Fibromialgia: Dando el brazo a torcer?


rinconHay tantos pensamientos que nos acompañan todo el tiempo, porque el dolor prologando no solo afecta al cuerpo, sino también a la mente; muchos de estos pensamientos están casi siempre allí, en la parte de atrás de nuestro cerebro, esperando una oportunidad para emerger, y otros surgen repentinamente, por una razón u otra.
Yo, por ejemplo, en estos días tuve el siguiente pensamiento: “siento que mi cuerpo conspira en mi contra, que es aliado del dolor … es como un mal matrimonio, en el que la esposa le permite a su marido que la maltrate.”
Cuando estás teniendo una crisis, todo es malo. Si te duelen las manos o los brazos, no puedes trabajar en la computadora, ni en el trabajo ni en tu casa, y a veces hasta bañarse cuesta trabajo. Si te duelen las piernas o las caderas, no puedes mantenerte en pie ni sentado por períodos largos, así que se hace difícil, caminar, manejar o ir a trabajar. Si te duele todo el cuerpo, resulta una hazaña pararse de la cama para ir al baño, mucho peor para ir al trabajo. Si te duele la cabeza, no soportas prácticamente ningún sonido, ni siquiera la música suave, y la luz o la claridad te molestan, por lo tanto quedan fuera de contexto, la computadora, el televisor, ir al trabajo o salir a la calle. Todo es sumamente difícil, todo cuesta trabajo, todo se convierte en una proeza.
Lo peor es cuando sientes que mejoras de un dolor, y justamente te empieza otro en alguna otra parte del cuerpo. Te hace pensar que tu cuerpo te estuviera castigando, que no te da tregua, y que esta situación parece no tener fin. Entonces, la depresión se asienta y empezamos a pensar en dar el brazo a torcer. Las cosas dejan de importarnos, no vamos al trabajo, no limpiamos la casa ni nos preocupa si hay ropa limpia, nos quedamos en cama todo el día… todo el tiempo. Caemos en la tristeza, la impotencia y la desidia, y estamos tan cansados que solo queremos darnos por vencidos.
Pero nuestro cerebro aún funciona, y aunque a veces nos traiciona con pensamientos negativos, podemos usar ese tiempo en blanco (en que estamos en cama) para planificar nuestra revancha contra la fibromialgia.
A veces debemos recordarnos a nosotros mismos que no tenemos que hacer lo mismo que el resto de la gente está haciendo. A veces necesitamos hacerle entender a los demás que “yo necesito ser mi primera prioridad” y no dar el brazo a torcer. A veces necesitamos tener un día de soledad y relajación, en el cual simplemente cerramos las cortinas, encendemos velas, tomamos un largo baño en tina, escuchamos música relajante, respiramos profundo, nos ponemos el pad eléctrico y descansamos. Recargamos un poco las baterías y sacamos el estrés afuera. Lo necesitamos y lo merecemos.
Deberíamos escoger un día al mes para hacer lo que nos dé la gana. Un día que sea solo nuestro, en el que no hagamos ninguna otra cosa que no sea relajarnos. Organízate de modo que tengas suficiente tiempo para tomarte ese día, y según que tan estresante sea tu vida, podría ser una vez al mes o una vez por semana. Tu lo decides… pero hazlo realidad.
Mi vida no está definida por la fibromialgia; por el contrario, yo soy quien le pateo el trasero todas las mañanas cuando me paro de la cama!!!
Anuncios

Por qué algunos piensan que las personas con fibromialgia están fingiendo?


penaEs un hecho triste que algunas personas piensan que estamos fingiendo cuando decimos que tenemos fibromialgia.

Algunas veces dicen que es porque no lo puede ver, pero en realidad, esa es la excusa más frívola que he escuchado… ¿Acaso se puede ver el cáncer o el VIH o la diabetes? ¿Puedes ver la enfermedad de Alzheimer o las cardiopatías? No. Al menos, no sin sofisticados equipos médicos. Y, ¿los fibro-escépticos acaso solicitan ver resonancias magnéticas o resultados de laboratorios de las personas con esas enfermedades? Por supuesto que no. Ellos simplemente creen y punto.

Creo que una de las cosas que hace que sea difícil para ellos entender que realmente estamos muy mal es que muchos de nosotros tenemos cambios dramáticos en cómo nos sentimos, que son las llamadas crisis. brotes, exacerbaciones y remisiones. Podemos sentirnos relativamente decente por un par de semanas, sólo para derrumbarnos y ser miserables por unos cuantos días, una semana o un mes. A menudo ni siquiera nosotros mismos podemos entender estas subidas y bajadas de montaña rusa que experimentamos, así que es difícil para otras personas entender que tan enfermos estamos, sobre todo si probablemente sólo nos ven cuando no estamos en una crisis.

http://fibromialgico.blogspot.com.es

Si alguien en tu vida pone en duda tu condición, aquí hay algunas respuestas que podrías darle:

  • La fibromialgia en alguien que conoces, sin duda puede ser confusa. La gente está más acostumbrada o entiende mejor las enfermedades crónicas que son más o menos lo mismo todos los días – en la que el enfermo es funcional o no lo es. Sin embargo, para la mayoría de la gente, la fibromialgia no es así. Mas bien se caracteriza por diferentes estados que se llaman crisis o brotes o remisión. Durante la remisión, las personas con fibromialgia se sienten bastante bien o aceptablemente bien. Pueden parecer capaces de hacer lo que quieran y no se quejan mucho de los síntomas. Esto es mas visible cuando se está fuera de casa o al socializar. Pero luego una crisis ataca y los saca de ese maravilloso ritmo de vida por un tiempo. Es probable que no los veas mucho durante este período de síntomas exacerbados. Durante un brote, pueden tener problemas para funcionar o pueden ser totalmente incapaces de funcionar en absoluto. Algunos casos son tan graves que incluso tomar una ducha puede ser demasiado esfuerzo. Las crisis pueden incluir una amplia gama de síntomas, incluyendo dolor intenso y cansancio.
  • La neblina mental, también llamada fibro-neblina, es otro problema común de esta condición. Puede causar que la persona no sea capaz de pensar con claridad, no pueda seguir una conversación, completar una frase o ni siquiera entender lo que leen. Tienen poca o ninguna memoria a corto plazo, y pueden llegar a sentirse confusos y desorientados. Esto sin duda alguna, puede ser algo muy frustrante y embarazoso.
  • Las crisis o brotes pueden aparecer de repente, y existen un sinnúmero de cosas o situaciones que pueden provocarlas. Podría ser por ejemplo, que la persona se extralimitó al ir de compras o al realizar diligencias durante un día, lo que conduce a un brote. También puede deberse a las hormonas, un evento estresante, una fuerte discusión o incluso podría suceder que no pudiéramos identificar un evento detonante para la crisis.
  • Muchas personas se preguntan si la fibromialgia puede ser fingida, sobre todo porque no hay análisis de sangre para el diagnóstico de la misma. Sin embargo, las personas enfermas tienen que cumplir con ciertos criterios de diagnóstico evaluados por un Reumatólogo (toda una batería de exámenes de laboratorio para descartar otras posibles enfermedades, examen clínico del médico, entrevista, puntos gatillos, etc.) para ser diagnosticados con fibromialgia.

La mayoría de las personas con fibromialgia, preferirían mucho más estar afuera divirtiéndose o haciendo algo que vale la pena, antes que estar en cama o tirada en el sofá durante días y días.

Lamentablemente, sucede con mucha frecuencia que se pierden amigos porque tienen que cancelar planes a menudo, pero no es porque no quieran pasar tiempo con la gente, sino porque realmente no pueden.

 

Tratar el dolor con analgésicos naturales


jenjiMuchas personas sufren de dolor crónico debido a que padecen enfermedades crónicas. Lo más común es tomar medicación analgésica y antiinflamatoria para aliviar este síntoma.

Pero los medicamentos comerciales para el dolor pueden generar acostumbramiento u otros efectos adversos si se usan en forma frecuente.

La sensación de dolor es uno de los síntomas más difíciles de soportar si es intenso y permanece por mucho tiempo. Por lo que se debe buscar formas de reducirlo para que sea soportable y no altere nuestra calidad de vida.

Una alternativa es utilizar analgésicos naturales para poder tratar dolores que no se pueden resolver totalmente.

En la naturaleza existen analgésicos naturales como:

Jengibre: 1 o 2 cucharaditas de jengibre fresco ayudan a calmar el dolor.

-La corteza de sauce: Es muy reconocido este producto. Realizar una infusión con esta planta ayuda a reducir el dolor crónico.

-La infusión de uña de gato es excelente para reducir el dolor ya que actúa como antiinflamatorio.

-La hierba de verbena tiene propiedades analgésicas por lo que la infusión de esta planta ayuda en casos de dolor crónico.

-La infusión de romero es eficaz para calmar el dolor aunque sea intenso.

-el aceite esencial de lavanda es muy bueno para usar en las zonas del cuerpo con dolor localizado. Solo se fricciona un poco de este aceite en la parte donde hay dolor.

-La hierba árnica también es muy popular como remedio para calmar el dolor.

 Se recomienda usar alguno de estos remedios naturales cuando recién comienza el dolor ya que será mas fácil controlarlo que si dejamos que se siga acentuando mas.

Los analgésicos naturales funcionan y tienen la ventaja que si se usan correctamente no generan contraindicaciones como los analgésicos comerciales.

Es importante consultar al médico para que recomiende cual es el analgésico natural más adecuado a cada persona

http://blogdefarmacia.com/

de fibromialgiamelilla Publicado en Dolor Etiquetado