Imagen

Encefalomielitis Miálgica (EM) – SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA (SFC)


EM

Como dormir bien sin pildoras


dormirlunaUna buena noche de sueño es muy terapéutico, un antídoto valioso para el estrés y la tensión, y una forma vital de descansar tanto el cuerpo como la mente. Dormir también le permite soñar, dejar que la mente subconsciente repase la información y los acontecimientos del día; la investigación ha demostrado que el sueño es importante para la salud mental.
Pero las pautas del sueño se ven fácilmente perturbadas por la preocupación o el estrés, y el sueño es a menudo elusivo precisamente cuando más se lo necesita. Eso inicia un círculo vicioso: la falta de sueño conduce a una pobre concentración y reduce su capacidad para afrontar problemas o preocupaciones rutinarias.
Algunas personas funcionan con efectividad durmiendo bastante menos que otras. La gama es amplia, entre cuatro y diez horas para los adultos. No hay un número ideal de horas para dormir.
Si se duerme con facilidad, no se despierta durante el sueño, se despierta sintiéndose descansado y, una vez que lleva levantado unos diez minutos, puede pensar claramente durante el resto del día, está durmiendo lo suficiente.
Solucionar problemas durante el sueño
 
El tiempo que pasa dormido puede ser sorprendentemente productivo. Cuando el inventor Thomas Edison, por ejemplo, se esforzaba por crear la bombilla eléctrica,<> cada noche su subconsciente con preguntas, justo antes de quedarse dormido. Al cabo de unas pocas noches, se le ocurrían las respuestas y nacían sus inventos. Inténtelo usted mismo. Si tiene que resolver un problema concreto, siga los siguientes pasos:
1. Justo antes de acostarse, practique sus rutinas de relajación elegida.
2. Ahora, introduzca la cuestión. Si puede hacerlo por medio de visualización y de palabras, será más efectivo. El subconsciente responde más positivamente a las imágenes que a las palabras.) Intente evitar el introducir respuestas. Confíe en la mente subconsciente y en su capacidad intuitiva para encontrar la respuesta correcta.
3. A la mañana siguiente no despertará necesariamente habiendo encontrado la respuesta revelada. Pero persevere e insista y repita la pregunta a la noche siguiente, y luego cada noche hasta que se presente la solución por sí misma, como sucederá invariablemente.
Romper la pauta
El insomnio es común: casi todos lo sufrimos de vez en cuando. Una dificultad para combatirlo es que, a menudo, se perpetúa a sí mismo. Si está cansado pero no a dormido bien, sentirá tanta ansiedad por descansar lo suficiente que no se podrá quedarse dormido. Necesita romper el ciclo del insomnio antes de poder establecer una pauta sana del sueño. No es aconsejable tomar somníferos como solución a largo plazo, porque él dejar de tomarlos puede agravar el insomnio. Existen otros muchos tratamientos efectivos.
Lo primero que debe hacer es asegurarse de que no hay posibles causas físicas que expliquen sus problemas de sueño, como deficiencias de vitaminas o minerales, o factores ambientales como el ruido. Es útil establecer una rutina antes de acostarse que le relaje y convenza indirectamente a su mente inconsciente de que el sueño es inminente. Concédase tiempo suficiente para serenarse. Si trabaja frenéticamente hasta el último minuto y luego intenta quedarse inminentemente dormido, quizá lo consiga debido al agotamiento físico o mental, pero también es muy probable que despierte a cabo de una hora porque su mente todavía esta activa.
Si no puede quedarse dormido porque su mente se ve agobiada por ciertas preocupaciones, pruebe a usar una técnica de desplazamiento: mientras está acostado en la cama, hágase una lista mental de todos los muebles que hay en la casa, luego otra de todas las lámparas. Mantenga la mente ocupada con cosas sin importancia, para bloquear la aparición de preocupaciones persistentes.
Una mujer llamada Incolaza, por ejemplo, descubrió que al cambiar de profesión empezó a tener una pauta de sueño errático. Se despertaba al cabo de dos horas de sueño y permanecía despierta durante horas. Así pues, probó con una técnica de visualización: se imaginó que era una camarera de un gran hotel donde tenía que hacer las camas durante todo el día, con lo que se cansaba tanto que lo único que deseaba era acostarse en una de aquellas camas y dormir. Pronto observó una notable mejoría en sus pautas de sueño y, al cabo de dos meses, volvía a dormir con normalidad.
Termine con una nota positiva
 
Resulta demasiado fácil acostarse y pensar en todas las cosas que han salido mal durante el día. Eso no sólo le impide dormir bien, sino que también despertará sentimientos tensos y negativos. En lugar de permanecer en la cama pensando en las cosas que podría haber hecho o dicho de modo diferente, piense en algo bueno que ocurrió durante el día. Puede ser algo comparativamente trivial, como un piropo por su aspecto, o algo más importante, como la terminación de una tarea. Si tiene pensamientos positivos al acostarse, su sueño será más profundo y satisfactorio y al día siguiente despertará sintiéndose más positivo y poderoso.
Sueño reparador
 
Si trata de romper una pauta de noches de insomnio, quizá le sean útiles las siguientes sugerencias.
· El ejercicio físico practicado durante el día le ayudará a dormir, pero no lo haga directamente antes de acostarse, porque aumentará los latidos y el pulso y dificultará la relajación.
· Elija con cuidado lo que bebe antes de acostarse; lo mejor es leche caliente o un té de hierbas. El alcohol puede ayudarle a dormir, pero quizás se despierte durante la noche, mientras que las bebidas que contienen cafeína tomadas dos o tres horas antes de acostarse pueden actuar como un estimulante.
· Si lee, escucha música o ve la televisión antes de acostarse, asegúrese de que el material no sea demasiado estimulante, o le resultará más difícil desconectar y dormir.
· Tome un baño tibio, no caliente ni frío, al acostarse por la noche, y relaje su cuerpo. Su mente se relajará enseguida.
· La infusión de manzanilla se considera como la mejor ayuda para dormir. Tomar una taza por la noche ayuda a combatir el insomnio y aliviar la ansiedad y el estrés.
· Asegúrese de que el dormitorio no esté sobrecargado; abra una ventana y deje entrar aire fresco.
· Una vez que esté en la cama, escuche algo de música suave o lea una historia con largas descripciones de paisajes o de viajes. Luego practique un ejercicio básico de relajación. Si está realmente relajado al iniciar una visualización agradable, debería de quedarse dormido antes de llegar al final.
Fuente:

Dolor: No sufras en silencio (I)


brain-pain1.Introducción

Este folleto ha sido redactado para informarle y ayudarle a comprender el origen del dolor crónico y para ofrecerle el mejor consejo para su tratamiento. No es Vd. la única persona que sufre dolor crónico; todos sufrimos dolor en algunas ocasiones, pero hay muchas personas que sufren dolor durante un largo periodo de tiempo con poco o ningún alivio.

Durante la última década ha habido muchos avances en el campo de la medicina, pero desafortunadamente todavía no existen “curas” para muchos tipos de dolor. A pesar de ello, actualmente disponemos de diferentes tratamientos que pueden ofrecer un alivio parcial (y en algunos casos alivio completo), y ciertos tratamientos que sólo pueden ofrecerle los profesionales de la salud que poseen conocimientos específicos para el tratamiento del dolor crónico.

El dolor es una experiencia individual compleja que incluye aspectos sensoriales, emocionales y sociales. Es importante comprender que un mismo dolor no será experimentado de igual forma por distintas personas. Esto es porque los mensajes que el dolor envía a nuestro cerebro son interpretados de forma diferente por las distintas personas, y porque nuestra experiencia individual en la vida diseña la forma en que experimentamos y expresamos nuestro dolor.

Con esta breve guía informativa pretendemos servir de ayuda para que pueda comprender la naturaleza de su dolor, y esperamos que pueda ayudarle a buscar la mejor forma de aliviarlo.

Beatrice Sofaer, Ph.D., RN
David Niv, M.D. Presidente EFIC 1999-2002
Marshall Devor, Ph.D., Comité EFIC de Publicaciones 1999-2002

2.¿Por qué tengo dolor?

Esta suele ser una de las preguntas mas frecuentes entre las personas que sufren dolor, y no es fácil de responder. Sabemos que el dolor suele ser una advertencia de nuestro cuerpo avisándonos de que algo no funciona correctamente. En ocasiones, nuestro propio sistema de alarma falla y emite un aviso innecesario, porque la alarma del dolor puede ser emitida incluso cuando no existen enfermedades o lesiones.

El dolor puede actuar como un amigo o un enemigo. La causa más común del dolor es cuando actúa como señal de alarma por detectar una lesión en sus tejidos o una enfermedad en nuestro cuerpo. En general la intensidad del dolor se condiciona con el nivel y severidad de la enfermedad. Si el dolor se puede aliviar mediante los analgésicos habituales, seguro que desaparecerá en cuestión de horas o días. Si el dolor es agudo y anormalmente severo, es aconsejable buscar ayuda médica cuanto antes. Algunas personas sufren dolores recurrentes, como dolores de cabeza o menstruales, y los que habitualmente los padecen los reconocen como “no amenantes”, aunque suelen ser muy desagradables. Cuando la alarma del dolor se dispara y no se puede identificar el motivo, piense que el dolor está haciendo su trabajo, …. tomeló en serio.

Las lesiones superficiales pueden inflamarse o infectarse, y esto tiende a prolongar el dolor mientras que las lesiones internas, como una torcedura de tobillo, tienden a durar días o semanas. Los tratamientos habituales, como los analgésicos o antinflamatorios, suelen ser seguros y efectivos contra estos dolores pero si se toman a largo plazo, estas medicaciones pueden producir efectos secundarios importantes, como problemas gastrointestinales. Existen alternativas más seguras, y por ello debería consultar a su médico.

El principal problema lo encontramos en los dolores que deberían desaparecer pero no lo hacen. No existe un tiempo específico tras el cual un dolor agudo se convierte en crónico; esto depende de la forma individual de cada dolor y persona. Por regla general, si el dolor ha durado mucho más de lo que se esperaba cuando comenzó, puede convertirse en un dolor crónico.

En ocasiones, el dolor crónico es consecuencia de un cambio o enfermedad persistente en los tejidos, como por ejemplo la artritis, pero otras veces es consecuencia de una alteración o cambio en el propio sistema de alarma. Esto puede suceder, por ejemplo, si ha habido una lesión en los nervios; es como una línea telefónica con interferencias. Algunos casos son consecuencia de dolor nervioso, como la diabetes o herpes. La cirugía de la mama o en la zona del tórax, o la amputación de alguna extremidad, puede dejarle un dolor parecido a una sensación de quemazón persistente o descargas eléctricas.

El nivel de dolor que pueden sufrir las personas teniendo la misma enfermedad o lesiones similares, puede variar mucho. Algunos pueden sufrir enormemente, mientras que otros ni siquiera sienten el dolor. Una situación muy dolorosa, aunque bastante usual, es cuando una lesión aparentemente menor, como un simple corte con papel, desemboca en un dolor persistente, aunque no existen pruebas para saber el por qué esto sucede. Algunas personas parecen mas predispuestas al dolor, mientras que otras parecen ser inmunes. Estas diferencias pueden ser reflejo de la educación o cultura de cada persona. Sin embargo, existen cada vez mas pruebas de que la respuesta al dolor tiene mucho que ver con nuestros genes, y nosotros, por supuesto, no tenemos control sobre ellos.

3. Existe algo más en el dolor crónico que la simple molestia

Tener dolor de vez en cuando ya es bastante malo de por sí, pero vivir con dolor durante largo tiempo hace que la situación empeore. El dolor suele limitar la habilidad para trabajar, disfrutar y para cuidar de uno mismo. Muchas personas con dolor crónico quedan incapacitadas para trabajar, añadiendo así la pérdida del nivel económico al problema. Si el tiempo pasa y no se mejora, las personas tienden a hacerse introvertidas y deprimirse, lo cual sólo aumenta la soledad y el aislamiento social. Conforme el dolor aumenta, muchas personas suelen abandonar su lucha, admitiendo que la enfermedad les ha ganado y consiguiendo entnces que la enfermedad se convierta en un problema que involucra tanto al que sufre como a los que le rodean.

4.El dolor crónico merece una atención especial como enfermedad con derechos propios

Es bastante lógico asumir el hecho de que si tratamos la enfermedad que fue el origen de las molestias, el dolor desaparecerá. Normalmente la cirugía suele reparar las lesiones y como consecuencia, el dolor, pero ¿qué pasa si no lo hace?. ¿Y qué pasa con los casos en los que nada puede hacerse para solucionar el problema que causó el dolor, o donde no puede encontrarse ningún problema o enfermedad como origen del dolor?. En esta situación tan frecuente, tratar y eliminar el dolor son los objetivos principales, pero si no es posible solucionar estos aspectos, siempre quedan alternativas para mejorar la calidad de vida de la persona que sufre dolor.

Algunos de los casos en los que no puede hacerse demasiado, son los siguientes:

Cefaleas y migrañas
Una vez hechos todos los exámenes y análisis para excluir una enfermedad cerebral grave, lo único que queda por hacer es tratar el dolor.

Dolor de espalda asociado con el paso de la edad
En estos casos, la cirugía no es demasiado recomendable, por lo que el único remedio es tratar el dolor

Dolor artrítico
Cuando las articulaciones ya están dañadas, no suelen tener cura. Es entonces cuando el control del dolor se convierte en el principal objetivo del tratamiento.

Dolor tras una lesión traumática
Golpes, fracturas óseas, nervios desgarrados, torceduras musculares o un dolor persistente tras una operación… la causa del dolor puede estar clara, pero la única ayuda real es el alivio del dolor.

Existe un gran número de enfermedades específicas que a menudo están asociadas con el dolor, por ejemplo: diabetes, problemas en los vasos sanguíneos, herpes y la mayoría de tipos de cáncer. Cada vez es más evidente que dos enfermedades suceden al mismo tiempo: la enfermedad original y la enfermedad del propio dolor crónico. En muchas ocasiones el tratamiento puede hacer que la enfermedad original quede controlada, o que incluso desaparezca por completo, mientras que la enfermedad del dolor crónico sea cada vez mas persistente; otras veces, ambas enfermedades persisten durante meses o años. Es un error pensar que si la enfermedad original no puede ser curada, tampoco puede serlo el dolor. El tratamiento de la enfermedad del dolor crónico requiere la actuación de un especialista con experiencia en este campo, de la misma forma que es fundamental unos conocimientos específicos para el tratamiento de la enfermedad original.

http://www.sedolor.es

de fibromialgiamelilla Publicado en Dolor Etiquetado

Fibromialgia: Guía Nutricional, Alternativas Y Tratamiento Natural


alterLa fibromialgia es un término que proviene del latín fibra, que se refiere al tejido conjuntivo, el griego mio, que significa músculo, y algia, dolor. La fibromialgia no es considerada una enfermedad, sino más bien un conjunto Fibromialgia: guía nutricional, alternativas y tratamiento naturale síntomas y trastornos músculo-esqueléticos que se caracteriza fundamentalmente por fatiga extrema, dolor persistente, rigidez variable en los músculos, tendones y tejido blando circundante, entre otros síntomas. No es una afección contagiosa, más bien se relaciona con una baja comprensión emocional y con estados anímicos depresivos,, ansiosos o estresados.
Síntomas:
 
• Rigidez y dolor crónico.
• Sensibilidad a la palpación en puntos específicos de la anatomía.
• Dolor y fatiga en músculos, articulaciones, ligamentos y tendones.
• Dificultad para concentrarse.
• Trastornos digestivos como dolor abdominal, meteorismo, estreñimiento, diarrea, etc.
• Parestesia (hormigueo y entumecimiento en manos y pies).
• Cansancio o agotamiento excesivo o generalizado, el cual evita que las tareas que se realizan cotidianamente no se realicen de forma habitual, lo cual puede volverse una incapacidad.
• Depresión.
• Sequedad en la piel.
• Insomnio o dificultades para dormir.
• Tensión o rigidez matutina.
• Dolores de cabeza.
• Problemas con el pensamiento y la memoria, que impiden el funcionamiento normal del sujeto.
Causas:
• Ansiedad o estrés, físico o mental, emociones que pueden suceder y/o acentuarse después de la separación con la pareja, problemas de la vida cotidiana como problemas económicos, en el trabajo, etc.
• Exposición excesiva a humedad o frío.
• Trastornos de sueño, sueño deficiente, sentir que no se ha descansado correctamente al despertar.
• Padecer una enfermedad reumática.
• La depresión y los estados emocionales de ira guardada o culpa pueden predisponer dicha afección.
• Después de una infección, de un accidente.
• Infecciones víricas.
• Puede aparecer después de padecer artrosis, artritis, lupus eritematoso, hemiplejía, etc.
Tratamientos Naturales:
Tratar de curar el dolor con analgésicos, fármacos o medicamentos no ayudara sa curar realmente el problema, sino quizá a controlarlo. Es necesario ayudar al cuerpo s sanar verdaderamente y no sólo a anestesiarse con medicamentos. El organismo tiene una capacidad auto-curativa poderosa, solo requiere que le demos los elementos necesarios para que el simplemente restablezca sus funciones normales y su salud completa.
Guía nutricional y dieta para personas con fibromialgia:
Se sabe en la medicina natural que no existe enfermedad, sino tan solo un cuerpo intoxicado el cual se manifiesta de muchas formas, y a esas formas se les llaman enfermedades.
Los hábitos alimenticios inadecuados generan en el cuerpo una larga lista de problemas de todo tipo, entre los cuales encontramos la fibromialgia.
Por ejemplo, las dietas altas en productos azucarados, refinados y fritos son los causantes de un gran número de afecciones.
El azúcar blanca daña terriblemente el sistema nervioso, este producto causa todo tipo de problemas nerviosos como estrés, depresión, angustias, etc. Es necesario evitar este producto, así como los refinados (como las harinas blancas o adicionadas), leche de vaca y procesados, que sólo atascan el cuerpo de toxinas y generan lo que se conoce como toxemia o fiebre interna.
Además, el azúcar blanca roba el calcio a los huesos y los procesos metabólicos, por lo que a la larga puede causar problemas musculares y de huesos. También desmineraliza el cuerpo y desgasta y debilita órganos y tejidos. NO se debe sustituir por endulzantes artificiales o sustitutos de azúcar que solo desequilibran y enferman más el cuerpo. Se debe sustituir por miel de abeja o mascabado, o evitar consumir endulzantes por un tiempo, considerando que en las frutas, verduras y cereales integrales encontramos las fuentes de energía y azúcar más beneficiosas para el cuerpo.
Alimentos y suplementos naturales indicados en casos de fibromialgia:
• Vegetales frescos: estos no deben faltar en tu dieta diaria, son ricos en vitaminas y minerales que empezaran un proceso de curación profundo. Realiza jugos de vegetales frescos al día donde incluyas con frecuencia la zanahoria, la sábila, el ajo y cebolla (en ensaladas) y el apio.
• Todos los alimentos ricos en potasio, cinc, silicio y selenio, nutrientes esenciales para curar este síndrome.
• Grasas vegetales como el aceite de oliva prensado en frio, aceitunas, semillas como la de lino, el sésamo o girasol, etc. Evita los fritos,. embutidos y carnes rojas.
• Cereales integrales, como el amaranto, miso, maíz, etc. ricos además en proteínas vegetales, vitaminas y minerales.
• El magnesio interviene en el proceso de la contracción muscular, su carencia provoca un mal funcionamiento muscular, calambres y espasmos, además de apatía y debilidad.
• Antioxidantes: la vitamina C, A y E deben estar muy presentes en tu dieta. Incluye a menudo naranja, aguacate, limón, zanahoria, algas marinas, germinados, alfalfa, soja, amaranto, etc.
• Algunos suplementos alimenticios puede ser de gran ayuda para restablecer el equilibrio y la armonía del cuerpo. La clorofila, la linaza, la miel de abeja y las algas marinas como la espirulina, así como el te verde, las bayas de goji, el jugo de aloe son excelentes complementos para tu dieta diaria, estos ayudaran a combatir cansancio y depresión, y ayudaran a mantener tu cuerpo depurado de toxinas y desechos acumulados en tu cuerpo.
• Los aceites y leches vegetales deben de usarse en lugar de la leche de vaca y aceites refinados. La leche de soja o almendras son rica fuente de calcio, mineral que no debe falta en tu dieta.
Dieta recomendada:
AYUNAS: beber el jugo de un limón exprimido en un vaso de agua tibia o te de limón caliente. Beber a sorbos despacio y no comer nada antes de que pase media hora.
DESAYUNO: plato de frutas con semillas de sésamo. Las frutas recomendadas son la papaya, la piña, el plátano (que puede usarse en licuados también), naranja o guayabas. No combines frutas dulces con ácidas ni las combines con otros alimentos cocinados. Las frutas puedes comerlas en jugos o ensaladas, mezclarlas de vez en cuando con leches vegetales o semillas.
COMIDA: arroz integral o pescado al vapor o sopas de verduras no muy cocidas, combinadas siempre con una ensalada o jugo de frutas. Nunca comas postres o frutas después de comer, ni bebidas azucaradas. Bebe un vaso de agua tibia con la comida.
CENA: avena integral con leche de soja, sándwich integral vegetariano, verduras al vapor, etc.
ENTRE COMIDAS: come ensaladas y frutas, y evita caramelos, pasteles y alimentos que solo obstruyen tu salud.
Tratamientos naturales:
Acupuntura, reflexología y digitopuntura: hay puntos en el cuerpo humano que están relacionados con los bloqueos de los meridianos, y vinculados con las afecciones de los órganos, principalmente, con Hígado, Riñón, Bazo y Corazón. Cualquiera de ellos podría ser el agente desencadenante de enfermedades como la fibromialgia en personas que estas predispuestas y la acupuntura puede sin duda ser una opción muy eficaz.
Masajes: los masajes son alternativas muy útiles para destensar los músculos y ayudar al cuerpo a restablecer su energía, gozo y salud. Un masaje de bioenergía es el más recomendado para tratar este tipo de afecciones, el cual no solo apoya el plano físico sino el emocional.
Ejercicios de bioenergía: los cuales ayudaran al paciente a recuperarse poco a poco de tensiones contenidas en su cuerpo.
El reiki, la aromaterapia y las flores de Bach, cuando son combinadas con una dieta adecuada y un buen trabajo emocional, pueden ser poderosas herramientas para sanar.
Fuente: