FIBROMIALGIA: CUANDO LA EMOCIÓN NO SE EXPRESA Y EL CUERPO DUELE


emociones y organosHay una frase que yo repito mucho a mis pacientes: EMOCIONES EXPRESADAS, EMOCIONES SUPERADAS. Algunos se identifican con ella, otros encuentran dificultad en su planteamiento, pero lo que nadie me puede negar es que cuando las emociones negativas se nos ponen de manifiesto nuestro cuerpo, a nivel físico, se resiente.
Ante una misma dolencia o enfermedad su manifestación física se desarrolla de una u otra manera dependiendo del estado de ánimo con el que la afrontemos. En enfermedades como el cáncer o la fibromialgia está demostrado que el aprender a gestionar las emociones y encontrar cierto equilibro emocional, hace que la presencia de sentimientos positivos ayude a la recuperación del paciente.
¿Qué es una enfermedad en si misma?
No es más que una alteración del estado normal de nuestro organismo, o parte de él, por no poder recibir lo que necesita. Algo así como un CONFLICTO interno.
La persona se constituye en cuerpo (físico) y mente (raciocinio y emociones), ambos son necesarios para el buen funcionamiento del organismo. Por tanto, tan importante es atender la carencia física que está sufriendo un determinado órgano, como atender las necesidades emocionales que tiene un paciente para combatir dicha dolencia. ¿La solución? LA PREVENCIÓN.
Si aprendemos a cuidarnos física y emocionalmente evitaremos la aparición de muchas alteración psicofisiológicas o las combatiremos con mayor efectividad en caso de que se nos presenten.
Se trata de un proceso de ADAPTACIÓN a nosotros mismos y al medio en el que nos desarrollamos.
¿Cómo relacionaríamos una dolencia emocional con una alteración física?
Para hacerlo de manera clara y sencilla enumeraré los órganos que se suelen ver afectados cuando no hemos solucionado emocionalmente algo que nos preocupa.
– HÍGADO:
o Se le vincula con la ira, el enfado, y la agresividad.
– CORAZÓN E INTESTINO DELGADO:
o Relacionado con la euforia, histeria, excitación, hipersensibilidad y nerviosismo.
– ESTÓMAGO, BAZO Y PÁNCREAS:
o Se ven alterados por desequilibrios emocionales como la ansiedad, la duda, el escepticismo y los celos.
– PULMÓN E INTESTINO GRUESO.
o Guardan relación con las dificultades para comunicarse cuando uno quiere imponer su palabra, el exceso de autoridad y el dominio sobre los demás.
– RIÑÓN Y VEJIGA.
o Vinculados al miedo, la falta de autoestima, la timidez y la desesperanza
Como podemos ver EMOCIONES y ÓRGANOS van de la mano, por ello es tan importante hacerle caso a la expresión de las primeras para evitar disfunciones en los segundos.
CIARA MOLINA
Psicóloga Cognitivo-Conductual especialista en Gestión Emocional
Anuncios

¿Cómo camina el paciente con fibromialgia?


Caminando%202Según el interesante estudio publicado en nuestra web http://afibro.org/2012/10/los-signos-y-sintomas-neurologicos-en-la-fibromialgia-neurological-signs-and-symptoms-in-fibromyalgia/ las personas con FM dentro de las anormalidades neurologicas mas significativas se menciona ”problemas en la marcha” …-dificultad para caminar – (28pct contra 7pct de las personas sanas). Exactamente dice ….

”4) la falta de equilibrio, falta de coordinación, torpeza o anormal vinculado a Romberg signo positivo , ataxia, alteración de la propiocepción, o TRANSTORNOS DE LA MARCHA EN TANDEM También relacionado con la mala coordinación y torpeza dysdiadochokinesis anormal con deterioro del control motor fino en el examen.”

La curiosidad nos llevó a tratar de entender y llegamos a este artículo de la Univ. Católica de la Univ. de Chile, que confiamos nos disculpe la reproducción, por ser de índole educativo para personas de dolor crónico. Y nos indica que en algunas enfermedades, en el examen físico se observa nuestra forma de caminar. Y así tenemos que lo que explica la investigación anterior arriba mencionada, es que un porcentaje alto de personas con fibromialgia no pueden caminar ”normal”, y una de nuestras dificultades sería que tenemos dificultad para caminar poniendo un pie adelante del otro (como se camina en la cuerda en un circo). Obviamente lo logramos pero no tenemos la misma estabilidad que tendrían el resto de personas.

Ahora puedo entender cuando mi médico me decia que por la forma de caminar se podria también tener una referencia que la persona tiene fibromialgia. Y nuestros lectores también.

En el artículo de abajo que solo es referencial, mencionan otras formas de caminar según la enfermedad.

2. Marcha o deambulación

Se refiere a la forma como el paciente camina. Lo normal es hacerlo en forma activa, con control de los movimientos, en los que se nota coordinación y armonía. La persona se desplaza de acuerdo a su voluntad, siguiendo las trayectorias que decida. Es normal que presente algún grado de braceo, que no se desvíe en forma involuntaria del trayecto que desea seguir, que el punto de gravedad del cuerpo esté centrado sobre su base de sustentación o ligeramente adelante,que los pasos sean de un tamaño parecido, etc. Esta forma de deambular se altera en distintas enfermedades. Los trastornos de la marcha en general se deben a alguno de los siguientes trastornos:

  • dolor.
  • problemas articulares.
  • debilidad muscular.
  • falta de control del movimiento.

Al evaluar la marcha se le solicita al paciente que camine un trayecto, regrese, y eventualmente lo repita si es necesario. También se le puede solicitar que de unos pasos apoyado sobre sus talones o la punta de los pies. Para apreciar la estabilidad se le pide que camine colocando un pie delante del otro en forma sucesiva, como los equilibristas sobre una soga (marcha en tandem). Mientras esto ocurre, el examinador observa los distintos aspectos que van implícito en el caminar: coordinación, soltura o rigidez de los movimientos, postura del tronco, amplitud de los pasos, separación de los pies, equilibrio, fuerzas, etc.

A continuación se presentan algunos ejemplos de marchas alteradas:

 Marcha de pacientes con polineuritis: debido a una imposibilidad de efectuar una flexión dorsal del pie por debilidad de los músculos tibiales anteriores y extensores de los dedos, la persona debe levantar la pierna más de lo normal para evitar arrastrar el pie. Luego, al bajar la pierna, apoya primero la punta del pié y luego el resto de la planta. Se encuentra en pacientes con polineuritis o polineuropatías periféricas. Esta forma de caminar también se ha llamado marcha equina o steppage, por remedar el trote elegante de algunos caballos.

  • Marcha atáxica o tabética: se caracteriza por ser inestable y el paciente mira el suelo como una forma de
  • compensar. La coordinación está alterada de modo que en cada paso la extremidad inferior es levantada con más
  • fuerza que la necesaria y luego el pie cae bruscamente golpeando el suelo con toda la planta. Esta es una
  • manifestación de una ataxia sensorial que se da en pacientes con trastornos propioceptivos importantes.
  • Marcha cerebelosa: es otra forma de ataxia y consiste en un deambular vacilante, como lo que se puede apreciar
  • en una persona ebria. Se encuentra en pacientes con síndrome cerebeloso.
  • Marcha espástica: las piernas permanecen juntas y rígidas debido a una hipertonía de tipo piramidal. Para avanzar,
  • la persona efectúa movimientos alternantes con sus caderas y logra dar pasos cortos. Se presenta en paciente con enfermedades de la médula espinal, asociadas a espasticidad.
  • Marcha del hemipléjico: la extremidad inferior del lado pléjico se encuentra extendida y espástica; el pie
  • está algo caído y desviado hacia medial (deformación equino-varo). La pierna comprometida avanza efectuando un semicírculo y en su recorrido arrastra el borde externo y la punta del pie. El brazo pléjico permanece en
  • contacto con el tronco, el antebrazo flectado y la mano en pronación. Cuando la otra pierna avanza, sólo lo
  • hace hasta alcanzar la posición de la pierna pléjica, sin avanzar más allá.
  • Marcha parkinsoniana: se caracteriza por pasos cortos, una postura del cuerpo flectada hacia delante,
  • movimientos rígidos y ausencia de braceo. Se ve en pacientes con enfermedad de Parkinson. La postura
  • hacia delante les puede llevar a perder la estabilidad y acelerar la marcha para no caer (esto se conoce
  • comofestinacióno marcha festinante). La rigidez los lleva a girar en bloque y muchas veces tienen dificultad
  • para iniciar los primeros pasos.

http://afibro.org/ 

Un test para detectar mejor la fibromialgia


caminarEnfermedad sobre la que aún se sigue investigando, la fibromialgia se caracteriza por provocar manifestaciones muy diversas: dolores difusos, rigidez de músculos y tendones, fatiga, problemas cognitivos, del sueño, etc. Para acertar con el diagnóstico e individualizar el tratamiento, una empresa francesa propone realizar una prueba que consiste en evaluar la manera de andar del paciente.

Una enfermedad, múltiples síntomas

Dolores crónicos, fatiga permanente, problemas cognitivos, del sueño… Los síntomas de esta enfermedad, que afecta a entre un dos y un cuatro por ciento de la población, son muy diversos. Sin embargo, los dolores musculares son prácticamente comunes a todos los pacientes y por ello sirven como indicio para realizar el diagnóstico.

En cuanto al tratamiento, éste recae en cuatro pilares: la educación del paciente, que debe aprender a conocer su enfermedad y a aceptar los síntomas; el tratamiento cognitivo-conductual, que enseña a convivir mejor con los inconvenientes de la enfermedad, en particular el dolor crónico; la actividad física, que la persona debe practicar, siempre de manera adaptada, a pesar del cansancio, y la medicación para regular el dolor y el humor.

Establecer subgrupos de pacientes para tratarlos mejor

Hoy, Centaure Metrix, empressa etiquetada Genopole®, pone a disposición del cuerpo médico una prueba de la marcha, que permite caracterizar a los pacientes enfermos de fibromialgia. Diferentes parámetros de la marcha, medidos por el sistema Locometrix®, se correlacionan con las grandes características de la fibromialgia. Este sistema, en complemento con los exámenes clásicos, permite al médico cuantificar:

-La intensidad del dolor crónico, que se mide por la disminución de la potencia de los movimientos;

-El estado cognitivo del paciente, correlacionado con la irregularidad de los ciclos de la marcha;

-El estado de fatiga física, que se expresa por una reducción de la actividad física, evaluada por la disminución de la cadencia del paso.

 El estudio sobre esta prueba innovadora se ha publicado en la revista BMC Musculoskeletal Disorders y serviría como complemento a los exámenes clínicos clásicos, que permiten diferenciar subgrupos de pacientes, es decir, con síntomas distintos. El objetivo final es poder racionalizar mejor el tratamiento de la fibromialgia y adaptarlo a las categorías de pacientes.

D. Bême.Fuentes:Comunicado Genopole/Centaure Metrix -The interest of gait markers in the identification of subgroups among fibromyalgia patients – Bernard Auvinet, Denis Chaleil, Jean Cabane, Anne Dumolard, Pierre Hatron, Robert Juvin, Michel Lanteri-Minet, Yves Mainguy, Laurence Negre-Pages, Fabien Pillard, Daniel Riviere and Yves-Michel Maugars – BMC Musculoskeletal Disorders 

http://salud.doctissimo.es

Los controles de salud en la fibromialgia


diagnostico5Qué necesita un fibromiálgico?  Ser perfectamente evaluado.

Con frecuencia, todo síntoma nuevo, se toma como otra manifestación de la Fibromialgia. Pero, lo cierto es que una persona con fibromialgia, debe controlar el resto de sus parámetros de salud como TODAS las personas enfermas o sanas.

Al tratarse de una enfermedad polisintomática (tiene muchos síntomas, muy variados) es muy difícil establecer si un dolor o anomalía, es una consecuencia del problema de base. O, porqué no?, contrajo alguna enfermedad, totalmente distinta a su problema crónico.

Muchas veces, este concepto se les escapa a los paciente, los familiares e incluso a algunos médicos.

Un paciente de FM, tiene otros problemas de salud como cualquiera.

El agravante es que un FM, se siente tan agobiado con su salud, que no tiene muchos deseos, de consultar a otros médicos, realizar estudios, tomas más medicinas. etc.

La familia y su entorno, no puede, por más voluntad que ponga, discriminar el si el nuevo dolor, se debe a una cosa distinta o es más de lo mismo.

El médico, muchas veces, debe luchar con la resistencia del enfermo y su entorno, para que realice nuevas investigaciones, controles, etc. Se encuentra, la mayor parte del tiempo, con pacientes FM, que han hecho un largo peregrinar de médico en médico, antes de su diagnóstico actual y NO QUIEREN volver a ir de médico en médico.

Conclusión: recuerde que usted, va a sufrir, distintas dolencias en su vida, que la FM es crónica pero, nunca va a morir de fibromialgia. Nos iremos de este mundo de ancianos o por alguna enfermedad no atendida a tiempo, como cualquier otro hijo de vecino

Consejo: Cuentele a su médico, cualquier cambio que observe en su estado general y armese de paciencia si él sugiere algun control extra!

http://www.saludbeta.com