 2012 se han vuelto a publicar los Criterios diagnósticos de consenso del SFC en Medscape (el original se publicó en 2011 en el Journal of Internal Medicine), cuelgo este pequeño esquema que puede servir para conocer mejor los CRITERIOS DIAGNÓSTICOS DE LA ENCEFALOMIELITIS MIÁLGICA/SFC – 2011. Espero que os sirva de ayuda.

Recordad que la mayoría de médicos utilizan los criterios canadienses (de 2003) e incluso los de Fukuda (1994), ambos ya obsoletos (aunque ampliamente aplicados aún).

Aclaraciones previas:
Para el diagnóstico de EM, la gravedad de los síntomas tiene que resultar en una REDUCCIÓN SIGNIFICATIVA del nivel premórbido de actividades del paciente.
Puede ser Leve (una reducción aproximada del 50% en el nivel de actividades previo a la enfermedad), Moderada (mayormente confinado en casa), Severa (mayormente confinado en cama), o Muy Severa (totalmente postrado en cama y necesita ayuda con las funciones básicas). Puede haber una marcada fluctuación en la gravedad y la jerarquía de los síntomas de un día a otro y de una hora a otra. Considerar los efectos de actividades, el contexto y la interactividad.

Tiempo de recuperación: por ejemplo, independientemente del tiempo de recuperación de un paciente de leer 1/2 hora, precisará mucho más tiempo para recuperarse de ir a comprar durante 1/2 hora y aún más si se repite al día siguiente – si es capaz. Los que descansan antes de una actividad o han adaptado su nivel de actividades a su limitada energía pueden tener períodos de recuperación más cortos que aquellos que no acompasan sus actividades de manera adecuada.

Impacto: por ejemplo un excelente atleta puede tener una reducción del 50% en su nivel de actividades previo a la enfermedad y aún así es más activo que una persona sedentaria.

CRITERIOS DIAGNOSTICOS DE CONSENSO SFC/EM – 2011

A. Síntoma OBLIGATORIO: Agotamiento neuroinmune postesfuerzo

Una o más opciones dentro de la lista siguiente, según los criterios descritos arriba, indica que tienes agotamiento neuroinmune post-esfuerzo

1. Marcada y rápida fatigabilidad física y/o cognitiva en respuesta al esfuerzo, que puede ser mínimo, como las actividades de la vida diaria o simples tareas mentales; puede ser debilitante y provocar una crisis.
2. Exacerbación de síntomas postesfuerzo: por ejemplo, agudos síntomas estilo gripe, dolor y empeoramiento de otros síntomas.
3. Agotamiento postesfuerzo que puede ocurrir inmediatamente después de la actividad, o no aparecer hasta horas o días más tarde.
4. El período de recuperación es prolongado, por lo general precisa 24 horas o más. Una crisis puede durar días, semanas o más.
5. Bajo umbral de fatigabilidad física y mental (falta de aguante) que se traduce en una reducción sustancial del nivel de actividades previo a la enfermedad.

B. Deterioro neurológico
Al menos un síntoma de tres de las cuatro categorías de síntomas siguientes

1. Deterioros neurocognitivos
a. Dificultades para procesar información: pensamiento más lento, deterioro de la concentración ej. confusión, desorientación, sobrecarga cognitiva, dificultades para tomar decisiones, el habla más lenta, dislexia adquirida o por esfuerzo.
b. Pérdida de memoria a corto plazo ej. Dificultades para recordar que uno quería decir, que estaba diciendo, encontrar palabras, recordar información, pobre memoria de trabajo.

2. Dolor
a. Cefaleas
b. Dolor significativo en músculos, uniones músculo-tendón, articulaciones, abdomen o pecho. Es de naturaleza no inflamatorio y a menudo migra.

3. Alteraciones del sueño
a. Alteración de los patrones del sueño: ej. insomnio, prolongado sueño incluyendo siestas, dormir la mayor parte del día y estar despierto la mayor parte de la noche, frecuentes despertares, despertar mucho más temprano que antes de enfermar, sueños vívidos/pesadillas.
b. Sueño no reparador

4. Alteraciones neurosensoriales, perceptuales y motoras
a. Neurosensorial y perceptual: ej. Incapacidad para enfocar la visión, sensibilidad a luz, ruido, vibraciones, olores, sabores y tacto; deterioro de la percepción de la profundidad.
b. Motora: ej. Debilidad muscular, espasmos, pobre coordinación, sentirse inestable sobre los pies, ataxia.

C. Alteraciones inmunes, gastrointestinales y genitourinarias
Al menos un síntoma de tres de las cinco categorías de síntomas siguientes
1. Síntomas estilo gripe pueden ser recurrentes o crónicos y se activan o empeoran típicamente con el esfuerzo. ej. dolor de garganta, sinusitis, nódulos linfáticos cervicales y/o axilares pueden agrandar o ser sensibles a la palpación.
2. Susceptibilidad a infecciones virales con prolongados periodos de recuperación
3. Tracto gastrointestinal: ej. nausea, dolor abdominal, hinchazón, síndrome de colon irritable
4. Genitourinario: ej. Urgencia o frecuencia urinaria, nocturia
5. Sensibilidades a alimentos, medicamentos, olores o productos químicos.

D. Alteraciones de producción/transporte de energía: Al menos un síntoma
1. Cardiovascular: ej. Incapacidad para tolerar postura vertical – intolerancia ortostática, hipotensión mediada neuralmente, síndrome de taquicardia ortostática postural, palpitaciones con o sin arritmias cardiacas, ligereza en cabeza/mareos.
2. Respiratorios: ej. Hambre de aire, dificultad para respirar, fatiga de los músculos de la pared torácica.
3. Pérdida de estabilidad termostática: ej. Temperatura corporal por debajo de lo normal, marcadas fluctuaciones diurnas; episodios de sudoración, recurrentes sensaciones febriles con o sin febrícula, extremidades frías.
4. Intolerancia a extremos de temperatura

Ahora sólo falta hacerlo llegar a todos los médicos, junto con las recomendaciones de los expertos mundiales en esta enfermedad que recomiendan volver a la denominación Encefalomielitis Miálgica en lugar de SFC o, incluso EM/SFC.

Enlace a la publicación en Medscape: http://www.medscape.com/viewarticle/773334
El texto completo del original de 2011, lo tenéis aquí:
viewtopic.php?f=23&t=1422

http://www.sfc-em-investigacion.com

PROTOCOLOS DE EVALUACIÓN DE LOS PACIENTES CON FIBROMIALGIA


La Fibromialgia es uno de los modelos más característicos de dolor crónico. El entendimiento y el desarrollo en la atención de los pacientes con dolor crónico, se han caracterizado en los últimos años por el conocimiento de la interacción entre el proceso biológico y los factores psicológicos y sociales, en el mantenimiento del dolor y desarrollo de la discapacidad asociada. Esto ha permitido la puesta en marcha en los países desarrollados de un modelo de atención bio-psico-social mediante abordajes multidisciplinares rehabilitadores, que se ha mostrado en diversos estudios y metaanálisis  como el procedimiento más eficiente en el tratamiento de los pacientes con dolor crónico, sin menoscabar la eficacia de otras terapias más simples.

En la línea de aplicar la experiencia acumulada en la evaluación y tratamiento en el dolor crónico incapacitante desde que se dieron los primeros pasos y a lo largo de los últimos años, en nuestro Hospital hemos iniciado un proyecto de Atención Multidisciplinar del Dolor Crónico dirigido a pacientes con Fibromialgia. Durante los últimos años, nuestro esfuerzo a estado dirigido a elaborar y probar unos protocolos de actuación concordantes con los conocimientos actuales de la atención al Dolor crónico incapacitante y aquellos propios de la Fibromialgia, teniendo en cuenta criterios de valoración y tratamiento que permitan una mayor efectividad en la evolución de los pacientes con esfuerzos de acorde a objetivos terapéuticos posibles o realistas.

No pretendemos con esta publicación realizar una guía de practica clínica, que solo con la aparición de estudios controlados que apoyen la evidencia científica, pueda construirse sino dar a conocer un modelo de abordaje que ya ha sido probado en los pacientes con Dolor Crónico Incapacitante  y cuyos primeros resultados en los pacientes con Fibromialgia son esperanzadores. Estamos convencidos que la utilidad de estos protocolos vendrá determinada por nuestra capacidad de comprender mejor la situación individual de cada uno de nuestros pacientes, de poder determinar grupos diferenciados en su evolución y pronóstico y de comprobar mediante estudios controlados la bondad de nuestras seleccionadas intervenciones.

EVALUACIÓN DEL PACIENTE CON FIBROMIALGIA

1. VALORACIÓN MÉDICA: La valoración médica consta de los siguientes elementos:
Historia Clínica
Antecedentes familiares
Antecedentes Personales
Historia del Dolor
Dolor Actual
Localización y Características (Gráfico)
EAV (1-10 cm)
Cuestionario del Dolor en Español (Descripción sensorial, afectiva, evaluativa) ( versión en español del cuestionario de dolor de McGill)
Cuestionario de Extensión del Dolor

Otros Síntomas
Fatiga (EAV 1-10 cm)
Sueño. (Inicio, Mantenimiento, Despertar, Horas)
Síntomas Cognitivos (Cuestionario de descripción de habilidades
múltiples MASQ / Múltiple Ability Self-Report Questionnaire )
Síntomas Intestinales

Exploración Física
Exploración general por aparatos
Valoración de la estática
Movilidad raquídea por regiones
Valoración articular
Valoración muscular: Bandas de Tensión, Puntos gatillo
Valoración del Dolor a la Exploración:
Presencia de Alodinia
Dolor a los movimientos: Homo y Contra-laterales
Umbral Nociceptivo: Nº de puntos sensibles
Valoración Neurológica
Valoración Autonómica: FC y TA basal (Decúbito y Bipedestación)

Umbral del Dolor (Algometría): Las evaluaciones del umbral del dolor ante la presión se realizan mediante el algómetro de presión Somedic Sales AB (1 cm², 30 kPa/s) según la prueba adaptada por Petzke.
Valoración Radiología Areas Dolorosas (Cervical, Lumbar, Pelvis, otras)
Valoración Análisis Generales

Instrumentos
– Versión en Español del Cuestionario del Dolor de McGill
– Cuestionario de Impacto de la Fibromialgia (FIQ)
– Cuestionario de descripción habilidades múltiples (MASQ)
Confirmación Diagnóstica de la Fibromialgia,
Establecimiento Diagnostico de Comorbilidades, Fuentes de dolor y Enfermedades asociadas responsables de otros síntomas
Protocolización

2. VALORACIÓN PSICOLÓGICA

– Historia Clínica:
– Antecedentes psicopatológicos personales y familiares.
– Evaluación longitudinal de la sintomatología psicopatológica y somática.
– Interferencia biográfica de la sintomatología somática.
– Evaluación topográfica de la sintomatología psicopatológica y somática.
– Evaluación de la personalidad premórbida:
– Características del patrón de conducta con propensión al dolor.
– Relaciones y actividades sociales:
– Genograma familiar:
– Frecuencia de las interacciones familiares.
– Grado de satisfacción con las relaciones familiares (percepción de ayuda, consideración de la suficiencia y calidad de la ayuda recibida).
– Actitud de la familia ante la enfermedad.
– Tipo, frecuencia y grado de satisfacción con las relaciones y actividades sociales.
– Estilo de interacción interpersonal.
– Grado de apoyo social.
– Evaluación de las contingencias actuales de las conductas de dolor.
– Evaluación y eficacia de las estrategias de afrontamiento del dolor previas y actuales.
– Creencias sobre el dolor (catastrofización; dolor = lesión; tratamiento del dolor =reposo absoluto…)
– Estilo atribucional relacionado con el dolor.
– Determinación de las evitaciones y las conductas de seguridad relacionadas con el dolor
– Formulación del análisis funcional e hipótesis de trabajo
– Instrumentos de evaluación:
– Estado psicopatológico:
– Derogatis Symptom Checklist (SCL-90-R)
– Escala Hospital Ansiedad Depresión (HADS)
– Personalidad:
– DAPP-BQ (Versión clínica)
– Inventario Neo Reducido de Cinco Factores (NEO-FFI)
– Estrategias de afrontamiento:
– COPE Inventory
– Estilo atribucional:
– Escala multidimensional de locus de control de salud
– Acontecimientos vitales estresantes:
– Cuestionario de estrés diario (CED-44)
Protocolización

3. VALORACIÓN OCUPACIONAL
Entrevista Estructurada /Historia Laboral
Evaluación Vocacional
Valoración Puesto de trabajo Actual
Valoración Ergonómica, materiales, herramientas, condiciones ambientales y ciclos de trabajo.
Valoración relacional en la Empresa
Observación directa, visita a empresa.
Valoración de dificultades Actividades Vida Diaria
Valoración capacidades y habilidades funcionales, mediciones directas, pruebas estandarizadas. Test de Tolerancia al Esfuerzo.

Instrumentos (Cuestionarios):
– Posicionograma,
– Cuestionario Vocacional,
– Cuestionario de Capacidad Funcional HAQ

– Cuestionario de Impacto de la Fibromialgia (FIQ)
– Sheehan de ocio, hogar, trabajo.
Protocolización

4. VALORACIÓN FÍSICA
Valoración Dolor Loco-Regional predominante (EAV 1-10 cm).
Arco de Movilidad Pasiva (Grados de movilidad en zonas raquídeas y hombros).

Test De Fuerza en manos:
Dinamómetro hidráulico. Media de dos medidas separadas 5 minutos.

Test de Esfuerzo:
Test de 6 minutos marcha. Se toma la frecuencia cardiaca, y respiratoria basal, al inicio de la prueba y al final, se hace caminar al paciente 6 minutos, al finalizar se medirán los metros recorridos, y las paradas.
Flexibilidad.- Medición de la distancia dedo-suelo.

Fluidez de Movimiento.
Cronometración del tiempo necesario para realizar las transferencias de bipedestación a decúbito supino, de decúbito supino a decúbito prono, y de decúbito prono a bipedestación.
Protocolización

5. EVALUACIÓN y CONSENSO MULTIDISCIPLINAR

Establecimiento de los diagnósticos
Evaluación integral de la Situación del Paciente
Análisis del grado de afectación
Valoración de Factores pronósticos y Criterios en la recuperación Funcional
Establecimiento de Objetivos y Programa Terapéuticos
Informe
Contacto con Médicos o Instituciones implicadas
Protocolización
· Bajo las directrices que la International Association for Study Of. Pain establece para la Evaluación y Tratamiento multidisciplinar del dolor crónico

6. VARIABLES A TENER EN CUENTA EN LA VALORACION DEL GRADO DE AFECTACIÓN

Gravedad de síntomas:

EAV Dolor y Extensión del Dolor (Gráfico)
EAV Fatiga
Nivel de síntomas Cognitivos (MASQ)
Presencia de Síntomas Autonómicos

Grado de limitación movilidad raquídea o articular pasiva asociada al dolor
Presencia y extensión de las Bandas de Tensión
Presencia y extensión de Alodinia táctil
Presencia y extensión del Dolor a los movimientos: Homo y Contra-laterales
Umbral Nociceptivo: Nº de puntos sensibles ó Algometría
Frecuencia Cardiaca Basal
Presencia de temblor en reposo y/o acción
Test de Tolerancia al Esfuerzo: Test de 6 minutos marcha.
Existencia de Comorbilidades fuentes de dolor o limitación.
Grado de Depresión (Nivel HADS)
Grado de Ansiedad (Nivel HADS)
Grado de Salud mental (SCL 90R)
Presencia de Psicopatología Mayor (Ausencia de trastornos mentales graves no compensados: cognoscitivo (delirium, demencia, trastorno amnésico), esquizofrenia y otros trastornos psicóticos, trastorno bipolar, trastorno depresivo mayor grave,trastorno de somatización, trastornos de conversión, trastornos facticios, trastornos disociativos, trastornos de la personalidad….)
Impacto en la Capacidad funcional (Nivel de HAQ)
Impacto global (Nivel de F.I.Q)
Afectación De La Calidad De Vida (SF-36)

7. VALORACION DE FACTORES PRONOSTICOS EN LA RECUPERACIÓN FUNCIONAL

Duración de la Enfermedad
Tratamiento recibido
Duración de la Baja laboral
Presencia de fracasos previos a la reincorporación laboral
Percepción subjetiva de discapacidad no recuperable
Puntuaciones elevadas en la subescala “Destino” del Cuestionario multidimensional de locus de control de dolor
Creencias desadaptativas (p.e. “el dolor siempre indica la presencia de una lesión” “no puedo retomar mis actividades hasta la remisión completa de mi dolor”, etc.)
Existencia de factores familiares que refuercen la discapacidad
Existencia de actividades laborales incompatibles con las limitaciones residuales físicas del paciente
Presencia de ciclos de trabajo de larga duración

1.8 CRITERIOS NECESARIOS EN LA VALORACION DE LA RECUPERACION LABORAL (INCOMPATIBLES CON LA VUELTA AL TRABAJO COMO OBJETIVO TERAPÉUTICO)

a. Edad 18 años y 60 años
b. Presencia de trastornos mentales graves no compensados: trastorno cognoscitivo (delirium, demencia, trastorno amnésico), esquizofrenia y otros trastornos psicóticos, trastorno bipolar, trastorno depresivo mayor grave, trastorno de somatización, trastornos de conversión, trastornos facticios, trastornos disociativos, trastornos de la personalidad.
c. Riesgo de autolisis
d. Dependencia farmacológica primaria
e. Contraindicación de asumir como objetivo la reincorporación o vuelta a la actividad laboral anterior, por las limitaciones residuales secundarias a la situación psico-física del paciente.
f. Rechazo del paciente a abordar la actividad laboral como objetivo terapéutico.
g. Situación de Solicitud para un reconocimiento legal de Invalidez
h. Presencia de un Litigio Laboral
i. Paciente en situación de Invalidez compensada.

9. VARIABLES EN LA MEDICION DEL DESENLACE (de acuerdo con el OMERACT 2005 para FM. J Rheumatol 2005;32:2270-77)

EAV Dolor
EAV Fatiga
Evaluación global FIQ
Calidad de Vida SF-36
Depresión BDI / HADS
Ansiedad HARS / HADS
Capacidad Funcional HAQ
Situación Laboral
Satisfacción del paciente

Estudio sobre los nuevos criterios diagnosticos en fibromialgia


ESTUDIO EN ESPAÑA SOBRE LOS NUEVOS CRITERIOS ACR EN LA FIBROMIALGIA

En el 38º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Reumatología (SER) que tuvo lugar en mayo 2012 en Zaragoza, el Grupo GEFISER (Grupo de Estudio de la Fibromialgia de la SER) aprobó realizar un ESTUDIO SOBRE LOS NUEVOS CRITERIOS DIAGNÓSTICOS EN FIBROMIALGIA.

Los pacientes diagnosticados de Fibromialgia según los criterios ACR actuales que puedan aportar un informe médico actualizado (últimos 3 meses) con el número de puntos sensibles -Tender Points- y que deseen participar en la validación, pueden llamar al 605 85 25 91 por las mañanas.
Es imprescindible aportar un informe médicos lo más reciente posible, máximo 3 meses de antigüedad, con el resultado de la exploración de los puntos (x/18). Vale el informe breve del médico que atienda habitualmente al enfermo y pueda certificar el seguimiento.

A través de la Fundació per a la Fibromiàlgia i la Síndrome de Fatiga Crònica se procederá a rellenar un cuestionario (puede ser vía telefónica con soporte e-mail). El informe quedará anexado al cuestionario y una vez recogidos los datos y puntuados, se procederá a mandarlos a la SER para procesarlos.

Resumen del estudio:
– Participar es gratuito.
– Se puede hacer a distancia.
– Se requieren unos 15 minutos para rellenar el cuestionario.
– Se necesita el informe médico actualizado porque posteriormente habrá que realizar el proceso científico de validación de criterios, imprescindible para poder contrastar ambos procesos diagnósticos y estudiar lo que aportan ambos.
– Cuanta mayor sea la muestra de pacientes participantes, mayor será la fuerza de los resultados obtenidos.

Fecha límite de participación: 30 de octubre de 2012

http://plataformafibromialgia.org